Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

lunes, 30 de julio de 2018

Skeletonwitch - "Devouring Radiant Light" (Melodic Black / Melodic Death)

Luego de algunas semanas de sequía metalera, han comenzado a aparecer nuevamente discos interesantes, no sólo aquellos esperados sino también esas pequeñas sorpresas de las que vive este arte. Luego de cinco años de hiato y con la partida súbita de su cantante original, de quien las malas lenguas cuentan que prácticamente se bajó de un escenario para no volver nunca más, los norteamericanos de Skeletonwitch se reagrupan con una entrega sólida, de fundamento Black Melódico, pero con bastante más que esos sonidos.

 

Este es un disco que tarda un poco en atrapar, ya que no es frontal ni obvio, al contrario luego de que se le oye unas dos o tres veces se cae en cuenta de que tiene intenciones, intenciones de ser más profundo, de incorporar más elementos, como una gran -verdaderamente notable- calidad en la guitarra, la cual no se siente satisfecha con el simple sonido del género, por el contrario agrega novedad, intensidad, variaciones, solos y tempos. Realmente creo que el dueño del instrumento, Nate Garnette, hace una contribución meritoria.

En sus cuarenta y seis minutos y ocho canciones, esta sexta entrega de la banda, llamada "Devouring Radiant Light" se pasea por algunas aceptables, buenas o muy buenas canciones, las primeras cuatro o cinco son catalogables como interesantes, muy del estilo esperable, bien elaboradas, quizás con la excepción de The Luminous Sky, la cual no me terminó de convencer. Luego todo se compensa con lo que yo considero el centro del trabajo, un par de temas llamados The Vault y Sacred Soil, que en sus nueve y seis minutos respectivamente, muestran sorpresas sonoras, cambios y calidad, incluyendo conceptos que se acercan al Prog. El segundo de los temas nombrados y cierre del disco, Sacred Soil, es francamente bueno, de esos de los que uno sabe que se ven pocas veces, por su intensidad, riff, melodía y atmósfera. Lo voy a nominar como contendiente a Canción del Año y me parece que va a quedar muy alto.

Es justo mencionar que decir que este es un disco de Meloblack es insuficiente, la verdad es que hay mucha influencia Gotemburgo y se puede hablar también de cosas tomadas de gente como Battlecross o The Black Dahlia Murder. El nuevo cantante de la banda, Adam Clemans, trae una buena experiencia de su -entiendo que todavía- banda Wolvhammer, de tendencia Sludge, razón por la cual se nota el fuerte sentido de agresión y potencia en su contribución, no es -digamos- la voz más brutal del ambiente, pero cumple con calidad.

Se me antoja recomendar "Devouring Radiant Light" de Skelentonwitch, de intensa música y fuertes mensajes ocultistas y violentos, como uno de esos discos que hablan de la gran calidad que el Metal tiene en los círculos menos conocidos. Este trabajo, firmado también por un sello menor como es Prosthetic Records, puede terminar siendo favorito de más de uno de los amantes de las emociones intensas.

8/10

martes, 24 de julio de 2018

Powerwolf - "The Sacrament Of Sin" (Power)

Una de las cosas que hace tan especial a Powerwolf es su estilo. De forma muy similar a las bandas que transcienden, como AC/DC o Mötorhead, cuando se escucha una de sus canciones o uno de sus discos, no hay lugar a la duda de quién se trata. Los lobos alemanes descubrieron su nicho, lo saben hacer, lo explotan y le llegan a la gente. Posiblemente y por exactamente el mismo motivo habrá quien los critique, porque -dentro de su manera- se sabe que no va a haber malabarismos, llegaron para quedarse, con su visión, su estética y su sonido, para bien o mal.

