Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

viernes, 30 de agosto de 2013

Katatonia - "Dethroned & Uncrowned" (Acustic)

O es que me han agarrado de mala leche o es que no entendí que es esto, o simplemente Katatonia decidió lanzarse del borde del abismo. Ya su disco anterior me había parecido muy regular, pero tuve la deferencia de darles una puntuación término medio por lo que una vez fueron. Pero esto es insoportable, no acepto más el ataque de mariconería de Jonas Renkse y Anders Nyström. a pesar de lo que fueron, este es el último disco que les escucho y van a tenerse que calarse todo lo que pienso.


Este es un disco insoportablemente lento, falto de personalidad y viciosamente ensimismado. He hecho el sacrificio de oír "Dethroned & Uncrowned" varias veces con el sólo objeto de no faltarle a aquellos a los que me hacen el honor de leerme y a los bots que inflan los números de visitantes diarios y debo decirles que, tanto a los seres humanos como a los virtuales les vendrá bien no acercarse a esta mierda.

Ligeros elementos de teclados, a lo Jon & Vangelis y una melodía aburrida, sin inspiración y cuyo único sentido parece satisfacer el ego de la banda y a algún oidor casual, llenan este disco. Luego están los ataques de guitarra acústica que no terminan de concretarse en, al menos, un buen riff, pero por sobretodo, la insoportable levedad de la voz y coros que la banda desarrolla. Estos no solamente no eran los suecos de Katatonia que yo conocía, no es ni siquiera a lo que se atrevería un grupo de Hair o Gay en los ochentas si decidiera hacer un álbum de sólo baladas.

Respetando y haciendo abstracción de lo que la banda pudo ser en el pasado y asumiendo que con "Dethroned & Uncrowned" quisieron presentar lo que en su título sugieren, algo deslastrado de todo maquillaje y artificio, Katatonia esta al borde de convertirse en cualquier banda oschentosa, a lo Extreme, cuyo objetivo es que les canten un single en la radio. Con la única excepción de la última canción del disco, Dead Letters, esto es un insulto a los seguidores de la banda y de lo que el Doom/Death alguna vez identificaron.

Seguramente a algunos de los verdaderos especialistas y conocedores del Metal les parecerá un hito, pero a mi no, por ello no voy a hacer mucho más largo este comentario porque me apena lo que oí. Me tiene acojonado este disco, tanto como si Primordial o My Dying Bride decidieran cagarla; por eso, a partir de ahora,  no oigo más Katatonia. No entendí nada, no supe asumirlos, no se qué fue este disco acústico, ni las voces femeninas perdidas, ni la sobreproducción, ni el estilo sensiblero... y esto último, sobre todo, me abrumó, me decepcionó... un desastre.

2.5/10

miércoles, 28 de agosto de 2013

Parasite Inc. - "Time Tears Down" (Modern Melodic Death)

La nueva banda alemana, Parasite Inc., ha asaltado, gracias al consejo de un amable y regular lector, mi conocimiento del escenario Modern Melodic Death. Absolutamente desconocidos para mis oídos (aunque tienen un demo de 2009 y un single de 2011), he quedado gratamente sorprendido por su disco debut "Time Tears Down" por su carácter duro, pero altamente melódico y emocionante. Relativamente menos atmosférico que trabajos de grupos como Omnium Gatherum y Nightrage, de los cuales parecen extraer alguna influencia melódica, este disco es un viaje de emociones que tiene más elementos tomados de grupos de la primera ola Gotemburgo, como At The Gates e incluso influencias Thrash, como Kreator.


La canción de abrir fuegos, Armaggedon 16 To 9, es realmente buena, por lo impactante y veloz, la cual junto con The End Of Illusion, la mejor del disco y candidata a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica, me regalaron algunos de los mejores minutos del año en lo que a música se refiere, gracias a un peligroso juego donde la banda se arriesga a extremar el fondo melódico con un crudo growl, sin caer en facilismos ni autocomplacencias... por el contrario, una instrumentación super rápida, especialmente en la guitarra que tan bien maneja Kevin Sierra, muestran desde el 'vamos' que algo interesante se avecina.

