Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

domingo, 23 de julio de 2017

Decrepit Birth - "Axis Mundi" (Technical Death)

Luego de siete años sin material, los norteamericanos de Decrepit Birth presentan "Axis Mundi". Lo cierto es que para mi son una banda que escucho por primera vez a pesar de tener tres discos previos. Es más que evidente que las agrupaciones ya no pueden, incluso puede ser que algunas no quieran, mostrar nuevo material con la frecuencia necesaria para mantener cierta estela en el ambiente, una lastima total porque música como la que hacen estos Technical Death metaleros no es fácil conseguir. El definitivo cambio de paradigmas en la industria se confirma constantemente.
 

En un disco que comienza por atraer por su portada genial, llena de alegorías y bien hecha, me he conseguido con varias y agradables sorpresas. Superado el primer tema del trabajo, en el que no se dice nada especial y que me hizo suponer que me encontraba ante mi usual muestra de autosatisfacción técnica pero sin mucho más, se descubre una de las más interesantes entregas del estilo en 2017. Una grabación que si, que deja en evidencia que la banda toca, toca muy bien y toca mucho, pero además tiene el inusual toque de la melodía y los riffs definidos, de calidad, de los que cuando estás escuchando el disco de forma distraída te hace levantar la cabeza y preguntarte qué fue eso que acabas de oír.

A riesgo de estar exagerando, más que todo porque me da flojera ir a revisar todo lo que he escuchado en este estilo durante el año, "Axis Mundi" puede estar quizás dentro de lo más destacado. Este es un disco bien montado, en ingles hay un término que se me viene a la cabeza y que sirve para resumir el sentimiento, 'tight'... algo así como 'apretado', es decir, tiene de todo, junto, bien llevado, con suficiente de lo que pidas. Tenemos que crear una palabra en español que nos permita decir lo mismo con esa rapidez, pongamos que decimos, 'de pinga'... jajaja (muy localista quizás), mejor 'intenso' o 'de puta madre' XD

Bueno, ese fue el minuto de digresión. Volviendo a "Axis Mundi", temas como Ascent Mundi, Mirror Of Humanity, Transcendal Paradox, The Sacred Geometry y Spirit Guide, esta última nominada como Canción del Año de ELOMC, son absolutamente destructores, con la inusual virtud de agregar un nivel melódico que en vez de desdecir de su agresión, calidad técnica y potencia, le agrega matices. Se que este tipo de discos tiene cierta clientela selecta y que una gran mayoría de metaleros menos dados a lo extremo simplemente pasan sin detenerse. No lo hagan. Por una vez adéntrense en las aguas del Technical, este disco se deja colar. Incluso el tema Embryogeneis con su aporte de teclados -muy inusual para el estilo-, le agrega algo de novedad y atrevimiento. Me quedaron por entender las inusuales Orion y Desperate Cry, pues son toda una apuesta, melódicas, instrumentales y mucho menos gruesas, quizás las más alejada del estilo y a la que habría dejado para un EP, no en este disco, buenas ciertamente, pero algo fuera de contexto.
 
Y a los sazonados colegas masca clavos que tampoco los vaya a alejar la idea de que se van a encontrar un crossover entre el Death y Sonata Arctica, nada más alejado de la realidad. En primer lugar el nivel de agresión 'brvvvtal' es evidente, la calidad instrumental del cuarteto que conforma a Decrepit Birth es de primer orden, el growl de Bill Robinson capaz de meter miedo... sin embargo uno de los más entendibles (a su vez entendiendo de lo que estamos hablando) y en general, la calidad es de clase mundial, todo unido a un concepto lírico interesante y complejo.

Aunque el disco caiga a veces en algún bache de sonidos durante algunas canciones y su duración sea un par de temas excesiva, creo que el trabajo de Decrepit Birth merece los elogios que le rinde una gran parte de la red (aunque siempre hay alguno con cera en los oídos que no tiene la más p... idea).

