Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

jueves, 30 de junio de 2016

Nails - "You Will Never Be One Of Us" (Powerviolence / Grincore)

Para muchos este tipo de discos son rarezas que -quizás- se prestan para ser oídos una vez y ya... como para incorporarlos al conocimiento, pero difícilmente se vuelve a ellos. Aunque "You Will Never Be One Of Us" de los americanos Nails todavía dista un poco de llegar a los niveles del Noise o Crust más total, su Powerviolence es ciertamente extremo, pero gracias a su notoria capacidad es todavía entendible, al menos en grabación, posiblemente (esa es mi experiencia) mucho más que en vivo donde el género acostumbra a llegar a niveles paranoicos.
 

Todavía no me he cumplido la promesa de oír su primer disco "Unsilent Death" (2010), pero "Abandon All Life" (2013) -de apenas diecisiete minutos- sigue siendo un impacto sonoro. Ahora con "YWNBOU" (de sólo veintiún minutos y una canción -de diez- que ocupa casi la mitad de ese tiempo), pudiéramos estar frente a uno de los más interesantes experimentos de lo que hay más allá de 'más allá" o algo así...

Si se tiene el espíritu listo, se entiende el camino que se va a transitar, se desea agresión y la urgencia de melodía se ha superado, este es uno de los mejores discos en meses. Es menos 'pulido' (permítaseme el término) que trabajos como los de Anaal Nathrakh, los mejores exponentes del Grindcore/Black según menda, pero tiene el nivel de caos, odio, agresión, violencia, rebelión y pasión suficiente como para inspirar esa sensación agria y oscura, como la que algunas escenas de películas como 'La Naranja Mecánica' puede causar... esa rabia gratuita y descarnada, en las que no se incorpora a la razón para nada.

No creo que este tipo de trabajos esté destinado a alcanzar la fama, en el sentido pop del término, sin embargo dentro del segmento al que está dirigido (gente que come clavos musicales -no pun intended-) Nails tiene que estar generando un impacto pues el disco dista de ser un amasijo escandaloso, como algunos podrían pensar, al contrario, en el medio de la experiencia se perciben perfectamente sonidos herederos de géneros muy tradicionales, como ocurre especialmente con el Punk, el cual amalgaman con una fuerte distorsión a través de una de grabación de volumen criminalmente alto, velocidad desbocada y un scream-o-growl que mete miedo.

Estos músicos, quienes entienden claramente que discos como "You Will Never Be One Of Us" no se podrían alargar demasiado, a riesgo de causar posible daño físico a los oyentes, tienen el buen gusto de hacerlo corto, lo suficiente como para dejar preguntándose si alguien tomo la placa del bus sonoro que acaba de atropellarnos, sin el compromiso de hacer la muestra pesada.

Para cerrar debo comentar el tema They Come Crawling Back, el único que -con excepción de Violence Is Forever- supera el minuto y medio, llegando a más de ocho, puesto que con él la banda se ve en la obligación de 'desarrollar' y debo decir que la raíz Black de la que este tipo de sonidos proviene se muestra en claro esplendor, sugiriendo influencias más que sutiles de gente histórica, quizás la más fácil de identificar sea la de bandas como Celtic Frost. La canción está muy bien y junto con You Will Never Be One Of Us y Life Is A Death Sentence, deberían hacer el día a todas esas almas oscuras y sedientas de misantropía que pululan por allá afuera.

8/10. Aunque generalmente no sugiero ningún video, este es genial.
 

lunes, 27 de junio de 2016

Countless Skies - "New Dawn" (Melodic Death)

Para seguir hablando de Death Melódico nada mejor que una banda que se encuentra tan influenciada por Be'Lakor que toma una de sus mejores canciones como nombre para ellos, Countless Skies. Esto me había causado cierta aprehensión en los primeros momentos de escoger el próximo título para comentar, ya que temí encontrarme con un remedo, que como tal, distaría de la calidad del original. Por suerte no sólo  me equivoqué, sino que la escogencia me ha dado la oportunidad de descubrir uno de esos trabajos que, aún cuando su originalidad sea un poco limitada, es de alta factura.
 

Pero Counteless Skies con "New Dawn" no toma elementos sólo de sus ídolos australianos, sino de todas esas otras agrupaciones que tienen nombre propio en el género, especialmente de Omnium Gatherum e Insomnium, creando lo que para mí es el mejor y más puro disco de Melodeath de 2016 hasta ahora. Este debut habla de una banda que con sonidos conocidos crea algo nuevo, gente capaz de construir cosas nuevas con piezas usadas y no lucir de segunda mano.

Todos los sonidos que yo amo del Melo están presentes: una melodía llena de riffs transportadores, gran atmósfera, ritmo marcado e hipnotizante, una guitarra que alcanza todos los ambientes y se presta para elevar el espíritu con sus solos de fuerte sentimiento, una muy lograda transmisión de emociones que recorren desde la soledad y tristeza, hasta la emoción y agresión. Además de que su forma de conjugar el tradicional growl grueso y profundo con una voz limpia realmente impactante, le dan a "New Dawn" un toque de novedad que, a pesar de las referencias obvias, lo realza.

Si, es cierto que no todo el disco de estos ingleses es perfecto y que en algunos momentos algún ritmo decae en exceso y juega peligrosamente a ser demasiado sensible, pero sus contadas debilidades son generalmente superadas con riff, hooks, coros y ataques sonoros que, al menos a mí, me han regalado unos cuantos de los mejores minutos del género en lo que va de año. Creo que "New Dawn" Countless Skies puede tener el valor de repetición y calidad suficiente como para incorporarlo a mi rotación usual de Death Melódico... lo confirmaré sólo con el tiempo suficiente, pero en este momento no veo como apagarlo.

El disco, al menos en sus primeras cuatro canciones, es un asalto en descampado para los sentimientos metaleros, siendo el tema Heroes una excelente muestra de como mostrar su calidad, igualmente Incendium y Solace, impresionantes, emocionante y prestas para mostrar las imágenes que buscamos los que seguimos esto. Wanderer tiene un solo de guitarra que se marca en el recuerdo y Return incorpora sonidos diferentes (¿orientales, quizás?) que atraen la atención. En general todo el disco es más que recomendable, si bien -como dije- algún momento que otro se hace somnolente o atmosférico en demasía, pero en conjunto está mucho muy bien, incluyendo su masterización y sonido, pulido y sobrio.

Creo que podemos estar presenciando el nacimiento de otro gran nombre en el Melodeath y quizás del Metal, un mínimo de crecimiento en su identidad propia los podría hacer llegar a lo más alto.

8.5/10
 

miércoles, 22 de junio de 2016

Be'Lakor - "Vessels" (Melodic Death / Progressive)

No voy a engañar a nadie, el Melodeath es mi género favorito y Be'Lakor, junto Insomnium, Omnium Gatherum, At The Gates y Kalmah, son los motivos que me mantienen fiel, a pesar de que más allá de ese círculo la calidad tiende a decaer rápidamente, con sus excepciones, of course. Por ello la llegada de un nuevo trabajo de los australianos es un acontecimiento, se que para muchos es así... ¡joder, para mi si! "Vessels" tiene por demás el pesado fardo de hacer frente al buen sabor de boca que dejó "Of Breath And Bone" (2012), uno de los grandes discos del género y de los que sin duda ha sabido envejecer mejor, en mi humilde opinión.
 

Sin más vueltas vayamos al centro del asunto. "Vessels" ya no es un disco sólo de riffs, aún cuando al aparecer ese elemento fundamental y distinguible de sus temas se produce el efecto deseado y todo se consuma; este trabajo tiene claros elementos -algo más que señales- de que Be'Lakor está evolucionando con paso cuidadoso hacia nuevos sectores del Metal. Y es que una de las características más sólidas de la banda, como eran sus arreglos, esa forma de hacer que suenen las canciones, que antes no tenía elementos excesivamente elaborados, pero que convertían a sus discos en lo-más-complejo-no-oficialmente-progresivo, ha pasado a hacer mucho más que un guiño al Prog. En sus ocho temas hay de todo lo necesario para dejar paralizado y satisfecho al amante del Melodeath, ciertamente, pero ahora se escucha algo más.

De forma todavía un poco sorprendente para una banda relativamente joven como esta, sin duda la más reciente de la lista que nombré al inicio, Be´Lakor es capaz de mostrar temas como Luma y An Ember's Arc que son canciones salidas de lo más profundo del sentimiento que nació en Gotemburgo, Suecia, a mitad de los noventa y que cambió varias cosas, siendo la fundamental la eliminación de la contradicción entre el Metal grueso y la melodía. Pero luego de iniciar así el el disco, viene la primera prueba de fuego del disco, como es el megatema Withering Strands, el cual aunque todavía me cuesta tamizar, por parecerme que pudieron haberse esforzado demasiado por hacerlo grandielocuente, pero en el que sin duda ya los elementos Progresivos no son tan sutiles.

