Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

martes, 13 de noviembre de 2018

Evoken - "Hypnagogia" (Funeral Doom)

Cíclicamente los diferentes géneros del Metal tienen altibajos, es como la vida misma, esta forma de decir las cosas no es inmutable, hay temporadas geniales y otras en las que decae la producción y calidad. Me recordaba alguien en un amable comentario que no había hablado mucho este año de Doom y es que estos últimos meses parecen haber sido de cosecha limitada -ciertamente- en el género, pero como también es lo normal, siempre ocurre que tres o cuatro bandas sacan la cara y nos recuerdan porque no se deben perder las esperanzas. Repito, este año aún cuando hay un par de nombres que han destacado en el estilo lento y fúnebre, se sentía que faltaba un poco más y Evoken ha decidido venir al rescate.


Siempre lo he dicho, el más difícil de los sonidos del Metal es el Doom, en él no hay oportunidad de esconder carencias ni errores, su característica fundamental, el tempo pausado, no da lugar a equivocaciones, puede no ser el preferido en mis gustos, pero cuando es bueno, sobresale por encima de lo que se escucha. Hace largos cinco años distinguí el anterior disco de Evoken como Disco Doom del Año, "Atra Mors" (2012) es para mi todavía una referencia en lo que a Funeral Doom se refiere, aquel trabajo, al igual que esta nueva entrega, "Hypnagogia" me pareció un disco de esos que es posible definir como 'difícil', poco amable por su gran intensidad; allá y aquí no hubo interés en hacerse accesibles al gran público, son ellos y poco importa el resto.

"Hypnagogia" es uno de esos trabajos que por utilizar el ritmo del Funeral Doom tiene su espacio y momento bien definido, no es un disco 'de andar por casa', pero eso justamente a su vez lo convierte en una escucha de impacto, los elementos depresivos, etéreos, ominosos y pesados de sus extensos riffs son de calidad, a la vez hay que entender la visión, aquí no nos vamos a encontrar tarareando alguno de sus larguísimos desarrollos en el ascensor... no, esta es la banda sonora de un día solitario, frío durante el trago de algún alcohol duro. Finalmente cumple con creces en el último objetivo del Metal y del arte en general, la transmisión de sensaciones.

Diría que esta grabación no tiene el nivel de su anterior a pesar de ser bastante buena, aquel disco me pareció más inspirado, había un toque de musicalidad superior a éste y ciertamente las voces limpias no son lo mejor que ha hecho la banda, la cual siempre se destacó por la fusión del elemento Death en sus composiciones, en esta oportunidad no me impactó tanto en ese apartado y se separa por demasiados momentos de su perspectiva vocal original. "Hypnagogia" tiene una canción realmente buena, la de cerrar, The Weald Of Perished Men, el resto mantiene el nivel de tensión pero a veces suena poco diferenciable.

En general me parece que Evoken llega al objetivo del género, mantienen calidad, tensión y la fiereza contenida, un poco como la del loco antes de la crisis; se siente fuerza en el recorrido de "Hypnagogia" aunque me habría gustado algo más del sentido conceptual del disco anterior y algo del protagonismo del extraordinario guitarrista de la banda, el señor Paradiso, sin embargo y pesar de estas quejas, el disco no desdice de la historia de la banda, con veinte años ya de haber presentado su primer larga duración.

7.5/10

jueves, 8 de noviembre de 2018

The Ocean - "Phanerozoic I: Paleozoic" (Progressive / Core / Sludge)

La verdad quiero hacer este comentario porque quiero salir de la obligación que la historia de la banda me impone, pero creo que -de lejos- es el más difícil de los análisis que he realizado este año, por varios motivos. The Ocean tenía cinco años desaparecido en acción, su último disco "Pelagial" (2013) me agradó de forma importante, se les considera además unos de esos cultores del Sludge Core Progresivo, cosa que nada más de entrada hace levantar una ceja a los que se mueven por estas aguas al reconocer que eso tres términos no se consiguen casi nunca en la misma frase.