 

Sacada del medio la obviedad expresada, queda entonces hablar de su nuevo trabajo, "The Sacrament Of Sin". Si me preguntan a mi, que quizás lo hagan, el disco es tan bueno como sus mejores trabajos, divertido y memorable, con canciones que pasarán a engrosar la lista de temas obligatorios de su discografía, de los que tendrán que tocar en sus conciertos. Riffs fáciles y emocionantes, ritmo pegajoso, Power del que llega, letras divertidas, nada sutiles, muy críticas y anti-sistema y mucha emoción. Es cierto que estas nuevas canciones podrían intercambiarse con discos anteriores, como "Blood Of The Saints" (2011), "Preachers Of The Night" (2013) y "Blessed And Possessed" (2015) y que nadie se daría cuenta, no hay evolución pero tampoco hay retroceso. "The Sacrament Of Sin" es Powerwolf, en toda su gloria.

Si en la fiesta se está del lado que acepta a Powerwolf como son, las mejores canciones del disco son Fire & Forgive, tema que recomiendo escuchar con precaución porque su riff puede causar obsesión (nominada, como debe ser, a Canción del Año de ELOMC), así como las demás, casi cualquiera tiene todo lo necesario para alguien al que la banda le guste (menda, por ejemplo, si no se habían dado cuenta). Demons Are A Girl's Best Friend, Incense & Iron (muy a lo Sabaton), The Sacrament Sin y las demás -yo diría que casi todas-, junto con la otra nominada, una canción que -sorpresa!- varía un poco hacia lo épico y étnico ruso, Nightside Of Siberia.

El disco es un poco corto para lo que del estilo y la banda esperaba, marcando justo los cuarenta y dos minutos, pero en la versión Deluxe se incluyen once temas de discos anteriores de la banda, tocados por bandas invitadas de alto calibre, incluyendo a Epica, Caliban y Eluveitie. Siento que las versiones más destacadas son las de Salvatio Mortis con el clásico We Drink Your Blood, Resurrection By Erection por Battle Beast... parece mentira que el cover que menos me gustó fue el que realiza Epica, por el contrario, el mejor es Kiss Of The Cobra King por la mencionada Caliban.

Powerwolf es una de las mejores bandas del mundo del Power, tienen un estilo ultradefinido, presentan trabajos con regularidad y suenan realmente bien, especialmente para el oído que acepta(mos) que con ellos no habrá sorpresas estilísticas, además en vivo son tan buenos como en estudio, lo que me consta desde Wacken. "The Sacrament Of Sin" ha consumido muchas horas de mi tiempo y creo que lo seguirá haciendo. Habrá haters y es lógico.

9/10 Nominado como Disco del Año. La portada también.

lunes, 23 de julio de 2018

Shylmagoghnar . "Transience" (Melodic Death / Atmospheric Black)

Algo que incluye en la misma oración los términos Melodeath y Épico, me llama de inmediato la atención. Los holandeses de Shylmagoghnar, cuyo nombre es tanto o más épicamente complicado de pronunciar que su música, presentan su crítico segundo disco con la promesa de incluir esos elementos tan elusivos de encontrar en la justa proporción. En "Transience" se mezclan con resultados interesantes.

 

Para hacer el resumen al inicio de la reseña, creo que es justo decir que este es un disco interesante, de algunos temas francamente buenos y otros que abusan de formas, la grabación es poco uniforme en lo que a contenido se refiere, puede que incluso algo contradictoria a veces. Tres temas son especialmente buenos, me refiero al opus magnus Transience con el que abren el disco, de más de doce minutos de camino entre sonidos erizantes y emociones legendarias, luego se pasa a The Dawn Of Motion un tema que me resulta un tanto difícil su ubicación estilística por su característica únicamente instrumental, pero bastante bueno en su desarrollo.