A partir de ahí, Be'lakor aunque muestra los sonidos con los que han sido reconocidos, incorpora ahora cosas nuevas, incluso algo que me llevó cierto tiempo determinar qué era y se trata de una sensación rítmica más elaborada que la de sus trabajos anteriores. Claramente la adición de su nuevo baterista, Elliot Sansom le ha caído bien al conjunto en general y puede tener mucho que ver con la nueva perspectiva. Esta llegada se hace notar, especialmente en una banda conocida como Melodeath, donde la capacidad individual no es tan influyente. 
 
Pero Be'Lakor tiene cuidado de no despojarse de todo lo que eran en esta entrega, se está dosificando a mi parecer y para eso muestran la canción Roots To Server, un temazo que fácilmente sirve para recordar a cualquiera de donde vienen. Luego Whelm -¡genial!- y A Thread Dissolves mantienen más que satisfactorio nivel, especialmente la primera, con teclados y guitarras absorbentes y atmosféricas, siendo posiblemente los temas más inclinados hacia influencias tomadas de Tool y Opeth aunque algunos de sus sonidos, especialmente en la segunda canción, me parecieron menos impactante y algo exagerados en los efectos (especialmente un 'wham-wham-wham' medio extraño:)

Grasping Light tiene que ser mencionado como otro de los temas marcadores en lo que a riff se refiere, atrayente y recordable, aunque por un momento el descenso del ritmo que incorpora le hace perder intensidad. Para cerrar, la mejor canción de "Vessels" y tema nominado a Canción del Año es una que ya sólo el nombre sugiere genialidad: The Smoke Of Many Fires, es una de esas ejecuciones que, jugándose también la duración extrema cercana a los diez minutos, sortea todo su recorrido obligando a prestar atención, sorprendiendo con sus carantoñas al Prog, su riff, con su fuerza, sus elementos oscuros, su teclado efectista y su ritmo cambiante; si Roots To Server es el tema más tradicionalmente apegado al estilo original de la banda, The Smoke Of Many Fires es el más Progresivo y novedoso y ambos hablan de una calidad difícil de conseguir.

"Vessels" logra con éxito mantener a la banda en forma y en el gusto de la mayoría, pero se nota que su perspectiva está evolucionando, claramente se están dirigiendo hacia sectores más complejos, por lo que puede no ser un disco fácil de digerir. Sólo hay que esperar a ver que le depararán en el futuro a nosotros, sus seguidores y a ellos, como músicos.

8/10
 

martes, 21 de junio de 2016

Gojira - "Magma" (Groove / Sludge / Progressive)

Conversar sobre bandas como Gojira sugiere tender a hablar de lo grandes que han sido, a referir esos discos que -con toda justicia- han marcado no sólo el estilo particular que desarrollan, sino el Metal en general, como para ellos es "From Mars To Sirius" (2005), pero por esos mismos motivos se cae con facilidad en comparaciones con la misma banda, llegando incluso a negarseles el derecho a crecer o cambiar... como si uno luego de diez años no fuera diferente. ¿Quién carajo permanece igual luego tantos años? Sea por el derecho al cambio o porque no me siento con ganas de hacer un análisis histórico de la banda, dejémoslo en que todos sabemos que estos franceses están en la primera línea de la música y pasemos a hablar de "Magma" sin tener que hacer un viaje en el tiempo.
 

Yo diría, luego de pasearme unas cuantas veces por "Magma" y de haberlo dejado decantar durante casi un mes, que este disco tiene la calidad esperada, con algunos temas sobresalientes, incluso aquel con la malhadada perspectiva comercial de Stranded -'radio-friendly' dicen despectivamente- como si sólo se pudiera hacer música para los oídos sucios de los metaleros más versados. Su perspectiva de otros tiempos (ya caí en las comparaciones) ha ido dejando paso a una visión bastante más Progresiva, de incluso algunas pinceladas Avant-Garde que musicalmente lo hacen más mundano, pero no mediocre. "Magma" es un disco más para todos.

En este trabajo, como es conocido, se plasma una fuerte dosis de sentimiento derivado del fallecimiento durante la grabación de la madre de los hermanos Duplantier, el cual se percibe en elementos de agresión en la guitarra que ciertamente crean un fuerte impacto, así como la voz líder, la cual, a pesar de que ya para este trabajo abandona prácticamente del todo el growl Death, se mantiene gruesa y potente (aunque en el fondo no es la voz que más me atrae en el Metal). La batería que Mario tiene a su comando puede ser -facilmente- una de las mejores demostraciones del año, sugiero detenerse a disfrutar una de las muestras más refinadas de calidad que por momentos sugerirá grandes nombres de las baquetas.

