Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

sábado, 12 de enero de 2013

Seven Nails - "Factory Of Dreams" (Symphonic/Gothic)

Este es un disco que tiene apenas instantes buenos, el resto es bastante malo. La verdad es que desde hace algún tiempo prefiero dedicar el poco espacio que tengo para escribir a discos que me dejen algo positivo, que me dejen algún aprendizaje -por así decirlo- en el mundo del Metal. Pero este disco tiene un hechura general tan mala que no puedo menos que alertar a mis lectores al respecto, no sea que, como a mí, al final  les parezca haber perdido setenta minutos de su vida.

De entrada nada más definir el estilo del disco es toda una proeza. En principio se podría decir que es Sinfónico, pero asegurarlo puede desdecir a uno de los géneros que acostumbra a ser hermosos en el Metal; luego, podría ser Power... pero nunca termina de emocionar, por último quizás se podría alegar que es Progresivo, pero la palidez de la instrumentación... con apenas unos instantes buenos (a esos momentos me refiero en el primer párrafo) no calzan los puntos mínimos necesarios para ponerle la etiqueta.

Este grupo alemán, compuesto por siete músicos, dos chicas entre ellos, le falta realmente mucho para calzar los puntos de aquellos a los que parecen querer imitar, como Souls Of Diotima o Visions Of Atlantis. En primer lugar su vocalización mixta es lastimosa, desafortunadamente mala. Luego esta la musicalización, la que no muestra nada -con alguna excepción esporádica de su guitarrista y algunas florituras del tecladista Tim Lobitz-. La base de sus canciones son voces claras -pero de muy limitado rango y calidad- que ejecutan Daniela Marx, Volkmann Julián y Huettl Marion, que también toca el violín, las cuales, no me gustaron; con todo el respeto que se puede merecer este novel grupo, la mezcla es desafortunada y nada inspiradora.

Luego esta la música, eso que se supone que, conceptos aparte, debe aparecer. Su desarrollo es pobre, e incluso en algunos casos, como en Next Page o Behind Your Mirror, desastrosas, sin contar con el crimen musical que cometen con Let Me Breath. No inspiran nada, no emocionan. Tanto así que hacia el final del disco lo único que deseaba era haber oído la ultima canción.

A pesar de los intentos gótico/líricos del grupo, los mismos son limitados, y cuando se espera que después de alguna introducción al menos ataquen con cierto poder o musicalidad, como en Frozen Blue, el concepto se queda en apenas buenos deseos... cuando no en fastidiosos coros o fondos de violín y guitarra sin mucho sentido, los que unidos a algunos efectos electrónicos y partes Melodeath totalmente desubicadas, hacen del rato un sacrificio.

Creo entender que este grupo luce algún valor subyacente y que, luego de pulidas sus crudezas, habría algo que disfrutar de su propuesta, pero de momento es mejor dejarlos pasar y desearles una importante mejoría, incluyendo la producción del disco y lo despiadadamente largo, si quieren tener alguna opción de éxito. De las pocas audibles Prisioner Of My Own, buen sólo de guitarra, cierta sensibilidad gótica y sin la mezcla de voz masculina, algo mejor.

4/10

3 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo en tu reseña

    ResponderEliminar
  2. Hola, felicitaciones por el blog, soy lector "regular" y me gustaria que escribieras mas seguido tambien y como en pedir no hay engaño un poco mas de heavy metal =)

    Respecto a la critica, como siempre muy acertado. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por tu blog, soy un lector "frecuente" y me gustaria que escribieras mas seguido y tambien un poquito mas de heavy metal.

    Con respecto a la critica, como siempre muy acertado.. saludos.

    ResponderEliminar