Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

viernes, 4 de julio de 2014

Origin - "Omnipresent" (Brutal / Shred Death)

Origin, es una banda norteamericana, basada en Kansas, que suena muy diferente a lo que se esperaría de alguien de por esos lares, de hecho, no veo a Melissa Etheridge paseándose por tales sonidos. Con ellos y su disco "Omnipresent" me ha ocurrido como con muchas otras bandas, se supone que son grandiosas pero yo, en mi insondable ignorancia, casi no la conocía. Puede que los haya escuchado alguna vez pero no los recuerdo bien, sé que están alineados en muchos conciertos en Europa... sencillamente no puedo compararlos con trabajos anteriores porque no los recuerdo bien. Pero no importa, lo trascendente es que nuevamente han llegado, y ahora si me impactaron.


Este tiene que ser uno de los discos más abrasivos, brutales e intensos de la temporada. Su velocidad es insana, el señor ese que toca la batería, John Longstreth, no debe tener una expectativa de vida muy larga. La agresividad y despliegue de brutalidad y fuerza es un impacto, un trago amargo pero gustoso para quienes les plazca su Metal intenso y rudo. Sin embargo subyace en "Omnipresent" algo diferente, una forma de ir al extremo sin dejar de ser preciosistas y complejos. La ejecución en vivo de este tipo de trabajos es de altísimo nivel de dificultad.

Es evidente muy pronto al transitar por el disco que, aun cuando este es un trabajo que encaja perfectamente dentro del canon Brutal / Shred Death, a la mejor usanza de grupos similares como Cannibal Corpse, Gorguts o Unmerciful, tiene un toque especial en el uso de la guitarra, la cual no se limita a ser áspera y distorsionada, pues se presta para incorporar, durante algunos pasajes de las canciones, bastantes elementos Technical que se ejecutan con maestría, incluso algunos sonidos de sintetizador. Luego la voz de Jason Keyser no es de las que va a dejar a alguien indiferente, tiene un sentido de la fuerza y el impacto emocional áspero que demuestran, junto con su depurada técnica, como se saca partido del uso del scream y el growl... o sea, como se berrea de verdad.

Generalmente puede ocurrir con el Brutal que el trabajo se oriente a la velocidad, espectacularidad instrumental y dificultad de la ejecución por ella misma y se pierda el sentido de la substancia sobre la forma, quedándose en el 'performance' y dejando de lado la emoción. Ese no es el caso de "Omnipresent", en todo su recorrido se percibe intensidad, agritud, rabia y sentimientos que no se reprimen y es este, justamente, el gran atractivo del trabajo. Su sensación de emoción oscura se deja colar y envuelve al oidor. A mi me traslada a sitios áridos, donde la muerte ha dejado huella y se percibe aún el olor a rabia, a venganza... un viaje emocional que sugiero permitirse cuando se deje entrar este tipo de música al alma, sólo así puede ser verdaderamente comprendida, dentro del enorme caos que en sí misma significa.

Aunque este no es un disco para muchos y seguramente algunos pasarán de largo ante la fuerte agresión que implica para los sentidos, no es menos cierto que, cuando se entiende cómo canciones como All Things Death -una de las mejores canciones de abrir un disco, cualquiera sea su género- pueden atraer tanto, igualmente, Manifest Desolate o The Absurdity Of What I, Continuum y la de cerrar The Indiscriminate, son grandes ejemplos de buen Metal extremo, del más duro.

Se le perdona lo corto, en sus menos de treinta y cinco minutos, ya que con un nivel de impacto tan alto es difícil de digerir por más tiempo (aunque yo, para compensar, lo pongo dos veces seguidas :)

8.5/10. El trabajo de Behemoth sigue destacando en 2014, pero este no está lejos, ciertamente no.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario