Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 28 de febrero de 2017

Ex Deo - "The Immortal Wars" (Symphonic Melodic Death)

La perspectiva lo es todo o casi todo. En diciembre cuando vi a Kataklysm en París (la banda que mayormente ocupa el tiempo de los miembros de Ex Deo) me pareció extraordinaria. Ellos, haciendo lo que han hecho durante veintipico años son excelentes, con un nivel de agresión y entrega al público de lo que poco se encuentra. Luego recuerdo el disco que oí y reseñe aquí de su alter ego greco-hispano-galo-romano hace cinco años y sólo tengo halagos para un trabajo que ha resistido bien el paso del tiempo, pero ahora me encuentro con "The Immortals Wars" y no puedo menos que sentirme confundido. Esa confusión me la tengo que explicar usando mi afirmación inicial: perspectiva. Cuando alguien me pregunta a que me refiero cuando hablo de 'estética' sobre 'substancia' es justamente a discos como estos.


"The Immortal Wars" es, si acaso, un disco pasable. Pero ¿cómo una banda con semejante nivel puede caer en tal irregularidad? Creo que la respuesta está en una visión que los lleva a olvidarse del fondo, de lo verdaderamente importante, como es la música y a enfocarse mayormente en la presentación, en el elemento histórico, histriónico y formulista, en 'el empaque' vamos. Si bien lo lograron con gran éxito con "Caligvla" (2012) me parece que con éste dejaron en segundo plano la calidad musical para enfocarse en lo meramente formal. El disco, si bien no es un desastre, no satisface mis expectativas, siendo durante muchos pasajes caricaturesco y sobreproducido, a veces le falta songwriting y otras desdice de lo que habían realizado en su anterior.

Si, algunas canciones muestran destellos, incluso el tema Hispania (Siege of Saguntum) se puede catalogar como bueno, pero en su conjunto dista bastante de impactar. Me ocurre con "The Immortal Wars" un fenómeno semejante al que tuve con "King" de Fleshgod Apocalypse. Al catalogar los discos tengo la insana obsesión de fijarme fundamentalmente en su música y solo luego de que que ella me ha satisfecho, puedo alabar los adornos que rematan el trabajo, pero no me pidan que lo haga al revés. A sabiendas de que habrá quien adore esto, me cansa tanta historia y concepto, para quitarle tiempo al Metal, tiempo que pudieron dedicar a hacer riffs, hooks y bridges e incluso agregarle unos minutos a los escasos treinta y pocos del trabajo... para los que se tomaron un lustro.

A nivel de producción el trabajo adolece de la misma enfermedad contemporánea que casi cualquier otro, sonando macizo y con poco rango dinámico (apenas 5 dB) por lo que no tiene mayor importancia... si todos somos iguales, nadie destaca, supongo. En lo sonoro le falta música y le sobra actuación, en lo emotivo no le encuentro mayor sentimiento, fuera de la divertida manera de Maurizio Iacano de soltar los gritos de guerra y aclamaciones épicas, mientras que en el songwrting -como dije- no encontré nada realmente electrizante o distintivo.

Me siento un poco decepcionado con "The Immortal Wars" de Ex Deo, a quienes tengo en alta estima en su forma Death de Kataklism y por quienes esperé durante cinco años, sólo para hacerme encoger de hombros y soltar un 'meh...'

6/10. Se salva la portada, muy buena, por la que le doy el medio punto que los saca de la zona regular.

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon

sábado, 25 de febrero de 2017

Persefone - "Aathma" (Extreme Progressive / Progressive Melodic Death)

Tanta música y tan poco tiempo... no solo por aquello de que no hay horas suficientes en el día para seguirle la pista a todo lo que sale, sino que también estar siempre pendiente de fantásticas bandas como Persefone se hace difícil, uno puede volver a ellas, pero no tanto como se lo merecen, especialmente cuando se les compara con la atronadora cantidad de mediocres que, como en todo el quehacer humano, abunda. Será difícil que este disco no figure en los lugares más altos del Metal a finales de año.
 

