Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 26 de febrero de 2014

Grand Magus - "Triumph And Power" (Heavy / Doom)

Los suecos de Grand Magus no son nuevos en el círculo Heavy. Desde 1999 están haciendo buena música, más o menos siempre girando en torno a sus temas predilectos como son antireligión, paganismo, muerte y temas por el estilo, siempre tendiendo hacia el lado áspero en lo que a lírica respecta. Una de las cosas que para mi los distingue es que, a pesar de esos temas, escogieron el Heavy, con ciertos elementos Doom, como telón musical, en vez -como sería usual pensar- de irse por el Black o el Death, lo que produce un singular sonido, definitivamente enmarcable en el género señalado, pero más agrio, mucho menos amable de lo que se encuentra entre bandas que usan ese estilo.


Yo diría que Grand Magus había estado buscando hace tiempo el momento y lugar para explotar con un nuevo disco de referencia, así lo necesitaban después del mejor disco de su carrera, "Iron Will" (2008) y parece que ahora, con "Triumph And Power", se acercan bastante a ese cometido y alcanza de nuevo una cota alta. Definitivamente con uno de los sentidos menos convencionales dentro del Heavy y bastante bien alejados de lo que la mayoría consideraría un tributo a grupos emblemas, este disco expresa su mensaje de una forma inusual, potente, pero diferente. Creo que puede ayudar a entender el sentimiento que me producen si se pintan la imagen de Eddy (el avatar de Maiden) cantando... aterrador, pero divertido ¿no?

Mucho más interesante aún me parece el disco al sentirle como, además del uso del Heavy Metal, hay bastante influencia Hard Rock, pero envuelta en una fuerte rabia contenida Doom, en la que se oye como si en cualquier momento se fueran a violar las fronteras del sonido y van a comenzar los growls y los squeals, sin que ello ocurra. Sin embargo hay riffs fuertes, muy influenciados -a mi parecer- por la mano de un invisible Tony Iommi (Black Sabbath), además del hecho de que esta banda es sólo un trío, ¡que busca sonar como trío! -no como orquesta sinfónica- creando un sonido minimalista que es una especie de homenaje al concepto general de lo que quieren decir.

Grand Magus no es una banda especialmente popular a pesar de tener quince años de existencia y puede que algunos no vean en la sencillez de su sonido una virtud, pero creo que eso es un error y con este disco vuelven a ser una fuerza a tener en cuenta. Canciones como On Hooves Of Gold, Steel Versus Steel, Dominator, The Naked And The Dead y las mejores del disco Fight y Triump And Power, hay una verdadera pared de sonido y sentimiento, las mismas utilizan ideas simples, a veces hasta repetitivas, pero con efectos impresionantes, de los que hacen volver la cabeza, a ver que es lo que está pasando, quién está por iniciar esa pelea.

Con un sonido muy original para un género super tradicional, el cual innova sobre lo establecido -sin tampoco hacer nada extravagante-, pero distinguiendo su sonido de manera notoria, sobretodo gracias a la ayuda de la voz de su líder, Janne "JB" Christoffersson. Esta banda no tiene que pedir disculpas por nada, por lo que creo que todavía hay espacio para más en futuros discos, en los que -ojalá- dejarán de incluir esas dos o tres canciones, como Arv, Ymer o The Hammer Will Bite, que tienen cierto aire de relleno (aunque quizás sea yo, que no entendí algo del elemento Folk en sólo esos temas, frente el resto del trabajo) y redondearán un disco total, en tanto eso ocurre, con "Triumph And Power" logran al menos, o casi, el mismo nivel que con su trabajo insignia, el mencionado "Iron Will".

7.5/10


domingo, 23 de febrero de 2014

Freedom Call - "Beyond" (Melodic Power)

Freedom Call es una institución para mi. Si, por ejemplo, un domingo voy a correr  en alguna competencia -a llegar de último-, la música que llevo es la de ellos; siempre he creído que pocos grupos pueden ser tan alegres y emocionantes, a la vez ridículos y floridos como estos alemanes. Con esos antecedentes, cada vez que voy a escribir de FC me doy tiempo y trato de ponerlos en perspectiva, ya que, aunque finalmente mi opinión es sólo un punto de vista, meramente subjetivo, creo que el sentido de El Lado Oscuro - Metal Crítica, es la contextualización... es decir: mi visión si, pero en el marco de una experiencia, limitada y escasa -seguramente-, pero finalmente, con cierto sentido de ponderación. Abierta el alma pues, hablemos de "Beyond".