Sin mayor relación con los dos excelentes temas precedentes, Shylmagoghnar se decanta por un par de canciones siguientes que no tienen la misma calidad, el primero All Must Come To Pass, muy Melodeath a lo Insomnium, sin mayor originalidad y luego The Shadow Of Heart, facilón y de riff más bien Folk, nuevamente variando el contexto. No creo que estas dos canciones sean malas, pero parecen sumadas a la fuerza en el disco y no contribuyen realmente a la su mejora. Luego el tema -nuevamente instrumental-, The Chosen Path, es una canción lenta, sumamente atmosférica, de indudable influencia tomada del Black, tipo Summoning o Caladan Brood, con ella se favorece la perspectiva heroica del trabajo, excelente y muy recomendable.

Los tres largos temas de cerrar mezclan de manera poco usual Death y Black de tendencia también atmosférica, sin mayor homogeneidad, en la que sonidos típicos del Melodeath finlandés se mezclan con el Black de sonidos etereos, de riffs aceptables, bastante fondo de guitarra y un poco de más de teclados de los que prefiero, encontrándose aquí y nuevamente el tercer instrumental del trabajo, de nombre Life.

"Transience" es un disco que ha calado bien en el público, mayormente porque es de sonidos fáciles, algunos buenos riffs y bastante mezcla de estilos, con muchas influencias de gente como las bandas nombradas y quizás también Wintersun o Be'lakor. Reconociéndole esas virtudes, también me parece que la muestra de este dúo no tenia la intención de mostrar cohesión sonora, sino sencillamente soltar la inspiración tomada de diferentes sectores, además de que le incorporan al menos dos canciones de relleno que deslucen lo que es una buena grabación, demasiado larga quizás en sus setenta y tres minutos, por lo que ese tiempo adicional no hacía falta.

7.5/10

martes, 17 de julio de 2018

Between The Buried And Me - "Automata II" (Progressive / Avant-Garde)

Esto si no lo esperaba. La primera parte de "Automata" me resultó un excelente disco, de esos que se vuelve a oír, pero en mi mente la esperada segunda parte iba a seguir esa línea, quizás me lo imaginé más duro, como en general ocurre. Ahora, que Between The Buried And Me se haya atrevido con un trabajo de tanta experimentación, abiertamente Avant-Garde, me ha sorprendido gratamente y no sólo por el atrevimiento, sino porque además la incorporación del elemento es francamente buena.


Entiendo perfectamente la razón de separar a "Automata II" de "I", mezclar en el primero la perspectiva novedosa de éste lo habría convertido en un 'pasticho', sin embargo no deja de haber ilación entre uno y otro, fundamentalmente en el elemento conceptual de la lírica, pero ahí termina el parecido. Aquel es más oscuro, como dije en su momento no es fácil, éste por el contrario es más brillante, asequible y melódico, pero no de menor calibre, por el contrario, colocados frente a frente "II" es -si cabe- el mejor.

No puedo dejar de mencionar que, salvando las distancias que sugieren la voz Core (cada vez menos usada) y el fuerte elemento Prog, este es un disco que parece tomar influencias importantes de lo realizado por Diablo Swing Orchestra. La mezcla de sonidos tomados del Jazz que se constituyen en el centro de su elemento Avant-Garde, junto con las voces suaves, le dan un toque de similaridad más que sutil con la banda sueca. En mi gusto particular esta forma de incorporar elementos conceptuales me cae mejor, presentándolos como matices, pinceladas... ya que quizás como lo hace DSO o Unexpect se me atraganta un poco.

Es cierto que son sólo cuatro canciones que suman algo más de treinta y tres minutos de música, pero entre "I" y "II" hay más de una hora de disfrute Progresivo, y en éste sus cuatro temas tienen que ofrecer, cualquiera es excelente, diría que The Proverbial Bellow sienta el tono del resto, con Voice of Trespass como su mejor contribución al Avant-Garde en lo que va de año, pero la mejor es The Grid, la cual me atrevo a decir que es la sumatoria de lo que Between The Buried And Me realiza desde su creación en el año 2000, es un tema con todo bien puesto, emocionante, de riff intenso y gran calidad, el cual queda nominado como contendiente a Disco del Año de ELOMC.

