El Lado Oscuro Metal Critica

Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Gothic Folk Melodic Neoclassic Stoner Technical NWOBHM Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Psychodelic Brutal Post Art Atmospheric Extreme Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews en español de Metal desde España y Venezuela... pero sólo a veces

jueves, 27 de enero de 2022

Battle Beast - "Circus Of Doom" (Power)

Battle Beast tuvo franca arrancada de caballo pura sangre y frenada de burro viejo de corral, su disco debut en 2011 "Steel" es uno de esos trabajos de Power que se esperan, se desean y viniendo de unos debutantes, mayor el impacto. Pero cambiaron de cantante, saliendo de la extraordinaria Nitte Valo, actualmente con Dreamtale y a quien surgiero que oigan porque es una de las mejores voces del Metal... me disgregué... pues al salir de ella y reemplazarla con Noora Louhimo (ex-Kamelot en vivo) hubo un verdadero traspié, pues con "Battle Beast" (2013) le costó explotar y "Unholy Savior" (2015) fue el extremo opuesto al debut.

 

Sus dos discos siguientes los oí pero no los comenté, no valía realmente la pena y ahora que vuelven con "Circus Of Doom" he decidido darles una nueva oportunidad porque pensé que tras tres años después del último trabajo y diez años de experiencia luego de grabar por primera vez me sugerían que podría haber mejora... menos mal que lo hice, Battle Beast a decidido -finalmente- hacer un buen disco, algo interesante, con sus toques de originalidad sonora y contenidos, unido a interesantes niveles de épica y ridiculismo Power metalero contenido.

Lo primero que me llama la atención es la contenida duración de la entrega, apenas superando los cuarenta y un minutos, eso -amigos míos- en una banda con cierta trayectoria y algunos traspiés, es una indicación inequívoca que han tomado la sabia decisión de hacer un disco conciso, con lo mejor del material que han logrado crear y en el caso de la accidentada carrera de Battle Beast, un posible all-in, como en el póker, si gano sigo, si pierdo me voy. Creo que Battle Beast va a quedarse en la mesa.

El disco tiene una mezcla interesante, a veces oscura y disonante y otras muy divertida de sonidos Disco (si, el de los 70s), algo de Avant-Garde, su fuerte sensación Heavy y un Power emocionante, con alguna canción -incluso- con los méritos suficientes para pasar al imaginario popular del estilo y sin duda a la rotación de sus presentaciones en vivo, como es el caso del tema de cierre, Place That We Call Home, el cual va a quedar nominado como contendiente para disputar el glorioso título de Canción del Año de ELOMC.

Es verdad que no todas las canciones del "Circus Of Doom" tienen el mismo nivel, pero la vida es así, ya sería eso difícil (en 2011 casi lo logran), pero el trabajo es muy tragable, su duración hace que repetirlo sea fácil, no se siente pesado, aunque si repetitivo, especialmente en sus canciones finales, pero en la sumatoria final sin duda que merece la pena disfrutarlo, siendo quizás lo más importante la revitalización de la carrera de Battle Beast.

7.5/10. Buena portada.

viernes, 21 de enero de 2022

Shadow Of Intent - "Elegy" (Technical Symphonic Death / Deathcore)

Aunque para muchos, "Melancholy" (2019) fue un disco superior y logró la atención de un vasto sector de la comunidad, yo lo consideré como una aceptable entrega pero hasta ahí. En esta oportunidad Shadow Of Intent si me ha convencido y me ha hecho pasar toda una semana escuchando su nuevo "Elegy", tiempo en el que le he descubierto una sensibilidad diferente y aunque todavía suena un poco a Dimmu Borgir, la banda ha mejorado mucho en lo que ha personalidad respecta, hablemos entonces.

Este disco me ha parecido muy disfrutable, es una mezcla de estilos de calidad: Death, Technical, Symphonic y Deathcore en la que no hay obsesión con la perfección instrumental sino más bien en hacer llegar el mensaje del songwriting, el cual es francamente bueno. Aunque por algún momento "Elegy" pierda el foco y -aunque no se crea- cae en algunas zonas ensimismadas o un tanto etéreas, el trabajo en general está hecho para prestarle atención, cosa no necesariamente fácil dada su longitud.

