Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 29 de mayo de 2018

Sleep - "The Sciences" (Stoner / Sludge / Doom)

Cuenta la leyenda que Sleep es una gran banda de Stoner con influencia Doom, hay quien dice que Electric Wizard y Black Sabbath son sus más grandes influencias y que hubo discos geniales en su carrera, comenzando por uno -esto ya no es historia- llamado "Dopesmoker" (2003) que generó mucho impacto, en especial si usted es de los que le gusta su Metal mezclado con humos psicodélicos y hongos alucinógenos... probablemente todavía lo escucha. Yo, que más bien me encuentro en el sector inocente del género en lo que substancias se refiere, creo que no he tenido la oportunidad de escuchar ese trabajo. Hablemos pues de lo es "The Sciences" sin mayor respaldo histórico.


Este disco es contradictorio cuando se piensa en que Sleep tiene tras de si ese aura mágica que sugieren los años, "The Sciences" es un trabajo bastante sencillo, la ejecución obvia de un power trio en el que cada componente sabe lo que hace pero no existe nada histriónico ni desmesurado, nada que ver con la imagen de un Rush o algo así. Sólo Doom, un poco de Sludge, fuerte sensación Stoner y muchos espacios sin voces, sencillamente el golpeteo de un ritmo ajustado y pegajoso, totalmente hipnótico.

Yo soy de los que cree que tras esas historias de que ciertas bandas fueron/son capaces de hacer excelente música mientras se encuentran embotados bajo los efectos de sustancias es un poco mito y aura de rebeldía hacia la galería (habrá sus excepciones, por supuesto), pero en el supuesto de que tal especie fuera verdad, no dejo de admirar lo que en algunos casos hacen. Sleep está de vuelta tras quince años sin material nuevo y de haber superado una separación de una década y me parece que se van a poner a ganar enteros frente a viejos seguidores y nuevos descubridores, como es mi caso.

"The Sciences" tiene una virtud interesante, a pesar de la rudeza del género, del ritmo que impone y de la potencia de guitarra y bajo, es sumamente melódico, mezclando de forma inusual ambos extremos y quedando muy bien. Es además una grabación excelente en lo técnico y en sus cincuenta y tres minutos sabe mantener la atención, especialmente el primer tema del disco The Sciences, que me pareció que hace el malabarismo con genialidad, siendo el más corto y claramente puesto ahí como obertura, crea el ambiente expectante.

No todo el mundo querrá sumergirse en este disco -no todo el mundo se sumerge en 'todos' los discos, ni yo- ya que es bien específico su enfoque, tiene su público y estoy seguro de que ellos no saltan mucho en un concierto, pero fuera de la crudeza del género, a quienes nos atraen estas manifestaciones tan específicas, esta es abiertamente buena (recuerden que lo he dicho en críticas anteriores: un buen disco de Doom puede ser el más difícil de hacer y conseguir del Metal). Cualquiera de las tres canciones largas del centro del disco son espectaculares, diría que Sonic Titan la más, la voy a dejar nominada a Canción del Año, por su potencia y capacidad para hacerlo a uno navegar entre sueños.

Sean pues usuarios de yerbas o no, para todos lo metaleros de agria estirpe, "The Sciences" es uno de los trabajos con los que habrá que contar a final de 2018 a la hora de sacar las cuentas de qué frutos y dinosaurios rosados se pasearon por el ambiente. Otro gran regreso.

8.5/10

viernes, 25 de mayo de 2018

Alkaloid - "Liquid Anatomy" (Progressive Death)

La superbanda, donde las haya, Alkaloid, para mí supera todas las expectativas y cuando los vapores etílicos hacen efecto mientras escucho "Liquid Anatomy" se me vienen imágenes en las que los miembros de ella hablan entre sí y se preguntan si un segundo disco podrá ser tan bueno como "The Malkuth Grimoire" (2015), me los imagino en la actitud propia del experto, con algo de falsa modestia, no queriendo reconocer que todo está dado, sólo un toque de suerte (si es que se llama así lo que distingue un buen disco de uno excelente) y ya... la alquimia dará resultado.