"Magma" es corto para lo que Gojira acostumbra y además tiene dos temas instrumentales que realmente sonaron más como jams que que como reales canciones, por lo que la oferta está reducida a menos de cuarenta minutos. A pesar de eso, el disco cuenta con cuatro canciones que, a mi parecer, deben satisfacer hasta a los más exigentes seguidores del grupo, siendo ellas la mencionada Stranded; el espacial, frontal y difícil tema de abrir, The Shooting Star; el centro del trabajo, la genial Magma, la cual es como un arco iris de sonido, no importa cuantas veces se escuche, siempre tiene algo nuevo y la corta, veloz y estruendosa The Cell, la cual es una genialidad y a contracorriente de muchos que sugieren de que es la más mediocre del disco, me veo obligado a nominarla como Canción del Año.

Después hay de todo, el disco no llega nunca a decaer seriamente, pero a veces se hace algo lento, letárgico y otras no siempre tan genial, Pray tiene sus momentos pero el coro electro-espacial no me terminó de convencer y Only Pain y Silvera tienden peligrosamente hacia un sector Nu o Core que no se si es para su base de seguidores; Low Lands, cuando no me pone a dormir, me emociona... jeje, es un tema genial de a ratos. Pidiendo perdón a los dioses del lado oscuro por las críticas, me atreveré a decir que si "Magma" hubiera sido un EP de cuatro o cinco canciones y veinticinco minutos, habría logrado más impacto, quizás similar a lo mostrado por Gorguts este año.

Gojira tiene en "Magma" un buen trabajo, en el que sigue mostrando que es capaz de superar el temor que produce dejar la zona de confort en la que perfectamente podrían evitar los riesgos que conlleva convencer en cada trabajo a su base de fanáticos.

7/10
 

lunes, 20 de junio de 2016

Harakiri For The Sky - "III: Trauma" (Atmospheric Black / Blackgaze)

Voy a ser lo más directo posible para evitar la pesadez de leerme hasta el final: Harakiri For The Sky con su disco anterior, "Aokigahara" (2014), se convirtió en uno de esos actos que dejó al público ansioso por el retorno. A mi me pareció que unos ajustes en su songwriting podrían hacer encajar todas las piezas e impulsarlos hacia el cielo metalero. Nuevamente hacen un gran intento con "III: Trauma" y mejoran en el apartado solicitado, haciendo las canciones quizás más cohesionadas y envolventes, pero abusan de la forma y el disco se hace -hacia el final- un poco aburrido por lo largo y similar en sus sonidos.
 

El scream de J.J. la verdad es genial, ese muchacho debe quedar devastado luego de una presentación, si yo intentara por un minuto hacer lo que él es capaz estoy seguro que me faltaría oxígeno en el cerebro XD... es muy bueno junto a la instrumentación de M.S., que se mantiene con gran calidad y fuerza, siendo su mejor demostración el uso de la guitarra, la cual es hipnótica y a mi me sume en un sopor atmosférico que muchas bandas de Melodeath quisieran.

Esta forma de hacer Post Black o Atmospheric o Blackgaze (defínalo como quiera) con fuerte dosis melódica tiene a Harakiri For The Sky convertido en uno de los exponentes que más ha llamado la atención en los últimos dos o tres años, incluyendo en este trabajo elementos épicos fuertes, como los mostrados en los temas Calling The Rain, Dry The River y This Life As A Dagger en los que hay una entrega de sentimiento bien lograda, con mucha rabia en el mensaje, de esa que impacta el alma. Para mi la contribución que hace al Metal la banda sigue siendo ese elemento, su compromiso con el mensaje emocional.

"III: Trauma" es un disco que perfectamente podría servir para llevar al trance a los metaleros necesitados de Atmósfera y sensaciones intensas, incluyendo una lírica que mantiene la línea de la banda, hablando de dolor y pérdida. Diría que este trabajo -todavía más que su anterior- intenta transmitir y lo logra con bastante éxito, esa sensación de encontrarse sumido en un sueño/pesadilla. El centro musical basado en los riffs de cada tema son de excelente factura, pero puede ocurrir que se hagan de difícil diferenciación entre sí, con excepciones -por supuesto-, como en la excelente canción Funeral Dreams y la mejor del disco, This Life As A Dagger de riff brutal, nominada a Canción del Año ...pero es cierto, sin ser un disco monótono, la perspectiva de la banda cambia poco (a veces demasiado poco) entre temas, haciendo que su diferenciación se haga imprecisa.