Persefone no es una sorpresa, en general su discografía es excelente, pero desde "Spiritual Migration" (2013) claramente se ubicaron como una de esas bandas reconocidas como 'joyas' del lado oscuro. Este nuevo trabajo "Aathma" no es que viene a comprobarlo, pero sí diría que es la opera magna de la banda. En lo particular creo que junto con Ne Obliviscaris deben ser considerados como lo más importante dentro del Progressive extremo, especialmente el que incorpora elementos Death.

Yo consigo a "Aathma" como uno de esos discos que tiene de todo. Es ponderado y extraordinario al mismo tiempo y aunque parezca difícil de explicar voy a tratar de hacerlo: en primer lugar, la perspectiva instrumental es absolutamente despiadada, casi cualquier banda podría palidecer ante la muestra en el trabajo de batería, guitarras, bajos, coros, voces y teclados; luego el elemento Prog es impecable, los arreglos, cambios, calmas y ataques no dan un momento de paz y mantienen la atención toda la duración del disco. El songwriting es inteligente y emocionante, con riffs complejos pero comprensibles y la forma como alimenta al oidor es realmente especial, ocurriendo un fenómeno inusual: en la medida que transcurre el disco, en vez de agotar, incrementa la expectación, como quien está esperando el desenlace de una película. Todo eso en el marco de una muestra que no pretende abusar de las capacidades de la banda, sino que -por el contrario- se siente realizado para que la mayor audiencia posible lo disfrute. El único elemento que no terminó de convencerme fue el uso de voces electrónicas, de influencia Industrial, que me parecieron fuera del contexto.

En una hora y cinco minutos los andorranos de Persefone han hecho aceptable la insufrible espera de cuatro años a los que han sometido al Metal y en el marco de un disco que tiene suficiente de todo, como agresión, melodía, atmósfera, cambios y emoción, creo que han logrado el nirvana de cualquier banda, lograr el disco que los haga referencia para otros, ese que cuando se habla de si tal o cual trabajo tiene carne pegada al hueso se tenga que comparar con este. Algunos comentarios de por ahí afuera hablan de un disco frio y calculado, donde la banda se inclina más hacia lo estético que hacia la substancia... respetando todos los criterios, me parece que estamos en presencia de una de esas grabaciones de alineación astral, donde la perfección está -evidentemente- en el ojo del observador (o en la oreja del oyente :)

Deleítense con los intros, con temas como Prision Skin, Spirals Within Thy Being -absolutamente genial y nominada a canción del año- Vacuum o el cierre conceptual de cuatro temas, de inspiración espiritual, Prog puro, como solo los mejores saben ejecutar. Voces, tanto gruesas como limpias (incluyendo la contribución femenina), una guitarra de calidad mundial y todo los elementos mencionados que se encuentran en "Aathma", unidos a una de las composiciones más interesantes en mucho tiempo, altamente filosófica, que hacen de este el mejor disco de la banda hasta ahora, que ya es bastante que decir.

9.5/10 Primer nominado a Disco del Año de ELOMC
 

jueves, 23 de febrero de 2017

Benighted - "Necrobreed" (Deathgrind)

Soy aficionado al Grind, hay discos geniales en el área, incluyendo cosas como Anaal Nathrakh o Cattle Decapitation. También acontece que el género es muy extremo y es muy común caer en caricaturas y para remate, como es tan complicado eso de hacer esta derivación radical del Death, no hay tantos discos buenos circulando por ahí. Sin duda esta forma de hacer Metal tiene que estar dentro de lo más intenso que, tanto emocional como instrumentalmente, se puede conseguir en el lado oscuro de la música.


Por eso toparse con un disco como el de Benighted, consuetudinarios metaleros franceses que han venido evolucionando desde el Black de sus primeros trabajos, al Death de mitades de los 2000, hasta el Deathgrind que ahora muestran, es una satisfacción. Un baño de espanto, demencia y screams destructores espera a los que se atrevan con "Necrobreed". La perspectiva, por su puesto, no es ni por un ápice melódica o calmada; preparen el alma para sentirse agredidos y dejar fluir -a su vez- agresión.
 
Para el metalero distraído "Necrobreed" puede parecer compuesto por doce temas idénticos, pero luego de dedicarle cierto tiempo (y hasta paciencia, pues no es para cualquier momento) se comienzan a descubrir las capas que lo conforman. La primera y más obvia es la muestra vocal, inusualmente llevada por dos voces, que aunque sean lideradas por Julien Truchan, se complementa de manera extraordinaria con el segundo frente que Pierre Arnoux le hace. Creo no recordar una banda con una conformación así, al menos no tan bien cohesionada en este particular.
 
El elemento rítmico, bajo y batería, son casi un deber oírlos en un equipo que permita recibir el golpe sonoro que producen. Recomiendo, si no lo han hecho y tienen la posibilidad, incorporar a su vehículo un buen woofer y dejarse llevar por el impacto que un trabajo como "Necrobreed" produce. Contemos que su sonido y producción son de primer orden, nada de sonido garaje y el resultado solo puede ser impactante.

Luego está una gran cantidad de cambios, arreglos y elementos diferenciadores en cada tema, para que no haya nadie que pueda decir que Benighted escapa de la peripecia con una ejecución frontal y fácil. No. Estos muchachos se esmeran en darle forma a un disco complejo, emocionante, intenso y destructor. Ningún espíritu que enfrente a temas como Reptilian -absolutamente genial y nominado a Canción del Año de ELOMC- Psychosilencer, Forgive Me Father y Leatherface, por solo nombrar algunos, quedará impávido.
 
Luego de oír esto está claro por qué hay quien piensa que se debe tener algo de loco para disfrutar un disco como "Necrobreed", pero no habrá quien dude que solo un espíritu joven y libre lo puede apreciar. Aún cuando el Deathgrind es un estilo limitado en cuanto a su alcance y paleta, creo que "Necrobreed" es uno de esos discos necesario de 2017.

8.5/10

Si deseas compralo, hazlo en Amazon
 

lunes, 20 de febrero de 2017

Mutiny Within - "Origins" (Metalcore / Melodic Death)

En mi eterna lucha contra el Core me he conseguido con esta banda norteamericana que gracias a la mezcla que hacen con el Melodic Death pueden presumir de un buen disco, reconocimiento que debe saberles bastante bien ya que creo que han tenido problemas en el pasado con el 'establishment' discográfico (nunca se supo si los botaron o renunciaron de Warner Brothers Music). Me refiero a Mutiny Within y su trabajo "Origins" una mezcla de growls quebrados con melodía Core y atmósfera Death que me han brindado un rato más que aceptable.
 

El disco comienza llamando la atención con una perspectiva más Core que otra cosa, sin embargo la calidad que muestra en el songwriting supera el estándar de los típicos ejecutantes de por esos lados, aunque algunos cortes abruptos (llamados breakdowns) -típicos de esas canciones-, como el que ocurre en Archetype Of Destruction o Secrets (pero en general por todos lados)  hacen que todavía mi pobre espíritu no pueda entender que los motiva, ni que valor tienen en una canción... pero a la vez ese primer tema tiene buen riff, excelente guitarra y bajo, el mundo de las contradicciones, pues.

Ese último adjetivo es bueno, este es un disco contradictorio, porque las partes que no me gustan están claramente identificadas en los elementos mencionados, pero aún cuando en mi libro de instrucciones metaleras está despotricar de todo lo que venga de por esas zonas Core, "Origins" tiene mucha emoción, espectacularidad en varios temas, fuerza y calidad en sus riffs y aunque el teclado no es del todo de mi gusto, la instrumentación está bien realizada.
 
Reasons, Justify, Internal Dissension, Circles y Secrets son buenas muestras dentro del trabajo, permitiéndose cosas interesantes, como algunos elementos Sinfónicos y hasta Gothic en algún momento y una guitarra muy Melodeath que agrada. Es cierto que el trabajo es melódico, muy melódico por momentos, pero no llega a lo melcochoso. La mezcla de voces se presta bien, no hay coros Disney a pesar de la perspectiva y cuando el teclado se decanta por la atmósfera, en vez del protagonismo, luce.
 
Mutiny Within tiene una buena base metalera, no espanta con su visión y con "Origins" puede brindar momentos de clase. Me hace preguntarme qué podría haber sido de este disco despojado del maldiciente corte ese del que hablamos. Aunque no me quejo, solamente lo puntualizo y los acepto como son, como una buena banda con ideas interesantes y un notoria capacidad para escribir canciones trascendentes... con sus detalles (je, je).