Este es el octavo trabajo de estudio del grupo liderado por Chris Bay (voz y guitarra) y el primero luego de la partida de su otro referente, el baterista Dan Zimmerman, el cual viene a aparecer justo dos años luego del "Land Of The Crimson Dawn" (2012) y menos de un año después del excelente recopilatorio "Ages Of The Light" (2013). "Beyond" es, otra vez, una orgullosa postura frente al Metal y muestra inequívoca de la manera como ellos concibe la manera de enviar su mensaje musical, el cual si bien puede que algunos lo llamen Happy, Flower o incluso Gay Metal, es sin duda divertido, colorido, melódico y vibrante.

Pero -y es correcto aseverarlo- no he dicho todavía si me gusta o no, lo que repito, no quiere decir que cuando lo diga lo habré calificado de 'bueno' o 'malo', ¡ese es justamente el punto!, el contexto. 

Reitero, lo cierto es que este disco me puede gustar, como de hecho reconozco que lo hace y como también me han gustado los discos anteriores de Freedom Call, pero aunque me guste y lo vaya a utilizar para salir a hacer ejercicio (y para divertirme en casa con una cerveza también, no crean) es un disco objetivamente mixto, con elementos mejores y otros, no tanto. Pero y he ahí la belleza de esta manera de hacer arte, a pesar de que "Beyond" no es, por bastante, un disco ni excelente, ni mucho menos perfecto, es un trabajo que no me canso de oír. Y ¿por qué?, la respuesta es circular: por que gusta, no porque sea un disco perfecto de acuerdo a los cánones con los que usualmente se catalogan las grabaciones. Ocurre igual, salvando las evidentes distancias, que cuando se plantea cómo se hace para dejar de estar enamorado de quien 'no conviene'... cuando alguien consiga la respuesta, que la envíe, aunque está claro que las sensaciones y los sentimientos, por encima de la razón, están involucrados en la eventual solución.

¡Jajaja!, bueno, ya he filosofado bastante, ahora al grano. Creo que con "Beyond" Freedom Call lo hizo bien otra vez, un trabajo heroico en el ambiente metalero de hoy en día, en el que el Power Melódico con mensaje positivo no fluye por todas las esquinas y ellos se erigen como uno de los principales curadores del género, atreviéndose a decir que hay un futuro brillante y feliz. 

Hay muy buenas canciones, ya desde el inicio con Union Of The Strong, pasando por Heart Of A Warrior, Come On Home, Edge Of The Ocean y Paladin. todas me encantaron, sirvieron de marco para la excelente voz del líder del grupo y llenaron esa necesidad de escuchar cosas emocionantes, en el colorido sentido de la palabra. Adicionalmente, aunque el disco usa, pero especialmente abusa, de los coros épicos, hubo canciones verdaderamente destacadas en ese apartado y el que diga que Beyond Eternity, Follow Your Heart, Among The Shadows y Journey Into Wonderland (la mejor del disco) no invitan a cantar esos coros... miente :)

En esta oportunidad Bay y su banda evitaron incorporar los elementos Folk de su anterior trabajo y se centraron en hacer estrictamente un disco Melopower hasta los tuetanos, agradezco en todo caso su alejamiento de los elementos Pop que hubo en "LOTCL" y siento este un disco mucho más 'metálico'.

Luego hay canciones mediocres, como Rhythm Of Light con un sonido de sintetizador a lo Van Halen de los 80's insoportable, tampoco me convenció, aunque es algo mejor que la anterior, la canción Beyond, le faltó un no se qué o se me hizo larga y por último, apartado especial a Dance Of The Devil, la cual es sencillamente terrible, posiblemente la peor canción que he escuchado este año. Luego hay canciones que no van a pasar a la historia, pero no son despreciables, como Colours Of Freedom y Knights Of Taragon.

Termino diciendo que Freedom Call conserva su propio sentido y sigue siendo de escucha obligatoria para los seguidores del Power positivo, melódico, memorable y fácil, con fuertes reminiscencias de sus propios sonidos de los 90's (hasta cierta copia de sí mismos en algunos casos) e incluso de bandas icónicas de la época como HelloweenGamma Ray, Dreamtale y Iron Savior, aceptándose que es un disco con fuertes dosis de cursilería y melodrama y demasiadas canciones... catorce temas en un solo disco debería estar prohibido.

7/10. Un placer culpable para el que suscribe, pero objetivamente (?) creo que es lo que merecen.