Para el nivel de emoción que Harakiri For The Sky le ha impreso a "III: Trauma" su duración es excesiva. Me pasa que cada vez que lo oigo, cuando comienza a transcurrir la hora de sonidos, el disco se me hace pesado y cuando lo terminó a los setenta y cinco minutos, tengo la poco agradable sensación de haber deseado que se acabara antes y de que estoy terminándolo obligado. Creo que esto podría ser mejorado eliminando algún tema o dos de relleno, como Thanatos (o resumiendo la idea de las canciones) y dejando sólo lo mejor, aunque por supuesto, ese soy.

Es muy difícil crear un disco perfecto, desearía que Harakiri For The Sky lo hiciera y creo que posiblemente lo va a lograr, pues tienen la madera y las ideas con lo que hacerlo."III: Trauma" a pesar de ser un disco mixto en lo técnico/estético, tiene unos elementos artísticos tan buenos que solo puede seguir acrecentando su fama entre los seguidores.
 
7.5/10
 

miércoles, 15 de junio de 2016

Vale Of Pnath - "II" (Melodic Technical Death)

El Technical Death es onanístico, en general busca el placer del músico y seguramente del oyente a través de la exhibición práctica, acostumbrando a que los trabajos muestren más estética que sentimiento y haciendo que arpegios complejos, escalas despiadadas, ritmos asincrónicos, velocidad sin límite y progresiones increíbles se conviertan en protagonistas de discos a veces sin alma. Una paleta de muchos colores pero de poco mensaje. En el caso de Vale Of Pnath, sin que se pueda asegurar que es la mayor novedad en el género, ciertamente se percibe una emoción más evidente, lo que convierte a "II" en un trabajo superior.


Yo no he escuchado su primer disco "The Prodigal Empire", pero se que tuvo buena -aunque limitada- recepción. En el caso de este disco (por eso el "II"), creo que me va a obligar a buscar su muestra debut, ya que la mezcla de algunos sonidos acústicos y bastante más melodía que la que regularmente muestra este género, me ha parecido interesante y por momentos excelente. Diría que este es más propiamente un disco Technical Melodic Death, lo que me sorprende a mi mismo ya que no es muy común y me obliga a rebuscar para conseguir que el último trabajo que comente con esa  definición es de 2014, cuando los americanos Allegaeon mostraron su último trabajo (y de quien creo que toman inspiración). Una verdadera rareza, pues.

Ahora, este tipo de atrevimiento merecen ser analizados con calma, ya que sugieren dos ingredientes difíciles de mezclar, más difíciles de encontrar y todavía más que el resultado sea bueno. En principio yo soy de la opinión que el atrevimiento y la irreverencia en lo que sea, bien entendida, es encomiable y especialmente en el arte habla de valentía, aunque no por ello el resultado sea siempre superior. En el caso de Vale Of Pnath, también hijos del gran país del norte, me parece que "II" va bastante más allá del interés por mostrar sus inocultables habilidades mecánicas y entra en el terreno donde la substancia toma protagonismo.

"II" como un buen segundo disco, es crítico para la carrera de una banda -aunque en este caso puede haberle tomado demasiado tiempo presentarlo, ya que dista cinco años del anterior y eso le hace perder 'momento', pero hagamos abstracción de eso por el bien del argumento-. Normalmente el trabajo que sucede al debut demuestra (o no) que las ideas que los músicos habían cultivado durante años no habían alcanzado su punto de saturación y a partir de ahí solo tratarán de rellenar los espacios en blanco de las siguientes entregas. En este caso creo que Vale Of Pnath ha realizado algo más alla de lo necesario para superar la prueba, se han lucido con un disco de calidad, lleno de riffs de impacto -complejos pero entendibles-, emoción árida, mucha atmósfera, incorporación de algunas sorpresas (especialmente en los instrumentos y algunos cambios de ritmo) y muy buen songwriting, del que obliga a mantener la atención.

Aunque es un disco un poco corto y de algunos inevitables lugares comunes instrumentales, tiene el necesario tema estrella, como es Unburied y una sana dosis de melodía y cambios Prog que evitan el empalagamiento Tech del que, como dije, es tan fácil abusar, además de una lírica muy oscura, basada según entiendo en las historias de Lovecraft. Creo que a pesar de ser un disco dirigido a un público selecto en lo que a la digestión de Metal se refiere, "II" debería ser considerado como uno de los trabajos más interesantes del año dentro del género.

