Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

jueves, 30 de enero de 2014

Indian - "From All Purity" (Drone / Sludge / Noise)

Un comienzo de año no puede ser más demoníaco que con Indian, los distorsionantes brutales. Lentos, Sluge hasta los tuétanos, fritos de la cabeza, extremos y con uso total de la psicodelia, "From All Purity" demuestra porque éste no es un disco para todo el mundo, ni siquiera para aquellos que normalmente escuchen cosas duras. Retorica aparte, hay que tener toda una sensibilidad diferente y especial, no ya para disfrutar este disco, si es que esa palabra cabe, sino para siquiera terminarlo.


Palabras como Doom o Death no terminarán nunca de describir adecuadamente este aporte. El álbum es árido y erosivo, su opción de ecualización ruborizaría a un torturador profesional y el amor que demostraron por el uso del Drone y el -mal llamado a mi parecer- Noise seguro que no deja a nadie indiferente. El objetivo de algunas canciones, como Rape, es infundir malestar e incomodidad profesional al espectador y eso es alcanzado notable y brutalmente; cualquiera capaz de tragar grueso en lo que a Metal respecta quedará con una sonrisa enfermiza luego de terminar el álbum. Entendiendo y asumiendo el plato que se está consumiendo, el disco no está mal, nada mal.

Indian tampoco es que ha sido mi grupo de elección a la hora de oír algo fuerte, debo confesar que están por encima de mis fuerzas usuales y este álbum se haya en la misma línea que sus anteriores, "Guiltless" (2011) y "The Sycophant" (2008), pero esta vez, lo hacen más intenso, puede que alguien incluso diga -no seré yo quien lo contradiga- mejor. "From All Purity" sigue siendo implacable y sus voces extremas, pero, mientras que sus discos pasados (los que he alcanzado a escuchar) eran ruidosos y agresivos, se les notaba algo carentes de peso, pero este álbum se las arregla para aplastar al que desee dejarse llevar por él. Aseguro, con conocimiento de causa, esta banda es compleja y seguramente empuja a límites inusuales la resistencia musical de muchos. 

El disco tiene virtudes interesantes, como por ejemplo su duración. Dudo que un trabajo de este nivel de intensidad pudiera ser manejado con más de los cuarenta minutos que muestra y a la vez es suficientemente largo como para llevar de forma efectiva su mensaje. Aún así, debo decir, que entendiendo el concepto general del trabajo, creo que deberían poner un poco más de variedad en su música; ciertamente es pesado, pero a veces me convenció de que esa era su único objetivo, sin más.

Sin embargo creo que los norteamericanos de Indian logran  su objetivo final de explorar los sectores más lejanos y feroces del Metal extremo, usando un Sludge único, de sonido más aberrante y en la la tradición de los altos exponentes del estilo. Me parece descubrir en "From All Purity" la influencia de grupos como sus connacionales Thou o Rabbits... aunque aquí estamos nadando en aguas tan profundas que cualquier nombre que a usted se le ocurra que puede influir a esta gente, puede que esté en lo cierto.

En lo que a temas específicos se trata Retoric Of No y Directional son los experimentos más interesantes del disco, junto con Disambiguation, especialmente esta última ligeramente más asequible que el resto, con capacidad para reproducir cadencias inquietantes y atmósferas angustiosas; el abismo de desesperación de canciones como Clarify o la nombrada Rape son todo un viaje de experiencias ruidosas y psiquiatricas, con riffs y reiteraciones devastadores.

Este es un disco para mayores de edad en el Metal. Si usted no ha oído cosas duras al menos durante diez años seguidos, acérquese con cautela, porque el impacto de terrorismo cacofónico, uso experimental del ritmo, atmósferas cataclísmicas y melodías destructivas no están muy lejos de lo humanamente aceptable y lo pueden convertir en un mal rato. Por otro lado, si se quiere experimentar con los estilos extremos, no hay mejor sitio.