En su tradicional visión conceptual de presentar sus discos, The Ocean (o The Ocean Collective como también se les conoce) han dado en llamar esta grabación "Phanerozoic I: Paleozoic" un disco de perspectiva Prog y Sludge como dije, pesado en su elemento melódico, atmosférico, ciertamente de sensación ominosa, de visión lírica filosófica basada en la naturaleza y los orígenes existenciales, de un nivel muy elaborado de agresión e impresionante calidad instrumental. Como no esperaba menos de estos excelentes músicos, en el plano musical el disco es abiertamente uno de lo más acabados y bien ejecutados del año, pasaría horas (he pasado horas) ensimismado en el sonido envolvente y poderoso que son capaces de hacer... en mi vehículo tengo uno de esos equipos de sonido, amplificadores (2), cornetas (10) y bajo de los que llaman hi-fi, lujos que la edad madura me permite y les aseguro que la sensación de totalidad sonora de  "Phanerozoic I: Paleozoic" es superior.

Pero como todos los discos, no es sólo un factor el que determina el resultado final, ni incluso -a veces- todos los elementos técnicos (voz, coros, instrumentos y grabación) los que lo hacen, aunque sean importantes. En este caso he tenido los mismos sentimientos encontrados con The Ocean como en el pasado me ocurrió. Nuevamente el tema de la voz de su cantante Loïc Rossetti se me ha hecho cuesta arriba, no sólo porque el elemento Core no es de mi particular agrado, es que tampoco le he podido entrar, luego de tantas escuchas, a su visión limpia de canto. Desde este momento aclaro que mi comentario no está catalogando como malo su estilo o forma de hacerlo, creo que tiene grandes facultades, pero -claro y raspado- a mi no me gusta como canta, su timbre lo encuentro irritante. A quien le guste como este músico lo hace estoy convencido de que el disco le debe parecer una pasada, a mi es un tema de si o no y como este es un lugar para expresar mi opinión y no está destinado (en principio, sin malas intenciones, coño!) ha hacer análisis de altos vuelos, sino a decir lo que un pobre oidor de Metal como yo piensa, pues no hay manera de que termine de gustarme su canto.

Aunque quiero ir un poco más allá. Dejemos de lado lo de la voz, digamos que estoy equivocado y zanjemos ahí el asunto, lo acepto. En las vueltas que le he dado a "Phanerozoic I: Paleozoic" he conseguido que su songwriting no está tan inspirado como pudo mostrarse en su anterior grabación, hay menos de eso que me atrapó en forma de cambios extraordinarios y riffs destructores. No dudo que este disco tiene sus momentos, incluso hay un par de temas, como los dos de cerrar, The Carboniferous Rainforest Collapse y Permian: The Great Dying que son una pasada de imaginación y cambios, muy buenos, pero el inicio del disco, las primeras cinco canciones no me impactaron casi nada.

Siento que puedo estar a punto de ser injusto con The Ocean, se que "Phanerozoic I: Paleozoic" ha calado fuerte en algunos sectores y tiene sus razones para ello, pero en primer lugar no quiero rehuir mi 'obligación' de comentar algo tan marcado como esto y en segundo, si con ellos me puedo dar el lujo de estar equivocado, conmigo mismo no. Lo dejo a discreción de cada uno y le pongo una nota que podemos discutir todo lo que quieran... vieron porque necesitaba hacer esto con tanta urgencia?

7/10

martes, 6 de noviembre de 2018

Sirenia - "Arcane Astral Aeons" (Symphonic)

Algún tiempo tenía que no me tentaba comentar algo proveniente del mal llamado Female Fronted Metal (aunque hay quien le dice Gothic) mejor denominado Melodic Symphonic y más me gusta hacerlo sobre Sirenia, de quienes tuve muy buenas sensaciones en "Perils Of The Deep Blue" (2013) para caer en la mediocridad de "The Seventh Life Path" (2015), razón por la cual no quise comentar el disco debut de su nueva cantante, Emmanuelle Zoldan, "Dim Days Of Dolor" (2016) aunque en retrospectiva debí hacerlo.