Si, creía que BTBAM iba a hacer una gran segunda parte, pero no me estaba esperando esto. Me encantan las sorpresas y que las bandas se atrevan, salga lo que salga. En esta oportunidad con "Automata II" lo han logrado.

9/10 Nominado como contendiente a Disco del Año

lunes, 16 de julio de 2018

Obscura - "Diluvium" (Progressive Technical Death)

El Technical Death acostumbra a ser un estilo donde la estética está primero que todo, unos virtuosos haciendo gala de sus capacidades pero olvidándose del alma, lo que al final -por tanto abuso instrumental- obvia la emoción y se pierde el objetivo: ser la única manifestación artística del ser humano que se puede disfrutar con los ojos cerrados y el puño en el aire... le pasa a tantas bandas que cultivan el género y se les olvida divertirse (y divertir); pura exhibición, poco corazón. Obscura ha venido creciendo hacia el Progressive desde "Akroasis" (2016) y creo que han llegado a donde querían, a un sitio con gran capacidad y mucho sentimiento.


Su anterior trabajo me pareció una buena demostración, sin embargo fue como un disco de transición hacia una zona diferente, todavía no el Prog que hoy exhiben, faltándole entonces un poco de impacto. "Diluvium" es una grabación de mejoras evidentes, de impacto importante y de una calidad superior, además del cuarto disco de lo que viene a ser el cierre de una conceptualización espacio-filosófica de trabajos que comenzó con "Cosmogenesis" (2009) y que, en su conjunto, ubican a estos alemanes como una de las bandas más constantes y -permitáseme el término- serias del estilo.

Una de las primeras cosas que salta a la vista es la extraordinaria capacidad de sus miembros, siendo lo de Sebastian Lanser en la batería lo mejor que he oído en 2018 en lo que a los cueros se refiere. Este muchacho, a quien la banda Edenbridge tuvo la fortuna de contar entre sus miembros, pareciera que le sale de pecho un tercer brazo, por la velocidad con la que puede tocar, además de su calidad en la ejecución de tiempos contra-natura que muestra, junto con los cambios y cortes milimétricos. Francamente genial.

Los temas del disco bandean entre buenos y excelentes, siendo los mejores los que se perciben de la mitad de él en adelante, especialmente Ethereal Sky, Mortification Of The Vulgar Sun, The Seventh Aeon y An Epilogue To Infinity, todas complejas, intensas, hipnotizantes y gruesas en su nivel de agresión y potencia. Algún abuso en la cantidad de riffs que la banda incorpora en cada canción hace que "Diluvium" no tenga un punto focal definitivo y en algunos momentos se pierda la cuenta de donde se está, sin embargo el trabajo es un franco puñetazo sónico.

La voz del líder de la banda, Steffen Krummerer sigue sonando muy bien pero puede haber algo en su grabación que la hace sonar menos impactante y sobreproducida, pues la equalización espacial no es tan de buen gusto. Al final la muestra es completa, interesante y muy repetible, seguramente con los elementos necesarios para soportar el paso del tiempo. Este es, detalles aparte, el mejor disco de Obscura hasta este día y contará a la hora se escoger a los mejores representantes del año.

8.5/10

jueves, 12 de julio de 2018

Earthgrave - "First Snow Of The Final Winter" (Melodic Death)

Continuando con la insaciable búsqueda de Metal que satisfaga mi necesidad de emoción y conviniendo en que estos días están un poco flojos, me he dejado llevar a ciegas por los sitios de descarga usuales. En esa onda me conseguí con este disco, "First Snow Of The Final Winter" un trabajo Melodeath con influencias Viking, muy-muy a lo Amon Amarth, que me sugería que cosas interesantes podían pasar; la banda está debutando, no tiene sello y son finlandeses... definitivamente si, cualquier cosa podía pasar.