8/10

sábado, 11 de junio de 2016

Dark Funeral - "Where Shadows Forever Reign" (Black / Melodic Black)

Cierto mantra que he mantenido desde el inicio del blog sugiere que dedico mi tiempo a comentar discos que merecen mi tiempo -cacofónico, pero humildemente, of course- y siempre espero que sea así por razones no necesariamente mediáticas, es decir, por satisfacer a los seguidores de _________ (ponga el nombre que quiera en ese lugar). En ese sentido Dark Funeral merece mi atención por el agrado que me han producido en el pasado. Así, este comentario no tiene nada en contra de la corriente, solo me me hace sentir honesto, pues a pesar de que este tipo de entradas atrae muy poco clicks, me deja drenar el sentimiento que me causa un disco que tiene potencial por ser de quien proviene pero que en la sumatoria final, es discutible.
 

Dark Funeral es una banda bastante conocida de -más o menos- la segunda ola del Black, suecos para más reseña, a quienes podría ubicar -a su vez- en una segunda línea de calidad del género; gente que ha sido consecuente con el estilo, sin duda muy satánicos, muy enfocados en el mensaje anti-sistema, pero no necesariamente poseedores de galones dorados... quizás ese tipo de banda que siempre se ha llevado la medalla de chocolate en las carreras... casi, pero no tanto. En cualquier caso, veintipico de años jodiéndose en el ambiente son en sí mismos un mérito y se los reconozco.

Luego de siete años semidesaparecidos reintentan con "Where Shadows Forever Reign" en el que el blastbeat, el sonido de alto contenido trémolo, las melodías razonables que permiten ubicarlos en el segmento Meloblack y el scream de su nuevo cantante Andreas Vingbäck, cuyo nombre de guerra es Heljarmadr, muestra calidad y en conjunto atraen la atención. Pero nuevamente se demuestra que la suma de las partes, a veces, es menor que el producto final.

Debo comenzar por decir que el Black tiene como objetivo, desde mi visión, dejar claro un punto de vista. Decida usted de que se trata, pero para mi es el género del Metal que más habla: rabia, desesperación, histeria, odio, fuerza, miedo... lo que sea, pero sentimiento al fin. Me repito ad nauseam, el Metal es sentimiento y el Black es Metal.

Claro que no solo se trata de la filosofía, también hace falta la estética y Dark Funeral muestra bastante de lo primero y menos de lo segundo. "Where Shadows Forever Reign" no sería un disco mediocre si se tratara de una banda que hiciera sus pininos en estas lides, pero luego de tanto tiempo en el ambiente y especialmente después de haber mostrado "Under Wings Of Hell" (2002) creo que la banda -si acaso- está en proceso de reestructuración, lo que es una situación difícil de sostener tras tantos años de espera entre disco y disco.

Los temas, con la posible excepción de As I Ascend y To Carve Another Wound, nunca me resultaron realmente atractivos. Mucha repetición, poca o ninguna innovación y un sonido demasiado limpio para el concepto me hicieron sentir como probando un helado de yogurt... está bien, pero realmente no es un sabor. Finalmente "WSFR" parece un buen recuerdo de los noventas, tiene los elementos que se pueden escuchar de cualquier banda de la época, pero no aporta casi nada; un riff aquí y otro allá, pero sobre todo mucho jugar sobre seguro esperando que los seguidores tradicionales se sientan satisfechos.
 
"Where Shadows Forever Reign" suena bien, pero en el Black el término 'bien' no es necesariamente lo que se espera. El desconcierto que el género causó ya no se puede replicar volviendo a hacer lo mismo y Dark Funeral parece querer revivir sólo de glorias pasadas.

6/10
 

miércoles, 8 de junio de 2016

Wings Of Destiny - "Kings Of Terror" (Power / Symphonic)

Vale la pena conversar de los costarricenses de Wings Of Destiny, debutantes a mis oídos pero de quienes entiendo que "Kings Of Terror" es su segundo disco. El trabajo en clave Euro Power y Symphonic, incluso True, es bastante atractivo y va a generar gusto entre los seguidores específicos del género, aunque no sea necesariamente innovador y algunos temas sean de menor calidad que otros.
 