Está banda noruega es francamente irregular, en sus diecisiete años de formada han tenido sus momentos de gran relieve, cuando más con su debut "At Sixes And Sevens" (2002) y cuando menos varias veces. Es cierto que me gusta esa perspectiva filosófica general de ellos (muy usual del estilo) de hablar de amores y tragedias etéreas, pero así como Sirenia, sus primos hermanos de Tristania, Mortemia, Xandria, Leaves' Eyes y un largísimo etcétera, no terminan -ni creo que lo hagan- de alcanzar el nivel de la más relevante banda del estilo, obviamente Nightwish, quienes cuentan con ese par de monstruos del Metal como Holopainen y Hietala; al Cesar, pues, lo que le corresponde.

Sin embargo Sirenia comparativamente ha mejorado un poco y "Arcane Astral Aeons" me ha parecido un disco con más sustancia y cierta calidad, con algunos riffs bastante bien ubicados, un mínimo exceso en el uso de los teclados, coros hermosos y algún nivel del agresión disperso que no está nada mal. Por supuesto que sería difícil que nadando en estas aguas la banda se desprendiera de algunos de los tradicionales clichés sonoros del género, como las voces que parecen buscar el espíritu del ser amado, la odiosa sobreproducción y la perspectiva melódica excesiva más o menos general del trabajo. Pero, en justicia debo decir, este disco tiene un nivel aceptable, al menos supera mis expectativas.

Temas como In Styx Embrace, Desire, Asphyxia -bastante frontal- y Love Like Cyanide (el necesario single, aunque con buen gusto) me parecieron de aceptable calidad, aunque en el resto del disco hay temas de franco relleno y otros que si, pueden hacer sentir a gusto a los seguidores más acérrimos del estilo. Sin querer sonar patriarcal ni mucho menos aún misógino, aunque sin importarme mucho la opinión de nadie, este tipo de Metal tiende a tener su nicho de seguidores más importante entre las chicas, a quienes creo ('CREO' dije) que el sonido menos árido del estilo les es más fácil de asimilar. Ahora si: pueden abrirse las puertas del infierno feminista :)

Me alegra haber encontrado que con "Arcane Astral Aeons" la banda se reivindica un poco, al menos ante mis ojos y me siento tentado a ver que puede traer el porvenir para ellos. En todo caso estoy convencido de que pronto me los cruzaré en algún concierto, tan activa como es Sirenia en el tema de las presentaciones en vivo, en ese momento les contaré que tal el impacto de primera mano, de momento, supera el aprobado.

6.5/10

jueves, 1 de noviembre de 2018

Haken - "Vector" (Progressive)

Si hay alguien que quiere que cada disco de Haken sea perfecto, soy yo. Esta banda junto con Threshold son los verdaderos nuevos dueños y señores del Progressive. Claro que siempre tendremos a Dream Theater, seguro que si, pero las bandas mencionadas inicialmente se han dado a la tarea de hacer de este estilo algo espectacular a la vez de asequible, "The Mountain" (2013) me agarró y no me soltó sino pasados meses y "Affinity" (2016) es abiertamente uno de mis discos favoritos, top 10 posiblemente... de todos los tiempos.


"Vector" tiene que, como se pueden imaginar, convertirse en un suceso para mi. Tanto que incluso me he negado conscientemente a escuchar los singles que lo precedieron o a ver los vídeos que los acompañaban, mi intención era -es- darme un baño total y no parcial de sonido con Haken, abrazar esta nueva entrega y no dejarla ir, rodearme de ella, convencido como estoy que una banda así no me va a decepcionar, que no lo ha hecho, pero hay 'peros', este no es un disco como los anteriores, aquí hay un giro, un cambio, no se si llamarlo un crecimiento, pero su nueva grabación es diferente a lo que habían mostrado hasta ahora.