Y esa longitud es quizás el punto menos agraciado de "Elegy", no entiendo como habiendo sacado un disco hace relativamente poco, Shadow Of Intent se lanza con trece canciones y una hora de duración en una grabación de este estilo, el cual es intrínsicamente denso. Mucho no es mejor y en el Deathcore la regla es todavía más aplicable. Entiendo que la suite Elegy que presentan para cerrar el trabajo alargó el disco, pero han debido dejar afuera dos, quizás tres canciones para lograr mejor el efecto de fijación en la mente del oidor.

¡Pero bueno! Luego de quejarme de la cantidad de Metal que "Elegy" tiene, es justo decir que el trabajo es una colección de sonido estelar, potente, con mezcla importante de agresión y su toque melodía, con una proficiente ejecución de guitarras y -me reitero- un songwriting mejorado, a nivel de las grandes bandas que cultivan este estilo, incluso sorprendiendo al incorporar tanto Sinfónico, recordando también cosas como las que hace Fleshgod Apocalypse

En este disco hay tres temas que destacan, el primero From Ruins... We Rise, Farewell y The Coming Fire, aunque la suite que les comenté, Elegy I: Adapt, Elegy II: Devise y Elegy III: Overcome, también valen la pena revisar. Un par de temas hacen decaer el sentimiento general y se sienten relleno, repito, quizás han debido ser excluidos, pero la vida es así en el mundo musical, la gran mayoría de las bandas no saben medirse, así lo he comentado antes, probablemente es por lo difícil y costoso que es publicar un buen disco que les hace sentir que pudiera no haber otra oportunidad y hay que dejarlo todo en el 'ahora'.

En resumen, "Elegy" de Shadow Of Intent mejora respecto a su anterior y en lo que ha mi respecta es lo mejor que les he escuchado, pero no solo comparados con ellos mismos sino en el marco general del estilo, éste puede ser uno de esos buenos discos. Ojalá supere la prueba del tiempo.

8/10

 


viernes, 14 de enero de 2022

Power Paladin - "With The Magic Of Windfyre Steel" (Power)

Enero, especialmente los primeros días, son el desierto metalero. Fuera de Mechina, todo es ensayo y error y en general los discos se suceden bandeando entre lo terrible y lo espantoso. Pero a veces, solo a veces, acontecen las sorpresas, como por ejemplo el improbable Power venido nada menos que de Islandia, de donde no sale sino -el mejor, ciertamente- Black o Atmosférico. Nadie podía esperarse que una banda de allende, con el ridículo nombre de Power Paladin y una más ridícula aún portada pudiera mostrar algo que valiera la pena... pero los milagros de comienzo de año ocurren.

Con un nombre que tampoco se va a fijar con facilidad en la mente, Power Paladin presenta su debut "With The Magic Of Windfyre Steel", un disco de nueve canciones y cincuenta y un minutos que va a sorprender a más de uno de los seguidores del género. Y los va a sorprender porque, a pesar de algún detalle en lo que respecta a lugares comunes y reiteración excesiva en algún tema, este disco es bueno, de corazón que es una delicia para los que gustamos de los chillidos ridículos, los orcos y el poderío de la bondad virginal mezclados con guitarras afiladas y teclados melcochosos.

Fuera de jodedera, Power Paladin es un sexteto de un país donde lo improbable del Power se hace realidad, la gente se baña en volcanes y hacen un discazo. "With The Magic Of Winfyre Steel" cumple con la primera regla del Metal: haz unas putas buenas canciones, lo demás son arreglos y técnica. Y lo hacen, agregándole riffs de The Legend Of Zelda, descarguitas a lo banda de los setenta y homenajes a Rhapsody Of Fire y Avantasia, chillidos que solo escuchan los murciélagos, mucho buen gusto y algunos de los riffs más emocionantes que he escuchado en un buen tiempo. 

