Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

domingo, 28 de octubre de 2018

Guardians Of Time - "Tearing Up The World" (Power)

Tengo que reconocer que soy un metalero de expectativas. A pesar de los años de experiencia, que a estas alturas tenían que haberme curtido, no dejo de llevarme por el deseo de que algunas bandas me impacten con sus nuevos trabajos, especialmente cuando como en el caso de Guardians Of Time, su grabación anterior "Rage And Fire" (2015) se había convertido en uno de mis discos de cabecera, mayormente gracias al tema homónimo que contiene la Canción del Año 2015. Por cierto y a pesar del riesgo a la lluvia de críticas que ello implica, estoy por publicar una lista de dieciocho temas con lo -para mi-  más destacado del Metal en los últimos años.


Volviendo a las expectativas, en mi mente Guardians Of Time tenía la oportunidad de hacerse con uno de los lugares destacados del Power este año y "Tearing Up The World", que no deja de ser un disco aceptable, audible y dependiendo del estado de ánimo incluso repetible, nuevamente le ocurre lo que a muchas bandas del estilo y es que cae en la tentación de hacerse fácil. La definición mental que hice de esta nueva entrega de banda es la del cruce entre Manowar y Helloween pero, en el fondo, un mar de emoción y épica con apenas unos centímetros de profundidad.

Les debo confesar que todos los temas de "Tearing Up The World" son audibles, en un concierto cubrirían con facilidad todo el recorrido, pero a la vez tiene sólo algunos momentos destacables de verdad, de esas canciones que mantienen la tensión, elevan el espíritu y emocionan hasta erizar la piel. Eso que lograron con su anterior hoy está dosificado aquí. Temas como As I Burn, Burning Of Rome, la misma Tearing Up The World, Kingdom Come -posiblemente la mejor de la grabación- y alguna otra, entregan algunas dosis del Metal que con este tipo de bandas se busca, pero en general el disco tiende a ser un poco cliché, no hay una verdadera sorpresa.

Carajo! que lástima... de verdad que deseaba que GoT explotara todo su potencial esta vez. Los elementos están ahí, especialmente la voz de Bernt Fjellestad es magnificente, una de las gargantas chillonas, capaz de agregarle su growl si hace falta, con más capacidad de ambiente, pero ni ese ni la instrumentación o la grabación son el problema, es el songwriting. Las diez canciones del disco, reitero, no son malas, algo puede extraérsele a cada una, pero esperaba más de estos noruegos: oírles aceptables tunas no... es explosión y viaje emocional, eso es lo que creo que son capaces y para mi en esta oportunidad no lo lograron.

El disco es aceptable y a veces bueno, pero le falta punch y un par de temas de esos que como en su anterior, pasan a la historia con cambios, emoción, musicalidad y calidad. Tan cierto creo que estoy en lo que digo que el tema más emocionante del disco es el bonus, la grabación en vivo de su gran tema Empire, contenido en "Rage And Fire". En esta oportunidad, consciente de que quizás esperaba mucho de ellos y eso es contraproducente, siento que no se logró el objetivo deseado; ojalá para otros fanáticos del sonido épico esta percepción sea mejorada por no haber expectativas previas, yo volveré a "Tearing Up The World" de cuando en cuando a ver si evoluciona. Avisaré.

7/10

viernes, 26 de octubre de 2018

Gorod - "Aethra" (Technical Death)

Este año tiende a ser el año del Death, algunas de las bandas que han presentado nuevos trabajos exceden lo usual en calidad, songwriting y desarrollo técnico. Puede que haya quien se queje que esta forma de hacer y presentar el estilo pierde en frescura y su nivel instrumental está reservado para músicos cultivados y es cierto, cuando se lee algunas de las credenciales de ejecutantes de Technical Death se consigue gente con títulacion universitaria en los sitios de más prestigio musical del mundo, Berkeley, Julliard y así. Para mi eso es mejor, más competencia, mejor calidad y nada quita para que unos muchachos aún sean reconocidos en su garage, siempre que tengan calidad, es lo grandioso del Metal, tiene espacio para todos.