8/10
 

jueves, 20 de julio de 2017

Wintersun - "The Forest Season" (Symphonic Melodic Death)

Por motivos que van más allá de mi comprensión Wintersun, el muy eventual proyecto paralelo de Jari Mäenpää cuya principal ocupación era hasta hace poco encargarse del destino de Ensiferum (creo que ya no más), genera una buena cantidad de comentarios y expectativa mediática ante cada uno de sus hasta ahora tres discos. Todo el mundo parte de la percepción de que una banda que promete un sonido épico melódico sinfónico, con toques Death y está conformada por tan buenos músicos, tiene de alguna manera que hacer una gran entrega... hasta ahora no había sido así, tampoco con "The Forest Seasons" -más o menos-.
 

Cinco año ah, "Time I" (2012) generó exactamente esta misma situación, lo recuerdo como si hubiera sido hoy. De su primero "Wintersun" (2004) no puedo dar fe del impacto porque quizás el mundo era diferente hace apenas trece años, si mi memoria no me falla creo que no había ni Twitter ni Instagram, quizás FB estaba en sus pinitos. En cualquier caso, todos los discos de Wintersun tienen uno de los potenciales más altos y al final te dejan con aquella sensación de... meh...

"The Forest Season" es un mejor disco que su anterior, lo es. Nuevamente la cantidad de sonido vertido sobre este trabajo es abusiva, la calidad sonora evidente, su duración en esta oportunidad mejora y su concepto estacional interesante, relativamente bien desarrollado, pero también de relativa inspiración. El disco es a veces francamente somnolente, nuevamente durante todo su recorrido pareciera que va a concretar algo, se intuye que por fin Wintersun va a atacar los sentidos con emoción e impacto, pero el disco se acaba y nunca realmente cumple.

Con "The Forest Season" queda al final y nuevamente aquella sensación de coitus interruptus de la que hablé hace cinco años. Muchos arreglos y una producción algo exagerada, un interesante nivel de atmósfera y una batería intrincada, gracias -cómo no- al inexpresivo pero extraordinario ejecutante Kai Hahto (Nightwish), pero las guitarras son algo escasas, los riffs de difícil ubicación, los hooks tan largos como para terminar perdiéndose y confundiéndolos como el elemento central.

Yo, como muchos, deseaba honestamente que este fuera un trabajo estruendosamente bueno y juro por el espíritu de Michael Jackson que lo he oído desprejuiciadamente, con el ánimo abierto, pero no me ha terminado de enamorar nunca, que es lo que al final espero. Reitero, es un escalón mejor que su anterior y así lo refleja la nota, pero de una pléyade de músicos como esta yo quiero más... y más.

The Forest That Weeps (Summer) es el mejor tema de los cuatro, tiene un desarrollo inicial extraordinario y destaca sobre el resto y donde quizás la guitarra logra lucirse. Se me antoja que este trabajo puede calar mejor entre no metaleros, siendo favorecido por gustosos más afines a sonidos menos agresores. En todo caso no vayan a pasarlo de largo por mis palabras, se puede oír y algunos pasajes son divertidos.

6.5/10
 

lunes, 17 de julio de 2017

Cradle Of Filth - "Cryptoriana - The Seductivness Of Decay" (Extreme Gothic / Symphonic)

Con Cradle Of Filth es todo o nada. Esta es una de esas bandas hiperfamosas -a veces por las razones equivocadas- que o te destruye con un disco y te hipnotiza por meses, hasta años o lo odias con pasión, casi como si fuera algo personal. Y más interesante aún es que la misma banda, o en este caso el líder de ella, pareciera alentar ese comportamiento. La intensidad y carisma de Dani Filth (a.k.a. Daniel Lloyd Davey) es notoria y no teme mostrar su mensaje más allá de su música, él disfrutar el impacto que produce... así ha sido durante más de veinticinco años.


