Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

viernes, 6 de septiembre de 2019

Sonata Arctica - "Talviyö" (AOR / Power)

Yo quiero querer a Sonata Arctica, como casi todo el mundo que aprecia el sonido del Power. Creo que ellos han contribuido al género con algunas de las mejores canciones escritas para el estilo, no hay metalero melódico que no haya sentido electricidad con Victoria's Secret, San Sebastian o quizás más recientemente Days Of Gray, The Wolves Die Young o incluso What Did You Do In The War, Dad?... pero para mi y muchos también estaba claro que los finlandeses habían decidido cambiar el curso de su carrera desde "The Ninth Hour" (2016).

Ya con "Stones Grow Her Name" (2012) se había sugerido que tenderían a un sector mucho más soft del Metal, si acaso a un AOR, pero la reacción del público fue tan dispareja -o es lo que yo creo que ocurrió- que por eso escribieron "Pariah's Child" para congraciarse. Ahora el cambio si se ha consumado y SA ha dejado el templo del Metal... lo que podría ser aceptable, incluso bueno si el objetivo hubiera sido un disco de razonable manufactura, sin embargo esta nueva (¿última?) entrega llamada "Talviyö" viene a ser no sólo el peor disco de la banda, quizás el menos agraciado del año por varios motivos.

En primer lugar y para salir de los elementos técnicos, no se preocupen en escucharlo en FLAC o 128 kbps, suena así de mal en cualquier formato, es lo más cercano a un insulto para la memoria de algunos trabajos de la banda que llenaron el ambiente de sonido, simplemente pésima masterización y producción general. Pero obviemos el detalle en aras de suponer que el songwriting se sobrepone al elemento estético; tampoco. Este disco está lleno de canciones suaves, tenues, que intentan llegar al corazón de alguien sin realmente nunca terminar de entregar emoción o intensidad... no se quien quiso SA que escuchara estas nuevas canciones porque sus seguidores somos los que una vez fuimos y que a estas alturas los vayan a descubrir los amantes del sonido Eurovisión me parece improbable. 

Algunos momentos de temas como el impromtu instrumental de Ismo's Got Good Reactors me parecieron rescatables, fuera de eso y unos pocos minutos de A Little Less Understanding, lo demás del disco es soso, sin toda esa sustancia que la banda alguna vez entregó... y en el fondo no estoy sorprendido, ya cuando los volví a presenciar en vivo en Wacken 2017 tuve la sensación -que ahora se confirma- de que el grupo está cansado, quizás completando obligados un contrato con la disquera, seguramente cerrando un ciclo. La verdadera sensación que "Talviyö" deja es quizás esa: agotamiento. Sonata Arctica necesita de una sacudida emocional no se de qué escala para tener oportunidad de volver a ser interesantes a ojos del sitio del Metal que les dio fama y no lo que hoy son: aburridos. Ese lobo de la portada, visto desde lejos y que parece que lo que está es por irse hacia el bosque es lo que refleja la banda, una agrupación por desaparecer.

3/10

10 comentarios:

  1. El anterior disco me gustó muchísimo y lo sigo escuchando de vez en cuando, pero éste como dices no hay por donde cogerlo.

    ResponderEliminar
  2. Empecé a escucharlos en el 2009 con su album The Days of Grays, como una especie de descubrimiento personal con las canciones de The Last Amazing Grays, The Dead Skin y Flag in the Ground sabía que había encontrado algo increible, de verdad te enganchan con su estilo único de hacer música y componer, pero es de verdad una decepción para mi que después de ese trabajo ningún otro album haya estado a la altura de lo que nos han mostrado en la década pasada. Estoy de acuerdo creo es una agrupación que por el bien tanto del nombre como de los integrantes debería desaparecer.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que este deberia ser punto final para el uso de "Sonata Arctica" como nombre de la banda, que hagan esta porqueria melosa y sin inspiración si quieren pero con otro nombre por favor

    ResponderEliminar
  4. es una lastima el nivel de este disco...ojala repunten, sino que mejor se retiren y ya :/

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Tengo mucha pena de ver como esta banda decidió dar un paso al costado al power metal definitivamente. Pensé que después un disco como el Pariah's Child iba a cambiar el escenario, incluso con The Ninth Hour se vieron aún gustos del metal que los define, pero esto es demasiado ajeno a lo que se venía escuchando y al parecer quieren seguir este rumbo. Puedo dar por fe que debe ser una de las decepciones más grandes a la hora de esperar un disco, y más de una de mis bandas favoritas. Lo que más lastima me da de todo esto es que son músicos virtuosos. Me gustaría preguntarle a Elias como se toma este rumbo, ya que es un insulto su participación en este disco. Prácticamente no tiene protagonismo alguno. En fin, por mucho que no nos guste, hay que respetar su decisión de darle la espalda a sus inicios (desde Ecliptica). Suena muy atrevido pero coincido con el comentario de arriba, si se viene otra entrega similar a esto a futuro, será mejor que el proyecto se llame Tony Kakko. Y coincido con el autor de la crítica, es el peor disco de Sonata Artica, POR LEJOS.

    ResponderEliminar
  7. Para mi SA murio cuando sacaron UNIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unia está muy criticado injustamente sólo por no ser power metal, pero tiene algunas de las mejores canciones de la banda: Caleb, my dreams but drop fuel for a nightmare, fly with the black swan.
      A partir de ahí todos los discos tienen altibajos (mas bajos que altos) y desde pariah's child parece que cada vez quieren sonar peor. Lo lograron, este disco es indefendible

      Eliminar