Dentro de esos discos que este año va a destacar, pero que claramente tiende a ser de lo más elaborado instrumentalmente, está "Aethra" de Gorod.  Ninguna sorpresa aquí, "A Maze Of Recycled Creeds" (2015) dejó -nuevamente- claro su nivel y esta nueva entrega sólo se encarga de cementar su estatus. Diría que ahora hay un poco menos de experimentación, de incorporación de Jazz y más frontalidad en sus canciones, todas las cuales tienen esmero y detalles. Esta es una de esas bandas que confirma que si alguno de los compositores clásicos naciera hoy, seria metalero, de hecho, creo justo decir que entre los metaleros hay músicos de clase mundial y por argumento en contrario, si hubieran nacido hace doscientos años, serían tan reconocidos hoy como Motzart y su combo de amigotes.

La animalada de trabajo rítmico de este disco debe ser el primer punto focal de quien lo oiga, la verdad es que no tengo ni la más peregrina idea como Karol Diers es capaz de hacer lo que hace, sólo su contribución hace de "Aethra" un disco obligatorio (hasta cara de buena gente tiene en las fotos, con sus gafas :). Evidentemente la compañía de cuerdas y voz de Nutz Deyres es impecable. Pero Gorod, nuevamente, va más allá del puro exhibicionismo y realizan un disco divertido, impactante, agresor y emocionante, con ese toque de melodía subterranea necesario, llevado en varias oportunidad por la guitarra, otras por el bajo y algunas por los coros, que satisfacen la necesidad de calidad del más exigente headbanger.

En lo particular y dada la cercanía de los comentarios, diría que este disco aún cuando es superior a su anterior, no llega hasta lo mostrado por Horrendous en su "Idol", sin embargo no podría discutirle a nadie que su opinión fuera diferente y considerara a éste en mejor ubicación. Ojo, estamos hablando de la élite del género, hay sólo una docena de bandas en el mundo que pueden lograr este nivel, quizás pueda nombrar a Obscura, Ulcerate y algunos otros pocos.

Los temas del disco son diferenciables y emocionantes, me atrajo particularmente Bekhten's Curse, The Sentry  y Goddess Of Dirt (ambas muy a lo Archspire). Me falto un tema bandera, aunque en el fondo siento que una banda así no tiende a tener 'singles' reconocibles, pues hacen de cada canción un viaje total. En todo caso, visto lo visto, creo que se puede afirmar que 2018 es el año del Death.

8.5/10

martes, 23 de octubre de 2018

Seventh Wonder - "Tiara" (Melodic Symphonic)

Me gusta de "Tiara" que me llevó un tiempo entenderlo, a pesar de ser un trabajo tan melódico. Esta nueva entrega de Seventh Wonder ha valido la pena esperarla, aunque no se si luego de tantos años del anterior ni siquiera ellos mismos lo cuenten como su cuarto... quizás lo cuenten como el el primero de la nueva era luego de que este cantante Tommy Karevik reemplazara al archiconocido Roy Khan en Kamelot y por eso la tardanza. Total, lo importante es que la entrega ha llegado.


Este disco contiene un poco de todo lo que le gusta a los amantes del Sinfónico Melódico, tiene riffs emocionantes, mucha épica, una guia central conceptual y de elementos cinematográficos, sintetizadores bien elaborados, guitarras omnipresentes, en general todo el disco me gusta, pero si hay algo que realmente me ha capturado y es el protagonismo sin empachos de la voz líder del mencionado Karevik. Diría que debe haber pocos cantantes de este estilo que tengan tal nivel de atrevimiento y no se porque en Kamelot no lo ha explotado tanto como aquí.