El resto del disco es de alto nivel en todo su recorrido, con apenas algún detalle menor en lo que a producción respecta. Once canciones más (trece en total), unas muy cortas y otras en torno a los cuatro y cinco minutos, que hablan de vieja escuela a pesar de la evidente juventud de los miembros, me parecieron divertidas, intensas, bien logradas y con elementos de virtuosismo en todas o casi todas ellas. Mención aparte debo hacer del más destacado de sus elementos, como me parece que es la excelente voz de Kai Bigler: Profunda, con gran dominio de la técnica, pero sobre todo novedosa, una mezcla de estilos Melodeath y Thrash.

La otra gran e innegable influencia que Parasite Inc. muestra en este trabajo es la que reciben de Amon Amarth. Las estructuras de sus canciones, mezcla de emocionalidad y poder desplegados me hicieron recordar a los príncipes del Death Melódico y se me ocurrió, como de cuando en cuando pasa, que me hicieran preguntarme si este no sería el disco que aquellos quisieron hacer cuando presentaron "Deceiver Of The Gods"... claro, es cierto que "Time Tears Down" no tiene elementos Folk, pero no por ello se deja de sentir la línea finlandesa, tanto así que hice el experimento con un amigo a quien le pedí que oyera la canción Pulse Of The Dead, sin conocer a la banda y no salía de su asombro porque Amon '¡¡¿había sacado un nuevo disco?!!'.... :-).

Presiento que estamos frente a una nueva fuente de emociones en el Metal, en las manos de Parasite Inc., y si repiten este éxito en sus próximos trabajos con canciones que, como en este disco, dejan regada la palabra 'calidad' a todo su largo, con velocidad, melodía, pasajes detallistas y excelentes voces, les auguro un puesto junto con los mejores exponentes, en el tope. No se me malinterprete, a pesar de sus claras influencias, el grupo tiene nombre y apellido musical propio y su contribución es evidente.

"Time Tears Down" es un disco bien logrado, por un grupo que se muestra como cualquiera con gran experiencia, a pesar de la juventud de sus componentes, lo que sólo puede hablar bien de ellos, tanto de su capacidad creadora como de habilidad en la ejecución. Sin poses, ni necesidad de recurrir a efectos especiales o distracciones, pura música respalda a Parasite Inc.. Ojalá que las enormes expectativas que van a generar entre los gustosos de este gran estilo puedan ser bien manejas; si no caen en apuros y pueden manejar bien la presión de la industria y público, el cielo será su límite.

9/10 Vigésimo sexto seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. Altamente recomendable, en serio.

jueves, 22 de agosto de 2013

Turisas - "Turisas2013" (Power Folk)

"Turisas2013" de Turisas es un experimento, un disco con canciones que seguramente no tenían un lugar preciso en el concepto general de la banda, con apenas dos o tres excepciones, pero que no quería dejar de presentar a los seguidores del grupo. Al menos esa es mi conclusión después de oírlo varias veces, motivo por el cual sugiero acercarse a él con una actitud positiva ya que el mismo no es el típico Folk al que estábamos acostumbrados, si no más bien algo que tiende mucho más hacia el Power, hasta incluso el Rock. En el fondo siento que a Turisas debe serle reconocido el atrevimiento, aunque siento que el riesgo tomado es mucho y el 'capital político' que exponen frente a sus fans puede afectar negativamente su imagen.


Más allá del comentario generalizado de la insulsa manera de titular el álbum, el cual comparto plenamente, este álbum clama al Valhalla su falta de fuerza, de himnos de batalla y de momentos emocionantes. La sola comparación frente a "Stand Up And Fight" (2011) generará descontentos y críticas entre los oidores, más sin embargo tiene sus momentos y dos o tres canciones rescatables: For Your Own Good, Ten More Miles -la mejor del disco- y quizás Piece By Piece, por encima de ellas, el álbum no tiene sus tradicionales elementos de orquestación impactante, elementos sinfónicos rimbombantes y en general todo el sonido poderoso que se quedaba en uno cuando se oían los discos de estos finlandeses, por el contrario las ideas en "Turisas2013" se quedaron unas crudas y otras, inorgánicas.