En primer lugar, lo más obvio, este es un disco más oscuro, menos melódico, más agresivo y de elementos más experimentales, algunas cosas más etéreas; definitivamente abandona la frontalidad de "Affinity" y se centra en el Prog puro, el de los cambios, el de -justamtente- las progresiones, aceleraciones y frenos. Nuevamente la banda ha tenido el cuidado y la delicadeza de tocar Progresivo humano, de ese que satisface el apetito por la calidad ejecutante-instrumental pero se entiende, no del que necesita saber de trigonometría musical para disfrutar, Prog del que está al alcance del amante del buen Metal.

"Vector" tiene canciones que destacan, como Puzzle BoxNil By Mouth y la mejor del trabajo, la más ellos, Veil. No crean que van a conseguir nada malo tampoco, en general todo el trabajo es audible y tiene potencial para satisfacer las ansias progresivas de los más exigentes oidores, pero y me imagino que si todavía leen hasta aquí se estaban esperando este segundo 'pero', no es un disco de la extraordinaria calidad de sus dos anteriores. Lo cierto es que esta nueva entrega de Haken, en mi humilde entender adolece de dos defectos, para mi claramente identificados.

El primer defecto es obvio y no voy a esconder mi decepción porque pienso que a este nivel esto no puede pasar, la grabación de "Vector" es paupérrima, el exceso de volumen daña la entrega a nivel de producción, una verdadera pifia, con algunos momentos, especialmente en el apartado de la batería, que prácticamente suena a disco de garaje, esto es algo que no entiendo y debo suponer que es realizado a propósito, motivado por algún sentido de impacto que mi ignorancia no me permite discernir y no crean que estoy hablando sobre la base del trabajo oído a través de una vulgar descarga, no, lo compré y opino desde el sonido flac; mal sonido en fin.

El segundo elemento es más de fondo y siento que ninguno de los siete temas del disco, el cual es un poco corto para mi gusto, me llegó de la manera que lo ha hecho la banda en el pasado. Es cierto que la visión más potente y dura de los temas no da lugar a melodías suaves, pero tampoco conseguí en los minutos del disco el toque de verdadera emoción y total impacto que me consta que Haken sabe hacer. Es un buen disco, pero no es un excepcional disco como sus predecesores, me siento aceptablemente satisfecho con el trabajo, pero en mi visión se queda corto. Como a veces pasa, creo que el futuro puede brindar nueva percepción sobre "Vector" por lo que le daré su respectivo repaso eventual, pero de momento está claro en mi que no es lo mejor de los ingleses.

7/10

domingo, 28 de octubre de 2018

Guardians Of Time - "Tearing Up The World" (Power)

Tengo que reconocer que soy un metalero de expectativas. A pesar de los años de experiencia, que a estas alturas tenían que haberme curtido, no dejo de llevarme por el deseo de que algunas bandas me impacten con sus nuevos trabajos, especialmente cuando como en el caso de Guardians Of Time, su grabación anterior "Rage And Fire" (2015) se había convertido en uno de mis discos de cabecera, mayormente gracias al tema homónimo que contiene la Canción del Año 2015. Por cierto y a pesar del riesgo a la lluvia de críticas que ello implica, estoy por publicar una lista de dieciocho temas con lo -para mi-  más destacado del Metal en los últimos años.


Volviendo a las expectativas, en mi mente Guardians Of Time tenía la oportunidad de hacerse con uno de los lugares destacados del Power este año y "Tearing Up The World", que no deja de ser un disco aceptable, audible y dependiendo del estado de ánimo incluso repetible, nuevamente le ocurre lo que a muchas bandas del estilo y es que cae en la tentación de hacerse fácil. La definición mental que hice de esta nueva entrega de banda es la del cruce entre Manowar y Helloween pero, en el fondo, un mar de emoción y épica con apenas unos centímetros de profundidad.

Les debo confesar que todos los temas de "Tearing Up The World" son audibles, en un concierto cubrirían con facilidad todo el recorrido, pero a la vez tiene sólo algunos momentos destacables de verdad, de esas canciones que mantienen la tensión, elevan el espíritu y emocionan hasta erizar la piel. Eso que lograron con su anterior hoy está dosificado aquí. Temas como As I Burn, Burning Of Rome, la misma Tearing Up The World, Kingdom Come -posiblemente la mejor de la grabación- y alguna otra, entregan algunas dosis del Metal que con este tipo de bandas se busca, pero en general el disco tiende a ser un poco cliché, no hay una verdadera sorpresa.