7.5/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

sábado, 11 de febrero de 2017

Witherfall - "Nocturnes And Requiems" (Progressive / Neo Classical / Heavy)

Las bandas influyentes crean una estela para que sigan los demás, algunos con menos fortuna y otros, como Witherfall, con un buen grado de calidad. En un clara alusión a lo que Symphony X ha realizado fusionando el Heavy, el Neo Classical y el Progresivo, el disco debut de estos americanos, "Nocturnes And Requiems" tiene los momentos necesarios como augurarles un interesante futuro. Calidad instrumental, fuerza vocal y bastante agresión se encuentran en este disco.


Idealmente todas las agrupaciones quisieran crear un estilo o ser el ejemplo de otros, pero ello está reservado para unos pocos, sin embargo, cuando se hacen homenajes como este, en el que se perciben bastante más que destellos, está asegurado un buen inicio. Una sección rítmica de calidad como la mostrada claramente no se consigue en todos lados y la capacidad de la guitarra en la que el trabajo se centra es cuando menos un regalo para los sentidos. Claro que es difícil que todo sea perfecto y se percibe cierto desorden en el elemento Progresivo incluido en el disco, como si se hubiera querido hacer demasiado con el tiempo otorgado, pero más allá de eso y la necesidad de un par de canciones que identifiquen mejor a la banda (de esas espectaculares que todos reconocemos cuando llegan), diría que Witherfall tiene uno de esos inicios auspiciosos, de los que obligan a seguirles la pista.

Diría que "Nocturnes And Requiems" es bastante oscuro, evitando por largos ratos los sonidos fáciles o riffs muy melódicos, realmente tiene tantos cambios -subidas, bajadas, acelerones y frenazos- que no habrá quien en la búsqueda de algo interesante e inteligente se quede con las ganas. No se crean que, porque la muestra es similar a lo hecho por Symphony X (y también por Yingwie Malmsteen en lo Neo de la guitarra), no muestran también su propia visión. Digamos que en términos pictóricos Witherfall tiene 'escuela' y quién sabe, quizás algún día el alumno supere al maestro.

Pero la entrega de la antorcha no ocurrió en esta oportunidad y alguna canción como The Great Awakening adolece un poco de identidad o End Of Time quiso sonar como Queen, sin poder llegar a hacerme entender el sentido de eso. Creo que otros temas, como Portrait, What We Are Dying For y Sacrifice -la mejor- resaltan, siento al final que son mejores cuando imprimen agresión que cuando se hacen acústicos o etéreos. Creo igualmente que la excelente voz de Joseph Michael puede llegar a ser por momentos impresionante.

En general "Nocturnes And Requiems" tiene calidad, se presta para saber que hay bandas intentando cosas interesantes y que el Metal puede estar tranquilo sabiendo que gente como Whiterfall y otros hacen su mejor y valioso esfuerzo saliéndose del Metal facilón y por el contrario, sin caer en excesos experimentales, quieren y pueden transmitir lo que sienten con eficiencia para oidores selectos.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

miércoles, 8 de febrero de 2017

Depeseblo - "Nightmare Desolation" (Melodic Death)

La primera gran sorpresa del año viene del lugar menos sorpresivo, el Melodeath. El disco debut de un trabajo unipersonal, de manos de un músico con alguna experiencia pero para nada conocido. Me refiero al disco de Depeseblo, llamado "Nightmare Desolation" producto en solitario del sentimiento metalero del sueco Dennis Blomberg, guitarrista de agrupaciones también algo oscuras, enfocadas al Death y el Crust, como Those Who Bring The Torture y Down Among The Dead Men.
 

Es poco menos que imposible conseguir información de Depeseblo, otra que el disco está masterizado por Dennis Israel, conocido por haber hecho lo propio con Amon Amarth. Fuera de mínimos detalles este disco sólo puede ser comentado desde la perspectiva de su sonido (jeje, como creo que se supone que debería ser siempre, pero desafortunadamente no es así). Y diré que "Nightmare Desolation" suena muy bien, con mucho sentimiento duro, algunos excelentes riffs, la dosis exacta de melodía para este comentador y gran agresión, con momentos francamente rudos, a pesar de ser un trabajo claramente influenciado por el sonido Gotemburgo original.