No voy a sugerir que este sea el disco del año ni mucho menos, ya que finalmente, para mi, estos son trabajos que rozan lo experimental, sin embargo, es... otra cosa.

7/10 Trátese con cautela, contenido peligroso e intenso.


lunes, 27 de enero de 2014

Woods Of Desolation - "As The Stars" (Blackgaze / Atmospheric Melodic Black)

Woods Of Desolation había presentado buenos discos en el pasado, su estilo Blackgaze / Atmospheric Depressive Black se había manifestado con fuerza en trabajos como "Toward The Depths" (2008) y "Torn Beyond Reason" (2011), siempre de buen nivel; hoy con "As The Stars", creo que pudo darse el salto cuántico que desea toda banda, con algún detalle menor -eso si-, pero que en el análisis integral les permite entrar de lleno a los grandes nombres.


Estos australianos, con "As The Stars", se encontraron en el camino con las melodías que cualquiera busca, creando un ambiente realmente masivo. Con un trabajo saturado de efectos, entre líneas vocales claras y screams, en este disco sucede mucho, gracias a que las referidas voces se encuentran en el mismo rango de frecuencias de las guitarras y el sonido que lo domina, a través de elementos Black melancólico, con influencias Post, estampan un sonido sobrecargado, de gran calidad en la composición, instrumentación y melodía.

El equilibrio entre la crudeza y las melodías se encuentra presente y Woods Of Desolation parece tomar la rabia que hay en sus sentimientos para extraer canciones con un gran atractivo, que tejen varios momentos perfectos y algunos pequeños defectos también, quizás dentro de esto último, las similitudes entre algunas melodías y ciertos patrones de batería, sin embargo, hay más registros impactantes y buenos que cualquier otra cosa y puede fácilmente cubrir cualquier defecto.

Diría que, en comparación con sus trabajos anteriores, WOD ya no está tratando de encontrar y definir un estilo de música, aquí claramente han alcanzado definición, con la única excepción de la canción que a la mayoría de los comentarios de la red le ha gustado más, Anamnesis, la cual no me convenció, el resto del trabajo es impactante, crudo, melódico, atmosférico e inspirador. Un ambiente lúgubre pesa sobre el recorrido, pero con cierta sensación de 'luz al final del tunel'... si me explico; algo así como, 'sabemos que esto es duro, pero queremos compartirlo'... jeje... digamos que es difícil poner en palabras las sensaciones que un trabajo como este producen. Sólo óiganlo y luego me dicen si me entienden o me estoy volviendo loco :-)

Lamento que el disco haya sido corto, pero en sus apenas treinta y cuatro minutos se aprecia una gama amplia de música y ambientes. Todas las canciones, especialmente Like Falling Leaves, Unfold (la mejor del disco) y And If All The Stars Faded Away trazan una narración definida y casi conceptual, su ambiente se embota en guitarras distorsionadas y reduce por momentos el uso de la batería a latidos llenos rabia, con ciertos toques heroicos, casi épicos.

Este disco es una demostración de que vale la pena el estilo melódico en el Black y mientras que su sonido es a veces bastante similar, en su mayoría es interesante y dinámico, entregando una sensación mixta entre lo oscuro y lo agradable. De primera línea, pues.

9/10 Primer seleccionado del año como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


viernes, 24 de enero de 2014

Primal Fear - "Delivering The Black" (Power / Heavy / Speed)

Primal Fear es una banda alemana, insignia de Power / Speed, formada en 1997 por Ralf Scheepers (ex-Gamma Ray) y Mat Sinner (ex Sinner), la mitología urbana dice que se motivaron a formar el grupo cuando Scheepers no fue escogido como reemplazo de Rob Halford en Judas Priest, lo que habla -bien- de su nivel como cantante. Los temas líricos de Primal Fear son a menudo controvertidos y si bien sus canciones se basan más que todo en ciencia ficción, a menudo se piensa que son metafóricas, metiéndose con temas religiosos o gubernamentales. 