Algo más de tres años han transcurrido desde que estos experimentados metaleros alemanes nos sorprendieran con su primera grabación, tanto que este nuevo disco generó bastante expectativa. En lo particular me había hecho a la idea de que luego de una demostración como aquella se corría el riesgo de que las ideas se hubieran agotado y cualquier cosa nueva sufriera de lo que yo he dado en llamar 'la maldición del segundo disco' concepto que se resume en que esa posterior grabación en general viene más apresurada que la primera -exitosa, estamos hablando-, quizás exigida por las disqueras, conteniendo menos impacto e ideas, ya que la banda se pudo tomar todo el tiempo que quiso al inicio, total, nadie los conocía. Miles de grupos han sufrido eso, desde Mecano hasta Mayhem, Guns N' Roses y Deathspell Omega...

Pero no sólo me han callado la boca, Alkaloid vuelve a mostrar que la calidad no se improvisa y desde el tema de abrir Kernel Panic, una oda a lo realizado en el pasado por Yes y nominada a Canción del Año de ELOMC, el disco discurre con siete canciones más que tienen mucho Prog, suficiente Death y originalidad por montón, calidad instrumental -la esperable detrás de tales nombres como Hannes Grossmann en la batería y sus compañeros de armas-. 

Se me antoja que "Liquid Anatomy" es menos agresor que su anterior, tiene sólo la cantidad necesaria de voces Death para poder catalogarlo así, ya que en esta entrega las voces y coros limpios están más presentes, logrando un interesante equilibrio, casi cada canción te recuerda en algún momento que no hay growls y justo en ese instante, entra la voz de dragón, me gustó francamente esa habilidad; luego la banda incorpora elementos de Acid Jazz en algunos sectores, especialmente en la canción In Turmoil's Swirling Reaches o Chaos Theory And Practice, que me parecieron de gran calidad. Como me ocurre con discos buenos, encuentro fácil calificar a este trabajo con una sola palabra, es este caso 'originalidad'.

Está claro que luego de las primeras excelentes siete canciones de "Liquid Anatomy", la banda quiso hacer algo todavía más inesperado, un 'mira mamá, sin manos' y se atreven -porque hace falta cierta tipo de carácter para hacerlo- a mostrar su opus magnus de veinte minutos, Rise Of The Cephalopods, un tema que por esa duración será un todo o nada para el oyente. A mi me parece que es muy bueno, un viaje que se pasea entre la agresión, la calma, el hipnotismo de sus minutos ocho al diez, el despertar abrasivo y el remate cambiante. Quizás no sea una canción fácil, pero sin duda es un tema para revisar con calma, ciertamente puede ser algo excesiva.

8.5/10 Nuevamente hacen un trabajo para recordar.

martes, 22 de mayo de 2018

At The Gates - "To Drink From The Night Itself" (Melodic Death)

At The Gates tiene comprado hace mucho su billete a los altares del Melodeath, son quizás incluso sus verdaderos creadores. Desde que en 1994 presentaron el seminal y marcador disco "Slaughter Of The Soul" nadie que medio tantee estos medios puede decir que no los conoce, esa es la vara con la que todo se mide. Una demora de doce años para presentar "At War With Reality" (2014) me pareció que no los afectó, por el contrario, ese disco -a despecho de muchos que me contradicen- es de calidad extraordinaria; ahora con "To Drink From The Night Itself" la banda, un tanto refaccionada, trata de confirmar su lugar... que quizás no hace falta.


Este disco mantiene el sonido de At The Gates casi intacto, pero sufre de cierta caída en el songwriting, todo lo que su anterior me pareció interesante, emocionante y atronador, este parece querer mantener la dirección pero con menos éxito, siendo un trabajo algo difuminado cuando se le considera de forma integral. Canción a canción hay temas que se salvan y hacen el día, como To Drink From The Night Itself, Palace Of Leapers, In Nameless Sleep y The Colours Of The Beast, pero tengo la sensación de que la salida de Bjöler de la banda o algo que no termino de determinar, le ha quitado cierta intensidad.