Cuando este sueco participó por primera y segunda vez en Kamelot con "Silverthorn" (2012) y "Heaven" (2015), su voz cumplió, pero siendo la banda que era y viniendo a suplantar a uno de los mejores en el género, en retrospectiva siento que puede haberse contenido. Lo viene haciendo bien, pero es ahora, en el marco de otra agrupación que demuestra que lo que se gasta en las cuerdas vocales tiene clase mundial. Sea lo que sea, quizás que en Kamelot por ser una banda con tantos años de formada no puede hacerse protagonista o que en ese patio los dueños de la pelota son Tibbetts y Youngblood, una de las grandes contribuciones de "Tiara" de cara al Metal Melódico es que éste cantante ha explotado su capacidad, mostrándolo a todos.

El disco tiene un inicio un poco flojo para mi gusto, demasiado etéreo y sus primeras canciones se me antojan menos impactantes, luego en el centro del disco hay un cambio cualitativo importante, Tiara's Song (Farewell Pt.1), Goodnight (Farewell Pt. 2) tema que voy a nominar como Canción del Año de ELOMC y Beyond Today (Farewell Pt. 3) hermosísima balada, junto con The Truth y Exhale son una delicia y el centro del concepto trabajado en "Tiara", un grupete de temas que vale la pena repasar de cuando en cuando y que tienen cara de que el tiempo les va a dar más valor. A partir de ahí el trabajo es bastante más homogéneo y a pesar de que sus catorce canciones son demasiadas y en este estilo empalagan, los elementos Prog, mucho más presentes que en la primera parte del trabajo, hacen más cómodo el transcurrir de los minutos.

Seventh Wonder, para que se hagan una idea quienes no se han paseado a esta altura por "Tiara", toma elementos del mencionado Kamelot, algo de Circus Maximus y su Progressive se inspira en las partes más cómodas de lo realizado por Dream Theater, no es una obsesión en su sonido el cambio de ritmo, pero cuando lo incorporan se le nota a los músicos la escuela, calidad técnica y precisión. No deja de ser destacable que el disco está muy bien grabado y producido.

Me gustó esta entrega, tiene pinta de que envejecerá bien y en vivo debe rendir mucho, me pareció que su visión melódica es destacable, no necesariamente regalona, el trabajo que realiza Tommy Karevik es obviamente superior y algunas canciones son excelentes, mejores de lo que en general se escucha, aún cuando no todo el disco es parejo y en momentos se hace algo genérico. Muy recomendable para los seguidores más proclives a sonidos amables para quienes "Tiara" va a ser de los discos importantes del año, a mi me apena un poco dejarlo ahora por el próximo disco a revisar -así es la vida-, me parece una buena medida para saber qué tanto me gustó.

8/10

sábado, 20 de octubre de 2018

Amaranthe - "Helix" (Modern Melodic Death / Alternative / Pop)

Se que hay gente que se va a quejar de que le estoy dedicando tiempo a Amaranthe en vez de hablar de tal o cual trabajo; es cierto, pero uno de los motivos personales que tengo para hacer este blog es divertirme y esto se logra hacerlo al escribir de semejantes personajes, además de que en el pasado con "Maximalism" (2016 - peor disco de ese año) y "The Nexus" (2013), y otras oportunidades (cinco con esta) desde 2011, les he dado tan duro a estos suecos que sentiría cierta vergüenza de no brindarles una oportunidad de redimirse, y siendo francos hay muchísima gente a la que le gusta la banda, no hay sino que ver sus conciertos, los cuales son verdaderas multitudes. Por eso hablamos de Amaranthe, pero si me vuelven a fallar... !ay de ellos!


La mezcla de sonidos es lo anunciado y esperado, algo que algunos definen como Ultra Melodic Electronic Modern Death. Se mantiene en el trabajo el uso de las tres voces, un growl, la otra clean y la femenina de la muy fotogénica Elize Ryd. Por lo visto también el tema de la imagen cuidada y el cabello de peluquería forma parte de esta nueva entrega, cosa que me imagino ayudará a formar su base de fans. En general el sonido de la banda se enfoca en mezclar unas guitarras que pueden ser lo mejor de la entrega -metaleramente hablando- con un sonido abiertamente inclinado hacia el Pop Electrónico y quizás algún elemento tomado del Alternative.

