Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

jueves, 6 de octubre de 2016

Sonata Arctica - "The Ninth Hour" (Melodic Power / AOR)

Sonata Arctica escribe en "The Ninth Hour" una nueva página de su relación amor-odio-sorpresa con su historia, con sus fanáticos y su propio yo. Mientras que su anterior trabajo "Pariah's Child" (2014) prometió y cumplió con ser un disco 'para los fanáticos' este nuevamente parece ser un trabajo 'para ellos' en el que vierten su innegable deseo de hacer algo diferente, ni tan disimuladamente alejados de las cosas que les dieron fama mundial en sus primeros cinco discos, quizás incluso hasta "The Days Of Grays" pero que sin duda alcanzaron su cúspide de popularidad con "Winterheart's Guild" y temas tipo Victoria's Secret, Replica, San Sebastian y nombre usted la canción que le movió el piso en su momento (y que todavía pone en secreto de cuando en cuando), aunque por fortuna no decaen como en "Stones Grow Her Name" (2012).
 
 
Este nuevo disco tiene la perspectiva lírica más definida de la historia de la banda, pues su objetivo y temática es claramente conservacionista, tema que a mi me apasiona, tanto por lo cierto y necesario, como por las manipulaciones que de él se hacen... tendríamos horas de conversación seguramente. Su música también es única, mezcla de lo hecho, pero desde otra perspectiva. La emoción rápida, permítaseme usar el término 'joven', ha dado paso a una perspectiva más madura... como era lógico que ocurriera. Tony Kakko (voz) tenía 24 años y Tommy Portimo (batería) tenía un día de haber cumplido la mayoría de edad cuando Sonata Arctica publicó "Ecliptica", hoy tienen 41 y 35 años, respectivamente. Si hay una constante universal (excepto para AC/DC) es que todo cambia.

"The Ninth Hour" es un disco difícil de calibrar desde una perspectiva estrictamente metalera, quizás desde esa visión puede ser -incluso- decepcionante para los seguidores de la banda. De entrada rompe con una de leyes no escritas del Metal (la cual ahora me atrevo a escribir): un disco no puede tener cinco baladas o cuasi baladas... punto. No importa que tan inspirado te encuentres en tu 'período verde', te expones a convertirte en la música de tu mamá, no la de tus amigos. Among The Shooting Stars, On The Faultline (Closure To An Animal), Candle Lawns, We Are What We Are y White Pearl, Black Oceans - Part II, "By The Grace Of The Ocean" son buenas canciones algunas, especialmente la última, con todo y sus diez minutos y aceptables las otras... pero, ¿realmente hacía falta tanto sentimiento? Para ellos si, es obvio, pero para los fanáticos, sencillamente no se. No puedo imaginarme en un concierto de SA (a quienes he tenido el placer de ver en Caracas) tocando este set, a menos que estuviera sentado... lo que tampoco me puedo imaginar.

En el resto del disco hay un poco de todo, así como en un set de regalos de novia: algo nuevo, algo viejo y algo robado. "The Ninth Hour" tiene temas realmente buenos, que hablan de historia de la banda como Life, Fairytale y Rise A Night, algo de lo mostrado en reciente época, como 'Till Death's Done Us Apart (excelente, por cierto) y Closer To An Animal y cosas más bien de horas bajas como Among The Shooting Stars y Fly, Navigate, Communicate y Closer.

"The Ninth Hour" tiene su substancia específica, pero a veces se hace escasa y su cantidad de Metal es definitivamente insuficiente, pudiendo estar mucho más inclinado (y ser mejor recibido) hacia un AOR o un Rock Melódico. Muestra algunos de los sonidos reconocibles, la voz y coros que han hecho de Sonata Arctica una de las bandas más seguidas del mundo del Metal, especialmente del Melódico, pero sus picos distan de sus valles y a pesar de que dará buenos ratos, habrá sectores en los que algunas canciones no se si tendrán el arrastre que de ellos se espera, es más, creo que ellos mismos no desean que así ocurra y que más bien buscan que se les reinterprete en su nueva visión madura.