Ciertamente este es un disco muy enfocado en los riffs, las canciones son diferentes entre sí y hay un esfuerzo importante en lo instrumental y especialmente en lo que vocalmente hace Tomas Lindberg, quien debe tener alguna especie de pacto satánico para mantener semejante nivel año tras año, durante décadas, no me quejo de lo realizado en este apartado. Es quizás en lo que se refiere a la calidad de las canciones, a que en su conjunto no me sentí tan impactado como en el pasado reciente. Esta creo que es una grabación que hace seguimiento a lo realizado en "At War", pero con los temas que les quedaron sin grabar en aquel trabajo, una especie de disco de temas lado b -sin ánimo de insulto-. En todo caso no me equivoqué con aquello de que At The Gates volvería.

"To Drink From The Night Itself" ha creado sensaciones mixtas, en general no creo que haya leído u oído nada que sugiera que es un mal disco, de hecho yo creo que es bastante aceptable. Tiene cierta chispa de agresión y evita facilismos atmosféricos que en el Melodic Death son tan comunes, pero a la vez se le critica, con razón, que a nivel del producción no suena todo lo bien que se podía esperar de él, la realidad es que incluso es pobre en lo técnico y la grabación de algunos temas deja que desear, además de que en lo particular creo que le puede faltar ese toque de emoción oscura que la banda tiene.

No es un mal disco, tampoco es grandioso y me genera algo de decepción que estos suecos no me hayan sorprendido tan gratamente como en su anterior trabajo, no digamos que siempre se espera de ellos que vuelvan a sacudir al mundo del Death, que tan bien ayudaron a definir en los años noventa.

7/10

sábado, 19 de mayo de 2018

Amorphis - "Queen Of Time" (Extreme / Progressive / Melodic Death)

No se me ocurriría el atrevimiento de decir que Amorphis está listo para el salto a la inmortalidad, esta es una banda que hace mucho tiempo que hizo el brinco  -más de veinticinco años de carrera- después de hacerse notar en el Death Melódico, en el Extreme, en el Gothic y en el Progressive, quizás incluso en más que eso... los finlandeses estos saben de que van y en catorce  discos lo  han mostrado. Diría que sus últimos dos, "Circle" (2013) y "Under The Red Cloud" (2015) han sido muestras de calidad, el último sobretodo, sin embargo esta nueva entrega, "Queen Of Time", tiene ese 'yo no se que' (por esta vez evitaré el ridículo termino francés) que les da el toque genial.


Desde mi punto de vista y puede confirmarse en las críticas de los discos anteriores, la banda ha ido creciendo nuevamente, retomando el impacto, haciéndose imprescindible... ¡y que carajo! prefiero hasta desdecirme: esta es la mejor muestra de la banda desde "Tales From The Thousand Lakes" (1994), o lo que es lo mismo que decir que puede que este sea el mejor disco en su historia. Es verdad que veintitantos años pueden nublar el recuerdo de aquello fue, pero estos días que dedico estructuralmente -y especialmente hoy- a sentarme  a escuchar Metal, como (podrán reírse) la mañana de fútbol de mi segundo hijo, me encuentro absolutamente fascinado.

"Queen Of Time" tiene esos elementos que han distinguido a la banda y sin embargo el cambio de dirección ya es más que obvio, el Melodeath se ha sido ido poniendo de lado -no del todo, pero si mucho- por una tendencia Extreme que ha habido comentaristas que han querido ubicar en una traición a los orígenes, incluso han calificado de 'estilo Eurovision'; por el contrario, en mi parecer ha expandido el sonido de Amorphis, ha habido un estallido de influencias, desde guitarras españolas hasta el más puro y agrio Death.

Amorphis ha evolucionado y me ha gustado, "Queen Of Time" es un disco innovador, con un toque oscuro y poco de facilismos, sobretodo de su segunda mitad en adelante. Bastante elaborado desde el punto de vista instrumental, atmosférico -especialmente gracias a esos elementos Folk que la banda destaca-  y rítmico. Este trabajo tiende a ser más fácil en lo vocal pero no en lo emocional. En todos lados hay intensidad, fuerza y casi nada de canciones de relleno, quizás en Heart Of The Giant un poco y algún otro tema previo. Me sorprende sin duda la cantidad de riffs que pululan en su recorrido, al menos los temas finales, los cuales son impresionistas, especialmente en Wrong Direction se nota exactamente eso, un nueva dirección, intensa y potente. En general no hay muchos minutos en que el disco deje de ofrecer buen Metal.

En honesto comentario de cierre deberé decir que, si bien hubo temas que no me encantaron, como We Accursed o Golden Elk, si sentí esas canciones interesantes que me llevan a pensar que el trabajo trasciende. Canciones como Among Stars, Grain Of Sand o Pyres On The Coast son muy buenas. El toque mágico de Amorphis se percibe en "Queen Of Time" y no queda lejos del impacto total. Este trabajo debe ser revisado con cuidado: coros, instrumentación, algunos solos -especialmente teclados- superan cualquier expectativa y deleitarán a los buenos metaleros.

8.5/10

viernes, 11 de mayo de 2018

Nox Aeterna - "Aurora Borealis" (Melodic Death)

Dándole la oportunidad a esas bandas menos expuestas por no tener sello que los apoye y a la vez en la búsqueda de un buen trabajo de Death Melódico que calme mi ansiedad hasta que llegue el próximo disco de At The Gates, me he encontrado escuchando "Aurora Borealis" de los holandeses Nox Aeterna, quinteto de buenas formas que como novedad incluye a una chica en la segunda guitarra.


Este trabajo hace muchas referencias a los sonidos más usuales del género, quizás y especialmente a lo realizado por Amon Amarth, en un marco de una más que decente producción y suficiente calidad instrumental, su arma secreta es la voz líder del grupo, el señor Arnold Boukes, dueño de un growl puro y bajo, de suficiente calidad como para prestarlo para cualquier buena banda, como en este caso el trabajo que hace con Nox Aeterna, ciertamente destaca.

Diría que las primeras tres canciones de este disco, el cual tiene una perspectiva conceptual, son las mejores  -todavía estoy por terminar de entender la idea porque no conseguí las letras, pero tiene algo que ver con una tormenta que azota el norte del mundo-. El mejor de los temas, de lejos, es Rainbow Of The Night, el cual podría ciertamente encontrarse en cualquier de las grabación de sus inspiradores gracias a un excelente riff, totalmente memorable. 

El disco está bastante bien en el sentido de que no se le encuentra ningún fallo evidente, por el contrario, se siente buen gusto y cierta pasión en su elaboración, sin embargo es mínimamente -si caso en absoluto- innovador, un poco cliché en la instrumentación y en mi gusto particular el uso de los teclados puede excederse a veces, tendiendo hacia zonas demasiado melódicas, incluso un poco Pop. Fuera de eso y de que este tipo de bandas no crean demasiadas expectativas antes de oírlos, diría que la entrega es muy aceptable, incluso divertida y permite hacer memoria de los sonidos distintivos que desde los noventa ha ofrecido el Melodeath.

No dudo que Nox Aeterna tenga el potencial necesario para explotar un día con un gran disco, posiblemente -sin querer convertirme en un institucionalista- más fácilmente si caminaran de la mano de uno de esos sellos especializados, quizás de los medianos que tantos buenos artistas manejan en las tierras nor-europeas, pero con "Aurora Borealis" no desdicen. Luego de las tres o cuatro primeras canciones, desafortunadamente, los riffs de los temas pierden impacto y el disco se va convirtiendo en un lugar un poco más común del género, pero -repito- como apoyo en las espera de los grandes nombres que este año se avecinan, están más que bien.

7/10

martes, 8 de mayo de 2018

Angelus Apatrida - "Cabaret De La Guillotine" (Thrash / Heavy)

Hay bandas que caen bien, sin conocer a sus miembros se les percibe enfocados, dedicados, bien comprometidos con su música. Con Angelus Apatrida siempre he tenido ese sentimiento, en mi mente son tipos jodidos y profesionales, de esa gente a la que tienes que admirar aunque sea sólo por la intensidad que le ponen a cada disco. Algunos serán mejores y otros no tanto, pero se arrancan el pellejo en cada uno y eso se nota, ahora con "Cabaret De La Guillotine" siento, además del compromiso, un salto cuántico, una mejora evidente.


"The Call" (2012) es generalmente citado como su mejor muestra y "Hidden Evolution" (2015) no los dejó mal parados, sin embargo con esta nueva grabación hay algo diferente, una especie de consolidación en las grandes ligas del Thrash, un disco que habla de experiencia y calidad, con temas distinguibles, con potencia, incluso ligeramente 'sucios' en su presentación, como hacen esos grandes nombres, especialmente alemanes y de los que Angelus Apatrida pareciera tomar la mayor parte de sus influencias, tipo Overkill y Destruction.

Un disco de este género parece que es sencillo... pero no lo es, ni de cerca. De forma simplista se piensa que con una buena rabieta, guitarra, bajo y batería ¡listo! un "Master Of Puppets". Nop. Sin embargo esos elementos tienen que estar ahí... y algunos otros que creo que Angelus Apatrida ha logrado con bastante buen tino en "Cabaret De La Guillotine". Aprovechando que lo que hace con la voz Guillermo Izquierdo, mejor conocido como Polako, siempre ha sido obscenamente bueno, la banda ha montado unas cinco canciones de primer orden, como Sharpen The Guillotine, Ministry Of God, Witching Hour, Martyrs Of Chicago y especialmente la balada (o como quiera que se llame ese tipo de canción menos agresora en el contexto) Farewell, uno de los mejores temas que en el estilo he escuchado en largo tiempo y al que dejo nominado como contendiente a Canción del Año de ELOMC.

Se me ocurre pensar que -como ha sido la tónica pasada- nuevamente la banda prefiere mantener cierta distancia con los riffs obvios, cosa que hasta cierto punto hace al disco más difícil para los menos conocedores del género, como puede ser mi caso, pero fuera de eso, algún tema de relleno y una duración excesiva que obra en contra de una grabación de tanta intensidad, este es un excelente disco, quizás el mejor de los albaceteños estos hasta esta mañana.

"Cabaret De La Guillotine", con el estilo tradicional de Angelus Apatrida de mezclar Thrash y Heavy, calidad instrumental, vocal y unos coros memorables, me parece que debe ser uno de los discos a tomar en cuenta en el estilo a la hora de hacer cuentas a final de 2018.

8/10

lunes, 7 de mayo de 2018

Dimmu Borgir - "Eonian" (Symphonic Black)

Luego de tantos años sin nuevo material y lo realizado para su DVD "Forces Of The Northern Night", el cual es excelente, por decir lo menos y la legión de seguidores con la que cuenta Dimmu Borgir, no es nada sorprendente la gran expectativa que ha surgido en torno a la presentación de "Eonian", un trabajo que va a dar que hablar, bien para los menos y quizás mal para los más. Lo que es seguro que nadie se va a quedar indiferente ante estos noruegos tan importantes del Black Sinfónico.


Se podría adornar mucho el comentario, especular respecto a las motivaciones detrás del disco y hacer un panegírico en relación a la escogencia de la banda de la canciones para la presentación, o se puede decir llanamente que tal es el disco... haremos una mezcla, comenzando por lo segundo para el caso que les de pereza seguir leyendo: está aceptable solamente, sigue la línea un tanto floja de los dos trabajos anteriores, no es impactante, se excede en lo melódico y demasiados minutos se parece más un disco de Nightwish que algunas de aquellas grandes grabaciones, ahora distantes, como "Puritanical Euphoric Misanthropia" (2001), finalmente creo que para su total compresión puede que necesite más tiempo y oídas, dejarlo y volverlo a poner, sin embargo dista mucho de ser su mejor trabajo.

De forma un poco más profunda siento que el disco es débil en el apartado de la sorpresa, siento que la banda ha querido  hacer -o sigue haciendo y luego de tanto tiempo- un disco para 'las masas', algo que lo haga todavía más comercial y conocido fuera del ambiente tan especifico que significa su nombrado nicho Black con elementos orquestales. Entendiendo que su perspectiva es lo que es, hay un exceso respecto a otros momentos de lo que yo llamo 'el espectáculo', la puesta en escena, siento que a Dimmu Borgir se le fue la mano, cayendo un poco en lo caricaturesco.

El disco tiene algunas buenas canciones que a mi parecer destacan del resto, la primera I Am Sovereign, Alpha Aeon Correspondence y el instrumental Rite Of Passage. Es interesante que estas sean las del final del disco, donde parecen volver un poco más a sus referencias sonoras originales. Lo que definitivamente le quita puntos a "Eonian" es su sobreproducción de coros, exceso de melodramatismo y demasiados sonidos de teclados, como en Archaic Correspondence, tema incluso difícil de tragar, pero por sobre todas las cosas la grabación viene casi despojada de esa fuerza, ese Metal oscuro y maligno que ha definido en el pasado a Dimmu Borgir. Este disco, para mi -repito- pretende dar a conocer a la banda a un público menos extremo.

Bien posiblemente habrá un grupo de nuevos seguidores que se sentirá satisfecho con "Eonian", sin embargo tengo la incómoda impresión que los incondicionales de Dimmu Borgir no van a recibir del todo bien el disco ya que luego de casi ocho años era otra cosa lo que siento que flotaba en el ambiente, había esperanzas de que se volviera hacia algo que tendiera más hacia "Spiritual Black Dimensions" (1999), pero hemos sido mediana y nuevamente  -para algunos, totalmente- decepcionados. Me atrevo a decir que la banda hoy es otra, diferente... no tan buena.

6/10. Obvio candidato a decepción del año

miércoles, 2 de mayo de 2018

Skeletal Remains - "Devouring Mortality" (Death)

En la incesante búsqueda del próximo disco que me haga feliz (feliz no es contento, es satisfecho) me he cruzado con un trabajo de vieja escuela Death, proveniente de Skeletal Remains un cuarteto californiano de orígenes latinos que en sus dos discos anteriores había mostrado madera como para hacerse notar y cumpliendo predicciones presentan "Devouring Mortality" un trabajo elaborado dentro de los más puros cánones del género, con once canciones de entre tres y cinco minutos en su mayoría, cuarenta y cinco minutos de duración total y un fuerte elemento de agresión.


Este trabajo pasaría como uno más del montón si no fuera porque la banda tiene algunas características verdaderamente resaltables, especialmente su nivel instrumental, el cual aún cuando no tiende a los sectores Technical, habla de una excelente capacidad con los hierros de costumbre, además de mostrar calidad a la hora de la composición de las canciones. La voz de Chris Monroy, también es de muy buena ejecución en su squeal-o-growl, siendo poderosa y transmisora.

Sin embargo hay algo especial en la banda y es que en su sonido hay la sensación de mucha experiencia, de esa que sólo gente con mucho rodaje es capaz de mostrar y sin embargo Skeletal Remains es una agrupación prácticamente reciente, de formación en apenas 2011 y primer disco el año siguiente. Este trabajo -creo que puede decirse con justicia- no va a venir a cambiar ningún preconcepto en el Death, pero está tan bien realizado, incluso en su producción y sonido, que se me antoja ponerlo como ejemplo de cómo debe hacerse un disco redondo, de calidad.

Los primeros temas de "Devouring Mortality", quizás los tres del inicio, son bastante estandarizados, con calidad repito, pero sin mayor contribución, pero a partir de la cuarta canción, la homónima del disco, se nota un incremento en la calidad, mucho sonido intenso, especialmente con la guitarra de Adrian Obregon, la cual puede ser una de las más interesantes que he oído dentro del Death en bastante tiempo, incluso en temas como Torture Labyrinth y Grotesque Creation diría que tuvo hasta toques de Neo Clasico en la ejecución, no bromeo, préstense ustedes mismos a la experiencia y verán como este músico destaca claramente.

Me queda un poco a deber el trabajo que habiendo tanta calidad entre los miembros de la banda, quizás han podido experimentar un poco más o haberle dado algo de novedad a su sonido tan imbuido en lo oído en los años noventa. Obvias referencias se pueden percibir en el trabajo, quizás las más claras, en mi opinión, serían las de Pestilence, Death y Obituary. Pero no quiero que se piense que desdigo de lo que "Devouring Mortality" trae, al contrario, este debe ser uno de los discos importantes dentro del Death en 2018.

Temas como los señalados y otros, una duración ideal, una capacidad interpretativa destacada y una grabación muy bien realizada, dan como resultado que el último trabajo de Skeletal Remains destaque, creo que se va a poner en los números de la preferencia del sector crudo y duro del Metal.

8/10. Extraordinaria portada