Volviendo a "Helix" y para hacer 'la crítica', diré que supera mis expectativas, puesto que pensaba que esto podía volver a ser un crimen musical, pero no, es mejor que su anterior, cosa que no me sorprende tanto porque habría necesitado intención y participación activa de toda la banda para que el resultado fuera peor que aquello, sin embargo es apenas aceptable, lo que no quiere decir que es bueno, simplemente no es tan malo. Diría y creo que es la opinión general de la red (la que poco me importa, pero sirve de referencia para saber que tan equivocado estoy) que el disco es audible, el auto-tune está ajustado al mínimo (esto sería un insulto abierto para cualquier otra banda) y -reitero- las guitarras se valen por sí mismas.

Fuera de lo mencionado hay temas que amenazan con ser más cómodos y que quizás para los fororos de la banda, proclives a los singles, se puedan mencionar, pero debo desdeñar esas canciones que tienen el elemento Rapcore ese que la verdad no me gusta, 365 por ejemplo. Diría que no me desagradaron Helix, Breaktrough Starshot, My Heaven, Iconic y Unified, estas dos últimas las más aceptables del trabajo. Aunque parezca diferente, la mención de temas sólo busca simpatizar con el esfuerzo, no es que voy a volver a escuchar el disco, las señalo porque en un concierto me sentiría aceptablemente bien con ellas (léase: no me iría). La verdad es que de resto todo bandea entre inaudible e incómodo.

"Helix" no quedará como peor disco del año de ELOMC, es verdad, pero su perspectiva nuevamente me ha vencido y menos aún la venta de la imagen por encima de la música, por esto último especialmente a partir de esta crítica no los voy a volver a tomar en cuenta; tienen razón quienes me critican por quitarle precioso tiempo a cosas que podrían llenar más, que sean menos plásticas, tengan más corazón y en fin, sean más Metal, no esto.

4.5/10. Como dijo Roberto Durán tras perder con "Sugar" Ray Leonard: no más.

viernes, 19 de octubre de 2018

Horrendous - "Idol" (Technical Progressive Death)

Hay Death, hay Technical, hay Progressive y hay inteligencia... pero Technical Progressive Death inteligente, no hay mucho. Lo que si hay es que esperar bastante tiempo para conseguir discos como los que ha venido haciendo Horrendous, una de esas bandas que en cada uno de sus cuatro discos ha mostrado que no son casualidad y que posiblemente estén fuera de lote en lo que a sorpresa, intensidad y calidad refiere. "Anareta" (2015) fue uno de los mejores trabajos que he conseguido en años, a la altura de lo que ha mostrado Dismember o quizás Obituary. "Idol", su cuarto disco, mantiene el extraordinario nivel y se contará entre los mejores trabajos de 2018.


Resulta interesante para mi analizar el porque un disco de Death puede impactarme de tal manera. Resulta que en el mundillo del Metal hay tanto de todo y en tal abundancia que es fácil embotarse entre sonidos melódicos, crudos, intensos o suaves... puede ocurrir (me ocurre a veces) cierta insensibilización ante lo que me va pasando por delante semana tras semana y todo comienza a sonar sin hacerme reparar mucho, hasta que llegan grabaciones como "Idol" en el que sin esperarlo me encuentro volteando a repasar qué es lo que acaba de ocurrir, cuando por ejemplo temas como Golgothan Tongues se hacen imprescindibles; obviamente nominada a canción del año de ELOMC.

Partiendo de que Horrendous hace música difícil para los estandares del llamado mainstream (los 'no iniciados' les digo yo), sus discos no son estentóreos por el placer de serlo, ni abusivos en lo técnico para impresionar, ni áridos por la satisfacción de la chocancia, pero a la vez tienen todo eso, en justa medida. Los sonidos de la banda agreden, pero mantienen la tensión necesaria para no hacerse pesados, impactan en su calidad instrumental sin hacerse inentendibles y emocionan sin caricaturas ni poses. La verdad ante algunos discos de este nivel de calidad no creo tener todas las palabras que me permitan expresar el sentimiento que me causan, la recomendación es sencilla: dejen de leer esto y vayan a oírlo (u oíganlo mientras me leen :)

Una de las contribuciones más innovadoras que he conseguido en este trabajo es la capacidad para hacer temas que no son tan veloces, o que contienen partes menos aceleradas, sin que la tensión y potencia Death se pierda ni un ápice, hay canciones como Divine Anhedonia, el interludio Threnody o la extraordinaria The Idolater que muestran el elemento. La voz de Damian Herring que no hace sino recordarme a Tompa Lindberg de At The Gates, me pareció excelente, la calidad del baterista Knox es fuera de serie y las guitarra son envolventes.

Casi no consigo elementos flojos en "Idol", aunque nuevamente inician con el intro que se está haciendo tradicional en todas las grabaciones y del que no estoy muy claro su necesidad, por lo que creo que para los amantes del Death, especialmente de ese que se adereza de calidad instrumental y cambios, esta debería ser una de las escuchas obligadas del año, pudiendo -quizás incluso, debiendo- convertirse en uno de los discos de cabecera del género; el songwriting es muy bueno y hasta la inclusión de coros limpios me pareció un interesante atrevimiento.

9/10 Nominado como Disco del Año de ELOMC.

martes, 16 de octubre de 2018

Dragony - "Masters Of The Multiverse" (Symphonic Power)

En el apartado de los placeres ocultos y culpables aparece con una banderita Dragony, quienes confirman el dicho de que el mayor alago es la copia y por eso muestran en "Masters Of The Multiverse" un disco que hará sonrojar a los más crudos metaleros que al ponerlo, dispuestos a destruirlo, terminarán como yo, repitiéndolo varias veces, a pesar de todos sus clichés y lugares comunes, Realmente esta banda austríaca vuelve ha hacerlo bien, pues aunque quizás me salté "Shadowplay" (2015), "Legends" (2012) me pareció un disco más que aceptable.


Dragony no es que suena como, es prácticamente un homenaje a Gloryhammer, Kamelot, Sabaton y Avantasia y no reparan en hacerlo así, cualquiera de sus canciones toma tantos elementos de esas agrupaciones que no sorprendería si un día uno se consigue alguna canción de ellos allá, en vez de aquí :) sin embargo a pesar de la prácticamente nula originalidad que muestran, hay una compensación importante realizada sobre la base de un muy divertido y épico songwriting, además de tomarse a ellos mismos de una forma no tan seria.

"Masters Of The Multiverse" es un disco totalmente predecible, diría que para los gustosos específicos del estilo el mismo se escribe solo, pues tiene todos los coros, los ganchos, los puentes, los ataques y los solos que el Symphonic Power Epic más purista exige y no agrega pero ni tanto así a la historia del género, más sin embargo (me encanta esa forma enfática del 'pero'), este disco hace el día, incluso la semana y el mes de los amantes del estilo ya que está escrito con buen gusto, a pesar de que la lírica es un tanto dispersa para la visión algo conceptual que sugieren, pues es presentado como un homenaje a los héroes de la niñez de los músicos.

Uno de los elementos que contribuye notoriamente a la calidad del sonido es el nivel instrumental de la banda, la cual utiliza las herramientas de rigor con eficiencia, incluso en el apartado 'sinfónico' que agregan los teclados. Y aún siendo verdad que es un disco fácil, que quizás el tiempo agote con cierta rapidez, mientras dura la emoción que contiene antes de hacerse empalagoso bien vale la pena. Puede que para muchos no es un disco del año, pero quien tenga la suficiente imaginación y se ubique imaginariamente en un concierto de Dragony estoy seguro que podrá sentir la sensación emocionante que transmiten, fin y sentido de este estilo.