Pero sus discos, como dije al comienzo, no siempre aciertan. En su descargo diré que semejante nivel debe ser decantado, es complejo terminar de entender sus muestras en una pocas semanas, no digamos limitadas escuchas. Adicionalmente me parece también justo decir que no creo que, a pesar del impacto estético que Cradle Of Filth tiene, su música sea para las masas. Al contrario, este tipo de trabajo es medio selecto... selecto dentro del ya limitado mundo del Metal. La paleta gótica de la banda no es fácil de digerir y hace falta cierta amplitud de mente para ello.... pero, ¡que coño! jeje, también es música, no matemática... así que tendrá que asumir su responsabilidad -.-

Y que Cradle Of Filth asuma su responsabilidad, en este caso con su más nuevo trabajo "Cryptoriana - The Seductivness Of Decay", significa para mi el derecho de decir que este disco no me gustó. Me parece complejo y bien grabado, pero excesivamente pesado, algo que en La Península (¿nos ubicamos?) llaman 'un tostón'. Largo hasta las nauseas no sólo por su hora y cinco minutos, sino por su hechura. Oyéndolo y repasándolo no hacía sino venírseme la imagen de un pastel ultradulce, ultra decorado y con una densidad muy sólida en su masa... algo que a primera vista podría atraer, pero que a las dos probadas te deja saturado... no es fácil transmitir lo que los sonidos me dicen, pido perdón por la descripción.

Haciendo abstracción del estilo Sinfónico / Gótico / Melódico sobre el que la banda basa su Blackended Death, no logré conseguirle a "Cryptoriana - The Seductivness Of Decay" riffs interesantes o el mecanismo para transportarme a esos lugares donde el buen Metal me ha llevado. Al contrario, siento que -entendiendo su intención chocante- este disco es desordenado y aglomera de todo en un espacio que finalmente no cabe. Batería, voces, guitarras, teclados, coros, efectos, gritos... todo cambia en segundos, no hay una sensación de unidad, de ilación. El songrwriting no es terrible, pero tampoco atrayente, el disco pareciera estar compuesto por un solo tema interminable que a los cuarenta minutos comienza a hacerse una carga en vez de un placer. Para mi adolece de sobreproducción, no es Gótico, es más bien Rococó... forma sobre fondo.

Seguramente a muchos les gustará la visión de hoy de CoF, a mi me empalaga en su estética y no me convenció en su mensaje musical. Por lo menos hasta el tema Wester Vespertine no creo haber disfrutado ninguna de las canciones, a partir de ahí The Seductivness Of Decay puede haber mostrado algo del viejo CoF y quizás Vengeful Spirit, por sus cambio de ritmo y cierta mejora en la melodía que lleva la guitarra, pueda ser la mejor del trabajo. El disco, a pesar del agotamiento que para este momento se siente, cierra con tres temas que tienen algunos pasajes decentes, pero en general cae en los mismos errores del comienzo.

Cradle Of Filth tiene bastante años sin un disco bueno y demasiados trabajos mediocres, "Hammer Of Witches" (2015) ha sido de lo mejorcito mostrado en los últimos tres lustros y tampoco es para lanzar las campanas al vuelo. Lejos quedaron los días de "Midian" (2000) y "Dusk... And Her Embrace" (1996).

5/10

jueves, 13 de julio de 2017

Orden Ogan - "Gunmen" (Power)

"Gunmen"de Orden Ogan es un buen ejemplo de un disco contradictorio, a veces excelente, otra veces repetitivo y hasta algo flojo, oíble porque no es que tampoco sea malo pero prontamente olvidable... aunque quizás haya que volver a él alguna vez porque tiene una canción genial, Fields Of Sorrow es una pasada de emoción en su coro y riff y va a quedar nominada como contendiente a canción del año de ELOMC en un trabajo cuya puntuación no pareciera reflejar eso, como dije, verdaderamente contradictorio.


