Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 27 de julio de 2021

Powerwolf - "Call Of The Wild" (Power)

Powerwolf se ha convertido en un furor del Power, no hay evento de grandes magnitudes que se respete que no tenga en su alineación a estos alemanes como cabeza de cartel o cerca de ese lugar. Yo he podido comprobar de primera mano que han logrado el favor popular, la gente se sabe sus canciones, sus coros y la imaginería de la banda atrae a muchos fanáticos que imitan la vestimenta y ademanes. En resumen, creo que puedo aseverar con poca probabilidad de equivocarme que esta es una de esas bandas que de verdad ha calado y crecido, por méritos propios ciertamente. En lo particular yo disfruto mucho de cada disco de ellos, pero puede que desde hace tiempo estén caminando en una hoja delgada, ya hablaremos de eso.

"Call Of The Wild" viene a ser el más reciente disco con nuevo material luego de que en 2019 presentaran la grabación de versiones de canciones famosas de otras bandas "Metallum Nostrum", trabajo que para mi pasó con nota sólo aceptable, haciéndome sentir que ellos, sin ser ellos mismos, no dan tanto que hablar. Sus anteriores muestras originales, "The Sacrament Of Sin" (2018), "Blessed & Possessed" (2015), el descomunal "Preachers Of The Night" (2013) y "Blood Of The Saints" (2011), todos han sido discos que han marcado a sus seguidores con una, dos, tres y hasta más canciones y que creo que junto con esta nueva entrega van a seguir la senda exitosa que se han marcado. 

El punto -y quiero hacer aquí de 'crítico' más que de 'oidor', que es lo que realmente pueda que sea-, es que Powerwolf está abusando peligrosamente de la fórmula. Es verdad que sus canciones siguen siendo épicas y emocionantes, pero poco a poco pienso que pueden estar perdiendo frescura, novedad. El riesgo de estarse repitiendo a ellos mismos es cada vez mayor, se da en "Call Of The Wild" como se dio en "The Sacrament Of Sin", pero lo han sabido sortear con éxito gracias a la enorme cantidad de producción y calidad que le imprimen a sus grabaciones (como no podía ser de otra manera para los niños mimados de Metal Blade Records y Napalm Records), pero la frescura en la entregas comienza a sufrir, ya lo había comentado en su anterior y repito, no se si realmente hay lugar en el mundillo de la música para un segundo AC/DC.

Me atrajo "Call Of The Wild", lo he escuchado extensivamente, considero que tiene canciones que valen la pena o un poco más que eso, tales como Call Of The Wild, Alive Or Undead, Undress To Confess y Faster Than The Flame, sin que ninguna de las demás desentone. Sin embargo no he podido dejar de preguntarme varias veces si ya no las habría escuchado en algún otro momento, en otros discos. Reitero, a cualquier seguidor del Power, este trabajo le dará horas de satisfacción, seguro más a los nuevos oidores que a los curtidos por las razones expresadas. Powerwolf tiene una de las más conspicuas identidades del género, realmente nadie hace las cosas como ellos, sus letras son increíblemente divertidas, se meten con todo lo humano y divino y su calidad instrumental, quizás con alguna excepción en la batería, es genial. 

Powerwolf y sus discos, incluyendo "Call Of The Wild" tienen su lugar ganado en el género y ya no creo que nadie los baje de ahí a menos que lo hagan ellos mismos por ese agotamiento que comienzo a notar en la perspectiva y que podría empalagar a quienes hasta ahora los hemos seguido. Bien por ellos, pero cuidado con lo que pueda venir de cara al futuro.

7.5/10

1 comentario:

  1. Conocí al grupo con tu crítica del "Blood of the Saints" y me pasa igual que a ti Alfonso, me gustaron mucho y me parecieron muy originales pero me están empezando a resultar cansinos. Y eso que es ahora cuando se encuentran en la cima en cuanto a popularidad se refiere (ojo, no digo que no la tengan merecida). El disco está bien, se deja escuchar, pero el autoplagio es muy descarado por momentos.

    ResponderBorrar