Además la banda ha tenido un par de deferencias con el público que le agregan valor a la grabación, una es la variedad de temas que hace que el tiempo de cincuenta y tres minutos no se sienta eterno y otro es la colaboración de algunos nombres propios que le agregan calidad al producto final, incluyendo dentro de los invitados a -como no- Tommy Johansson de Sabaton y ReinXeed, y Ross Thompson de Van Canto (al parecer un sitio donde hacer valer la garganta), ente otros.

Reitero para que no haya sorpresas, este es Metal fácilmente digerible, ciertamente no dirigido al sector crudo del espectro, pero me parece adecuado prestarse al escape -de vez en cuando-, especialmente cuando están realizados con cuidado y calidad, como creo que "Masters Of The Multiverse" lo está. Casi todas las canciones son electrizantes, divertidas y un poco empalagosas, puedo identificar como más atrayentes a If It Bleeds We Can Kill It, Defenders y Angels On Neon Wings; sugiero un paseo por el último trabajo de Dragony para rebajar tensiones y disfrutar buen Power.

7.5/10 

viernes, 12 de octubre de 2018

Behemoth - "I Loved You At Your Darkest" (Symphonic Black)

Vamos a sacar algo obvio del medio: a estas alturas ya debía haber legislación que prohíba, so pena de azotes, los coros de niños cantores en el Metal y no lo digo sólo por "I Loved You At Your Darkest" de Behemoth, eso viene de atrás. El supuesto objetivo de crear un ambiente ominoso y terrorífico no sólo no se logra, sino que se hace caricaturesco y ridículo; no le queda bien ni a estos polacos, ni a nadie. En lo que a mi concierne, despojado de poses intelectualoides, quien haga esto debería pasar no menos de seis meses con la espalda curtida, caso en análisis incluido.


Fuera del detalle estético mencionado, tengo que sacar del centro del pecho que es también injusto -metaleramente hablando- que tras un disco como "The Satanist" (2014) se tropiece con algo como esto, que si bien no es crítico, es flaco, cómodo y desnivelado. "ILYAYD" tiene unos tres temas aceptables, pero en su visión general es indulgente, no tiene el carácter de su anterior, ni tampoco de lo que Behemoth y si al caso vamos Nergal, Inferno y Orion se espera por lo que han venido haciendo en los últimos tiempos; para ser franco, me pareció débil, definitivamente el menor de los trabajos recientes de la banda; en general, temas de tres, cuatro o cinco minutos, de mucho blastbeat, escenas satanoides y poca substancia musical.

Si, puede ser que comparado con sus 'primos' de Dimmu Borgir, este sea un disco aceptable, especialmente en el tratamiento de la guitarra, donde creo que se salva el asunto, pero es que no puedo sino pensar en el nivel de "The Satanist", de todas las veces que hasta la semana pasada lo he repetido, para entonces conseguirme con una grabación que no tiene esos riffs, ni esa emoción... ni ese impacto. Behemoth puede ser todo lo anticlerical y blasfemo que le de la gana, eso a mi no me importa, tampoco me espanta, tampoco me atrae particularmente... lo reconozco como una expresión artística, sólo eso y peor en todo caso es meterle una bomba 'inteligente' a un colegio lleno de niños en Siria y la verdad nadie se queja tanto, eso por parte de ellos es -para mí- su forma de quejarse, o quizás de adorar a Satanás, me da igual.