Earthgrave no ha tenido empacho de hacer un buen disco sin mayor apoyo y aunque ninguna de sus canciones es realmente impactante, muestran tener madera con calidad instrumental y con un growl de pronostico reservado, ejecutado por su guitarrista, Toumas Virtanen. La grabación sabe equilibrar bien la atmósfera del sonido, brindando una sensación invernal que tienen la condescendencia de no arruinarse con excesos melosos y además, contra lo esperable, sorprende gratamente que la masterización del trabajo es de muy buen nivel.

Me atrevo a decir que "First Snow Of The Final Winter" es un trabajo del que sus inspiradores, la banda Amon Amarth y similares, podrían sentirse orgullosos, siendo los temas que lo conforman, sino de estricta primera línea, parte de un buen disco de 'lados b', quizás más... la explicación es difícil y fácil a la vez. Este trabajo es lo que es y es muy aceptable, pero siento que detrás de él, Earthgrave tiene una enorme potencialidad y que sólo hará falta un mínimo de alineación astral (disquera y productor) para explotar lo que parecen tener.

Sus ocho temas y escasa duración de treinta y tantos minutos dejan buen sabor, destacando la canción Bleeding World, la cual es muy sentida con un salto a fuerte agresión, así como Torn From The Void y Final Embrace cuya letra me pareció interesante y música especialmente fuerte, con el mejor riff del disco. Hay temas que no terminé de entender, o quizás sobreprodujeron, como Buried By Grief, el resto aceptable.

Earthgrave, quien también tiene la virtud de usar los teclados de forma adecuada, evitando ese protagonismo excesivo que acostumbra a matar la potencia que el Death Melodico requiere, tiene la potencialidad de convertirse en un nuevo referente del género, especialmente si logran total identidad propia; espero sin duda que les llegue la oportunidad de mostrar plenamente lo que tienen.

7.5/10


lunes, 9 de julio de 2018

Immortal - "Northern Chaos Gods" (Black)

Para quien no conozca el trasfondo morboso de este disco de Immortal, en espera desde hace casi diez años, por favor refiérase aquí y aquí. Y es que tantas cosas han pasado que hemos estado a punto de ver lo peor que le puede pasar a una banda: ser recordada por sus problemas y no por su música. Pero parece nuevamente que el Metal lo puede todo, casi al nivel de lo que pregona Manowar y "Northern Chaos Gods" se salva del desastre... es más, hasta puede ser un buen disco.


Yo no voy a negar que me había apoltronado y sacado las cotufas (palomitas) para observar la caída en picada y envuelta en llamas de los restos de Immortal, pues en mi mente no existía sin Abbath y en el fondo -parece mentira- tenía razón: este nuevo empaque, cuando pretende hacer lo que hacía con su referente original, deja que desear, pero cuando Demonaz y Horgh se deslastran de esa herencia  y comienzan a hacer su propia música, el disco se eleva bastante.

Punto especial de consideración hay que hacer con la grabación del trabajo. Se debe recordar que estas bandas durante sus inicios literalmente no tenía ningún apoyo, ni que decir de medios técnicos y recurrían a lo que podían, llegando ha hacer cosas como conectar parlantes viejos a las tomas de los micrófonos para así grabar voces e instrumentos, de ahí su sonido extraordinariamente crudo y distorsionado... eso pasó y querer, por algún motivo quizás relacionado con la autenticidad, grabar un disco tan comprimido y burdo como este, creo que no tiene ninguna justificación. Este debe ser quizás uno de los peores trabajos técnicos que he oído en los últimos años... pero debe ser a propósito.

Hagamos abstracción de lo indicado en el párrafo anterior  centrémonos en la música. "Northern Chaos Gods" es un disco que los incondicionales han llegado a decir que el mismísimo Abbath alabaría, cosa que no creo, pero tampoco me parece que entre sus ocho temas haya alguno malo, por el contrario, Where Mountains Rise, Blacker Of Worlds y Mighty Revendark, los últimos tres de la grabación y como dije arriba, donde más autenticidad plasman los noruegos estos, son bastante buenos, incluso superiores. 