Honestamente no creo que este sea un cambio de rumbo de Turisas, creo que es lo que dije al inicio: reunieron los temas que no habían podido, querido o dejado grabar anteriormente y decidieron, dada su vasta legión de seguidores, probar como les iba con un experimento. Si por el contrario, estoy equivocado y han decidido modificar su enfoque, este es -sin duda- un disco sin relación con su pasado, cambia demasiado el estilo que les granjeó admiración y algunas piezas son demasiado simples o sencillamente no van con ellos... puede ser un salto al vacío.

Canciones que son extrañas, como Run Bhang-Eater, Run!, no se parecen al grupo, son un enredo absoluto, con cambios permanentes de ritmo, trompetas, saxofones, gemidos femeninos; otros ejemplos serían Into The Free y No Good Story Ever Starts With Drinking Tea, -gran título-, ambas son apresuradas y cansonas.

La verdad fui hasta el sitio web de Turisas para confirmar que sus miembros originales desde 1997, el vocalista Mathias Nygård y el guitarrista Jussi Wickström seguían al frente, al confirmarlo me convencí, una vez más, que esto es un asunto pasajero ;-)

Con "Turisas2013" me siento decepcionado, tenía sinceras ganas de que este fuera un gran disco para un año que ha tenido limitadas muestras en el Folk. Añoro un impacto a lo Alestorm o Ensiferum de 2012. Lo más imperdonable es que algunas piezas fueran francamente aburridas... con Turisas puede que la musicalidad te empalagara pero nunca que te aburriera, su sentido y razón de ser en el Mundo es otra y ellos lo saben. Esperaré a su próxima entrega, si no me equivoco, esto es sólo una liberalidad creativa -poco lograda-, que con suerte no se repetirá.

5.5/10 Pensaba darles medio punto más, pero dado lo terrible del nombre del disco y su portada, no me atrevo.


miércoles, 21 de agosto de 2013

Witherscape - "The Inheritance" (Extreme Progressive)

¿Que se obtiene si se combina en proporciones iguales una parte de Merciful Fate con el rock que hizo en los setentas y ochentas la banda Yes y se le agrega un dosis importante de Nightingale, servido sobre la crudeza de Edge Of Sanity, con fuertes reminiscencias de Queensryche y riffs a lo Judas Priest? Fácil, una idea loca de uno de los más influyentes músicos del Metal de todos los tiempos, a pesar de sus -apenas- cuarenta años, el sueco Dan Swanö, quien da vida a un bicho nuevo, uno de los más impactantes discos de 2013: "The Inheritance" de su nuevo proyecto Witherscape, en duo con su coterraneo, Ragnar Widerberg.


Sólo por hacer memoria diré que Swanö ha participado, sea como miembro de los equipos de creación o músico, en más de ochenta bandas, incluyendo nombres como Katatonia, la nombrada Nightingale, Opeth y los excepcionales Omnium Gatherum, por apenas decir algunas. Interesante es, sin embargo, que él casi no hace presentaciones en vivo y las raras veces que lo hace usa seudónimos para que no lo reconozcan. Un excéntrico pero impresionante músico, pues.

En lo que al disco se trata, debo decir que el mismo no es nada fácil, la mezcla de growls y voces limpias, unido a los tempos Black y Prog impactan duramente por lo contrastantes, pero en la medida que el disco se deja colar y se vuelve a oír, empiezan a descubrirsele elementos de excelente factura, a veces más que eso. Los más interesantes, -para mi- sin duda, coros y riffs. Especialmente a partir de la canción To The Calling Of Blood And Dreams las canciones tienen una interesante forma de desarrollase y oírse, en las que la aridez de los growls más fuertes se mezclan con teclados bien ejecutados, blastbeats, coros y voces limpias que se clavan en la memoria; no dejen de deleitarse con las guitarras intensas y ritmos Prog que -a mi- me recordaron mucho a Yes.