La clave es que este disco es un poco flojo, no me siento identificado en su perspectiva mucho más visual que musical... y esa es -carajo- mi otra gran queja. Este disco es secundario al trabajo de imágenes realizado en las redes por la banda... eso no sienta bien en el mundillo Symphonic Black del que los estos polacos han sido líderes. Me perdone el mismo 'demonio' si me parece que la perspectiva de "I Loved You At Your Darkest" es la de ser consumible, más fácil, menos -reitero... ¡carajo!- metalero.

Ese par de canciones de la grabación, ubicadas del centro para adelante, Ecclesia Diabolica Catholica único tema realmente bueno, Havohej Pantocrator y quizás We Are The Next 1000 Years, salvan la grabación. Es cierto que cuando Behemoth hace aquello que lo ha caracterizado, lo hace bien, mucho y dejaré en manos de los oidores la decisión final, pero estoy convencido que esta será una de las críticas controversiales -posiblemente la más- de este año, pero en honestidad, el trabajo me ha parecido a los sumo aceptable, a punto de ser mediocre.

Agradezco a quienes tengan acceso a los héroes de este arte que les recomienden no incorporar niños, ni que admiren a Michael Jackson, pero por sobretodo que eviten saltos mortales como los de "I Loved You At Your Darkest" y que si no está listo el material o no tiene el nivel, que lo dejen así, que los fanáticos les recordamos con lo mejor, no lo peor.

6/10. No me gusto mucho la portada cortada por el borde negro

jueves, 11 de octubre de 2018

Riverside - "Waste7and" (Art Metal / Progressive)

El último par de discos de Riverside fueron de gran calidad, el Art Metal no es nada fácil, no por nada tiene el calificativo de 'arte' en su nombre. Los elementos Prog y Ambient a su estilo hacen de la banda de estos polacos una de las preferidas en el círculo -podríamos llamar- culto del Metal y el Rock, con cada disco convertido en un suceso. Evidentemente la repentina y triste partida física del guitarrista Piotr Grudzinski se esperaba como un golpe fuerte para ellos y había cierto temor de que "Waste7and" no alcanzara el nivel de sus seis trabajos anteriores.


Yo tengo como uno de mis trabajos preferidos "Shrine Of New Generations Slaves" (2013) y "Love, Fear And The Time Machine" (2015) también me trae buenos recuerdos. Por eso siento que esta nueva grabación, unida a la desgracia personal de Riverside, debía tomarme algún tiempo para evitar los excesos en el análisis, es fácil tender a la indulgencia en estos casos. Así, he repasado "Waste7and" muchas veces, bastante más de las usualmente necesarias para sentirme cómodo al escribir y siento que no es injusto calificar este como un muy buen trabajo, con algunos detalles en el impacto y emoción, pero un disco que vale los ratos que se invertí en él.

En la mente de todos está la realidad de que la banda no ha querido formalmente incorporar un nuevo guitarrista y que incluso han pasado a denominarse un trío, aún cuando han invitado para los efectos de grabación a Maciej Meller, de quien no tengo mayor información salvo que incorpora gran calidad. Planteado así "Waste7and" se percibe como un trabajo donde la emocionalidad y sentimiento de pérdida de su compañero es obvia, a pesar de que no es un disco conceptual o en el que se haga mención directa de Piotr, temas como Lament, The Day After o River Down Below son obvios homenajes a su memoria, con una fuerte dosis de melancolía, incluso tristeza.

El disco tiene una visión clara en su intención, lo que le da su valor propio, pero puede a la vez convertirse en su propia contra ya que puede hacerse un poco excesivo en su sentimentalismo. No quiero decir que llegue a ser caricaturesco o cursi, pero creo que si -por ejemplo- quien lo esté oyendo tiene algún tipo de conflicto emocional, la verdad es que "Waste7and" se hará duro de terminar. Pienso que este disco, hermoso y dulce, de gran calidad instrumental y una grabación exquisita, puede hacerse un fardo algo pesado para quien busque otros elementos del pasado de la banda, con menos pasajes suntuosos y menos sonidos de tiempos y bandas históricas, aún cuando en canciones como Wasteland y The Night Before -excelente, la mejor quizás- todavía se percibe eso.