En en fondo hay que comprender y entender lo que está pasando aquí, este es un obvio disco trancisional, donde ni se podía hacer sólo lo que se hacía antes, ni tampoco se podía olvidar los avernos de los que la banda proviene... a partir de ahora, de la próxima grabación, creo que podríamos ver algo que en Black es poco menos que inexistente: novedad. Tengo la sensación de que Immortal se va a valer de la calidad evidente de sus actuales miembros y quizás, quien sabe... ojala, podamos ver la tercera ola del Black, o como quiera que se les de por llamar.

En resumen, mucho mejor de lo que me esperaba, no tanto como quieren ver los incondicionales y la puerta queda abierta a cosas interesantes... lastima el elemento técnico, pero ellos son así.

7.5/10

martes, 3 de julio de 2018

Cruachan - "Nine Years Of Blood" (Pagan)

Cruachan es una banda con historia, al menos tiene tiempo en el ambiente, en algún momento se le mencionaba en la misma frase con Primordial cuando se trataba del Metal extremo irlandés, pero lo cierto es que los segundos se convirtieron en una banda excelente, quizás no terriblemente conocida pero al menos si de culto, sin embargo sus coterraneos cambiaron de estilo hacia algo mucho más Pagan y la verdad que no siento que hayan logrado ni por poco el mismo éxito... unos están destinado a ser estrellas, mientras que otros a estrellarse, o a un plano inferior, incluso los que como esta agrupación que cumple veinticinco años.
 
 

"Nine Years Of Blood" presentan su música como cabría esperar de un noveno disco, con atrevimiento, algo de innovación y buena capacidad instrumental, en el estilo puro del Pagan, que para más señas para los menos conocedores es como el Folk pero con elementos Black, fundamentalmente en la voz. Por supuesto que se consiguen en este disco el uso de instrumentos típicos (violín, mandolina, tin whistle, etc) y algunas canciones que tienden a sonidos épicos, mezclados con melodías pastoriles y algo de crudeza. En general creo que para los seguidores específicos del género el trabajo satisface en su hechura, aunque la verdad tampoco tiene nada espectacular.

Por otro lado el disco tiende un poco al abuso formulista de canciones cerveceras, sonidos de la naturaleza y poses clichés del género. Pudiendo ir en contra corriente de algunos que consideran este como un disco de nivel superior, la verdad es que creo que no va a pasar a la historia por nada específico, fuera de que es audible y tiene sus momentos. Diría que su virtud es que evita el exceso almibarado de la melodía y se atreve a incorporar una interesante cantidad de agresión, sin embargo el songwriting no me cautivo, sencillamente me pareció aceptable.

Algunas canciones, quizás especialmente Queen Of War me gustaron, al menos me parecieron recordables y le tengo que alabar igualmente su concepto lírico que trata de la guerra de nueve años entre Inglaterra e Irlanda a finales del siglo dieciséis. El punto más bajo del trabajo se encuentra hacia el final del mismo, con los temas ultra tradicionales que lo cierran, los cuales no se realmente como conjugar con los primeros donde la intensidad del Black le gana los enteros de los que "Nine Years Of Blood" es titular. Es que siente que la mezcla de estilos en algunos temas, especialmente en The Flight Of The Earls no me los permite ubicar con un sonido en algún sitio franco del Folk... un patuque diría mi abuela, ahí lo dejo para que cada quien juzgue.

Para los amantes específicos del estilo creo que "Nine Years Odf Blood" debe tener valor, pero en lo que a mi respecta es uno de esos discos que se puede oír pero rara vez se retorna a ellos luego de una o dos veces de su escucha. No es malo, no es bueno, es sólo aceptable.

6/10