Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 20 de marzo de 2019

Darkwater - "Human" (Progressive)

Este es uno de esos discos que genera división entre seguidores, especialmente los del género Prog. "Human" tercer larga duración de Darkwater es un disco sólido en lo que a instrumentación, sonido, arreglos y voces respecta, creo que se lo puede definir como 'correcto', posiblemente tendiente a ser bien recibido y considerado por el público, hasta me atrevo a decir que no debe haber casi nadie que se atreva a calificarlo de malo o mediocre tan siquiera, pero en lo que a mi respecta y luego de darles vueltas y vueltas, me encuentro que le falta ánima, alma.


Me consta que "Human" se ha hecho acreedor de varios nueves y dieces en los sitios usuales de la red y constantemente me he preguntado si no seré más bien yo el de la falta de gusto, pero a despecho de que eso puede ser cierto, la verdad a la hora de sacar la cuenta siempre termino sintiendo que no es un disco al que volveré usualmente, no tiene un gancho con el que arrastrarme por el lodo del gusto, del sonido impactante, de la transmisión total. Estoy casi seguro que si tuviera que poner como ejemplo a alguna banda que esté haciendo cosas técnicamente eficientes, podría mostrar con seguridad a Darkwater, pero -por ejemplo- si lo comparara con lo más reciente de Dream Theater, tendría que rendirme a que "Distance Over Time" es mejor.

Quizás lo que siento cuando trato de 'despejar la x', es que el trabajo de los suecos es demasiada estética y poca emoción. Pero me pasa como a la vieja -con perdón- del spot publicitario aquel que cuando abrió la hamburguesa preguntó Where's the beef!... yo me  siento igual. Los mejores temas del trabajo me parecieron los dos de cerrar, Turning Pages, Light Of Damn y Alive (Pt. II), en los que siento que la banda fue más ella misma, menos poses y lugares comunes que al inicio del disco, menos sonidos conocidos y que no sólo se limitan a rememorar otras bandas, pues a veces se exceden en su homenaje y puede que incluso en canciones como A New Begining, In Front Of You o Burdens, el horno musical se les haya pasado.

"Human" es un disco bien realizado pero de poca imaginación, siento que no contribuye demasiado con el estilo  y más bien se estanca en cosas que he oído antes, incluso demasiada veces ya. El sintetizador abusa a ratos de su preeminencia y ciertamente no me pareció tan divertido en su sonido y ejecución como para haberle dado ese lugar en la masterización. En todo caso, me suscribo a lo dicho arriba y creo que el trabajo, aunque a mi no me haya cautivado, está bastante bien montado, tendrá quien lo ensalce, pero dudo que Darkwater vaya a marcar ningún hito en el Progresivo con él, quizás incluso pase pronto.

7/10

jueves, 14 de marzo de 2019

Children Of Bodom - "Hexed" (Melodic Death)

Children Of Bodom es una banda de historia, de calidad... y de altibajos. Notorios por el sonido que ayudaron a establecer y muy mediáticos en lo que a presentaciones respecta (yo sería de los primeros de irlos a ver), sus últimos discos han sido un carrusel de emociones, mayormente mediocres, algunos aceptables. En ELOMC con éste he comentado cuatro (!) de ellos, "Halo Of Blood" (2013), "I Workship Chaos" (2015) y "Relentless, Reckless Forever" (2011) y ninguno me ha llegado a tocar la fibra, aunque no dejo de alabarles su "Follow The Reaper" (2000) como uno de los discos importantes del Melodeath.


Por algo será, no se mantiene uno presente en la memoria  colectiva a punta de discos mediocres. Sin embargo las horas, al menos hasta este "Hexed" puede que no hayan sido las mejores. El tema es que Children no suena novedoso, no parece que agreguen mucho al género y más bien sugiere que su sonido está estancado. Diría yo que perteneciendo a la camada que vino después de la época que inició At The Gates, recientemente no han realmente agregado demasiado, aunque hayan tenido sus momentos e instrumentalmente se muestren proeficientes y su imaginería sea interesante.

Este disco está correcto, puede que incluso se le llegue a considerarlo mejor que lo mostrado en los últimos años. Hay en "Hexed" relativa calidad sonora, Death Melódico del que tiene algo que decir, pero sin embargo no creo que tenga realmente una sola canción, ¡carajo!, ni una sola con la que pueda quedarme como impactante. Repito, el disco, como acostumbra a ser marca de la banda, es un dechado de virtudes técnicas, la voz de Alexi Laiho se mantiene potente y transmisora, pero a mi -amante específico del género- me hacen falta temas de esos que erizan, de los que una banda como Children Of Bodom podría ser capaz, pero que se quedan cortos... repito, correctos, no más.