Me parece que este es un trabajo disfrutable, que cumple debidamente con el homenaje que persigue al amigo perdido antes de su tiempo y que llenará de satisfacción a los amantes de la emoción sensible; puede a la vez ser algo demasiado emocional por momentos, pero su intensidad y valor viene dada justo por eso. Riffs recordables y -reitero- una gran ejecución, me permiten pensar que Riverside continuará su camino, ahora como trio, habiendo rendido debido recuerdo a Grudzinski.

8/10

miércoles, 3 de octubre de 2018

Wolfheart - "Constellation Of The Black Light" (Melodic Death)

Toumas Saukkonen no sólo es uno de los serios genios que existe en torno al Metal, siempre componiendo, tocando, creando, es además uno de los tipazos más bona fide que el género tiene. A pesar de que se empeña en poner cara de pocos amigos en discos y fotos, no hay más que asistir a un concierto de él para caer en cuenta lo excelente persona que es, haya poca o mucha gente en el publico, saldrá al final a compartir, firmar, hablar... cuando se tiene, se tiene y en Wolfheart, este extraordinario músico lo vuelve a demostrar.


Para rematar, luego de "Shadow World" (2015) y "Tyhjyys" (2017) se presentía (yo al menos) que algo así podía ocurrir, es decir un  disco de consagración, un trabajo de los que marca el antes y el después. Especialmente su anterior grabación había creado opiniones encontradas; para unos bueno, para otros no tanto. Con "Constellation Of The Black Light" entiendo que las opiniones divergentes cesarán, este es un disco como el que quiero encontrarme debajo de la almohada todos los días.

Durante el paso de Saukkonen por sus bandas anteriores, especialmente por Before The Dawn, se me ocurre que no había logrado explotar el potencial que con su proyecto personal de Wolfheart (al menos originalmente) ha venido logrando. Incluso me parece interesante hacer este comentario por la especie que ha corrido en el blog diciendo que yo (con perdón) voy haciendo más severas las críticas en la medida en la que las bandas presentan nuevos trabajos. Pues si es cierto o no lo dejo a la discreción de los amables lectores, pero en este caso el paradigma se rompe, "Constellation Of The Black Light" no sólo es mejor que lo mostrado hasta ahora por la banda, es serio material para disco del año.

En esta grabación desde el vamos hay canciones impactantes, que mezclan en proporción perfecta el Death Melódico que lo inspira, con excelentes guitarras de fuerte sensación atmosférica, una mezcla de voces duras y coros limpios de buena complementación y riffs taladrantes. Pero es especialmente en lo más deseable, el songwriting, -o lo que es lo mismo- la mezcla de todos los elementos anteriores más el ataque sensorial (o defínalo usted como quiera) donde este disco destaca. Una sola de las canciones, quizás Defender, que me pareció algo repetitiva, no me termina de convencer, el resto discurren entre excelentes y geniales.

Los temas Everlasting Fall, Breakwater, The Saw, Warfare y Valkyrie son realmente buenos, de esos de los que te tienes que detener a revisar qué está pasando una vez comienzan a sonar, producen el efecto de llamar la atención, no sólo se dejan sonar en el fondo, les prestas atención. A los dos primeros los voy a dejar nominados como contendientes a canciones del año y realmente sugiero se presten a escucharlos con tranquilidad, es poco en el ambiente que tiene esta cantidad de calidad.

Realmente el único detalle que le consigo al disco y no es al disco en específico, sino a todos los trabajos de Wolfheart, es que la voz de Toumas no es todo lo impactante que creo que el Melodeath necesita, su potencia es sólo relativa. Aún así le doy gracias al destino por haber puesto en el camino del estilo a este gran músico... diría mi abuela que es como José Luis Perales, compone de puta madre, pero no canta tanto.

9/10 Nominado como Disco del Año de ELOMC