Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

jueves, 29 de marzo de 2018

Saxon - "Thunderbolt" (NWOBHM / Heavy)

Otra de las bandas icónicas del NWOBHM, ya no tan new, es Saxon. Si a mi me preguntaran cuál es uno de los diez riffs mas importantes de los ochenta, sin duda incluiría Denim And Leather. Como Judas Priest, estos ingleses tienen su altar ganado en el templo del Metal por habernos salvado del Disco cuando ya todo lucía perdido. Recordemos siempre sus méritos y toda la música que nos dieron.
 


"Thunderbolt" es otro disco de la banda, el veintidós o algo así, Byford suena muy mayor y los temas son buenos pero poco novedosos, en su conjunto suenan todavía bien, como reiterando el dicho castizo, 'quien tuvo retuvo'. En lo particular les agradezco el tema They Played Rock And Roll, un homenaje a Motörhead y a la forma en la que Lemmy presentaba a la banda al comienzo de sus presentaciones cuando decía, 'we are Motörhead, and we play rock ´n roll'. Saxon, quien tantas veces salió de gira con ellos, les hace honores merecidamente.

"Thunderbolt" -si uno pone atención- sigue sonando exactamente como sonaba la banda, con un songwriting frontal, lo que en el fondo me hace preguntarme por qué ellos, con estas características no llegaron a tener el lugar que sus pares si alcanzaron. Aunque pueda estar sujeto a una buena discusión, regada de cerveza -siempre-, no creo faltar el respeto al decir que nunca fueron tanto como AC/DC, Iron Maiden, Dio o el nombrado Judas. Es claro que su sonido no quisieron cambiarlo, quizás siempre fue un poco más oscuro dentro de la corriente del Heavy.

Este disco luce algunas canciones que valen la pena, quizás las más interesantes son The Secret Of Flight, Thunderbolt y Sniper. En general donde la guitarra de Paul Quinn se hace presente se pasa un buen rato. Sin embargo y con la consideración que me merece, Biff Byford ha decaído. Trato de imaginarme algunos de estos mismos temas con aquella intensidad casi histriónica de Princess Of The Night y me dan ganas de ponerme mi bandana de colores en el cuello y prender Mtv... el tiempo ha pasado y ha cobrado... para todos es así, para Saxon también.

"Thunderbolt" no es un tributo a la creatividad temprana, pero tampoco es un disco nostálgico, es un disco aceptable, digno de la historia de Saxon y posiblemente un regalo para los seguidores del NWOBHM. Diría que puede estar al nivel de sus últimas cuatro grabaciones, muy por encima de aquellos discos menores de la banda como "Rock The Nations" (1986), pero lejos de sus éxitos principales, como "Wheels Of Steel" (1980) "Strong Arm Of The Law" (1980... si, en aquella época se podían grabar dos y tres discos en un año y ser todos buenos) y "Denim And Leather" (1981). Como digo esto y sin querer sugerir que es hora de eso, también me pregunto de forma retórica cuál podrá ser la señal para dar cierre a la carrera... espero que no sea un disco mediocre, de momento, "Thunderbolt" cumple.

7/10
 

4 comentarios:

  1. Es un tremendo disco que lamentable (e injustamente) se verá opacado por el lanzamiento de Judas Priest (parece ser el sino de Saxon, no?). Pero es heavy metal a la vena y del bueno. Comparto el 7/10
    Saludos
    www.politomusica.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Esteban. La verdad no creo que sea casual la salida de los dos discos al mismo tiempo, no a ese nivel. Para mi tiene que haber motivaciones comerciales estudiadas, posiblemente ambos discos sean adquiridos a la vez, una especie de efecto mariposa. Por supuesto, nunca lo van a decir.

      Eliminar
  2. ¿En serio rock the nations que parece un disco menor? Creo que es un disco fresco con un sonido muy particular, arriesgado para la época y definitivamente muy bueno, uno de mis preferidos. A mí lo que sí me ha defraudado es lo que llevan haciendo los últimos años, copiandose a sí mismos. Al menos podrían copiarse de su primera etapa...

    ResponderEliminar
  3. Vale la pena el disco, es emocionante, como el heavy metal debe ser. Además, el detalle de la voz invitada en "Predator" (Johan Hegg) les da puntos: no cualquier banda de heavy (tradicional) se atreve con algo así.

    ResponderEliminar