Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

lunes, 10 de febrero de 2014

Thyrien - "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" (Black / Viking / Death)

Thyrien es un nuevo grupo finlandes, que realmente no es tan nuevo, porque ya se han dejado sonar con un EP que presentaron en el 2007 ("The Frozen North") el cual les generó cierta buena fama, ahora presentan su primer trabajo de larga duración, en el que mezclan Death, Folk y Black, con ciertos toques melódicos, el cual sugiere desde su inicio a grupos como Moonsorrow. "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" muestra madurez técnica y artística suficiente como para dejar saber que sus miembros tienen escuela. Su estilo y el sonido del disco dibujan con buen trazo un trabajo esperado, pero que -para mí- no satisface todas las expectativas generadas. 


La banda, liderada por la voz de Oskari Koivisto, tiene actitud artística, tocan un buen Death melódico y hacen fuerte referencia a grupos establecidos, como Amon Amarth. La melodía, como es de suponer, es de fuerte sabor nórdico, llegando a veces al Viking clásico, alejándose a veces de las referencias del sonido muy melódico y desprovista del uso de escalas progresivas. No creo equivocarme cuando digo que se puede hablar de ellos como una especie de mezcla total, impulsada por las excelentes voces del grupo, sin duda lo mejor del trabajo; continuas variaciones de growls, screams y voces limpias hacen buena liga. Hay también una interesante presencia de los teclados, que sientan las base de las melodías.

No es este trabajo, sin embargo y a pesar de sus innegables virtudes técnicas, tan atrayente en lo que a songwritting merece. Aunque con segura sensación vikinga, "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" es -cómo decirlo-... genérico y si bien mantiene un buen espíritu general, evita comprometerse, entrar en una zona definitoria. Puede que encuentre su sentido en una audiencia muy especializada, muy nórdica y por ello yo no sienta ese golpe de emoción que me producen los discos de este género, todo eso contando con que me creo -no quiere decir que lo sea- conocedor de estos sonidos y que si me ponen a escoger los cuatro o cinco estilos que más disfruto, este siempre es uno de ellos. Thyrien, eso si, trata de mantener intacto el espíritu vikingo. Canciones como The Eternal Journey, The Frozen North o My Victory, My Defeat, suenan bien, pero podrían haber rellenado cualquier disco de casi cualquier buena banda, faltándole esos dos (o tres) temas culminantes que se esperan de un grupo que debuta precedido de expectación. 

Luego hubo canciones que no me gustaron, especialmente Forest In My Throne y Nature's Rage, las cuales son, cuando menos, desordenadas, además de casi idénticas entre si, la verdad llegué a pensar que se había repetido el mismo tema. Aún así, el espiritu, es decir el olor a hielo, muerte, sangre y luchas que impregnan el disco son digno de elogio, el mismo se aferra a los dictados puros del estilo y sabe pintar paisajes. En resumen, Thyrien, para mi, con este disco, prueba que tiene los músicos, la calidad y hasta la genética necesaria para explotar en un eventual trabajo genial, el cual espero que no tarde mucho en llegar.

Cierran el disco las mejores canciones del álbum, When The Horizon Burns y Tinasormus, esta última salva bastante el día, aunque debo confesar que en sus apenas sus cuarenta y tres minutos tenía ciertas ganas de que terminara, ya que como dije, no me terminé de enganchar en ningún riff y se me hacía pesado hacia el final. El disco, para no aburrirlos más, está bien ejecutado y es potencialmente atractivo, especialmente para cierto sector amante de lo nórdico en estado puro, tienen potencial y sólo les falta un lugar donde hacerlo estallar.

6.5/10


No hay comentarios.:

Publicar un comentario