A Primal Fear no le distingue especialmente la novedad, pero siempre se han mostrado en buena forma. Su disco anterior "Unbreakable" fue de gran calidad y no esperaba menos de este, siempre contando que no van a reinventar la rueda. "Delivering The Black" es el décimo álbum del grupo y logra un objetivo similar al de sus anteriores, sonando bien en términos generales, gracias a la combinación de sus referentes, Scheeper en la voz y Sinner en el bajo, junto con el recién llegado Alex Beyrodt en la guitarra (realmente es recién llegado como nombre fijo, ya que hace giras con ellos desde 1999), Magnus Karlsson segunda guitarra y Randy Black (ex Annihilator) en la batería.

Luego de un poco más de cincuenta minutos duración, con "Delivering The Black" se puede concluir que Primal Fear siempre estará ahí, siempre será divertido, bien ejecutado, con bastante emocionalidad y melodía, pero nunca romperá ningún record, ni creo que tampoco lo deseen. Lo de ellos es hacer Power, influido de Heavy / Speed y pasarla bien. Aún y luego de asegurar lo anterior debo ser justo y decir que si les percibí algunas influencias nuevas, algo de Thrash en canciones como Rebel Faction... puede que sólo sea para mostrar cierta rabia derivada de la crisis de la mediana edad. A excepción de la canción One Night In December, la cual realmente no me gustó por falta de intensidad, el resto está bien.

En todo caso, Primal Fear sigue siendo razonablemente creíble y buen representante de un género que se niega a morir, sus discos siempre -a menos que un cataclismo ocurra en sus filas- van a seguir siempre los pasos que Judas Priest enseñó y ¿por qué no reconocer que siempre han puesto la cara para exaltar al estilo?

Primal Fear puede valer su peso en pantalones de cuero ajustados y con "DTB" son nuevamente bastante entretenidos, pero su música se ha tornado -digamos- inofensiva. Canciones como King For Day, Delivering The Black o Alive & On Fire son buenas, otras como InseminoidRoad To Asylum y Never Pray For Justice incluso un poco más, pero se sienten como si pudieran haber sido tocadas por cualquiera de los otros grupos que hacen sonidos similares, diría que a pesar de casi veinte años de carrera carecen de un toque único. Yo terminé disfrutando de lo que traían nuevamente con este disco, pero no encontré abundancia en nada específico y lo lastimoso es que siento que Primal Fear podría tener todo lo necesario para hacer un día grabación verdaderamente grandiosa, que no ha llegado.

Su capacidad para elaborar sabrosas melodías se percibe en "Delivering The Black", no hay tantos riffs poderosos como en su trabajo anterior, pero la interacción de las secciones instrumentales es intensa, el ritmo lo mejor y las voces y coros a lo Halford, como siempre, bien dispuestas. Al final, Primal Fear es lo que es y no mucho más, pero no hay nada realmente malo en ello. Aquellos que buscan una banda para relajarse y pasar un buen rato lo encontrarán aquí, incluso algún 'air guitar' se les puede dedicar, como en la buena balada Born With A Broken Heart. Aquellos que buscan algo más en la música, un mensaje, un crecimiento espiritual, se quedarán con las ganas.

7/10


domingo, 19 de enero de 2014

Within Temptation - "Hydra" (Symphonic / AOR)

Within Temptation, luego de presentar el mejor disco de toda su carrera, "The Unforgiving" en 2011, repitiendo el éxito de "The Heart of Everything" (2007) tenía pocas cosas que demostrar, quizás regularidad y si su dirección iba a seguir alejándose del Gothic/Symphonic con el que se dieron a conocer y tenían un lugar en el Metal para seguir adentrándose en el Rock, el AOR y el Pop. Además, no voy a dejar de decir, porque así lo siento y creo que en este nuevo disco se ratifica, que contar con una cantante como Sharon Den Adel es un lujo para cualquier banda, es como tener a Messi en el equipo... si no sabes que hacer, déjala que se encargue ella, los demás hacemos la comparsa; además de hermosa, para mi, es la mejor voz femenina del Metal melódico hoy por hoy.