Está en todos lados en los que se consigue información que Depeseblo (nombre que no me puede parecer más raro, quizás hasta malo) que el sonido plasmado en el disco está influenciado por lo realizado por In Flames en sus comienzos, cosa que comparto, pero creo que se queda corto lo que se puede concluir. "Nightmare Desolation" es un franco homenaje a las muestras que en el pasado oímos de At The Gates y Dark Tranquility.

Las primeras veces de escuchar el disco me conseguí canciones que me hicieron volver la cabeza, llegando francamente a pensar que la poca información se debía a que podía tratarse de un disco incognito de algún famoso... quizás una broma. Tanto así me ha sorprendido este trabajo. Canciones como Nightmare Desolation, On The Edge Of Insanity, Deep Below y casi cualquier otra, pero especialmente From Ancient Times To Present Lies, me llevaron a ese sitio original donde el Death Melódico me sacudió hace años, por cierto esta última nominada a Canción del Año de ELOMC.
 
A pesar de que hay cosas de la grabación que llegaron incluso a molestarme, como es en particular la reverberación del bajo, creo que casi cualquier otro de los elementos del disco me encantaron. La voz de Blomberg, sin ser genial ni extremadamente poderosa, es sumamente emocionante, el hombre realmente está sintiendo lo que canta. Su guitarra está muy bien colocada, con algunos elementos tomado del Heavy y en general tocada como una oda a lo realizado en el estilo, la batería buena y precisa, quizás con mínimos adornos pero intensa y sobria.

Lo principal del trabajo es su songwriting, francamente bueno. Incluso el detalle de ser un disco relativamente corto en sus treinta y cinco minutos es de agradecer, pues no cae en la tentación de rellenarlo con sonidos que podrían haber hecho peligrar la redondez de "Nightmare Desolation". Este disco es una escucha obligatoria en 2017. Sin mayor estruendo mediático y algunas pifias en la grabación, Depeseblo tiene calidad y emoción a borbotones.

8.5/10
 

lunes, 6 de febrero de 2017

Mors Principium Est - "Embers Of A Dying World" (Melodic Death)

Si algún problema puede haber con Mors Principium Est pareciera que es la poca fijación en la memoria que me causa. Cada vez que se me aparecen me sorprendo de lo buena que puede llegar a ser esta banda y a la vez lo poco que repito sus discos. Creo que lo que puede pasar es que tienen una competencia tan fuerte en el Melodic Death y que los siento como en una especie de segunda línea de ataque, no son de los primeros a los que salgo a buscar cuando necesito mi dosis de agresión y atmósfera melódica.
 

En todo caso, una banda finlandesa de este género se me tiene que terminar cruzando tarde o temprano, no por nada ya hemos hablado antes de ellos, con alabanzas generales, como los comentarios de "Dawn Of The 5th. Era" (2014) y "...And Death Said Live" (2012) comprueban. Ahora con "Embers Of A Dying World" se vuelven a ganar el derecho (¡válgame el ego!) de hablar de ellos.

Este nuevo trabajo es, en resumen, interesante, divertido y bien hecho, pero algo básico. Está claro que algunas de las bandas más representativas del Melodeath están haciendo cosas que, comparadas con Mors Principium Est sobresalen, como lo que Insomnium, Be'Lakor, u Omnium Gatherum, mostraron el año pasado y sobresalieron, renovando -desde mi perspectiva- lo que en este género se hace. Debo aclarar por enésima vez que, aún siendo este el estilo de mi mayor predilección, está claro que ha habido cierto estancamiento (quizás más de lo aceptable), que lo hace poner en peligro. "Embers Of A Dying World" es un buen disco, pero que se queda en las formas usuales y no se atreve a ir un poco mas allá.

El punto resaltante del trabajo está en su instrumentación, elegante, interesante y bien presentada. Desde mi visión todos los componentes de la banda, posiblemente con el guitarrista Andy Gillion a la cabeza, tendrían lugar en cualquiera de las mejores bandas de Metal del mundo. Pero es en el songwriting donde siento que con este disco se mantuvieron jugando sobre seguro. Es verdad que la muestra no tiene momentos malos -no creo que una agrupación como esta pudiera tenerlos- pero tampoco logré percibir esos destellos de genialidad que los elevaran a los niveles de aquellos que recientemente han logrado impulsar el estilo un poco hacia adelante.