Estos alemanes siguen con "Gunmen" fieles a su estilo, que no es suyo, es de Blind Guardian, pero ellos logran un buen producto con esa paleta. Alguna vez he dicho que la copia es en el fondo un homenaje... y sin embargo -más rarezas- haber realizado este disco con esa perspectiva sonora del oeste americano tiene bastante mérito. Aquí y allá, en pasajes de sus temas se oyen referencias interesantes y hasta bien hechas a sonidos tomados del inconsciente colectivo que rodea a los espagueti westerns, de sus bandas sonoras, aquello que hizo Morricone o Bruno Nicolai.

Sin llegar a la muestra sólo definible con el modismo 'mucho con demasiado' que aplican sus coterráneos de Dezperadoz, quien por cierto este año presentó un disco mediocre, Orden Ogan parece haber librado con éxito el elemento temático, con bastante gusto diría. Temas como el nominado nombrado, Forlorn And Forsaken y Vampire In Ghost Town y The Face Of Silence, quizás hasta Come With Me To The Other Side, con el apoyo de Liv Kristine, tienen mucha música, melodía de calidad y letras divertidas, pero a partir de ahí el disco decae con sonidos repetidos, tanto que entre la sexta y novena canción nunca estuve demasiado seguro si seguían siendo los mismos temas o ya había terminado el anterior... no malos, pero formulistas, repetidos -repito- ;). Cierran el trabajo con su Finis Coronat Opus, de buenas intenciones pero meloso-colorido hasta la saturación, al menos para mi. No me convenció pero lo dejo -por supuesto- a gusto del consumidor.

Su trabajo anterior "Ravenhead" (2015), es muy similar a este y no pueden negar (ni puede negárseles) que son una banda que gusta, son melodiosos y de buena escuela, sin embargo siempre el original es mejor que la copia y a pesar de que no dudaría ni un minuto disfrutar de su espectáculo en vivo, tampoco creo que van a pasar a la historia del Metal, luego de muchos discos y años su lugar parece reservado en la segunda fila de este arte. No soy despectivo -trato, pues- y como siempre mi respeto para todos los artistas, incluidos por supuestos estos bardos de acero, pero si soy honesto -trato dije, coño-.

Paséense por "Gunmen", a los Poweristas (esa la acabo de inventar) les gustará, a los no tantos les juro por Madonna que tampoco les hará daño. Sin embargo su valor de cara al futuro es relativo y a riesgo de estar equivocado, no me parece que estemos ante nada que supere un aprobado con ciertos destellos de calidad indudable.

7.5/10

lunes, 10 de julio de 2017

Shade Empire - "Poetry Of The Ill-Minded" (Blackened Death Symphonic)

Siento que a veces contribuyo con algunas personas a la hora de encontrar nuevas experiencias musicales, me sorprende que este humilde espacio le sirva a alguien pues aunque ese no es su objetivo, sino simplemente ser una vía para expresarme, no puedo menos que alegrarme de que también se útil para algo. En esa vena me voy a permitir hablar de una banda y su más reciente trabajo que creo que pueden satisfacer ese interés por cosas buenas, sin ser perfectas, pero muy por encima de la abundante mediocridad. Me refiero al trabajo en Blacklened Death Sinfónico "Poetry Of The Ill-Minded" de los finlandeses Shade Empire.


Esta banda se precia por su calidad y ninguno de sus cinco discos puede catalogarse como flojo, de hecho su "Omega Arcane" (2013) es generalmente aceptado como uno de esos trabajos necesarios. En mi opinión aquel disco fue marcador y es de los que todavía puedo repasar con alguna frecuencia, síntoma inequívoco de su nivel. Ahora con este nuevo trabajo, en la misma clave de sonido que el anterior y del que si se quiere buscar referencia se encuentra fácilmente en gente como Dimmur Borgir e incluso Ne Oblivisacris y Septicflesh.