Carajo! que lástima... de verdad que deseaba que GoT explotara todo su potencial esta vez. Los elementos están ahí, especialmente la voz de Bernt Fjellestad es magnificente, una de las gargantas chillonas, capaz de agregarle su growl si hace falta, con más capacidad de ambiente, pero ni ese ni la instrumentación o la grabación son el problema, es el songwriting. Las diez canciones del disco, reitero, no son malas, algo puede extraérsele a cada una, pero esperaba más de estos noruegos: oírles aceptables tunas no... es explosión y viaje emocional, eso es lo que creo que son capaces y para mi en esta oportunidad no lo lograron.

El disco es aceptable y a veces bueno, pero le falta punch y un par de temas de esos que como en su anterior, pasan a la historia con cambios, emoción, musicalidad y calidad. Tan cierto creo que estoy en lo que digo que el tema más emocionante del disco es el bonus, la grabación en vivo de su gran tema Empire, contenido en "Rage And Fire". En esta oportunidad, consciente de que quizás esperaba mucho de ellos y eso es contraproducente, siento que no se logró el objetivo deseado; ojalá para otros fanáticos del sonido épico esta percepción sea mejorada por no haber expectativas previas, yo volveré a "Tearing Up The World" de cuando en cuando a ver si evoluciona. Avisaré.

7/10

viernes, 26 de octubre de 2018

Gorod - "Aethra" (Technical Death)

Este año tiende a ser el año del Death, algunas de las bandas que han presentado nuevos trabajos exceden lo usual en calidad, songwriting y desarrollo técnico. Puede que haya quien se queje que esta forma de hacer y presentar el estilo pierde en frescura y su nivel instrumental está reservado para músicos cultivados y es cierto, cuando se lee algunas de las credenciales de ejecutantes de Technical Death se consigue gente con títulacion universitaria en los sitios de más prestigio musical del mundo, Berkeley, Julliard y así. Para mi eso es mejor, más competencia, mejor calidad y nada quita para que unos muchachos aún sean reconocidos en su garage, siempre que tengan calidad, es lo grandioso del Metal, tiene espacio para todos.


Dentro de esos discos que este año va a destacar, pero que claramente tiende a ser de lo más elaborado instrumentalmente, está "Aethra" de Gorod.  Ninguna sorpresa aquí, "A Maze Of Recycled Creeds" (2015) dejó -nuevamente- claro su nivel y esta nueva entrega sólo se encarga de cementar su estatus. Diría que ahora hay un poco menos de experimentación, de incorporación de Jazz y más frontalidad en sus canciones, todas las cuales tienen esmero y detalles. Esta es una de esas bandas que confirma que si alguno de los compositores clásicos naciera hoy, seria metalero, de hecho, creo justo decir que entre los metaleros hay músicos de clase mundial y por argumento en contrario, si hubieran nacido hace doscientos años, serían tan reconocidos hoy como Motzart y su combo de amigotes.

La animalada de trabajo rítmico de este disco debe ser el primer punto focal de quien lo oiga, la verdad es que no tengo ni la más peregrina idea como Karol Diers es capaz de hacer lo que hace, sólo su contribución hace de "Aethra" un disco obligatorio (hasta cara de buena gente tiene en las fotos, con sus gafas :). Evidentemente la compañía de cuerdas y voz de Nutz Deyres es impecable. Pero Gorod, nuevamente, va más allá del puro exhibicionismo y realizan un disco divertido, impactante, agresor y emocionante, con ese toque de melodía subterranea necesario, llevado en varias oportunidad por la guitarra, otras por el bajo y algunas por los coros, que satisfacen la necesidad de calidad del más exigente headbanger.

En lo particular y dada la cercanía de los comentarios, diría que este disco aún cuando es superior a su anterior, no llega hasta lo mostrado por Horrendous en su "Idol", sin embargo no podría discutirle a nadie que su opinión fuera diferente y considerara a éste en mejor ubicación. Ojo, estamos hablando de la élite del género, hay sólo una docena de bandas en el mundo que pueden lograr este nivel, quizás pueda nombrar a Obscura, Ulcerate y algunos otros pocos.