Ahora, "Hydra"... quien si no mal recuerdo es un personaje mitológico de muchas cabezas... ¿es este un disco de múltiples perspectivas?, creo que si, para bien y para mal. Esta exhibición de comienzo de año de los holandeses de WT es excelente, allá donde lo es, como lo demuestra lo que se oye entre la segunda y la sexta canción del disco, de las cuales comenzaré por decir que cualquiera de ellas toca el cielo con las manos, pero sobretodo y especialmente la colaboración con Xzibit, llamada And We Run, desde ya nominada a Mejor Canción del Año; luego decae un poco en Roses, se descalabra con la simplona, indulgente, excesivamente Pop y repetitiva Dog Days, se endereza con Tell Me Why y cierra con broche de oro con The Whole World Is Watching.

No voy a negar que aunque me costó dejar el disco para oír las otras cosas que día a día van saliendo, me pareció que el mismo también adolece de cierta falta de dirección, pues "Hydra" tiene canciones que vuelven al Metal Gótico/Sinfónico con sonidos de guitarras poderosas, además de agradecerse que su uso de los sintetizadores es más bien ligero, tratando de no darles un lugar demasiado preponderante, ni mucho menos convertirlos en el centro del trabajo, sumado a la inclusión aquí y allá de growls, lo que me pareció un elemento intenso, pero a la vez hubo canciones, o quizás más bien, partes en algunas canciones, que se oyeron 'fáciles', repito, Pop, aún así, la inclusión de voces Rap (¿Hip Hop quizás?) me pareció otro toque magistral. Seguro soy yo el equivocado y que lo que ocurre es que WT está creando un nuevo estilo, influido por múltiples elementos, pero algunos de ellos están todavía por convencerme, en ese sentido.

La voz... No voy a cerrar este comentario sin volver sobre lo mismo. El centro de este disco y de Within Temptation es, sin duda, la gran capacidad de Sharon, a la cual han decidido colocar en el lugar que se merece, el primero. En este trabajo no se guarda nada al momento de exhibir la impresionante capacidad con la que fue bendecida y sigue estando en el tope, lo que ha logrado deleitarme nuevamente con su performance.

Si este disco hubiera terminado en su primera media hora sería un disco total, lastimosamente y posiblemente en la búsqueda de seguir ampliando su base de fanáticos ubicados en zonas menos duras del espectro musical, hubieron de incluir canciones que quizás no debieron llegar allí, pero si eso se obvia por un instante y sólo se perciben sus trabajos verdaderamente notables, algunos con las colaboraciones de Howard Jones (ex-KSE) Tarja Turunen (ex-Nighwish), Dave Pirner (Soul Asylum) y el nombrado Xzibit, "Hydra" estará entre los primeros discos del año, estoy seguro que para muchos así será, aunque para mi no tanto por los defectos que en justicia deben ser ventilados... pero ¿qué artista está libre de la tentación de atraer más público y hacer unos 'cobres' adicionales en el proceso?... ¿y quién soy yo para negar eso? 

Este disco contiene, desde mi visión, al menos tres o cuatro canciones esenciales y fundamentales para entender el nuevo camino de Within Temptation: Dangerous, And We Run Paradise... pero también, contiene al menos una o dos que ni siquiera ellos creo que puedan explicar -con la frente en alto- como superaron el corte final, o por quien fueron incluidas; pero no siendo la música, ni ninguna manifestación artística, una ciencia exacta (al contrario, son términos mutuamente excluyentes), me rendiré ante la voz de su cantante y diré que estoy seguro que "Hydra" se convertirá en su disco más popular y el que los llevará a la cima del conocimiento 'mainstream', entrando en la historia discográfica como su trabajo más conocido, por lo épico, melódico y energético, a pesar de su lado flojo.

