Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

jueves, 21 de octubre de 2021

Dream Theater - "A View From The Top Of The World" (Progressive)

Es bien conocida mi afición por Dream Theater, aquí he comentado varios de sus trabajos, también lo que hacen en paralelo, como Sons Of Apollo y Liquid Tension. En los últimos años siento que la banda ha deparado algunos momentos de primer orden, discos de reciente data que todavía escucho, como por ejemplo su homónimo de 2013, el cual creo que no fue bien entendido por muchos y por eso pasó un tanto desapercibido, o "Distance Over Time" (2019) que vino a redimir el 'faux pas' que significó "The Astonishing" (2016). Es una banda que ha marcado el estilo Progresivo, que lo desarrolló en toda su posibilidad técnica y que tiene algunas de las mejores canciones del Metal, treinta y cinco años de carrera y millones de discos vendidos lo avalan.

Esta nueva grabación, "A View From The Top Of The World" me ha encontrado un tanto mal parado en lo que respecta a lo que podía esperar de él, sinceramente ha habido tanto material de ellos en los últimos años que me hace pensar qué podría querer decir Dream Theater con él. Así que me he sumergido en sus sonidos durante varios días y mis sensaciones han sido -cuando menos- mixtas. No habrá que entrar en demasiado detalle en lo que respecta a la calidad interpretativa del disco, la cual como siempre y como es esperado supera por mucho el promedio de casi cualquiera que se halle haciendo esto, aunque sí quisiera dejar constancia de que el trabajo en la batería de Mangini puede ser el mejor y más frontal de todos los discos en los que ha participado desde 2011.

También "A View From The Top Of The World" sigue la línea de larga duración a la que DT nos tiene acostumbrados, pero sin llegar a extremos monstruosos, quedándose en 'apenas' los setenta minutos de longitud, influenciado mayormente por el tema A View From The Top Of The World el cual marca el fin en un poco más de veinte minutos. El resto de las canciones bandean entre un mínimo de seis y un máximo de diez, lo que quiere decir que hasta cierto punto la banda ha sido comedida, comparado siempre con su propia historia.

La clave, a todo evento, de la razón por la cual siempre -o casi siempre- me he encontrado a gusto con Dream Theater, está en su capacidad para crear canciones memorables, que no sólo tienen un riff especial sino que sobre esa base desarrolla toda su parafernalia de sonido con el que arrullan a quienes se prestan al experimento. Pero ha pasado con "A View From The Top Of The World" que no he sentido que ese elemento se halle presente, al menos no con tanta asiduidad como me gustaría. Fuera de una par de temas, Sleeping Giant e Invisible Monster, el disco me ha sonado formulista. Es decir, los elementos técnicos están ahí y el 'exceso' de instrumentación también, pero el alma del sonido, esa sensación que me mantiene al borde del asiento, no tanto. No es un disco malo, no lo es, pero no tiene realmente nada que agregarle a la historia de DT. Quizás la mejor forma de medirlo sería respondiendo la siguiente pregunta: ¿Cambiaría algo de la genialidad de DT si "AWFTTOTW" no existiera?... creo que no.

Me inclino por pensar que este es un trabajo que contiene ideas y canciones que no tuvieron lugar en otros discos, que no son geniales, pero que tampoco son malas. Es como su trabajo de temas lado B (por favor volver a la era del acetato para entender el símil). Por supuesto que dudo que la banda lo vaya decir así, pero en mi sentimiento, este es un aceptable pero intrascendente trabajo. "A View From The Top Of The World" merece más que una oída y el tiempo puede darle mejor valor, pero todavía hoy le busco justificación.

6.5/10

 

5 comentarios:

  1. Es un disco de más de una escucha y contrario a lo que opinas en estos párrafos, pienso que por fin Dream ha hecho canciones que van a pasar a la memoria del fan de DT, por fin le dieron el protagonismo a Myung y a Maginni que si bien este último no es todo mi agrado, el trabajo que hace en este disco es insuperable y debe darse el merito. Considero que estamos tan abrumados con todo lo que estos músicos hacen años tras año que no nos hemos dando la oportunidad de entender y abrir el oído y la mente a este, que para mi es un disco como no sacaban hace mucho.

    ResponderBorrar
  2. Opino casi igual que tú, me parece que tiene prácticamente todo lo que debe tener un disco típico de DT, pero no me atrapó ninguna canción, lo escucharé un par de veces más a ver si un canción se queda en mi repertorio pero dudo que eso pase, yo me he quedado contento sólo hasta su trabajo homónimo de 2013 del cual sigo escuchando

    ResponderBorrar
  3. Yo les hago una pregunta...acaso algún disco de DT les ha gustado a la primera??? Ninguno de sus discos me ha calado a la primera escucha...sin embargo casi todos con el paso del tiempo los encuentro geniales...incluso el Astonishing...Denle varias escuchas que le encontraran tesoros escondidos,,, sin ser el mejor de su discografia, lo veo muy digno para una banda con su recorrido que no tiene nada que probar e incluso en sus trabajos ¨mediocres¨ le gana por goleada a la mayoría de la competencia.

    ResponderBorrar
  4. No estoy de acuerdo con el primer comentario, este es un disco con muy buena ejecución como siempre, pero es completamente olvidable y no aporta absolutamente nada a la discografía. El disco anterior fue mil veces mejor, S2N es una canción donde realmente le dan protagonismo a Myung. Ese disco tenía momentos técnicos, emotivos, complejos, pero en general mucho mas épico y llevadero, con la chispa que habían perdido. Pero este disco es un gran paso hacia atrás, a pesar de sus aciertos no destaca en nada más que el hecho de experimentar con 8 cuerdas y no tener balada, el resto solo son versiones recicladas y peores de cosas que ya han hecho hasta el hartazgo, una lástima la falta de atrevimiento y como desaprovechan su talento. También le doy un 6.5, podría haber sido un 7 o un 8 si la canción épica del final estuviera a la altura de illumination theory pero ni eso, me parece la más olvidable del disco.

    ResponderBorrar
  5. Pasan los años y con cada nuevo disco de DT parece mejor y mejor su disco homónimo del 2013...

    ResponderBorrar