"Hexed" es un disco que por su sonido, por lo que me ha transmitido, está condenado a pasar a la historia como uno más. Por supuesto que habrá a quien le parezca merecedor de mayores loas, pero solo un par de canciones realmente destacan a mis oídos, Say Never Look Back y Soon Departed, se diferencian del resto  y muestran la madera de la que la banda está hecha. Me jode un poco que cada disco de prácticamente los últimos diez años de Children Of Bodom ha bandeado entre decepcionante y aceptable, en mi mente he deseado -y he estado dispuesto a esperar- por un resurgimiento, pero parece que no estamos por esa labor.

Cierro diciendo que "Hexed" es una grabación que parece mejorar o mantener lo mostrado en los últimos años, pero no calza la altura que estos finlandeses sugieren, siempre mentados como referencia del Melodic Death. Desafortunadamente se quedan lejos de las expectativas que los más acérrimos seguidores tenemos; mejoran si, pero no hay impacto. Diría, con toda la humildad que sugiere apenas mi condición de mero comentarista, que de seguir así se diluirán hasta sencillamente desaparecer. Hasta la portada es anodina, simple, básica...

6.5/10

miércoles, 6 de marzo de 2019

Rhapsody Of Fire - "The Eighth Mountain" (Symphonic Power)

Todo ha conspirado para la elaboración de este comentario. En primer lugar es verdad que me he demorado un poco más de lo usual, luego me ha ocurrido algo gracioso... resulta que pasé cuatro días escuchando "Into The Legend" (2016) al haberlo confundido en mi teléfono con esta nueva entrega; honestamente me dí cuenta cuando me comenzó a sonar demasiado parecido a lo que había escuchado, por supuesto  ya lo había catalogado hacía tres años, pero pasé nuevamente cuatro días con él, jeje (soy medio despistado, ya aquí en ELOMC comenté dos veces un mismo disco poniéndole notas diferentes).


Luego del gazapo decidí que menos  podía entonces dejar de hablar de "The Eighth Mountain", además el tema con "Legendary Years" (2017) había sido demasiado escabroso como para dejarlo pasar, por otro lado en el medio de uno y otro disco tuve la fortuna de ver en vivo tanto a la banda de Alex Staropoli como el último concierto (bueno, eso dijeron esa vez) de la banda de Luca Turilli con Fabio Lione, ambas me parecieron geniales, la primera porque Conti es un cantante extraordinario y la segunda porque... bueno, por qué coño va a ser!

El caso es que ahora los dueños legales (no se si legítimos) de Rhapsody Of Fire presentan su séptimo disco, el primero de lo que podría llamarse la nueva era. Y el caso es que, a pesar de la animadversión que me produjo la burla recopilatoria de covers de su anterior grabación y el morbo que sugiere todo lo ocurrido (incluyendo un excelente disco en dúo de los cantantes de ambas bandas), me consigo que éste es un muy buen trabajo, reivindicatorio es el adjetivo que se me viene a la mente cuando pienso en "The Eighth Mountain".

Por supuesto que es imposible esperar que en esta grabación haya ausencia de clichés y los sonidos épico-melcochosos que han convertido a la banda, especialmente en sus inicios, en los más conspicuos representantes del Hollywood Metal, Soundtrack Metal o como quiera que se le ocurra a uno burlarse de la grandilocuencia y exceso lírico, sobreproducción y derrame melódico de lo que estos italianos han hecho su marca de fábrica, dueños y señores de las princesas, magos, dragones y espadas verdes en el espacio metalero.

Y sin embargo, cinco o seis canciones dentro de excesiva duración de "The Eighth Mountain" son de excelente factura, repito, excelente. Warrior Heart, The Wind, The Rain And The Moon, March Against The Tyrant, Rain Of Fury, Tales Of  A Hero's Fate y especialmente The Courage To Forgive -nominada como Canción del Año de ELOMC- me parecieron una vuelta al más puro estilo 'emocionante-hasta el- ridículo' de la banda, verdaderos placeres culpables que los oscuros seguidores del Death jamás reconocerán ni tan siquiera haber escuchado pero que con la almohada en la cabeza y los audífonos calzados revisarán cuando haya necesidad de luz en su alma ennegrecida... como si los estuviera viendo.

¿Quiere decir esto que el disco es perfecto? No. Incluso en momentos de algunas de las canciones mencionadas hay un exceso de excesos, un mucho con demasiado que puede atentar especialmente contra la longevidad del disco. Sin embargo es obvio que la banda quiso hacer algo para los fanáticos, una redención ante el fárrago comercial que había sucedido con su anterior y se esforzaron en elaborar algo que calara. A mí, con todas las reservas que se me pueden ocurrir, me parece que "The Eighth Mountain" esta hecho con buen gusto y calidad. Es lo que es y a los que les gusta el estilo, aseguro que Rhapsody Of Fire les volverá a dar un buen rato.

8/10