El Lado Oscuro Metal Critica

Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Gothic Folk Melodic Neoclassic Stoner Technical NWOBHM Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Psychodelic Brutal Post Art Atmospheric Extreme Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews en español de Metal desde España y Venezuela... pero sólo a veces

Mostrando entradas con la etiqueta galneryus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta galneryus. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de marzo de 2023

Galneryus - "Between The Dread And Valor" (Power / Progressive)

Cuando he postulado que Galneryus es el sucesor legítimo de X-Japan, lo hago tratando de ser ecuánime, de pensarlo bien. X-Japan es tan importante para el Metal japones como lo podría ser Black Sabbath para el inglés. Crearon una tendencia, una forma de sonar, de vestir, de mercadearse, de mostrarse, una estética nueva (el visual kei). Esa banda modificó lo que se pensaba del Metal japonés en el resto del mundo y lo interesante es que realmente tienen solo cuatro discos en un período de ocho años (a la Heroes Del Silencio). Galneryus es igual, pero como lo contrario... me explico: Quince discos en veinte años, una imagen mucho más sencilla y menos escándalos, pero a la vez su sonido es tan espectacular, tan pulido, de tantos detalles y elaborado que hace que me recuerden a los nombrados iniciadores por tanta espectacularidad.

De más está decir que adoro lo que hace Galneryus, me parece que es una banda que no sabe equivocarse, que no puede, no está en su naturaleza. "Into The Purgatory" (2019) fue disco del año 2019 de este blog; "Ultimate Sacrifice" (2017) y "Vetelgyus" (2014) trabajos 9/10, "Under The Force Of Courage" (2015) y "Phoenix Rising" (2012) una fiesta Power. Cada puto disco de la banda y los que no he revisado aquí, comenzando por "Angel Of Salvation" (2012) merecen la atención de los amantes del Power con elementos Neo Clasicos y Progresivos, todos tienen su toque de genialidad.

Suponer entonces que estaba esperando la llegada de "Between Dread And Valor" sería menospreciar la situación. Este, junto con un par o tres más, son lo más esperado del año y no han decepcionado. Nuevamente Galneryus hace lo que hace y lo hace bien, con calidad, con un cuidado en los detalles que creo solo los japoneses -considerados como sociedad- son capaces de lograr, todo el disco esta lleno de sonido de luminosidad y sobretodo de lo que Galneryus más se precia, de riffs, de razones melódicas emocionante y épicas y con todos esos detalles de los que la banda se precia: desarrollo, coros, instrumentación intrincada, cambios Prog... nada, para mi la banda lo logra otra vez.

"Between Dread And Valor" es un disco un tanto diferente a lo hecho hasta ahora por la banda en un par de cosas, es el que menos Neo Clasico tiene (diría que casi nada) y de lejos el más corto de su carrera en sus cuarenta y un minutos, casi quince minutos menos de lo que acostumbran y que quizás por eso va directo a la yugular; ciertamente tiene un par de canciones de relleno o quizás de interludio, pero con tres temas centrales que definen su sonido, Run To The Edge, Let Us Shine y Bravehearts. Estas canciones son la manifestación de placer por la vida de la banda, ridículamente buenas y bien elaboradas. Voy a dejar las dos últimas nominadas como contendientes a canciones del año de ELOMC. En ellas (y en el resto) se conseguirán cosas divertidas, algunos guiños a lo realizado por Sonata Arctica especialmente en algún teclado, la mencionada X-Japan y Rhapsody Of Fire, sin embargo la personalidad de Galneryus está muy presente, con tantos años en el camino no podía ser diferente.

Cierro ensimismado con la regularidad y calidad de Galneryus, casi cualquier banda que conozco tiene su 'faux pas' de cuando en cuando, es lógico, es permisible. Pero estos osaqueños (lo busqué, no crean) no saben de eso. Aún con la incorporación de un nuevo baterista no hubo lugar a pruebas o equivocaciones. Recomiendo repasar su discografía y disfrutar este nuevo trabajo abiertos a la melodía, emoción y épica, a la japonesa.

8/10