Es, a la vez, el eclecticismo de este disco, el elemento que lo hace más difícil. Estoy seguro que a muchos les pasará que por momentos no sabrán si se ha mezclado otro sonido en la reproducción, pues partes oscuras y pesadas se dan paso en un sólo instante a melodías dulces y tranquilas. Es una mezcla interesante, sin duda, pero no fácil y seguramente menos asequible para muchos. En el fondo y luego de escuchar canciones como The Wedlock Observation, por ejemplo y a pesar de su excelencia sonora, me pregunto si algo realizado sobre de forma más tradicional -sin negarle el derecho a la innovación- habría sido más comprensible...o no, seguramente así se crean nuevos géneros. Lo dejo a criterio de cada quien.

Vale la pena acotar que con respecto al mensaje, "The Inheritance" es un álbum conceptual enfocado hacia al terror, que desarrolla la historia que ocurre en una remota aldea en el norte de Suecia, en el siglo diecinueve, en el que el personaje central recibe una finca como herencia a la muerte de un familiar y mudándose a ella descubre todo tipo de cosas raras que suceden allí.

Witherscape recorre toda una la gama de sonidos, cargados de riffs y solos de guitarra, exuberantes voces limpias y growls duros, mostrando emociones que van desde la agresión y la oscuridad atmosférica hasta el sonido suave del Prog de los setenta. El disco evita un error típico de estos músicos consagrados, como es el exceso de producción y parece perseguir bastante bien el sonido épico con sus inquietantes piezas, a veces hermosas, otras demasiado complejas y otras simplemente extrañas, pero que por su originalidad estilística y profundidad debe atraer fácilmente a todos los seguidores de Swanö, especialmente a los interesados ​​en el llamado Extreme Progressive.

Lo mejor del disco y lo indudable del mismo es que este tipo de atrevimientos conceptuales son, hoy por hoy, raros y mucho más aún la exitosa mezcla de viejo y nuevo sonido Prog con el Black.

8.5/10









lunes, 19 de agosto de 2013

Sirenia - "Perils Of The Deep Blue" (Symphonic Gothic Female Fronted)

El nuevo disco de los noruegos de Sirenia es ciertamente engañoso y diferente. "Perils Of The Deep Blue" es un álbum oscuro y más pesado, algo que de por sí normalmente los ha distinguido de la mayoría de las banda Góticas encabezadas por chicas. Este disco difícilmente se puede comparar con trabajos como los de Nightwish, Dotma, Sirenia, Xandria, Within Temptation o Delain, como no ser que se discuta de la belleza de cada una de las cantantes de esas bandas. Para muestra, un botón: la catalana Pilar Giménez García, quien utiliza en la banda el nombre artístico de Ailyn, es sin duda una hermosa mujer, sin contar por supuesto con su gran capacidad vocal.


"Perils Of The Deep Blue" es, a mi humilde entender, un paso en el camino correcto, con el que la banda vuelve, luego del razonable álbum anterior, "The Enigma Of Life" (2011), a un sonido más acorde con las raíces del grupo, con una robusta guitarra y voces grandes, tanto masculinas como femeninas, limpias y extremas, donde casi no hay elementos aleatorios en la composición y en la mayoría de sus arreglos; los detalles se encuentran en el lugar adecuado y aunque algunas canciones son innecesariamente largas, hay algunos abusos melódicos y sobre todo, la producción podría haber sido mejor en lo que a la batería respecta (está simplemente mal grabada, muy alto la verdad) en general place el trabajo final.

En un ambiente musical donde la lucha entre los grupos del género Symphonic/Gothic Female Fronted es a cuchillo por repartirse a los fanáticos, Sirenia parece querer dar lo mejor de ellos mismos en este disco, para mantenerse en el tope y así "Perils Of The Deep Blue" basa en las guitarras y las voces más fuertes su propuesta, sin embargo, cierta extensión artificial de la duración de varias piezas, especialmente en la mitad del trabajo, lo hacen un poco sobreactuado, especialmente los trece minutos de Stille Kom Døden.

Este disco, si bien dista de ser perfecto en muchas áreas, tiene a su vez elementos convincentes que, como el verdadero canto de una sirena (!), lo hacen difícil de dejar; por ejemplo, sus coros épicos, la hermosa voz de Ailyn y los riffs sorprendentemente pesados, lo convierten en un placer culpable.

El álbum abre bastante bien con Ducere Me In Lucem, donde Ailyn muestra su formación clásica, para luego dar paso a una de las mejores, sino la mejor canción de disco, Seven Widows Weep con una fuerte sensación atmosférica y bien logrados growls del polifacético fundador de la banda (y de Tristania... y de Mortemia) Morten Veland. Luego canciones incluso más simples se sienten grandes y épicas, en parte porque siempre hay muchas capas musicales, con teclados y elementos sinfónicos bien ejecutados y como dije, una guitarra que retoma un papel preponderante.

La gran canción Ditt Endelikt la canta noruego el vocalista invitado Joakim Næss y Ailyin recita en español, como segunda voz, haciéndose un trabajo excepcional especialmente en lo que al apartado emoción y química respecta. El resto del álbum se siente como una combinación compleja y variada, al mismo o mejor nivel que algunos de sus trabajos anteriores, con una ligera sensación Progresiva de algunas de las estructuras de las canciones.

De no ser por algunos de los elementos menos positivos de los que he hablado, este ya sería uno de los mejores discos del año del género (dependiendo de lo que venga en el resto de 2013, todavía lo puede ser).

8.5/10 Muy recomendable




jueves, 15 de agosto de 2013

Fleshgod Apocalypse - "Labyrinth" (Symphonic Technical Death)

El nuevo disco de los italianos Fleshgod Apocalypse ha aparecido fundamentado en un nuevo paradigma, más melódico, con muchas menos guitarras, más fácil y menos -mucho menos- interesante que su excelso disco anterior. "Labyrinth" es un disco que, si bien contiene más elementos sinfónicos que "Agony", tiene menos intensidad, es un disco con menos alma y menos poderoso.


Los elementos sinfónicos son lo mejor que la banda ha hecho hasta ahora, eso es indudable y las voces femeninas operísticas están extremadamente bien logradas. La verdad es que por largos pasajes se dejan de escuchar las guitarras y se siente como si se estuviera escuchando a una orquesta sinfónica acompañada de batería. Para despecho de los fanáticos del Metal, en especial del nivel extremo con el que FA me había deleitado en su trabajo anterior, no me sentí satisfecho... me pareció que mucho de lo que esta gente había presentado se quedaba en el tintero, que su Death había decaído y con ello la fuerza que los hizo merecedores de los mejores comentarios en 2011, no sólo míos, que serían los de menos, sino de la generalidad de las opiniones que se hicieron.

La preponderancia de los elementos melódicos, voces femeninas y fuerte componentes sinfónicos incorporados al álbum tienen sentido en un grupo de contexto diferente y aún así, su mezcla, a veces forzada con los componentes Technical Death, no me terminaron de convencer. Diría que no hubo compromiso verdadero con ninguno de los dos estilos (Symph y Death), lo que regularmente se convierte en un disco como "Labyrinth": algo que está bien, pero no se destaca del resto. Esta es, desafortunadamente, una entrega inferior, por momentos interesante, pero nada más. Las sensaciones crudas, intensas, brutales y poderosas con que me habían cautivado ya no están ahí, al menos no con el nivel que habían mostrado.
Algunas cosas específicamente negativas me parece que deben ser destacadas. En primer lugar el álbum es enredado, no se si incluso mal masterizado, por un lado se está acabando una canción y en el mismo instante ya comenzó la otra, cuando no parece que vuelven a una canción pasada y a veces, incluso, están tocando dos temas a la vez. Puede que en mi ignoracia no haya sabido distinguir un estilo nuevo, pero la verdad es que por momentos me sentí perdido, a pesar de que hay pasajes muy buenos, no me quedaron claros algunos de los cambios, presentaciones, incios y finales. Luego está -y es mi mayor crítica- la desaparición casi absoluta de uno de los mejores elementos que Fleshgod Apocalypse había mostrado: el uso de sus guitarras. Cuando en su disco anterior el nivel técnico del instrumento había sido notable, en este disco juro que tuve que hacer el esfuerzo para distinguir su sonido... Sin guitarras no hay Metal y especialmente en el Tech y en este disco las añoré... ¿Será que evolucionaron hacia algo diferente?... quizás no sean ellos, sino yo el que no entendí.