El disco abre con las tres mejores canciones del disco, especialmente We Bring You The Night la cual tiene un riff que taladra el recuerdo, unida al uso de la voz de Anton Darusso (que por momentos recuerda a David De Feis de Virgin Steele), que circula entre el grito puramente Power y algún toque de agresividad scream, que lo convierte en un gustazo. Luego Angels & Demons un homenaje de buen gusto a los más conspicuos representantes del genero, mezclando influencias True a lo Manowar y velocidad-melodía heredada de Raphsody Of Fire, ciertamente un tema que también llama la atención. La trilogía inicial la rematan con una canción histriónica, de toques guerreristas a lo Sabaton y agresividad Symphony X, rápido, cambiante y emocionante. Me lucen los quince minutos mejores invertidos del disco.

A partir de ahí el trabajo decae por ratos en algunos lugares comunes, consecuencia del songwriting estéticamente poco atrevido o menos impactante en el recuerdo (quizás muy apegado a los cánones) y un poco excesivo en su perspectiva homenaje a las bandas que los influencian, como puede que se perciba especialmente en Sea Of Oblivion y Siren's Song. Aún así, durante casi todas las canciones se disfrutan elementos individualmente interesantes, especialmente en la instrumentación, en donde creo poder asegurar que cualquiera de los miembros de la banda hacen un trabajo por encima del promedio... no como podría sugerir un comentarista sajón que pasó por este espacio hace poco tiempo, aseverando que en estas latitudes no teníamos el bagaje necesario para hacer Metal (que se lo digan a los hermanos Cavalera).

El disco cierra con buen ambiente, gustándome la muestra de Touch The Sky y la balada Eternity, aunque el tema United We Stand, sacado de lo más profundo del Flower no me inspiró demasiado. Estuvo interesante la sorpresa de la casa, como es la participación invitada de Fabio Lione en la versión de Angels & Demons, pero para ser franco me gustó más la forma en la que la canta la banda sola.

Diría que si, que Wings Of Destiny tiene todos los elementos para entrar en la rotación de un género en el que lo novedoso es escaso, siendo su mayor contribución un excelente uso de los instrumentos y una voz líder excepcional. Aunque "Kings Of Terror" tenga algunos temas que se perciban como menores o relleno, su masterización tenga algunos fallos (la forma como sube y baja el volumen no me pareció la mejor) y la identidad de la banda esté de momento demasiado influenciada por los nombres propios del Power, sin embargo tienen canciones excepcionales y seguro sorprenderán de cara al futuro.

7.5/10
 

lunes, 6 de junio de 2016

Aborted - "Retrogore" (Death / Brutal Death)

Las buenas bandas de Death / Brutal Death no tienen seguidores, tienen miembros de sectas. No importa incluso si un disco de Carcass, Cannibal Corpse o Suffocation no es demasiado bueno o vuelve a repetirse a sí mismo; realmente no importa. Sus seguidores sentirán el abrazo paralizante de esta forma de hacer Metal y harán saber al resto de la humanidad que quien les lleve la contraria puede estar en peligro de muerte. Tienen razón para actuar así. El Brutal no es ni para débiles de corazón, ni se espera de él una demostración artística en el sentido tradicional del término, su único verdadero requisito es que muestre la pared de sonido destructora con la que cumple su cometido.
 

Aunque bandas como Cattle Decapitation puedan escalar en la visión del género más allá que otras, siempre habrá grupos como Aborted de los que se sabrá que esperar y decepcionará pocas veces, es en el fondo difícil, -no siempre imposible, pero difícil-. Lo cierto es que con que su música cumpla con los parámetros mínimos de los que se han preciado en los últimos veinte años, todo estará servido: fuerza agria, mucha animalidad, velocidad, intensidad y brutalidad liberada, unida a las usuales armas de destrucción: una batería inmisericorde, guitarra en aceleración eterna, un bajo subterráneo y voz criminal, y todo está servido. Emoción y pasión garantizada.

"Retrogore" nuevamente y por novena oportunidad cumple con los requisitos básicos, pero en este caso va más allá. El disco no sólo es impactante en su frontalidad, sino que se da lujos rítmicos y sonoros, especialmente en los solos de guitarra que sorprenden y agregan valor. En este trabajo, con nuevo baterista, no se han sentidos satisfechos con cumplir sólo la fórmula que los tiene incluidos en los nombres propios del Death, sino le agregan variedad e ideas a la presentación. Repito, el ritmo del disco es genial, el tema Divine Impediment tiene que ser una de las canciones más interesantes de su discografía y claramente merece ser considerada para Canción del Año. Pero no sólo ella, Retrogore, Bit By Bit, The Mephitic Conundrum y varias otras son verdaderos ataques sensoriales.

