Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 18 de junio de 2019

Death Angel - "Humanicide" (Thrash)

Thrash vieja escuela, chiquillos destrozando unos instrumentos, transmitiendo lo que sienten, en muchos casos aversión contra el sistema, sus padres, el futuro y en otros tratando de decir sencillamente qué se siente tener diecisiete años y todo un mundo por delante. Yo nunca toque en una banda, pienso que fundamentalmente porque no tengo ni un ápice de talento musical (cero, suficiente razón, aunque a algunos no les importa eso), pero hacía otras cosas. A los quince ya me relacionaba con el mundillo e intentaba ayudar a gente que tenía aquellos folletos, dizque periódicos para promover bandas, toques y grabaciones, más de treinta y cinco años de eso... eso era Thrash, Rock, Metal en general.


Escuchar nuevamente gente que hace aquello que en su momento impactó a mi generación y a las siguientes (yo se a lo que suena el término) es cuando menos una especie de viaje, me pone en sitios olvidados, en momentos divertidos, seguramente de menos responsabilidades. Death Angel suena como sonaban las primeras bandas y se lo agradezco. También es cierto que luego de esa cantidad de lustros habrá quien critique el estancamiento y será respetable la opinión, pero algo que se hace bien, como los once temas de "Humanicide", debe ser también respetado y apreciado.

Puro, así me suena el noveno disco de estos originarios del Área de la Bahía, siguen haciendo Thrash destructor, cuyo sentido es el ataque a los sentidos, sin obsesiones de excelencia instrumental y si mucha emoción gruesa. Su anterior trabajo alcanzó cotas altas, aunque también es cierto que ninguna de las grabaciones de la banda ha sido mal catalogada o -líbrennos los humores oscuros- débil. "The Evil Divide" (2016) pudo haber sido el disco de aquel año en el género pero se atravesó Vektor y no hubo nada que hacer. Ahora "Humanicide" sigue la senda, quizás si, quizás no a aquellas alturas, pero ciertamente agrega líneas a la historia que Death Angel está escribiendo, en la que el título creo que se han ganado el derecho de incorporar el término 'true'.

Me ha gustado mucho en esta oportunidad cierto elemento artístico que no me parece haber percibido antes en la agrupación, unos toques sutiles de guitarra, aquí y allá, sensibles, interesantes, etéreos para lo que del género se puede esperar. Los solos de guitarra que adornan los correspondientes pasajes de temas como Alive And Screaming, Ghost Of Me, Humanicide e Inmortal Behated están super bien y la voz de ese monstruo como es Mark Osegueda, con sus cincuenta velas recién estrenadas, todavía puede despertar a un festival con cien mil seguidores.

No es la banda más conocida del Thrash, no es la que más discos tiene, no suena con regularidad en la radio (en aquellas en las que podría hacerlo) y sin embargo Death Angel, nuevamente con "Humanicide" es una de las más consistentes, impactantes y comprometidas agrupaciones del sonido que salvó al mundo de la depresión colectiva del Grunge.

8/10

No hay comentarios.:

Publicar un comentario