Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

martes, 19 de agosto de 2014

Origin - "Omnipresent" (Death / Thrash / Technical Death)

Con cinco discos en su haber, de bastante calidad en general, los ejecutantes de la impresionante mezcla que produce el Death/Tech/rash norteamericanos de Origin han logrado suficiente experiencia desde sus inicios en 1997 para presentar su mejor disco hasta la fecha, "Omnipresent". Un sexto trabajo que desborda crudeza, fuerza y rabia y me ha satisfecho plenamente.


Lo que más diría que me sorprendió de este trabajo, aún cuando en "Omnipresent" la ejecución es epítome de precisión, es que no se trata de un disco predecible. Cambios bruscos, largos temas, mezclados de interludios cortos, estructura interesante y riff destructores son sólo parte de lo que este tremendo trabajo ofrecerá a los verdaderos cultores del Metal de la zona dura.

Sin creerme un especialista en el trabajo realizado hasta la fecha por Origin, aunque habiendo escuchado algunas veces sus discos, diría que "Omnipresente" es más oscuro que sus discos anteriores, más brutal y mucho más enfocado hacia el riff y el ritmo, algo más dirigido hacia el Tech en el uso de las guitarras, aunque sin llegar a pisar totalmente esa zona en esta oportunidada -al menos no tanto como otros grupos declaradamente dedicados a eso-, aunque pudiendo ser esa la posible dirección definitiva hacia la que la banda vuelva. La ejecución de John Longstreth, músico a cargo de darle baquetazos a la batería, es francamente impresionante, de capacidad nanométrica y poseedor de un sentido poco común del uso del contratiempo. La voz de Paul Ryan, el líder vocalista, es compleja y fuerte en todo el recorrido y el espectáculo vocal de temas como Thrall:Fullcrum:Apex no debe ser dejado de tomar en cuenta, super complejo de verdad.

Un sentido de agresión intenso se percibe en temas como Unattainable Zero, All Things Dead y Manifest, con guitarras poco o nada dulces y alta dureza en los riffs, los cuales son críticos y crípticos: es decir, definen el mensaje, pero explora zonas de sonido duro indescifrables. O sea... son demasiado buenos y brutales.

Diría que el disco tiene bastante de experimental en las canciones cortas, las que duran un minuto o algo más, que son cinco y que las mismas son usadas como puente entre los platos fuertes, sentando el tono árido e intenso que los temas de desarrollo más largo muestran. Otro uso experimental es el de los sonidos de teclados, como en Obsolescence, los cuales sorprenden en cuanto parecen no formar parte del paisaje natural del "Omnipresent", pero sin embargo se incorporan como elemento interesante.

Yo diría que este es uno de los trabajos más crudos, envolventes y fuertes del año y que merecen un cierto nivel de conocimiento y algo de experiencia en el Metal para percibir integralmente, si no se quiere correr con el riesgo de asustarse de lo realizado aquí por Origin. Tengo igualmente la impresión de que el tiempo puede hacer decantar este disco como el mejor de la banda. De momento me merece un lugar privilegiado en mi selección de 'andar por casa... cuando tengo ganas de romper algo'.

9/10 Vigésimo segundo disco seleccionado para competir como Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


3 comentarios:

  1. que no ya habias hecho la reseña antes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJA.... si!!!, que vaina tan loca... no me recordaba, la segunda vez me gustó todavía mas!!!!... las voy a dejar las dos... esto es para recordar.... gracias.... XDXDXDXDXDXD

      Eliminar