Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

jueves, 28 de junio de 2018

Tomb Mold - "Manor Of Infinite Forms" (Death)

El crítico segundo disco de Tomb Mold es un ataque sensorial en toda forma. El año pasado escuché "Primordial Malignity" (2017), álbum debut de estos canadienses y me causaron muy buena impresión y al encontrarme tan rápidamente con "Manor Of Infinite Forms" tuve alguna preocupación por como vendría, ya que la grabación sofomorfa es -de por sí misma- difícil, en no muchas ocasiones buenas. Pues este disco es todavía mejor que el primero.

 
Death puro, crudo y duro, con elementos Technical y Brutal sin ser un disco necesariamente enfocado en la dificultad interpretativa pero si con demostraciones de calidad en su ejecución, especialmente en los contratiempos del ritmo e inusual calidad ejecutante de la guitarra de Payson Power. Debe ser realmente interesante y poco fuera de lo común asistir a una presentación en vivo de Tomb Mold ya que su cantante Max Klebanoff es el baterista, además la imagen artística de la banda es diferente porque a pesar de lo extremo de sus sonidos, tienen pinta de estudiantes universitarios.

Es cierto que "Manor Of Infinite Forms" presenta sus temas haciendo referencia a sonidos históricos del Death, más que todo diría que en la forma en la que gente como Cannibal Corpse lo hace, por lo que en materia de originalidad no hay demasiado que rebuscar, pero no por eso el trabajo deja de ser interesante, bien puesto en su intensidad y con algunos cambios que me gustaron, posiblemente con la canción Final Struggle Of Selves la que más. Hecho un poco de menos más calidad en la masterización del disco, el cual no tiene el sonido orgánico que le daría impacto, apenas un Rango Dinámico de 4 dB lo hace sonar con ese estilo 'ladrillo sonoro'.

Una verdadera diferencia con la que Tomb Mold contribuye es con el trabajo de riffs realizado, casi cada tema tiene la virtud de ser diferenciable e interesante, aunque no pueda afirmar que cada uno de ellos sea genial, creo que en general el disco mostró que en apenas un año la banda tenía suficiente material de calidad para justificar "Manor Of Infinite Forms". Me parece que en el fondo estoy diciendo que, a diferencia de otros, este disco se deja colar, a pesar de que su intensidad es poderosa, no agota, no empalaga, contribuyendo a ello su duración de cuarenta y un minutos.

Ya no hace falta tener 'la sensación' de que Tomb Mold va por buen camino, al contrario, cuidado si estos nativos de Ontario no terminan por hacerse referencia del sonido canadiense del Death, con ribetes Brutal, ahora que gente como Katakliysm parece haber dejado caer el testigo.

7.5/10
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario