Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

sábado, 20 de agosto de 2016

Sabaton - "The Last Stand" (Power / Epic)

No se los demás -que se quejan de que Sabaton otra vez suena como Sabaton-, pero yo creo haber conseguido la banda sonora para mi próximo intento de cruce a nado el Canal de la Mancha. Si un disco como "The Last Stand" no toca esa fibra épica y algo ridícula que tenemos los metaleros, no creo que haya otro título que este año pueda hacerlo. Los creadores de Primo Victoria, el terrible acento en inglés al cantar y la admiración por la cabezas rotas por las balas de los Mausers están de vuelta.
 

Si, es cierto que "The Last Stand" es un disco que dista de ser una joya Progresiva con rivetes Death y toques Avant-Garde, definitivamente no pasará a engrosar la lista de las obras de arte que la Librería del Congreso americano escoge para preservar de cara al futuro, pero coño, que buen rato me hace pasar cuando lo pongo a todo volumen en el genial equipo de sonido que tengo en mi vehículo!!! Je... si, nuevamente se demuestra aquello de que la música es pasión, aunque hoy en la transmisión en vivo del lanzamiento del fan-video "To Nightwish with Love" escuché a Holopainen decir que la música es un viaje de descubrimiento personal... posiblemente esa sea una perspectiva más ajustada a la visión del músico.

En lo que respecta a la nueva entrega de nuestros guerreros suecos pues a mí, al menos hasta la canción Hill 3234 -la más floja del disco-, debo confesar que me mantuvo una erección metalera. Este es un disco de riffs, de épica, de mensaje fácil, ciertamente sin un valor instrumental sensacional, pero capaz de utilizar todos los recursos tradicionales que la banda ha logrado dominar de manera especial (y algunos nuevos, como la gaita) y que los convierte en referencia fundamental del Power y el Epic. Su ritmo es descomunal, la gruesa y potente voz de Joakim Brodén se mantiene como centro del disco y hay momentos en que la guitarra de Rörland destaca, quizá en Rorke's Drift donde más.

Sparta es un temazo, todo lo cursi que se le quiera endilgar, pero es genial. Last Dying Breath, Blood Of Bannockburn, Diary Of An Unknown Soldier y así cada canción tiene, al menos en parte, ese toque mágico, meloso es cierto, pero emocionante que no dudaría en calificar como muy bueno. Algo excedido en sus teclados, quizás más que todo en The Last Stand, pero divertido. No crean que es una especie de Manowar nordico-neoguerrero, más bien es la reafirmación del estilo de la banda, quienes luego de la relativa baja de nivel en "Heroes" (2014) me parece que vuelven casi a la gran forma de "Carolus Rex" (2012), disco más importante de la carrera de la banda.

El disco lo cierran canciones como Shiroyama, Winged Hussars y The Last Battle que suenan bien, pero para ese momento ya es posible que todo lo que había que escuchar ya esté oído, pudiendo hacerse repetitivo, a pesar de que contando sólo los temas nuevos, no los bonus ni el cover de Judas Priest (no demasiado logrado), dura apenas treinta y siete minutos. Sin embargo, repito, el disco bien vale el rato.

Si había alguien a quien le hiciera falta bañarse en las aguas de la descarada utilización de la melodía épica, indulgente en lo musical, pero extraordinaria en lo sentimental, no dude ni por un minuto que Sabaton con "The Last Stand" ha logrado reunir los elementos necesarios para regalar intensidad y alegría, con fuerte sentido histórico en su lírica.

8/10. Me gustó la portada.

2 comentarios:

  1. Ciertamente mejor que el nivel de este disco que el de su anterior trabajo, 7.5/10

    ResponderEliminar