8/10

viernes, 17 de enero de 2014

Revenge - "Survival Instinct" (True / Heavy)

Los italianos de Revenge han decidido, luego de treinta años, tener su cita con la historia al sacar el que viene a ser su primer álbum formal. Si bien no son ningunos desconocidos dentro del True/Heavy, la verdad es que sólo habían presentados canciones sueltas, algunos EP llamados "Demos" durante los ochenta, luego un disco recopilación en 2008 y finalmente este.

 

Su historia es peculiar ya que desde el año 1982 mostraban un enorme potencial, que cristalizó en ganar un concurso que les premiaba con la firma de un contrato disquero, pero el sello no quería que cantaran en inglés, sino en su idioma natal y además que le bajaran las revoluciones al estilo, haciéndolo más Pop... pecado! El grupo fue fiel a si mismo, no firmó y auto produjo cuatro trabajos menores, hasta que en el '87 se separaron y así se mantuvieron veinte años, cuando se reunieron para un concierto y generaron nuevamente tan grata impresión en los nuevos metaleros que sacaron su disco "Compilation" y ahora, seis años después, "Survival Instinct" y bien guardado que se lo tenían.

Este disco es muy interesante y una caja de sorpresas, sus primeras dos canciones, Dead Or Alive y Survival Instinct, si bien son buenas, no dicen demasiado y más bien caen en cierto cliché Manowar; al llegar ahí pensé que no había mucho más que esperar, pero hacia el final de la segunda canción comencé a percibir cierto cosquilleo. Decidí darle una oportunidad a lo demás y me alegro de haberlo hecho; el resto del trabajo es de gran calidad, siempre bajo el canon True, con ciertos toques Heavy, pero sin duda muy audible, melódico, potente y bien ejecutado.

Revenge tiene guitarras, batería, sintetizadores y bajo de excelente ejecución pero por sobre todo resalta la voz Kevin 'Hell' Throat (aka Fabrizio Ugolini) y los coros que desarrolla la banda en sus canciones, los cuales cuidan evitar caer en tentaciones facilistas, por el contrario, cuando el disco alcanza su cuarta canción, Can't Hold Me Down comienza a percibirse un fuerte sentido de identidad, dejando de lado las influencias Manowar o Majesty que comenté y se oye bastante más duro y elaborado que lo que usualmente presentan esos grupos bandera del True.

Canciones como la balada Flying me gustaron sobremanera, como también Not The Same, Cannoball y la excelente Home Again, pero por sobre todo me emocionó el sonido de la épica Bite The Bullet, la cual con ese ritmo marcial y melódico cumple con creces el objetivo del estilo: inspirar, transmitir la sensación de que quien conoce y oye el True está por encima del resto de la humanidad musical, conoce un secreto que envuelve hermandad y unión... la propia canción para oír entre amigos.

Aprovecho este comentario para contestar una pregunta que me hicieron hacia final de año, referida a porque no había hablado del disco de "Banners High" de Majesty que había aparecido en Diciembre y la verdad es que, luego del excelente trabajo que hicieron con "Thunder Rider" de comienzos del mismo año, me pareció una pérdida de tiempo referirme a un disco tan mediocre como ese; "Survival Instinct" viene, por el contrario a llenar el espacio que el True requería, dado que son ciertamente escasos los trabajos de calidad que aparecen influidos por este estilo.

"Survival Instinct" es un nombre genial para un grupo que quiere demostrar que no sólo fueron capaces de destacarse en algún momento, hace mucho, sino que pudieron aguantar, transformase y brindar nuevamente una muestra de calidad. El trabajo recompensa bastante el tiempo transcurrido.