ACTUALIZACIÓN del 21/03/2014: Rara veces hago esto, el año pasado sólo para Sonata Arctica, cuando rebajé mi percepción. Ahora quiero mejorar la puntuación de este disco. Lo he seguido repasando y sigo consiguiendo que Dance Of The Devil es una muy mala canción, pero el conjunto general del disco me ha divertido más luego de nuevas oídas, tiene lo que se llama en inglés 'replay value' y me ha parecido que pude haber sido demasiado duro en mi primera percepción, por eso -si existe alguien a quien le importe- le voy a dar un punto más y voy a zanjar la apreciación con un 8/10. Creo es honesto conmigo mismo hacerlo.


jueves, 20 de febrero de 2014

Valtari - "Hunter's Pride" (Melodic Death)

Valtari es un proyecto en solitario nacido de la inspiración del australiano Marty Warren, quien combina una serie de influencias nórdicas para crear sonidos en el ámbito del Death Melódico. Sus dos trabajos hasta ahora han sido emocionantes, altamente atmosféricos y poderosamente impulsados por la búsqueda de un sonido que inspire al oyente, con elementos rápidos y pesados, pero marcadamente melódicos.


Yo diría que el estilo que Warren desarrolla se compone de la escogencia de las mejores partes de metal extremo de todo el mundo, partiendo de influencias tales como Ensiferum, Insomnium o Be'Lakor, lo que de entrada ya puede que me haga un oidor sugestionado, porque al menos dos de esos nombres están dentro de mis bandas favoritas, así que decir que "Fragments Of A Nighmare" (2012), su primer trabajo, fue bueno, es poco... fue excelente y recomiendo buscarlo. 

Ahora, en "Hunter's Pride" me he tratado de desprejuiciar de la emoción inicial y lo he oído algunas veces, mezclándolo con otros discos, como para poderlo calibrar y puedo decir que en él las melodías fluyen sin esfuerzo, la agresión es tormentosa, los teclados son abundantes y proporcionan un acento apropiado al tono general del álbum y la voz es masiva e inspirada. Los riffs son fuertes y cada canción tiene un puente oportuno, que permite llegar al final de cada canción esperando más. La guitarra es, como en su primer disco, de alto nivel de ejecución, aunque el disco es de mediana producción, con algunos detalles al cerrar algunas canciones y en la grabación de instrumentos, en algunas canciones.

Me gustó particularmente la atmósfera del disco, su crudeza y sentido de totalidad en la ejecución; es como un gran manto, gris y frío, que lo cubre todo y causa interesantes sensaciones e imágenes. A mi me inspira ese sentimiento típico de los buenos trabajos del Melodeath, donde se percibe opresión y suspenso, como en los momentos previos de una batalla. Este disco se destaca también por sus elementos épicos, melódicos -algo exagerados por momentos- e inspiradores, con un gran empleo del ritmo y sus cambios.

Valtari ejecuta en este disco riffs mas refinados y maduros que en su anterior y mejora su Death Melódico a niveles que tienden a estar reservados para los maestros suecos como Dark Tranquility, teniendo la difícil particularidad de sonar intenso, logrando captar todo el espectro del género. Canciones como Bitterness y Shatter The Myth, con su fuerza, Undefeatable con su espectacular uso del teclado y guitarra y Hunter's Pride, un cierre magistral, son realmente buenas, así como el resto del trabajo, quizás con al excepción de In Slides, la cual me pareció algo desordenada, por lo que me es fácil asegurar que todo el disco mantiene, al menos, un nivel adecuado.

Lastimosamente dudo que este tipo de trabajos vea la luz de una presentación en vivo, que es donde, al final, se determina la totalidad de un proyecto, mas sin embargo creo que como ejemplo para quien quiera conocer el Death Melódico bien hecho y rancio (poco original, pueden calificar algunos) no me queda duda que es un gran ejemplo.

7.5/10. También me gustó la portada.


domingo, 16 de febrero de 2014

Appearance Of Nothing - "A New Beginning" (Modern Progressive)

Una de esas buenas bandas sin mucho cartel son los suizos Progresivos, Appearance Of Nothing, grupo con elementos Modern fundado en el 2004, que ya en el año 2011 presentaron su segundo disco -el primero que yo escuché de ellos-, "All Goods Are Gone" dejándome gratamente impresionado. Esta es una gente que sabe como añadir variedad a sus canciones y quienes sin duda crecen con este disco, lástima que no sean tan conocidos pues creo que se lo merecen.


En todo caso, su nuevo trabajo "A New Beginning", repite la dosis de calidad del anterior y se convierte en una grato reencuentro. En el mismo dejan a un lado el tedio que en bastantes grupos está manifestando la propuesta Modern Prog y muestran lo buenos que son para hacer sonidos completos, complejos -pero no tanto-, con ese giro melódico que el Modern le da y lo hace un tanto más asequible, pero agregándole un toque personal, las voces duras, que oscurecen la presentación lo suficiente para mantener al oyente al borde de la silla, en tensión y pendiente del siguiente movimiento; en ese contexto no se puede dejar de disfrutar la canción The Seer, la cual es sin duda una joya, candidata -claro que si- a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica, en la que todos esos elementos se conjugan y aprecian, a nivel sublime.

El disco en general, pero en particular temas como Without A Reason, When The Glass Break y la épica A New Beginning, agregan a los ingredientes señalados unos sonidos de guitarra sorprendentes, sin que el sentido rancio del Progresivo se diluya, por el contrario, siempre está presente como elemento aglutinante. Está claro para mí que este disco se va a destacar este año y AON ha decidido dar el salto y acercase (peligrosamente, dirían algunos) a los dioses del estilo... por ejemplo, frente a los eternos comparados, Dream Theater, ya no creo que haya quien pueda decir que 'lo hacen muy similar'... no, es claro que tienen carácter propio; yo utilizaría con facilidad algunas canciones de este disco para calibrar mucho del trabajo que se oye hoy por hoy.

Si bien es cierto no todo el disco tiene el mismo nivel y canciones, como por ejemplo Forsaken y Echoes, las cuales no me llegaron tanto como el resto del trabajo, pues el songwritting se hizo algo más común, sin embargo en su conjunto el trabajo no es para nada desmeritable, se siente cohesionado y completo. Appearance Of Nothing con este disco deja de estar en el punto medio del espectro del Progresivo, pues exhiben tanto técnica como épica y melodía, evitando lo más difícil, ser melosos. Su fuerza -considero- se encuentra en la forma en la que han sido capaces de presentar tantas ideas diferentes y sonar estructurados, para mi es fácil predecir, a este ritmo de discos, que están en la vía de gestar -si los dioses oscuros del Metal así lo permiten- un gran trabajo, pudiendo, junto con Lost in Though y Conflicted ser los grupos Progresivos más prometedores de la escena mundial. Sus elementos diferenciadores, sus guitarras más agresivas, sus voces y hasta sus sonidos electrónicos, los hacen especiales.

Cierro este comentario dándome cuenta que el disco ha sonado varias veces en mis audífonos y no me he agotado, me ha hecho sentir bien, no como tantos y tantos (y taaantos!) trabajos en los que o deseo que se acaben, o pasan sin crear efecto ni afecto. Su musicalidad es genial, tiene un sonido ecléctico, con inferior cantidad de cambios de tiempo que lo usual para el género, riffs pesados, voces limpias que contrastan con growls bien ubicados y coros épicos que causan verdaderas sorpresas sonoras.

8.5/10 Lo mejor del Prog hasta este momento del 2014.

sábado, 15 de febrero de 2014

Hail Spirit Noir - "Oi Magoi" (Black / Psychedelic)

Ah!, el Black y los griegos, un dúo épico. En tierras elénicas tienen tienen escuela en lo que a Metal (y básicamente cualquier aspecto del quehacer artístico humano se refiere), allí, por contradictorio que parezca, se rompen ciertas tradiciones y se hace hincapié en algunos aspectos que no te esperas. Hail Spirit Noir hace un producto que puede ser bien complejo de entender al inicio, sobretodo si se parte por no aceptar que efectivamente se mueven en las aguas del Black Psicodélico.


"Oi Magoi" es, en gran medida, un trabajo inspirado en los setentas, lo que lo convierte, contradictoriamente -repito-, en un disco vanguardista y lisérgico, por lo cual debe ser ingerido con extrema precaución: este es uno de los discos más inusuales en mucho tiempo y puede producir efectos paradójicos. Como el LSD, puede producir desde viajes coloridos y espectaculares, hasta verdaderos malos ratos. Soy testigo de excepción de como "Oi Magoi" puede, en sus primeras oídas, ser duro de aceptar. Su sonido Black, pero que incluye teclados, órgano, satánismo, Prog e influencias Blackgaze, hacen que las canciones tomen tiempo para crecer en uno, sin embargo luego de entendido el mensaje, el mismo se hace intenso y regala nuevas sensaciones, tanto con respecto al propio Black, como al resto de sus influencias.