Este disco tiene al menos cinco buenos temas y tres de ellos sobresalientes, Evermore, Dark Crystal y There Can Be Only One son canciones que por derecho propio podrían pasar al imaginario de más de un amante del estilo. La última de ellas la voy a dejar como primera nominada a Canción del Año de ELOMC. Y aunque Power Paladin no evade totalmente la realidad del lugar común y abuso momentáneo del ridículo del que adolece el género, la verdad se siente que lo hacen bien y que lo mejor que logran son los coros de sus canciones; es casi absurdo lo fácil que les salen esas partes en las que -especialmente en el Power- se invita a cantar al público. Además de que el disco les suena de buena producción, no hay excesos de protagonismo de los miembros de la banda, sus habilidades técnicas están a la par de cualquiera y el scream de Atli Guðlaugsson (como quiera que se pronuncie) puede partir copas... pues todo en el orden que se espera.

Alguien, a modo de reproche y con buen ojo, me dijo que mis comentarios tendían cada vez hacia el sector oscuro del Metal, Black, Death y asquerosidades de esas, pues para mostrar que todavía tengo un corazoncito rojo por el que circula amor, elfos y héroes, les dejo como recomendación a Power Paladin, quien puede agotar con su melodía, pero mientras se les aguante, pueden terminar siendo de lo mejor del Power en el naciente 2022... ya vendrán sonidos más gruesos.

8/10

 


martes, 11 de enero de 2022

Wilderun - "Epigone" (Progressive / Folk)

Cada disco de Wilderun está envuelto en el hype, la expectativa exacerbada -en cristiano-, ya que los bostonianos son una de esas cosas buenas que trajo la primera década el siglo XXI; poca gente como ellos han sabido hacer en cada uno de sus tres -ahora cuatro- discos, cosas así. Esa mezcla de sonidos etéreos, Folk, Progresivo y Sinfónico, es de gran calidad, tanto como para haber sacado un disco icónico, llamado "Sleep At The Edge Of The Earth" (2015) y habiendo tenido los arrestos suficientes para no dejarse adormilar en el siguiente, "Veil Of Imagination" (2019)... "Epigone" tiene entonces que ser un comentario no ya obligatorio, sino necesario.


Nuevamente en esta entrega la banda marcha en la dirección correcta, "Epigone" es un disco intrincado, incluso un tanto complicado, con sonido estelar y una calidad instrumental de primer orden, en él se desarrollan ideas musicales con toda la paciencia de alguien que sabe qué y cómo lo quiere decir, sin atropellarse. Esto obliga a tenerle paciencia al disco, porque en un cambio que brinda originalidad, en esta entrega Wilderun ha sido más introspectivo, menos frontal. También habrá quien diga que se está acercando hacia lo que era Opeth, perdiendo algo de frescura, no lo creo, pero si se siente una nueva perspectiva.

Todo esto que he dicho antes pareciera que me va a llevar a decir que "Epigone" es un disco perfecto. No lo es, no me parece que llegue a la altura de "SatEotH", pero ciertamente si calza los puntos de "Veil..". Me parece que la divagación en este trabajo puede excederse y a veces hacerlo somnolente de más en algunas partes, haciéndole perder ese filo tan genial. Me explico: Canciones como Woolgatherer son una delicia, pero los interludios obligatorios en un tema de catorce plus minutos son demasiado tenues en su sonido y no se si terminé de apreciar eso de la manera correcta. También es cierto que por primera vez Wilderun hace algo que se pasa de raro al incorporar ese intermedio de nombre Ambition, en lo particular no lo entendí y no me sonó bien ni a manera de exploración Avant-Garde.

Estas críticas anteriores no deben sugerir tampoco que el disco es malo, nuevamente no es la idea decir eso. "Epigone" es un trabajo más conceptual, ello se evidencia en sus cuatro temas de cierre, la serie Distraction, que tiene de todo, desde Rush hasta Amorphis y aunque nuevamente en el cuarto de los temas la emoción decae, las tres primeras partes son un dechado de emoción Prog y aquí la experimentación sonora les quedó mucho mejor. Que no quede duda, el disco es redondo y tiene todo lo que de Wilderun se espera, especialmente el espectáculo vocal Evan Berry, quien francamente creo que es uno de los mejores cantantes de Metal, especialmente por la gran expresividad de sus emociones tanto en vocales limpias como growl.

