Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

lunes, 28 de abril de 2014

Triptycon - "Melana Chasmata" (Doom / Black / Death)

Triptykon es un proyecto musical del suizo Thomas Gabriel Fischer, ex miembro de Celtic Frost, quien ya había presentado un trabajo en 2010, al que realmente no le presté mucha atención en su momento, llamado "Eparistera Daimones". El estilo de la banda es bien extremo, en las zonas más intensas del Death/Black y el Doom, con elementos Avant-Garde. La verdad es que este disco me agarró por sorpresa en mi recorrido usual y no sabe Mr. Fischer el susto que me ha dado.


Rebuscando he conseguido que todo el medio musical sabía de esto -menos yo, por supuesto- y estaba al tanto de que este disco se venía, resultando ser que el motivo por el cual el mundo oscuro que habla en Metal había girado su atención a "Melana Chasmata" es que se suponía que el genio creativo de los componentes de la banda se canalizarían aquí... en el abismo negro (traducción del título) y el Metal se transfiguraría. Debo decir que 2014 todavía estaba por brindar una gran sorpresa y con este disco, se logra el cometido a través de un excelente y completo trabajo... incluso más que eso.

El álbum entra en materia de inmediato, sus canciones son un asalto a los sentidos, desde Tree Of Suffocation Souls hasta Waiting, contando con gran agresividad, tonos de guitarra abisales, potente batería y una voz única que, sabiendo su lugar y momento, canta, grita, recita o susurra a lo largo del trabajo, impartiendo un sentimiento intenso, con el agregado de pinceladas de voz femenina, muy interesantes. Los diferentes temas, todos con características propias salidas de lo más oscuro del Metal, están envueltos por una intensa instrumentación en los que las guitarras tienen absoluta preponderancia, con tonos exóticos, casi místicos.

El uso ocasional de la guitarra acústica, que se mezcla con la eléctrica, desarrolla ligeros toques de luz, que se perciben como rayos que por momentos logran cruzar nubes oscuras, la batería precipita las emociones y se hace envolvente e hipnótica. Sin embargo el disco entero trata de evitar lujos histriónicos o abusos técnicos, es sencillo, eficaz y a la vez fuerte y duro, sobre todo esto último. Si estuviera obligado a definirlo con una sola palabra, esa sería la que usaría: dureza.

En canciones como Breathing se percibe literalmente un ritmo que sigue la respiración pesada y luego se ahoga, busca aire agitadamente, así y en general todas las canciones, ellas son dueñas de características y un riff diferenciador, que las distingue de las demás, sin embargo el disco tiene ilación, no son temas sueltos que se colocaron en un orden aleatorio... no. Sin que ninguna pueda confundirse con otra, todas son hijas de una idea, la fuerza y la intensidad define todas las canciones, largas por demás, promediando los siete o más minutos, en los que se pasa de definidos esquemas a solos de guitarra estentóreos e intensos.

La asimilación de "Melana Chasmata" no es fácil, no lleva sólo un par de oídas y ya. Requiere concentración y tiempo, los detalles son cuidados al extremo, como por ejemplo el contexto de la canción Aurorae, que tiene un ritmo más lento y se percibe claramente como el interludio del disco, el puente para entender el resto, temas que están cargados de ambiente y una sensación pacificante, extraña porque se percibe detras su intensidad negra, la del Black, mientras que el Doom, rítmico y metálico, aplasta a cualquiera, como en una de las mejores del disco, o quizás la mejor, la canción Demon Pact.

Otros temas, como In The Sleep Of Death, o la canción de doce minutos, Black Snow y la de cerrar, Waiting, la más floja a mi parecer, demuestran como se hace para transmitir sensaciones en la música, pero de las más complejas, de las que hablan de lamentos y desesperación en ambientes cambiantes, donde el uso de batería, el bajo y las guitarras es abrumador y envolvente y la voz, sensorial sin caer en histrionismos.

Estimo este trabajo como uno de los mejores del año, con fuerte sensación de melancolía, elementos disonantes y opresivos de gran nivel, composición perfecta, uso de la velocidad fatal del Doom como eje de una agresividad contenida, novedoso sin excentricismos y con el equilibrio justo entre la oscuridad del Doom y la agresión y maldad del Death/Black, sobresaliendo su atmósfera oscura y de excelente grabación.

No se que más agregar para considerar a "Melana Chasmata" como un disco casi perfecto, pues lo es, además de que su portada es obra de Hans Rudolf "Ruedi" Giger, mente maestra detrás de la estética de la serie de películas 'Alien', nominada -por supuesto- a Portada del Año.

9/10 Décimo seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


2 comentarios:

  1. Tú lo has dicho... Un excelente disco, para mi es un trabajo de 10! Y creo que el mejor del año hasta el momento

    ResponderEliminar
  2. Yo le tengo que dar mas escuchas, es un disco muy interesante sin dudas, pero personalmente (al menos por ahora) me sigue dejando mejor "final de boca" hablando en términos enológicos su primer disco, "Eparistera Daimones"

    Saludos!

    ResponderEliminar