Hail Spirit Noir ya tiene en su haber un primer disco, "Pneuma" (2012), que les trajo buenas críticas y que, desde mi perspectiva fue una interesante manera de darse a conocer, pero con "Oi Magoi", explotan de lleno en el género, con momentos psicodélicos de gran calidad, aunque el nivel de experimentación pueda, por instantes, ser demasiado para el gusto 'mainstream' (mainstream dentro de lo underground... por supuesto, si es que me explico). Podría decirse que es un disco de Black interesante al que le corren por debajo unas buenas capas abstractas y groovy, así como una nivel experimental mas difícil de asimilar.

Sin embargo, también tienen elementos muy fácilmente reconocibles, en excelentes canciones como Demon For A Day, la mejor del disco y con uno de los riffs de guitarra mejor elaborados en bastante tiempo, Blood Guru, The Mermaid y Hunters que llegan a sonar hasta Progresivo convencional. Siento que no muchas bandas en Black se muestran, sobre todo en sus inicios, tan ambiciosas como Hail Spirit Noir. Este trabajo produce una colección de extrañeza pero con un desempeño sobresaliente en el apartado instrumental y lo cierto es que "Oi Magoi" puede -incluso- no llegarle a gustar para nada a mucha gente, pero la montaña rusa de elementos y ejecución de sonidos, seguro no deja indiferente a nadie y es por eso por lo que, desde mi perspectiva, esta una de las mejores contribuciones que puede hacer cualquier grupo, tener la capacidad de atraer la atención.

Reitero que luego de varias escuchas se descubre que Hail Spirit Noir no se trata de de ser simplemente extraño, e descubren interesantes trabajos de guitarra, el estallido ocasional de un voraz Black y una gran cantidad de energía creativa en sus diferentes melodías, voces limpias esotéricas, individualismo diferenciador en cada canción, influencias de iconos del rock como Blue Öyster Cult y en general, un caleidoscopio de sensaciones. Por eso, sugiero entrarle con tiempo, darse la oportunidad de oírlo en más de una ocasión y digerirlo con calma.

La experiencia de "Oi Magoi" es misteriosamente idiosincrática y singularmente diabólica, un verdadero viaje musical, que incluye la aceptación de lo diferente, sin embargo su imprevisibilidad es adictiva y satisfactoria, una experiencia imprescindible para los seres que oyen Black, pero también para los bichos raros adictos a las cosas retorcidas, las que hacen crecer musicalmente y que demuestran, una vez más y en cincuenta minutos, porque el Metal es una de las manifestaciones musicales mas completas y complejas del planeta.

9/10. Tercer nominado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica


martes, 11 de febrero de 2014

Van Canto - "Dawn Of The Brave" (Power / A Capella)

Van Canto es una de esas bandas que uno desea que le gusten, que son como un perro azul... raros pero divertidos, como puede ser también Apocalyptica, una gente dedicada, musicalmente superior al común y sin duda, artísticamente revolucionarias. Lo lastimoso, pero cruelmente cierto, es que a pesar de todo ello, sus trabajos no tienen garantizado el éxito. Son buenos sólo si lo son, depende de lo que presenten. En el caso de "Dawn Of The Brave" hay unas pocas canciones decentes, sólo una relativamente buena y el resto no. En su conjunto, que es como generalmente me gusta comentar los discos, es un retroceso frente a lo que ya han hecho y la verdad no se si lo que hacen ahora mantendrá sentido en el tiempo.


Estos alemanes, especialistas del Power 'a capella', habían presentado con "Break The Silence" (2011), un trabajo satisfactorio, especialmente con el cover de Sabaton, Primo Victoria, por lo que me había generado cierto interés ver con que vendrían. En "DOTB", como siempre, también hacen algunos covers de canciones famosas, The Final Countdown (Europa), Holding Out For A Hero (Bonnie Tyler), Into The West (Annie Lennox) y Paranoid (Black Sabbath), desafortunadamente ninguna sobresale demasiado, todas me parecieron algo faltas de espíritu, especialmente Into The West, la cual me decepcionó y a la vez me desagradó ver lo que pudo hacerse de una canción tan hermosa.