Siendo este quizás el disco más complejo de la banda, es bien posible que solo sea el tiempo el que ayude a decantar sus virtudes o defectos y que con el paso de los meses o años la perspectiva se modifique, de momento me siento agradado con "Epigone" y aunque tenga sus fallos, también sabe mostrar las virtudes que han hecho que Wilderun se convierta en una de las mejores bandas de Metal de este siglo e inspiración de muchas más.

7.5/10


martes, 4 de enero de 2022

Mechina - "Venator" (Industrial / Death)

La única constante en la vida es el cambio, a excepción del disco de inicios de cada año de Mechina, a quien ya le tenemos cariño aunque sea por esa sola costumbre; es como saber que hay alguien que se acuerda de uno en el mundo metalero. Aunque hubo algún salto en esta práctica por razones de burn-out del líder de la banda, "Siege" (2021), "As Ember Turns To Dust" (2017), "Progenitor" (2016), "Acheron" (2015) y "Xenon" (2014) lo comprueban, habiendo creado lo que puede llamarse también un rito aqui, en ELOMC.

No puede pues sorprender a nadie que iniciemos un año al que realmente le tengo mucha esperanza con "Venator". Joe Tiberi, la mente maestra y multi instrumentista detrás de la banda, nuevamente trae su disco de aceptable calidad con su mezcla de sonidos Industrial, Death y Symphonic, en los que las letras de viajes espaciales y ciencia ficción dominan como siempre la temática. En ocho canciones y casi cincuenta y dos minutos de duración nuevamente se percibe lo que Mechina sabe hacer.

Este año creo que lo mostrado por el nativo de Illinois no ha llegado a cautivarme, en anteriores entregas he llegado a disfrutar el disco cuando más atmosférico era; su capacidad para aturdir los sentidos con mucho sonido -grabado característicamente distorsionado- me parecía que era el elemento distiguible. En esta oportunidad esa sensación está menos presente, haciendo que el foco se fije en elementos que no son tan interesantes, posiblemente más en las vocales que David Holch, en la masculina y Mel Rose, en la femenina, le imprimen a la grabación... pero no me terminó de convencer ese giro -sutil, si- pero perceptible.

 "Venator" es un trabajo que se diferencia de los anteriores y creo que ese era el objetivo, no autoplagiarse, cosa que  es de agradecer, sin embargo no creo que haya salido mejor que los anteriores. En esta oportunidad haber decantado la mayoría de los temas hacia las voces límpias y muy pocos, creo que solo uno, a los guturales, le quita impacto. Todavía, no hay que dejarlo de decir, en Mechina se consiguen cosas que atraen, como el excelente uso del la guitarra y sobre todo, los sintetizadores, los que claramente componen el centro del sonido del trabajo.

Es quizás en el songwriting donde creo que "Venator" decae, pues en casi cualquiera de sus grabaciones anteriores, quizás con la excepción de "As Ember Turn To Dust", había una canción, incluso dos o tres que podían justificar el esfuerzo, sin embargo ahora me ha costado encontrar algún tema que resalte, no me ha hecho mella ninguno de ellos, todavía recuerdo de su último disco The Worst in Us o incluso On The Wings Of Nefeli de "Acheron", aquí desafortunadamente, poca fijación en la memoria, puede que con la excepción de Venator, cosa que me sugiere que el impacto es bajo.

En todo caso, cumplo con comentar este disco, espero que Mechina se supere para su próxima entrega y vuelva a los tiempos de "Xenon", pero aún así con toda seguridad será reseñado en 2023 con el mismo placer con el que todos los años ponemos el arbolito en casa y pasamos el primer día del año con un dolor de cabeza insoportable.

6/10