Los temas del disco son diferenciables y emocionantes, me atrajo particularmente Bekhten's Curse, The Sentry  y Goddess Of Dirt (ambas muy a lo Archspire). Me falto un tema bandera, aunque en el fondo siento que una banda así no tiende a tener 'singles' reconocibles, pues hacen de cada canción un viaje total. En todo caso, visto lo visto, creo que se puede afirmar que 2018 es el año del Death.

8.5/10

martes, 23 de octubre de 2018

Seventh Wonder - "Tiara" (Melodic Symphonic)

Me gusta de "Tiara" que me llevó un tiempo entenderlo, a pesar de ser un trabajo tan melódico. Esta nueva entrega de Seventh Wonder ha valido la pena esperarla, aunque no se si luego de tantos años del anterior ni siquiera ellos mismos lo cuenten como su cuarto... quizás lo cuenten como el el primero de la nueva era luego de que este cantante Tommy Karevik reemplazara al archiconocido Roy Khan en Kamelot y por eso la tardanza. Total, lo importante es que la entrega ha llegado.


Este disco contiene un poco de todo lo que le gusta a los amantes del Sinfónico Melódico, tiene riffs emocionantes, mucha épica, una guia central conceptual y de elementos cinematográficos, sintetizadores bien elaborados, guitarras omnipresentes, en general todo el disco me gusta, pero si hay algo que realmente me ha capturado y es el protagonismo sin empachos de la voz líder del mencionado Karevik. Diría que debe haber pocos cantantes de este estilo que tengan tal nivel de atrevimiento y no se porque en Kamelot no lo ha explotado tanto como aquí.

Cuando este sueco participó por primera y segunda vez en Kamelot con "Silverthorn" (2012) y "Heaven" (2015), su voz cumplió, pero siendo la banda que era y viniendo a suplantar a uno de los mejores en el género, en retrospectiva siento que puede haberse contenido. Lo viene haciendo bien, pero es ahora, en el marco de otra agrupación que demuestra que lo que se gasta en las cuerdas vocales tiene clase mundial. Sea lo que sea, quizás que en Kamelot por ser una banda con tantos años de formada no puede hacerse protagonista o que en ese patio los dueños de la pelota son Tibbetts y Youngblood, una de las grandes contribuciones de "Tiara" de cara al Metal Melódico es que éste cantante ha explotado su capacidad, mostrándolo a todos.

El disco tiene un inicio un poco flojo para mi gusto, demasiado etéreo y sus primeras canciones se me antojan menos impactantes, luego en el centro del disco hay un cambio cualitativo importante, Tiara's Song (Farewell Pt.1), Goodnight (Farewell Pt. 2) tema que voy a nominar como Canción del Año de ELOMC y Beyond Today (Farewell Pt. 3) hermosísima balada, junto con The Truth y Exhale son una delicia y el centro del concepto trabajado en "Tiara", un grupete de temas que vale la pena repasar de cuando en cuando y que tienen cara de que el tiempo les va a dar más valor. A partir de ahí el trabajo es bastante más homogéneo y a pesar de que sus catorce canciones son demasiadas y en este estilo empalagan, los elementos Prog, mucho más presentes que en la primera parte del trabajo, hacen más cómodo el transcurrir de los minutos.

Seventh Wonder, para que se hagan una idea quienes no se han paseado a esta altura por "Tiara", toma elementos del mencionado Kamelot, algo de Circus Maximus y su Progressive se inspira en las partes más cómodas de lo realizado por Dream Theater, no es una obsesión en su sonido el cambio de ritmo, pero cuando lo incorporan se le nota a los músicos la escuela, calidad técnica y precisión. No deja de ser destacable que el disco está muy bien grabado y producido.