Es sin duda ingenioso hacer Metal así, con sólo voces y un baterista, pero parece que ha habido algo que les ha venido fallando, especialmente en sus pistas originales. En las mismas, la carencia de instrumentos cobra su precio y hace que se sienta repetición en el trabajo, las canciones en su mayoría comparten los mismos defectos: melodías inspiradas, pero malos o o inexistentes riffs, pobre emocionalidad y mínima atmósfera, cuando lo cierto es que este estilo se debería prestar para canciones intensas, con coros épicos, dedicándose demasiado al arsenal de 'rakkatakka wahwah badaboom dandan' con el que cuentan y menos a llevar a los oidores a sitios conocidos, a sonidos melódicos, dulces y divertidos; siento que a estas alturas y luego de haber sido algo interesante durante un período, ya sus temas no son tan completos.

Y no es que diga que el estilo de Van Canto no me gusta, por el contrario, tienen discos excelentes, pero en "Dawn Of The Brave" todo se oye bastante estándar, los 'instrumentos' no parecen volar, ni los efectos son sorprendentes, incluso las voces -individualmente consideradas- no son especialmente destacables; al final, las composiciones no son impresionantes y aunque emiten armonías bonitas, les faltó 'punch', así como coros exuberantes. Les reitero mi admiración por la capacidad vocal y ser capaces de realizar cosas que casi la totalidad de la población mundial sólo puede soñar en hacer, pero después de la sorpresa de sus primeros cinco discos, comienzan a repetirse a sí mismos, puede que olvidando que no es sólo la ejecución virtuosa de sus voces lo que satisface a los oidores, es también el conjunto de sonidos emitidos... no porque el instrumento sea de calidad su música también lo va a ser.

"Dawn Of The Brave" tiene sus momentos, como las canciones The Other Ones, Badaboom o The Awakening, destacando sobretodo Steel Breaker, con la cual dan en el clavo, haciendo un tema diferente, divertido y rítmico. Pero el resto de su tono no es tan jovial. Desafortunadamente renace para Van Canto el el riesgo de ser vistos como un mero acto pasajero y de novedad. Espero que para su próximo trabajo escojan mejor de la miriada de canciones Power que se podrían engalanar con sus grandes dotes y con sus canciones originales recuerden las limitaciones propias de su escogencia instrumental. 

5.5/10 Mediocre portada también.


lunes, 10 de febrero de 2014

Thyrien - "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" (Black / Viking / Death)

Thyrien es un nuevo grupo finlandes, que realmente no es tan nuevo, porque ya se han dejado sonar con un EP que presentaron en el 2007 ("The Frozen North") el cual les generó cierta buena fama, ahora presentan su primer trabajo de larga duración, en el que mezclan Death, Folk y Black, con ciertos toques melódicos, el cual sugiere desde su inicio a grupos como Moonsorrow. "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" muestra madurez técnica y artística suficiente como para dejar saber que sus miembros tienen escuela. Su estilo y el sonido del disco dibujan con buen trazo un trabajo esperado, pero que -para mí- no satisface todas las expectativas generadas. 


La banda, liderada por la voz de Oskari Koivisto, tiene actitud artística, tocan un buen Death melódico y hacen fuerte referencia a grupos establecidos, como Amon Amarth. La melodía, como es de suponer, es de fuerte sabor nórdico, llegando a veces al Viking clásico, alejándose a veces de las referencias del sonido muy melódico y desprovista del uso de escalas progresivas. No creo equivocarme cuando digo que se puede hablar de ellos como una especie de mezcla total, impulsada por las excelentes voces del grupo, sin duda lo mejor del trabajo; continuas variaciones de growls, screams y voces limpias hacen buena liga. Hay también una interesante presencia de los teclados, que sientan las base de las melodías.

No es este trabajo, sin embargo y a pesar de sus innegables virtudes técnicas, tan atrayente en lo que a songwritting merece. Aunque con segura sensación vikinga, "Hymns Of The Mortals - Songs From The North" es -cómo decirlo-... genérico y si bien mantiene un buen espíritu general, evita comprometerse, entrar en una zona definitoria. Puede que encuentre su sentido en una audiencia muy especializada, muy nórdica y por ello yo no sienta ese golpe de emoción que me producen los discos de este género, todo eso contando con que me creo -no quiere decir que lo sea- conocedor de estos sonidos y que si me ponen a escoger los cuatro o cinco estilos que más disfruto, este siempre es uno de ellos. Thyrien, eso si, trata de mantener intacto el espíritu vikingo. Canciones como The Eternal Journey, The Frozen North o My Victory, My Defeat, suenan bien, pero podrían haber rellenado cualquier disco de casi cualquier buena banda, faltándole esos dos (o tres) temas culminantes que se esperan de un grupo que debuta precedido de expectación. 

