Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

viernes, 11 de septiembre de 2015

Slayer - "Repentless" (Thrash)

No voy a entrar a contar quien es Slayer. Quien está aquí lo sabe y no tiene sentido aburrirlo y quien no lo sabe o está aquí por error o... ya no está. Este trabajo es, aunque un disco más de Slayer, ¡es un disco más de Slayer!... un acontecimiento metalero. Pero -un gran pero- puede ser el trabajo más 'conceptual' de la banda, ya que está dedicado a la memoria de Jeff Hanneman, especialmente en la canción homónima, quien fue el guitarrista original de la banda al que lo mató una araña que lo picó en un pie... que le produjo efectos similares a una cirrosis hepática, por lo que hay cierta controversia de sí no habrá muerto en una borrachera permanente. Ojalá haya sido lo último ya que... 'morir por morir, morir en la taberna'.


La tentación es fuerte, hay tantas cosas que decir de este componente del Big Four... claramente la cosa no está igual en el mundo como aquel 11 de septiembre de 2001 (les suena la fecha) en el que por la más improbable de las casualidades publicaron el disco con el nombre más controversial de la historia, su "God Hate Us All" y ahora demuestran que no se arrepienten de haber dicho que Dios nos enviaba la muerte (God Sends Death... una de esas canciones que marca época). "Repentless" también es Thrash, tipo mitad/finales de los gloriosos 80's, salvador del mundo de la garras del Grunge y la depresión que Kurt Kobain nos quería contagiar y para quien abrace el concepto tal como Kerry King y Tom Araya lo conceptualizaron en esa época, este es un disco medianamente aceptable. Lo es, a pesar de que también es 'solo' un disco más de Slayer.

El Thrash es por definición básico, simple, agresor y sumamente energético. Este disco ciertamente es básico, simple, algo agresor, pero pierde el rumbo en el apartado de energía. En su tradicional uso de las canciones de tres minutos, la banda despliega doce de ellas entre las que destacan razonablemente Delusions Of Saviour, Repentless, Take Control, Pride In Prejudice y Cast the First Stone, mostrando temas menos logrados con Chasing Death, Implode y Piano Wire, esta última la más floja del disco. Creo que no quedan tan bien parados en el songwritting como en oportunidades anteriores y se oyen genéricos, no tan poderosos como en el pasado; no esperaba tampoco la reinvención de la rueda, pero los rumores de que han perdido terreno parecen ciertos. Repito sin embargo lo dicho en alguna otra parte en este blog: un concierto de Slayer debe ser todavía una experiencia que ningún metalero debe perderse, aún si sales del mosh pit con uno o dos moretones.

La adición a la banda del guitarrista ex-Exodus Gary Holt es un acierto y sino calza del todo los zapatos del malogrado Jeff, está -al menos- a la altura del actual Slayer, especialmente en el tema You Against You que me dejo gratamente impresionado; no tanto así la batería del -también- nuevo componente Paul Bostaph, quien es rápido y preciso, pero no tan intenso, en todo caso sería injusto pretender que tuviera el nivel del extraterrestre Dave Lombardo, a quien parece que no le pagaban lo que quería o merecía y se fue. La letras de los temas son casi todas controversiales cuando no extremas y vale la pena buscarlas para ayudar a que la experiencia sea algo más integral.

El sólo recordar que Slayer tiene en su bagaje "Reing In Blood", uno de los dos o tres mejores discos del Thrash, es más que motivo suficiente para repasar sus nuevos trabajos, incluyendo "Repentless" aunque haya quien alegue que sus mejores tiempos ya pasaron. Puede que si, pero con estos héroes del Metal todo se puede esperar.

5.5/10

13 comentarios:

  1. que calificación tan más equivocada. Thrash en estado puro!! pero se ve que el Grind te ha diluido las ideas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que esta equivocado es tu comentario de hecho, una opinion no puede estar mal o bien, ya que es subjetiva. Y concuerdo muy bien con la nota, salvando dos o tres temas, el resto son solo ideas que se diluyen al pasar los segundos y que no llevan a nada.

      Eliminar
    2. entonces tu comentario está equivocado sobre que mi comentario está equivocado.

      Eliminar
    3. Me tomaré ese comentario como una broma

      Eliminar
  2. Deacuerdo con la calificación, sólo me llegaron a gustar dos canciones. Un álbum más de slayer sin esa fuerza e impacto de álbumes anteriores. Le faltó enganche, riffs sobresalientes, diferenciación no escuche algo que me atrapara. Aún así son los grandes de slayer.

    ResponderEliminar
  3. El tema que lleva el nombre del disco no está tan mal. El resto del disco está a la altura de lo peor de Metallica por ej, blando, sin inspiración, algunas letras realmente espantosas (a la altura de las del ultimo de Megadeth) y con la peor batería de un disco de thrash en mucho tiempo. Demasiados pecados juntos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

      Eliminar
  4. Para ser Slayer es un malísimo disco,faltan más motivación vocal,rifas ronpe-nucas.Además para mi ma batería de bostaph es peor que la de Lombardo.El World painted blood era mejor.Este es un disco flojo sin motivación.
    Le doy un 6/10

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

      Eliminar
  5. En su linea de los ultimos 15 años. Parece que para componer echan varias veces un dado y tocan en los trastes que salgan.
    Y ya no se salvan ni en directo. La ultima vez que les vi, solo se salvaba en nuevo guitarrista, que era el unico que le ponia ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabrás que he escuchado eso con anterioridad, con preocupación por cierto... ojalá no sea así, pero el tiempo pasa para todos

      Eliminar
  6. Con una primera escucha me ha parecido irregular. Con una segunda, (concentrado y con buenos auriculares) los riffs me empezaron a atrapar y me empezaron a levantar del sillón. Yo les veo colmillos afilados cuando hace falta y pesadez sonora cuando también lo precisan. Contemporizan en un disco bastante dinámico. NO entro a compararlo con sus magnas obras porque es absurdo. A disfrutarlo y punto.

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido un disco en demasiado piloto automático, como si quesiesen darles a los fans unos cuantos temas rápidos y sería. En general comparto tu comentario.

    Saludos!
    Esteban
    http://politomusica.blogspot.com

    ResponderEliminar