Me gustó esta entrega, tiene pinta de que envejecerá bien y en vivo debe rendir mucho, me pareció que su visión melódica es destacable, no necesariamente regalona, el trabajo que realiza Tommy Karevik es obviamente superior y algunas canciones son excelentes, mejores de lo que en general se escucha, aún cuando no todo el disco es parejo y en momentos se hace algo genérico. Muy recomendable para los seguidores más proclives a sonidos amables para quienes "Tiara" va a ser de los discos importantes del año, a mi me apena un poco dejarlo ahora por el próximo disco a revisar -así es la vida-, me parece una buena medida para saber qué tanto me gustó.

8/10

sábado, 20 de octubre de 2018

Amaranthe - "Helix" (Modern Melodic Death / Alternative / Pop)

Se que hay gente que se va a quejar de que le estoy dedicando tiempo a Amaranthe en vez de hablar de tal o cual trabajo; es cierto, pero uno de los motivos personales que tengo para hacer este blog es divertirme y esto se logra hacerlo al escribir de semejantes personajes, además de que en el pasado con "Maximalism" (2016 - peor disco de ese año) y "The Nexus" (2013), y otras oportunidades (cinco con esta) desde 2011, les he dado tan duro a estos suecos que sentiría cierta vergüenza de no brindarles una oportunidad de redimirse, y siendo francos hay muchísima gente a la que le gusta la banda, no hay sino que ver sus conciertos, los cuales son verdaderas multitudes. Por eso hablamos de Amaranthe, pero si me vuelven a fallar... !ay de ellos!


La mezcla de sonidos es lo anunciado y esperado, algo que algunos definen como Ultra Melodic Electronic Modern Death. Se mantiene en el trabajo el uso de las tres voces, un growl, la otra clean y la femenina de la muy fotogénica Elize Ryd. Por lo visto también el tema de la imagen cuidada y el cabello de peluquería forma parte de esta nueva entrega, cosa que me imagino ayudará a formar su base de fans. En general el sonido de la banda se enfoca en mezclar unas guitarras que pueden ser lo mejor de la entrega -metaleramente hablando- con un sonido abiertamente inclinado hacia el Pop Electrónico y quizás algún elemento tomado del Alternative.

Volviendo a "Helix" y para hacer 'la crítica', diré que supera mis expectativas, puesto que pensaba que esto podía volver a ser un crimen musical, pero no, es mejor que su anterior, cosa que no me sorprende tanto porque habría necesitado intención y participación activa de toda la banda para que el resultado fuera peor que aquello, sin embargo es apenas aceptable, lo que no quiere decir que es bueno, simplemente no es tan malo. Diría y creo que es la opinión general de la red (la que poco me importa, pero sirve de referencia para saber que tan equivocado estoy) que el disco es audible, el auto-tune está ajustado al mínimo (esto sería un insulto abierto para cualquier otra banda) y -reitero- las guitarras se valen por sí mismas.

Fuera de lo mencionado hay temas que amenazan con ser más cómodos y que quizás para los fororos de la banda, proclives a los singles, se puedan mencionar, pero debo desdeñar esas canciones que tienen el elemento Rapcore ese que la verdad no me gusta, 365 por ejemplo. Diría que no me desagradaron Helix, Breaktrough Starshot, My Heaven, Iconic y Unified, estas dos últimas las más aceptables del trabajo. Aunque parezca diferente, la mención de temas sólo busca simpatizar con el esfuerzo, no es que voy a volver a escuchar el disco, las señalo porque en un concierto me sentiría aceptablemente bien con ellas (léase: no me iría). La verdad es que de resto todo bandea entre inaudible e incómodo.

"Helix" no quedará como peor disco del año de ELOMC, es verdad, pero su perspectiva nuevamente me ha vencido y menos aún la venta de la imagen por encima de la música, por esto último especialmente a partir de esta crítica no los voy a volver a tomar en cuenta; tienen razón quienes me critican por quitarle precioso tiempo a cosas que podrían llenar más, que sean menos plásticas, tengan más corazón y en fin, sean más Metal, no esto.

4.5/10. Como dijo Roberto Durán tras perder con "Sugar" Ray Leonard: no más.