En confianza les diré que no tiene el excelso nivel de su anterior, es cierto que peca un poco de más con el uso de la melodía, pero mantiene características llamativas, la más evidente y por sobre todas la mejor su calidad dramática y presentación épica. Este disco es francamente intenso en su emoción y ya no me queda dudas que Shade Empire tiene que estar incluido en mi lista de conciertos a perseguir. Tengo que confirmar de primera mano que es verdad la emoción que este sexteto imprime a sus grabaciones además de disfrutar la gran cantidad de música... y ese es -sigue siendo- el segundo gran aporte de Shade Empire, el derroche de sonidos.

Esta es una de esas bandas a las que aquello del minimalismo no le va. A Shade Empire le gusta explorar sonidos, voces, narraciones, emociones, instrumentos... ellos están ahí para mostrarlo todo. Además de que como profesionales son espectaculares, una de esas agrupaciones en las que se percibe como todos sus componentes saben muy bien lo que hacen con sus herramientas, incluso su cantante, nuevo por demás, Henry Hämäläinen, quien se presta; aunque no tiene demasiada potencia, o quizás la grabación no le da toda la atención que se merece. Si, por el contrario, es excelente a nivel de transmisión del mensaje.

El disco es todo interesante, con elementos atmosféricos, orquestales e impresionistas, cambios de ritmo, el toque de banda sonora cinematográfica, velocidad y sentimiento. En general todas las siete canciones de "Poetry Of The Ill.Minded" son buenas, destacando Lecter (Welcome), Wanderer, Drawn To Water - The Path, Anti-Life Saviour y Thy Scent (con un saxo genial).

Si entonces se trata de recomendar algo a quienes amablemente se toman el tiempo de pasar por aquí, pues creo agregar valor al sentido de ELOMC recomendando este disco, me parece que incluso con sus detalles va a ayudar a crecer en el conocimiento del buen Metal, sin contar por supuesto que debe generar un excelente rato... oigan consejos para que lleguen a viejos (como yo).

8.5/10

miércoles, 5 de julio de 2017

Fellwarden - "Oathbearer" (Melodic Black / Atmospheric Black)

Uno de esos incomprendidos como es el Black Melódico o el Black Atmosférico está de vuelta con un disco que, honestamente, he escuchado sin cansancio durante varias semanas, siempre sintiéndome a gusto, descubriendo una cosa aquí y otra allá. Me refiero a "Oathbearer" de Fellwarden, duo (cómo no) inglés de reciente formación y que con este muestran su primer trabajo... que típicamente jamas veremos en vivo y en muchos casos podría ser el único de estos músicos, al menos bajo esta denominación.


Quizás en el párrafo anterior dije cosas que merecen aclaración antes de continuar con el comentario del disco y que con el ánimo pedagógico que la avanzada edad le causa a este metalero (-.-) paso a realizar... el caso es que el Black melódico tiene sus detractores porque lo consideran antinatural. Según ellos, el Black es demoníaco y crudo o lo demás son mariconadas y posers... pues no creo, el Black tiene un origen que se puede encontrar en bandas que usaban la melodía, como Sabbath y Motörhead y a fin de cuentas, qué es el arte sino recrearse en tendencias, estilos y contribuciones... el Metal no escapa a eso. En segundo lugar digo que este tipo de bandas minibandas, a veces unipersonales, no se presentan en vivo porque lo cierto es que su trabajo requiere mucho sampleo, computadoras y estudio, lo normal es que no ocurra pues. Finalmente pasa con regularidad que este tipo de músicos  hace Black Atmosférico sólo cuando ha acumulado una experiencia que se lo permite, pero al no ser demasiado mainstream no pueden vivir de eso, generalmente ni siquiera cubrir lo costos de grabación y producción pues con frecuencia no venden ni quinientos (si, 500) discos. Explicado el punto, no olviden hacer la tarea en casa.