A pesar de los elementos sinfónicos fabulosos y la melodía añadida siento que "Labyrinth" tiene un recorrido desordenado durante buena parte de su duración. Ninguna canción me sedujo particularmente y sin duda dejaron por fuera el filo extremo con el que sus dos trabajos anteriores, pero especialmente "Agony", me había seducido tanto y convertido a FA en una de las bandas referentes del Symphonic Technical Death.

Parafraseando a García Marquez y aprovechando descaradamente el título, creo que -lastimosamente- a pesar de la ansiosa espera, Fleshgod Apocalypse se ha enredado en su laberinto y presenta un disco que raya en lo desordenado, es poco innovador, deja de lado sus grandes influencias y se hace aburrido demasiado rápido... luego de escucharlo algunas veces no percibí nada especialmente atractivo y no creo que haya motivos para repasarlo muchas veces más.

Espero su próximo trabajo, con el deseo inocultable de que vuelvan a hacer la magia a la que nos tuvieron acostumbrados.
7/10 


viernes, 9 de agosto de 2013

Battle Beast - "Battle Beast" (Heavy)

Battle Beast fue uno de los grupos revelación de 2011, su disco "Steel" agarró a mucha gente, incluyéndome, totalmente por sorpresa, dado que una banda con una descomunal cantante como lo es Nitte Valo, se atrevía a hacer el más puro Heavy de los 80s', pero con sonido renovado y espectacular. Ahora estos finlandeses vuelven con un trabajo homónimo, generando gran expectación y.... cierta decepción.


La pregunta fundamental es ¿Que era BB en 2011 y que es en 2013? Parafraseando a Bill Clinton: 'la voz, estupido' y es que la partida de Valo y su sustitución por Noora Louhimo, tenía que generar y de hecho generó sus consecuencias. No se me malinterprete, Louhimo sabe cantar y bastante y casi cualquier banda del mundo se preciaría de tenerla como 'frontwoman', pero aquí estamos hablando de la partida de aquello que le daba su carácter único al grupo. Ahora, por desgracia, Battle Beast es otra banda más, buena y con canciones interesantes, pero sin ese elemento especial que los destacaba por encima de sus competidores. 

Para mi y -repito- reconociendo las facultades de la nueva integrante, la ida de Valo no es un ligero traspiés, como la presentan el resto de los componentes en sus redes sociales, es un golpe bajo y deja al grupo en condición de riesgo y como tal, en previsión de males mayores, "Battle Beast" luce como un disco jugado sobre seguro, con buen sonido, buenos arreglos y canciones estandarizadas, pero sin ese filo peligroso y atrayente que su debut trajo bajo el brazo. Pero les doy el beneficio de la duda, porque si bien parece que el motivo para presentar un disco de estas características es que ya no cuentan con su arma secreta, tiene sentido que quisieran mantener la base de seguidores, dándoles la mala noticia de la forma más sutil posible y prepararlos para grandes cosas por venir.

Cortando el drama y entrando al trabajo musical propiamente, este es un disco que contiene la gran generalidad de los elementos Heavy de su debut, pero con un uso extensivo y a veces abusivo, de los sintetizadores, lo que, para ser franco, les resta enteros en el apartado intensidad, pues en vez de ser utilizados -como en la época clásica- para crear atmósfera, terminan haciendo sonar largas partes del disco de manera demasiado electrónica. Además, el elemento principal en el repertorio de Battle Beast que podría sin duda haber salvado el día, como era su gran uso de las guitarras, fue extraña y tristemente dejado bastante de lado, dejando de percibirse en plenitud esa contribución, en favor, como dije de un sonido más artificial, menos Heavy Metal.