7/10
 

9 comentarios:

  1. Stones Grow Her Name se come VIVO a este disco hecho a las apuradas. Suena mejor, está mejor producido y hay una buena visión de lo que se quiere hacer por más que a muchos no les guste la onda hard rock progresivo, es una joya. En The Ninth Hour eso no pasa, tiene temas buenos como Till death's done us apart, Closer to animal lo considero bastante bueno junto con White Pearl Black Oceans II, pero no más que eso. Lo único que saca hacia adelante al disco es la interpretación teatral de Tony (lamentablemente el sonido de la voz se ve perjudicado por una mezcla que no está a la altura, peor que la de Pariah's Child diría). La mayoría de temas como Fairytale, We are what we are, Rise a Night, son muy Reckoning Night, un discazo en su época pero es hora de ofrecer cosas nuevas, estos temas son muy lineales y repetitivos, ni siquiera en los estribillos hay pequeños cambios, como si ofrecía SGHN a pesar de la repetición de estrofas. Para mí también es un 7/10 porque a pesar de ser para mí el peor disco de Sonata, sigue siendo un disco disfrutable, pero ellos pueden hacer obras maestras.

    ResponderEliminar
  2. El más débil disco de la banda con diferencia: todo el acompañamiento instrumental se ha simplificado hasta niveles desconcertantes, como si se hubieran propuesto componerlo todo la semana de antes de la grabación (hasta los dos o tres solos de guitarra que tiene el disco me suenan aleatorios a más no poder). Si las mejores canciones de este disco hubiesen estado en cualquiera de los discos anteriores habrían sido la parte más floja de aquellos... Excepto Among the shooting stars, que es una genialidad del melodramatismo inspiradísima (ese estribillo es lo más dignamente pegajoso que he escuchado en mucho tiempo XD).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es consenso más o menos general que la grabación es, a lo sumo mediocre y aunque no lo comento en la crítica, creo que es cierto. Eso es también un punto en contra del disco, aunque, repito, tiene sus momentos.

      Eliminar
  3. Lo escuché dos veces y la verdad tiene canciones buenas pero es bastante flojo el disco en general, creo de lo más flojo que sacaron después de Stone... La producción es bastante floja también y algunas letras de un gusto bastante dudoso como "We are what we are". Till death's done us apart y Fairytale me parecieron de lo mejorcito. El 7 le queda muy bien como calificación.

    ResponderEliminar
  4. Obviamente es mucho mejor que SGHN y PC. El problema es la mezcla del disco que ha hecho Pasi (bajista). En cuanto a canciones, temas como WPBO part II, Seize the Day o Fairytale son de lo mejor que han compuesto en mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  5. jaja..cierto, sonata arctica es mi guilty pleassure. mas por la nostalgia

    ResponderEliminar
  6. Seguramente este comentario levante alguna ampolla que otra, no deja de ser una opinion como otra, pero tengo que decirlo. Sonata Arctica es desde hace mucho tiempo la banda sonora de mi vida, escucho mucha musica, muchas horas al dia, pero practicamente no hay dia que no pinche algun disco suyo, y creo que debo de ser la unica persona en el mundo que no considera Ecliptica, Silence o Winterhearts Guild su8s mejores discos. No digo que sean malos, pero siempre pense que en ese plan estaban Stratovarius que eran superiores. Es a partir de Reckoning Night donde para mi, sacan discazo tras discazo, donde demuestran que la originalidad es un plus, y sobretodo, que no hay otros a la hora de crear melodias inmortales. Moñas? puede ser, me da igual, si quiero cera me pongo a los Cannibal. En fin, The Ninth Hour no me parece ni mejor ni peor que sus antecesores, sino simplemente una nueva coleccion de temazos, hechos con mucho gusto.

    ResponderEliminar
  7. Coincido con este ultimo comentario. Para mi lo mejor de Sonata llegó a partir de Reckoning Night, donde demostraron su altísima capacidad compositiva e instrumental. Me tildarán de hereje, pero Unía es el mejor disco que haya escuchado en mi vida y creo que soy el único venezolano que tiene un Cd original de SA y es ese. Ninth? Me parece un grandísimo, pero grandísimo disco con puntos álgidos como Fairytale y otros no tanto como On the Faultline, pero en lineas generales, una brutalidad de disco...

    ResponderEliminar