Yo se que puedo (voy a) ser catalogado de orate con lo que voy a decir, pero este tipo de discos, con la calidad específica que en este caso ofrece Aborted, al contrario de crearme el efecto que los no iniciados supondrían, como sería histeria o descontrol, me llevan a zonas insospechadas de paz y calma. Supongo que a través del mismo mecanismo que un hipnotizador utiliza con el sujeto de su experimento, "Retrogore" tiene la capacidad de aturdirme. Es un disco no necesariamente inesperado, ya que desde su 'errorcito' con "Strychnine.213" (2008) han venido creciendo en calidad y mejorando en la percepción general, creo que incluso para considerarlo superior a su disco de referencia, "Goremageddon: The Saw And The Carnage Done" (2003).

"Retrogore" como buen disco de quiebre, ha generado controversia, no hay consenso respecto su calidad. Desde completo fallo, hasta lo mejor del año en la materia, podrán conseguir todo tipo de opiniones. A mi -en mi insondable ignorancia- me pareció excelente el trabajo de los belgas de Aborted, aunque tenga dos o tres temas de relleno.

8.5/10
 

viernes, 3 de junio de 2016

Sig:Ar:Tyr - "Northen" (Melodic Black / Folk)

En estos últimos días he estado escuchando mucha música, prácticamente todo lo que me recomiendan y una gran cantidad de otras cosas, podría decir que este periodo está dominado más por el Black encima del resto. Dentro de esos trabajos dignos del género me he encontrado con uno interesante, algo escaso en su innovación, pero de buen songwriting a pesar de venir de Canadá, a quienes -a pesar de su latitud- no considero verdaderos nórdicos en el sentido propio del Folk tradicional, aunque pueda estar equivocado y a estas alturas ya la música no pertenezca a ninguna etnia, me refiero a Sig:Ar:Tyr.


Este unipersonal -semiacompañado por tres músicos más- creado y liderado por Daemonskald, el cual ha tardado seis años en volverse a manifestar y que podría ser confundido en su imagen como 'el bajista gordito de la banda', ofrece serias muestras de calidad que no pueden ser pasadas por alto. Su trabajo "Northen", de algo más de una hora, nueve temas, mucha calidad y genial grabación, destaca dentro de cierta aridez que el Folk ha mostrado hasta este momento. No creo necesario hacer una epístola para dejar claro que el disco es muy bueno, de intensidad no sólo pagana sino épica, muy centrada en los riffs que cada tema muestra.

Este disco, de tiempo contenido, sin embargo muy lejano al Doom, es rítmicamente genial y obliga al oyente a asentir con la cabeza... o lo que llamamos los metaleros, a hacer headbang casi sin poder parar desde que comienza hasta que termina, cosa que -por sorprendente que parezca- ya no siempre es tan usual. "Northen" tiene y muestra atmósfera, elementos Heavy (mayormente en su guitarra líder), tendencia hacia la melodía -incluso hacia la Progresiva- y una voz ubicable en el scream Black puro que se presenta más como un instrumento antes que centro del trabajo.

Ciertamente es una entrega que tiende hacia lo cómodo, que no hacia lo fácil, en el sentido de que se presta a ser apreciado y disfrutado con distensión -asumiendo que se tenga cierta inclinación hacia el Meloblack-, pero en su franqueza tiene toques de genialidad. Me recuerda por largos momentos algunos de los buenos o muy buenos discos del Black Atmospheric, donde la voz líder evita ser estentórea. Luego está ese ambiente oscuro y frio pero que no -al menos no todo el tiempo- decae en somnolencia, sino que incorpora alguna sorpresa, como es la llegada del inusual solo de guitarra que muestra en varias canciones, pudiendo ser el elemento más impactante, así como el uso acústico -aquí y allá- del mismo instrumento.

"Northen" tiene fuerte influencia de discos venidos de lo más al norte de Europa, mayormente de Noruega y aunque en el fondo le agrega poco crecimiento al género, con la excepción del tema Krossanes y su guitarra española, se aparta del contexto general gracias a su buena hechura y desarrollo; podría aseverarse que es dulce, grueso en su melodía, interesante, épico y muy rítmico. Creo que Sig:Ar:Tyr ha creado un trabajo homenaje a lo mejor de lo que aquellos lares han rendido y me decanto por sugerirlo ampliamente, especialmente los primeros temas, como Helluland, Crownless y Skraeling.

8.5/10