Comparado con sus muestras anteriores me parece justo decir que no es tan rápido y que la visión ha sido más emotiva, de mayor sentimiento. Los temas del comienzo del disco, Reclaim The Sun, Masquerade e Into The Dark, son bastante buenos en todo caso. Algo de influencia Doom podría decir que se percibe en "Embers Of A Dying Sun" y quizás sea eso el motivo por el cual el impacto se echa de menos. Dejo en cualquier caso a gusto del consumidor decidir si esta influencia ha hecho bien o mal. Al final el disco me gustó, tiene clase y sigue demostrando que la banda puede alcanzar el nivel necesario para sobresalir, pero me habría gustado más garra y no se si los elementos sinfónicos de Génesis, Agnus Dei y Apprentice Of Death se lo dan.

7.5/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

viernes, 3 de febrero de 2017

Hour Of Penance - "Cast The First Stone" (Brutal Death / Technical Death)

Observo incrédulo que pasó enero y no llegué a comentar ni un sólo trabajo de Death, por lo imperdonable que es eso y porque este disco se las trae, me decido a comentar del género. Pero como en el Metal debe ser, la cosa tenderá al extremo, no hablaremos de mariqueras... noooo; que sea del más intenso, destructor y patea cojones, que sea Brutal (vrooootal!!) y qué mejor que uno de los discos más esperados del año, "Cast The First Stone" de los ya veteranos italianos, Hour Of Penance.


Con una visión de tomada del Technical, pero si abusar de exhibicionismo, más bien enfocándose en el mensaje, la aridez, intensidad y potencia que sobre el pecho se espera que este sonido cree... les aseguro... todo está presente. Tenía un tiempo que no me paseaba por un trabajo que, como este, no se vale exclusivamente de la chocancia propia del Death para mostrarse, sino que va más allá. Muy en el estilo de bandas como Nile, Suffocation y Origin, este disco tiene mucho arte, mucha música. Si alguien me preguntara, diría que es el disco que esperaba de sus coterráneos Fleshgod Apocalypse y que tanta decepción me produjo el año pasado.

Desde el inicio "Cast The First Stone" es un asalto a los sentidos, a los que sólo los metaleros más curtidos se podrán abrir, pero superado el impacto de las primeras escuchas hay un elemento subterráneo que va bastante más allá del blastbeat y el growl puro. Cambios de ritmo, una guitarra que supera el deseo destructor y oh, sorpresa! construye, va elaborando escalas impresionistas y solos que, como en Iron Fist y The Chains Of Misdeed, francamente hace cosas interesantes.

Me gusta que el disco discurre para todos los gustos, desde la emoción y ataque frontal y primigenia del Brutal., de ese que solo necesita un espíritu joven para sentirlo, como la canción Horn Of Flies y XXI Century Imperial Crusade, pasando por los elementos Technical sin masturbaciones estéticas, a los coros oscuros y agresores, hasta llegar incluso -para el que guste meterse en las profundidades- a una lírica comprometida con un mensaje social, crítico y bastante controversial, como las nuevas luchas raciales-religiosas.

El disco, como es de esperarse, es criminalmente rápido, sólo puede oírse a un volumen: FUERTE!, su ambiente tiende a impactar y emocionar, con elementos épicos en su vocalización y una agritud total, haciendo desaparecer casi cualquier elemento melódico, quizás con la excepción de los temas Wall Of Cohorts y la de cerrar, Damnatio Memoriae. Esta descripción que a cualquier no iniciado en el mundo del Metal podría parecer la promesa de una tortura segura... es eso, una forma de hacer música que solo a nosotros, los elegidos del lado oscuro del arte, entendemos. Nada como una noche de Hour Of Penance, sea este o quizás trabajos anteriores, especialmente aquel "The Vile Conception" (2008) o el fundamental "Sedition" (2012) uno de esos discos eternos, altamente recomendable.

Si eres de los que se atreven a tragar así de grueso su Metal, aunque la producción del disco sea débil y le falte un tema o dos de esos 'totales' para llevarlo más arriba, te sugiero explorar "Cast The First Stone". Si por el contrario te estás iniciando en esto, permítete disfrutar con mente abierta el placer de recibir la descarga eléctrica que este tipo de trabajos genera.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon