Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

domingo, 28 de octubre de 2018

Guardians Of Time - "Tearing Up The World" (Power)

Tengo que reconocer que soy un metalero de expectativas. A pesar de los años de experiencia, que a estas alturas tenían que haberme curtido, no dejo de llevarme por el deseo de que algunas bandas me impacten con sus nuevos trabajos, especialmente cuando como en el caso de Guardians Of Time, su grabación anterior "Rage And Fire" (2015) se había convertido en uno de mis discos de cabecera, mayormente gracias al tema homónimo que contiene la Canción del Año 2015. Por cierto y a pesar del riesgo a la lluvia de críticas que ello implica, estoy por publicar una lista de dieciocho temas con lo -para mi-  más destacado del Metal en los últimos años.


Volviendo a las expectativas, en mi mente Guardians Of Time tenía la oportunidad de hacerse con uno de los lugares destacados del Power este año y "Tearing Up The World", que no deja de ser un disco aceptable, audible y dependiendo del estado de ánimo incluso repetible, nuevamente le ocurre lo que a muchas bandas del estilo y es que cae en la tentación de hacerse fácil. La definición mental que hice de esta nueva entrega de banda es la del cruce entre Manowar y Helloween pero, en el fondo, un mar de emoción y épica con apenas unos centímetros de profundidad.

Les debo confesar que todos los temas de "Tearing Up The World" son audibles, en un concierto cubrirían con facilidad todo el recorrido, pero a la vez tiene sólo algunos momentos destacables de verdad, de esas canciones que mantienen la tensión, elevan el espíritu y emocionan hasta erizar la piel. Eso que lograron con su anterior hoy está dosificado aquí. Temas como As I Burn, Burning Of Rome, la misma Tearing Up The World, Kingdom Come -posiblemente la mejor de la grabación- y alguna otra, entregan algunas dosis del Metal que con este tipo de bandas se busca, pero en general el disco tiende a ser un poco cliché, no hay una verdadera sorpresa.

Carajo! que lástima... de verdad que deseaba que GoT explotara todo su potencial esta vez. Los elementos están ahí, especialmente la voz de Bernt Fjellestad es magnificente, una de las gargantas chillonas, capaz de agregarle su growl si hace falta, con más capacidad de ambiente, pero ni ese ni la instrumentación o la grabación son el problema, es el songwriting. Las diez canciones del disco, reitero, no son malas, algo puede extraérsele a cada una, pero esperaba más de estos noruegos: oírles aceptables tunas no... es explosión y viaje emocional, eso es lo que creo que son capaces y para mi en esta oportunidad no lo lograron.

El disco es aceptable y a veces bueno, pero le falta punch y un par de temas de esos que como en su anterior, pasan a la historia con cambios, emoción, musicalidad y calidad. Tan cierto creo que estoy en lo que digo que el tema más emocionante del disco es el bonus, la grabación en vivo de su gran tema Empire, contenido en "Rage And Fire". En esta oportunidad, consciente de que quizás esperaba mucho de ellos y eso es contraproducente, siento que no se logró el objetivo deseado; ojalá para otros fanáticos del sonido épico esta percepción sea mejorada por no haber expectativas previas, yo volveré a "Tearing Up The World" de cuando en cuando a ver si evoluciona. Avisaré.

7/10

No hay comentarios.:

Publicar un comentario