"Oathbearer" es un disco interesante, de pasajes hermosos, con suficiente agresión para lograr que no se pierda la atención y a la vez suficiente atmósfera para lograr ese efecto ominoso, del abrazo de la oscuridad, la cabaña fría, el arrullo del viento. Este estilo es -para mi- absolutamente indispensable conocerlo para entender mejor el mundo del Metal y Fellwarden me parece que logra demostrarlo con esta excelente entrega, la cual contiene todos esos elementos necesarios. Aunque el disco no sea demasiado original y abuse un poco del sintetizador y eso le agregue cierta sensación plástica, diría que su calidad general debe ser reconocida.

Ahondando un poco es fácil descubrir la razón por la que "Oathbearer" me ha resultado tan interesante y es que sus dos miembros son los mismos guitarrista y baterista de Fen, quien ya este año también sorprendió con "Winter"... se nota cuando la inspiración ha caído en algún sitio, en esos períodos los buenos artistas no pueden parar de producir.

Una batería grabada un poco más baja de lo usual con el objeto de darle protagonismo a teclados y guitarra, todos de excelente ejecución sin necesidad de grandes proezas y un growl bien profundo y sensorial, junto con algunos coros limpios que le imprimen hermosura al conjunto, creo que ha logrado una amalgama interesante en el marco de riffs complejos y largos. Todo el disco, pero especialmente temas como Guardian Bound, A Cairn-Keeper's Lament y Sorrowborn, merece ser oído.

8/10

lunes, 3 de julio de 2017

Vintersorg – "Till Fjälls Del II" (Viking / Folk)

Hay discos que uno espera con ansias, que casi se presiente que tienen que ser buenos, que te van a gustar... y luego, se despierta recordando que el romanticismo (si, eso de idealizar el objeto/la persona de nuestro querer) no es precisamente la mejor de las guías para analizar un nuevo trabajo. Algo así me ha pasado con "Till Fjalls Del II", creí que la banda iba a redimirse y presentar un disco como su historia merece y no fue así, nuevamente hacen algo de lo que nadie se quejará abiertamente, pero tampoco enamorará... vuelta al romanticismo que distorsiona la visión.
 

Vintersorg tiene veinte años con su Viking/Folk y varios de sus discos han sido -puede que continúen siendo- referencia para el género, siendo "Cosmic Genesis" (2000) uno de esos trabajos seminales, necesarios. Este dúo (si, es un dúo... a veces un trío) puede que esté acusando el paso del tiempo y sus mejores momentos hayan quedado atrás, o quizás si tenemos esperanza, están tomando fuerza para volver a sorprender, cosa que con su anterior "Naturbål" (2014) realmente no ocurrió tampoco y que con "Till Fjalls del II" mantienen la onda de las composiciones aceptables, pero... meh... tampoco capaces de transportar a esas zonas que el verdadero estilo nórdico se precia.

Estoy tratando de evitar verter demasiado ácido en esta critica porque sé que cuando las expectativas son altas, luego las decepciones hacen tender a los excesos, por eso creo justo decir que el disco no es ni mucho menos malo, sencillamente no es un trabajo tan atractivo, tan hipnotizante, como aquellos en los que gracias a su manejo del estilo se percibía un viaje por la naturaleza hostil de las tierras heladas, eso no está realmente presente, no hubo desafortunadamente para mi una verdadera atracción, aunque tampoco es cuestión de quemar las naves.

Una cuantas canciones de las -demasiadas- trece que lo componen llaman realmente la atención, la de abrir Jokelvaktaren y en general la primera mitad me pareció mas llamativo que la segunda parte, posiblemente hasta Vinterstorm, la mejor del disco, pero a partir de ahí me pareció que caía en un sopor atmosférico al que Vintersorg no está llamado, al menos no creo que su estilo/seguidores se presten bien a ello. Le faltó algo de riff, enfoque, quizás emoción potente y esa fuerza vikinga que les recuerdo.