"Battle Beast" es, si se quiere, más asequible; se permite alejarse de su trabajo original en búsqueda de ampliar su radio de acción, lo que para mi.... y seguro que esto me va a costar la tradicional ira de los incondicionales... no lo convierte necesariamente en un mejor disco. De hecho, no creo que esté fuera del radar la posibilidad de que Battle Beast continúe su giro en el futuro hacia un sonido más Modern o Nu y aunque todavía con este álbum hay mucho Heavy, definitivamente es menos. En todo caso, sería un error de mi parte no reconocer que riffs emocionantes y bien elaborados se consiguen en varias canciones, como Let It Roar, Out Of Control, Black Ninja y Fight Kill Die, además del cierto nivel conceptual del disco en lo que a su temática de leones contra robots se refiere.

No todo el disco es tan intenso como las canciones señaladas y decae por momentos, generalmente por culpa de excesos melosos y electrónicos y ciertos momentos en los que a Louhimo pareciera que le va a faltar el aire, pero hay que recordar que Battle Beast fue el ganador del 'Metal Battle Contest 2010' del mayor festival de Metal del Mundo, Wacken, en Alemania y eso los obliga con sus seguidores (o nos crea la expectativa) de que cada nueva entrega va a ser mejor.

Dándomelas de dos cosas que no soy, futurologo y conocedor, pero creyendo entender a este como un disco 'para tomar impulso', seguramente en el brillante futuro que le depara a este grupo, "Battle Steel" será una de sus más débiles contribuciones, con todo y que tiene sus momentos, pero de manera diferente a lo escuchado hasta ahora.

7/10. Buena portada, por cierto.


jueves, 8 de agosto de 2013

Tarja - "Colours In The Dark" (Symphonic/AOR)

Ah! Tarja, Tarja... Tarja. ¿Cuantas cosas se pueden decir de una de las cantantes que, por derecho propio, se puede señalar como una de las más importantes impulsoras... junto con su ex-banda Nightwish, del género más melódico del Metal, el Symphonic?


"Colours In The Dark" es el cuarto álbum de estudio lanzado en solitario, luego de su traumática despedida de la banda finlandesa que tanta fama y seguidores le dio, el cual viene a confirmarme lo que ya desde hace algún tiempo venía sospechando: Tarja no es homogénea, ni mantiene la misma proporción de calidad entre discos, ni si quiera entre canciones.
 
Lo cierto es que a mi entender, en este disco, al igual que en sus anteriores, te puedes encontrar tanto excelentes canciones, como otras mediocres; también la casi obsesiva falta de definición en su estilo hacen muy dispares las sensaciones a lo largo del recorrido, pudiendo pasarse de disfrutar notables demostraciones de Metal Sinfónico a sufrir débiles canciones Pop, super comerciales y las cuales lucen colocadas ahí con el único objeto de obtener cierto espacio en la radio.
 
Lamento que todavía haya artistas, especialmente de la talla de Tarja Turunen, que piensen que es vendiendo discos como van a hacer dinero... los tiempos cambiaron hace mucho y los nuevos paradigmas de la música exigen otro 'approach' al asunto: presentaciones en vivo y merchandising es lo único cierto con que los músicos pueden contar (al menos aquellos que se aprecien a si mismos como verdaderos artistas, lo que en el Metal es la generalidad).
 
Canciones como Victim Of Ritual y 500 Letters son una gran forma de iniciar un álbum, interesantes, melódicas y con el mejor despliegue de voz del que esta gran cantante es capaz, luego comienzan temas más flojos, como Lucid Dreamer, que es aceptable -hasta cierto punto- pero no del mismo nivel que las anteriores. La siguiente canción, Never Enough es regularona, sobreproducida, desconectada del disco y hasta en su recorrido, luego Mystique Voyage, es una balada de pocas sensaciones, más Pop que otra cosa y sólo justificable para poner en la radio de habla hispana, posiblemente en la nueva patria de TT, Argentina.

El cover de Peter Gabriel no me gustó, creo que le faltó emoción en la voz, es quizás una versión débil. Por suerte no todo está perdido y el nivel se eleva nuevamente un poco en Deliverance, esta da paso para llegar a la tercera canción verdadera atracción del disco, Neverlight, de gran intensidad, ritmo y estilo. Medusa es también una canción interesante, cierta rabia contenida, rítmica y bien elaborada, la podrían señalar como otro buen aporte que cuenta con la colaboración de Justin Furstenfeld (Blue October).
 
Ahora, mención especial quiero hacer de Until Silence: esta canción da pena ajena, es prácticamente un plagio de Sleeping Sun, por supuesto sin la fuerza, musicalidad y sentimiento de congoja que aquella produce... sencillamente no me esperaba esto de Tarja. Para mi, inaceptable. Si Toumas estuviera muerto, se habría dado vuelta en la tumba.

Entiendo que la imagen de la portada es una metáfora de que la vida tiene una gran gama de colores y la oscuridad absorbe la totalidad de ellos, para mi este es un disco, si acaso, gris.

5.5/10. Lo bueno del trabajo está bastante bien, lo no tanto... pues deja mucho que desear. Tarja necesita deslastrarse de lo que una vez fue y definirse.
 

lunes, 5 de agosto de 2013

Enshine - "Origin" (Atmospheric Melodic Black)

Enshine es un proyecto iniciado en solitario, creado por el guitarrista sueco Jari Lindholm, ampliamente conocido por su participación en las bandas Slumber y Atoma, de las cuales se separa para formar este proyecto, al que se le une el descomunal vocalista francés Sébastien Pierre (Fractal Gates, Inborn Suffering); a ellos los acompaña, al menos a nivel de sesión, el baterista Oscar Borgenstam, el bajista Siavosh Bigonah y el coro y voz femenina -que se escucha a veces-, por Sandy Mahrer.
 

Voy a suscribir lo que muchos ya han comentado en la red: Este ha sido un año donde, con excepciones que no superan los dedos de una mano, el Black Sinfónico Atmosférico, ha sido el género que más y mejor ha dado la talla, presentando los mejores y más atrayentes trabajos. Junto con Progrenie Terrestre Pura, Caladan Brood, Appalachian Winter y Summoning, este disco, de fuerte influencias tomadas de grupos como Omnium Gatherum y Nightrage, despliega un excelente gusto y melodía impresionante, presentando una de las mejor guitarras que había escuchado en largo tiempo. Impresionante sin duda y el mejor de sus elementos.

"Origin" de Enshine es un álbum de excelente atmósfera, melódica y progresiva. Ciertamente hay una buena cantidad de Death Melódico y partes tomadas del Doom. La banda no se limita a sí misma y se permite voces limpias junto con un gran growl, las que unidas a intensas partes instrumentales, que afortunadamente no van demasiado en dirección del Post, salva una mitad de año (o un poco más) de una limitada cantidad de discos que pueden ser realmente catalogados como excelentes.

El que se sienta atraído por "Enshine" será porque le guste su atmósfera, caracterizado por una progresiva consistencia en su crudeza, evolucionando a lo largo del disco para dar paso a un sonido cuyas características fundamentales son la presencia de ambientes fríos y etéreos e intensos pasajes de guitarra. Su ritmo y crudeza invocan paisajes intensos y oscuros. La banda, además del excelente trabajo de guitarra, utiliza unos muy buenos teclados, que vale la pena oír detenidamente.
 
Canciones como Stream of Light, Constellation, Refraction, Nigthwave y Ambivalence son piezas todas impactantes, con largos momentos que no podrán pasar desapercibidos, pero la mejor del disco es, sin duda, Above Us, la que estimo como una de las mejores del año.
 
La principal crítica al disco puede ser que carezca cierta variedad entre sus canciones, excepto los interludios instrumentales y aunque el álbum es verdaderamente completo, lleno de melodías y atmósfera preciosista, con una gran voz, debo reconocer el hecho de que hasta ciertas partes sonaban similar de canción a canción.

Este es un disco coherente, bien escrito, intenso, melódico y con gran sentido de plenitud. Tiene todos o casi todos los elementos que distinguen a una banda que se encuentra por encima del promedio y se percibe como el preludio de aquellas que sólo pueden traer cosas de igual o mejor calibre en el futuro. Si este año decides escuchar sólo cinco discos de Metal, este debe ser uno de ellos.

9/10. Vigésimo quinto seleccionado como contendiente para Disco Del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.