Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

viernes, 19 de octubre de 2018

Horrendous - "Idol" (Technical Progressive Death)

Hay Death, hay Technical, hay Progressive y hay inteligencia... pero Technical Progressive Death inteligente, no hay mucho. Lo que si hay es que esperar bastante tiempo para conseguir discos como los que ha venido haciendo Horrendous, una de esas bandas que en cada uno de sus cuatro discos ha mostrado que no son casualidad y que posiblemente estén fuera de lote en lo que a sorpresa, intensidad y calidad refiere. "Anareta" (2015) fue uno de los mejores trabajos que he conseguido en años, a la altura de lo que ha mostrado Dismember o quizás Obituary. "Idol", su cuarto disco, mantiene el extraordinario nivel y se contará entre los mejores trabajos de 2018.


Resulta interesante para mi analizar el porque un disco de Death puede impactarme de tal manera. Resulta que en el mundillo del Metal hay tanto de todo y en tal abundancia que es fácil embotarse entre sonidos melódicos, crudos, intensos o suaves... puede ocurrir (me ocurre a veces) cierta insensibilización ante lo que me va pasando por delante semana tras semana y todo comienza a sonar sin hacerme reparar mucho, hasta que llegan grabaciones como "Idol" en el que sin esperarlo me encuentro volteando a repasar qué es lo que acaba de ocurrir, cuando por ejemplo temas como Golgothan Tongues se hacen imprescindibles; obviamente nominada a canción del año de ELOMC.

Partiendo de que Horrendous hace música difícil para los estandares del llamado mainstream (los 'no iniciados' les digo yo), sus discos no son estentóreos por el placer de serlo, ni abusivos en lo técnico para impresionar, ni áridos por la satisfacción de la chocancia, pero a la vez tienen todo eso, en justa medida. Los sonidos de la banda agreden, pero mantienen la tensión necesaria para no hacerse pesados, impactan en su calidad instrumental sin hacerse inentendibles y emocionan sin caricaturas ni poses. La verdad ante algunos discos de este nivel de calidad no creo tener todas las palabras que me permitan expresar el sentimiento que me causan, la recomendación es sencilla: dejen de leer esto y vayan a oírlo (u oíganlo mientras me leen :)

Una de las contribuciones más innovadoras que he conseguido en este trabajo es la capacidad para hacer temas que no son tan veloces, o que contienen partes menos aceleradas, sin que la tensión y potencia Death se pierda ni un ápice, hay canciones como Divine Anhedonia, el interludio Threnody o la extraordinaria The Idolater que muestran el elemento. La voz de Damian Herring que no hace sino recordarme a Tompa Lindberg de At The Gates, me pareció excelente, la calidad del baterista Knox es fuera de serie y las guitarra son envolventes.

Casi no consigo elementos flojos en "Idol", aunque nuevamente inician con el intro que se está haciendo tradicional en todas las grabaciones y del que no estoy muy claro su necesidad, por lo que creo que para los amantes del Death, especialmente de ese que se adereza de calidad instrumental y cambios, esta debería ser una de las escuchas obligadas del año, pudiendo -quizás incluso, debiendo- convertirse en uno de los discos de cabecera del género; el songwriting es muy bueno y hasta la inclusión de coros limpios me pareció un interesante atrevimiento.

9/10 Nominado como Disco del Año de ELOMC.

2 comentarios:

  1. Buenísimo disco y buenísima crítica, aunque esto ya es costumbre.
    El disco es bastante suave, pero las líneas de bajo me han parecido sobresalientes.

    ResponderEliminar
  2. Recomendaría el nuevo de House of Atreus en materia de Death, no dejarse llevar por la reseña que tienen en Angrymetalguy, la verdad casi nunca concuerdo con los comentarios de ese sitio lol

    ResponderEliminar