"Till Fjalls Del II" es un disco estándar del sonido nórdico, uno más de una lista de esos que si, se pueden oír. Como típicamente ocurrirá con un trabajo así, habrá unos cuantos, especialmente seguidores fieles a los que les parecerá genial, pero en general irá pasando rápidamente sin mayor gloria, difícilmente será objeto de revisiones cotidianas. Mi respeto para la banda, la cual como he dicho ha escrito páginas brillantes del género, pero hoy lucen un poco sin ideas. Juro que deseé que este fuera un gran trabajo, sin embargo sólo es aceptable desde mi visión, aunque al menos es eso.

7/10
 

miércoles, 28 de junio de 2017

White Ward - "Futility Report" (Black / Avant-Garde / Post Black)

Entre los discos que este año hay que prestar atención está "Futility Report" primer trabajo completo de la banda ucraniana White Ward, el cual mezcla el Black con elementos que van desde el Avant-Garde hasta el Jazz, convirtiendo la muestra en una entrega reservada para estilistas y gustosos de la innovación. Este disco pareciera desde ya a estar destinado a convertirse en uno de esos ejemplos con los que los metaleros nos damos palmaditas en la espalda y nos decimos 'si Mozart hubiera nacido hoy sería metalero'... (no lo nieguen, ustedes también lo dicen).
 

Si tuviera que describir el sonido de "Futility Report" diría que no me sorprendería si un día se descubriera que nació de una noche loca entre la banda sonora de Blade Runner (Vangelis) y un disco viejo de Mayhem... su sonido es francamente diferente, especialmente al incorporar el uso del saxofón y no para darle algo de color a la muestra, sino para convertirlo en protagonista durante largos segmentos. Desde que Jethro Tull lo hizo con la flauta allá en los 60's los instrumentos de vientos tienen derecho a formar parte de la música rebelde, aún cuando solo lo hagan de cuando en cuando. En este caso la contribución es -a mi parecer- genial.

"Futility Report" es un disco que deambula entre la agresión de una voz Black tradicional, el sonido de guitarras cortantes y el cambio casi grotesco que le da el saxo, cuando se pasa de un ataque sensorial intenso a la calma de la ejecución preciosista y dulce. Por su puesto que lo que en este disco se percibe no va a ser del gusto de todos, no es un trabajo ni animado ni de riff fáciles, por el contrario, mucha experimentación y novedad, casi que me lo imagino siendo la banda sonora de una película ambientada cien años en el futuro. En general sirve esta experiencia para transmitir mucha atmósfera, fuerte dosis de melancolía y una visión poética del Black.
 
Los temas Stillborn Knowledge, Homecoming y Black Silent Piers son hipnóticos, tienen la virtud de impactar y se agradece que el resto este también bastante bien ejecutado. Cuando escuchen el disco, si es que se permiten la oportunidad, se darán cuenta de que hace preguntarse un qué-pasó-aquí cada cierto tiempo. Esa característica es lo que más me atrae de lo hecho por White Ward, han sabido atraer la atención de la manera menos común: con calidad, no con formas grotescas, como a veces es tan común en el Avant-Garde.
 
Como es obvio, un disco del estilo que tiene "Futility Report" requiere para evitar caer en la ordinariez una calidad instrumental que en la banda está por encima de lo usual y esa podría ser quizás la segunda cualidad más apreciable. Si desean pasearse por un rato de buena ejecución y experticia musical creo que este disco puede satisfacer el gusto y aunque abuse un poco de la estética y caiga por momentos en zonas demasiado etéreas para mi gusto, en general creo que con este trabajo hay una contribución a la formación de los fanáticos...no todo -para mi- debería ser 'cabilla' (velocidad, guitarra y riffs fáciles) como decimos por aquí, esto reafirma el porque es verdad que 'el Metal es una de las últimas formas de música compleja que queda' (eso ya como que lo he leído en algún lado)

Me gusta que este tipo de banda flote de vez en cuando del fondo de la ordinariez y mediocridad que abunda por ahí, su estilo es francamente interesante y su calidad obvia, excelente debut de White Ward.
 
8/10