Luego hubo canciones que no me gustaron, especialmente Forest In My Throne y Nature's Rage, las cuales son, cuando menos, desordenadas, además de casi idénticas entre si, la verdad llegué a pensar que se había repetido el mismo tema. Aún así, el espiritu, es decir el olor a hielo, muerte, sangre y luchas que impregnan el disco son digno de elogio, el mismo se aferra a los dictados puros del estilo y sabe pintar paisajes. En resumen, Thyrien, para mi, con este disco, prueba que tiene los músicos, la calidad y hasta la genética necesaria para explotar en un eventual trabajo genial, el cual espero que no tarde mucho en llegar.

Cierran el disco las mejores canciones del álbum, When The Horizon Burns y Tinasormus, esta última salva bastante el día, aunque debo confesar que en sus apenas sus cuarenta y tres minutos tenía ciertas ganas de que terminara, ya que como dije, no me terminé de enganchar en ningún riff y se me hacía pesado hacia el final. El disco, para no aburrirlos más, está bien ejecutado y es potencialmente atractivo, especialmente para cierto sector amante de lo nórdico en estado puro, tienen potencial y sólo les falta un lugar donde hacerlo estallar.

6.5/10


sábado, 8 de febrero de 2014

Behemoth - "The Satanist" (Black / Symphonic Black)

Escuchando el décimo disco de los gigantes del Black, Behemoth, me pregunto quien no puede entender un mensaje tan claro: Por derecho propio son una de las mejores bandas de Metal existentes, sea cual sea el género. Este es, otra vez, un excelente ejemplo de como se debe hacer para dejar absorta a la audiencia a la que va dirigido y como llamar la atención de aquella a la que no. Sobreponiéndose a la leucemia de su miembro referente, Nergal, esta banda polaca extrema se inspira en lo más oscuro del género y con un nombre que no deja nada a la imaginación y dice claramente por donde va el tema, "The Satanist", se suben otra vez al tren de la controversia y el sonido intenso, todo al mismo tiempo.


No deseo, ni le veo caso a entrar a recapitular los veintitantos años de carrera y discos anteriores de Behemoth, pero sólo diré, a manera de punto de apoyo para comentar "The Satanist", que su trabajo previo, "Evangelion" (2009 -parece mentira que ya tenga cinco años-), para mí sigue siendo uno de los epítomes del Black, y si bien "The Satanist" es un excelente disco, no desbanca a su predecesor, lo que no debe nunca interpretarse como una mala percepción de esta nueva grabación, lo que pasa es que "Evangelion" alcanzó cotas tan alta, tipo trabajo de culto, que era difícil, incluso para ellos mismos, repetirse, sin embargo y teniendo eso en perspectiva, "The Satanist" contribuye -una vez más- con la escritura en sangre de un nuevo capítulo del sector extremo del Metal, proponiendo un impresionante conjunto de canciones cuya calidad es indiscutible. 

Una producción bastante buena, dentro de lo que hoy es aceptable por culpa de la influencia del 'loudness war' y partes sinfónicas intensas impregnan este disco, masivo y potente, el cual cuida poner en su lugar todos los elementos que lo crean y diría que sus riffs son de lo mejor en el mismo; canciones como Amen, Ora Pro Nobis Lucifer y Messe Noire me dejaron impactado. "The Satanist" se adentra en elementos que en el Black son comunes pero le agrega valor gracias a la gran cantidad de sonido adicionales que lo componen, logrando un efecto dramático y lleno de matices, pero siempre coherente. No está demás señalar que la ejecución instrumental raya por momentos en lo virtuoso y los elementos líricos, como siempre, no pueden dejar de ser altamente controversiales y oscuros, no por nada en países europeos, como su natal Polonia, este disco ha corrido el riesgo de ser prohibido.

El aspecto puramente musical del material es excelente, aunque quien haya seguido al grupo los considerará la firma de la casa, sin embargo no debe olvidarse que en un estilo como este, donde ejecutantes e imitadores se consiguen a un centavo por docena, esto no es lo común. El disco puede pasar de ser tranquilo y oscuro en un momento, con riffs monótonos e hipnotizantes, a elevar la tensión hasta la explosión con sonidos intensos y asesinos, creados sobre secciones devastadoras de guitarras y growls salidos de sitios innombrables. La contribución de la batería es de primera línea, evitando convertirse en protagonista y el bajo siempre crea la atmósfera oscura necesaria, dado cuerpo y ritmo. Creo, como dije antes, que sus riffs, creados por las líneas melódicas, los arpegios de guitarra y los coros atrayentes, son lo mejor y más impactante del disco, canciones como In The Absence Ov Light o O Father O Satan O Sun! son tan buenas que deberían pasar a formar parte del imaginario popular del Black, para facilitar su explicación y entendimiento, esta última canción nominada desde ya a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Gracias a la atmósfera del disco, capaz de dirigir la mente para explorar nuevas áreas de sonido, acabé repitiendo varias veces seguidas "The Satanist" en busca de entender mejor sus elementos menos evidentes: rabia, dolor, oscuridad, fuerza y furia y creo no equivocarme al decir que este es un disco que alterna algunas joyas entre sus piezas, especialmente de la mitad del mismo en adelante, con otras canciones, muy buenas, pero de formato más general y dirigido a los oidores más 'estandarizados', lo que en la sumatoria de sus partes le conceden una excelente calificación.

9/10. Segundo nominado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. Su portada también nominada como Portada Del Año


jueves, 6 de febrero de 2014

Mayan - "Antagonise" (Melodic Symphonic Death)

Mayan, para quien haya estado en coma durante dos años, es una banda de Death Sinfónico, holandesa, fundada por el vocalista de Epica, Marcos Jansen, el tecladista Jack Driessen y el guitarrista Frank Schiphorst y que recientemente incorporó oficialmente a Laura Macri y Henning Basse. "Antagonise" es su segundo disco y al menos para mi, este lanzamiento es una de las mayores expectativas del año, fundamentalmente por lo excelente que fue su primer trabajo, "Quarterpast" (2011).


Diré, para adelantarme a conjeturas, que me gusto lo que conseguí en "Antagonise ". En él hay una mezcla de estilos, colores y sensaciones altamente creativa e inusual, donde se funde el Death, las voces limpias, algunos elementos cercanos al Pop (sin llegar a tocar de lleno esa zona), growls bien ejecutados, calidad Sinfónica, velocidad, riffs memorables y mucho sentimiento. Utilizan mucha orquestación y destacan su conocimiento de la emoción en la ejecución. 

El disco es una muy buena combinación de riffs pesados, growls y melodía, lo que lo hace de obligatoria escucha este año para quien se precie de ser gustoso del Metal. Aunque no es un disco necesariamente fácil, diría que permitirá a los no iniciados a sumergirse en las aguas de la música oscura. Canciones como Bloodline Forfeit, Burn Your Witches son una de las mejores maneras de iniciar un disco y presentar elementos suficientes para convencer que se debe escuchar el resto, luego Redemption puede decaer un poco, pero nuevamente se eleva el nivel con Paladins Of Deceit y Devil In Disguise; el resto está realmente bien e incluso un poco más, lo que sumado a la participación de las voces femeninas, la velocidad de las guitarras, los cambios de ritmo de la batería, la sutileza operática de algunas partes y en general el buen gusto, originalidad y versatilidad que muestra la banda, lo convierten en un disco atesorable.

La clave de "Antagonise" pienso que es el uso extensivo de los elementos épicos de los sonidos orquestales, mientras que la influencia Power, si bien dispersa, entra en juego en los momentos justos, haciendo el trabajo asequible y divertido, emocionante y potente, todo a la vez. El disco, en su hora y cuatro minutos, es una montaña rusa de emociones y pinceladas, nunca se pone lento o fastidioso e incluso lo contrario, hace querer más al terminar cada canción. A pesar de ciertas limitaciones en términos de sonidos parecidos entre canciones, no hay una sola falla notable y si mucho que ofrecer. 

Mayan ha completado con este disco una de las cosas más difíciles, no sólo de la música, sino profesional el general, demostrar en la segunda oportunidad que la primera vez no fue casualidad. Con "Antagonise" regalan una mezcla feroz de Death, orquestaciones ampulosas y magníficas voces, sonando pesado y moderno, pulido y con fuerte atmósfera oscura y épica; a la vez, tiene equilibrio y su uso del Power y las voces de soprano se las arregla para lograr que más de una hora pase sin resentirse.

A pesar de un par de canciones menores al resto, este disco le gustará a seguidores de Amon Amarth o, Epica por igual, o de Therion y Dimmu Borgir también. A mi satisfizo, mucho de verdad.

8.5/10