8/10

lunes, 13 de enero de 2014

Thousand Leaves - "Twilight Symphony" (Modern Melodic Neoclassical Death Thrash)

Thousand Leaves es uno de esos actos japoneses que han surgido en los últimos años que realizan Metal Neoclassical, basado en la tradición de Yngwie Malmsteen (quien enseño que la guitarra es el centro de todo y el riff es sólo el vehículo para crear un ambiente adecuado para el solista), pero con toques especiales, yo diría que bastante más avanzados de los que exhiben aquellas bandas venidas de la tierra del Sol Naciente, pues además de la sensibilidad Power que muestran, 'a la' X Japan, sus componentes Death y Thrash en la voz y riffs los distinguen.


La banda está conformada sólo por dos miembros oficiales, Bach en la guitarra y Kawase con los cueros, con su cantante invitado, llamado Westvillage. En todo caso es evidente que el guitarrista es el centro del grupo, pues Bach tiene unas excelentes manos y es capaz de hacer levantar la vista a cualquiera, de él se percibe claramente un gran nivel en la forma en la que no sólo desarrolla los complejos riffs y solos que precian el Neoclásico, sino también es fiel al sonido brutal del Death/Thrash, al que de pronto salta con facilidad, ejecutando melodías -algunas- verdaderamente dramáticas.

Por demás el grupo es muy completo y no se trata sólo de Bach, ni se limita a realizar masturbaciones guitarristicas (que lo hacen), sino que además se da el lujo de contar con un vocalista de primer orden, que impacta y hace contrapeso al trabajo instrumental, creando una interesante sensación, inusual para el Neo típico, como es el componente crudo y rasposo de una voz diferente... de hecho el contraste hace del disco un trabajo sobresaliente. Westvillage no es el centro del álbum, pero sus screams y growls le dan una coherencia al trabajo fuera de lo esperable; mucha sorpresa en este sentido.

Lastimosamente el disco es terriblemente corto, que -aunque intenso- en sus veinticuatro minutos deja una sensación incómoda al terminar tan pronto, haciendo preguntarme el por qué. La respuesta pareciera estar en lo prolíficos que son, con lo que supongo que tratan de compensar: en cuatro años, desde 2009, han presentado ¡catorce discos! (y una recopilación), a razón de cuatro por año, excepto 2012 donde a alguien debió darle gripe, porque sólo sacaron dos discos. Lo cierto es que, si bien ya había escuchado antes algo de su trabajo (no todos, por supuesto) es ahora que me llamaron realmente la atención. Voy a repasar, a ver lo que tengo de ellos.

Lo que creo que poca gente dudará es que este álbum es una buen prueba de como se hace Power Neoclásico con los toques Modern que el Death le otorga y que parece basarse en la reinvención del estilo, madurando y refinando el sonido con riffs memorables y canciones que fluyen con fuerza, utilizando voces duras, las que mezcladas -inusualmente- con arpegios y barridos sobre las seis cuerdas hacen del disco una buen experiencia, sin casi utilizar teclados, evitando que se haga excesivamente meloso o el Thrash pierda su fuerza.

Pistas sobresalientes como Dawn Of The Destiny, Ride To Black y Ultimate Darkness son atrayentes y hasta emocionantes y mientras que cada canción tiene sus elementos propios de complejidad, el álbum es bastante homogéneo. Sin embargo, su corta duración juega en su contra, porque al casi obligar a repetirlo lo hace empachoso rápidamente. De todas maneras, repito, aquí hay un buen intento de hacer algo innovador y si no es absolutamente revolucionario, es de alguna manera, mejor que el promedio.

Adictivo, pero con poca carne, lo deja a uno con ganas de más después de terminar. Es de agradecer que no tenga la típica sensación 'Ghost in the shell' y similares a la que acostumbran sus coterraneos y haga con buen gusto una mezcla de tantas influencias.

8/10


viernes, 10 de enero de 2014

Persuader - "The Fiction Maze" (Power / Thrash)

¡¡Por el poder de greyskull, Blind Guardian, escúchame... te ordeno que salgas de ese cuerpo!! XD... Persuader de Suecia ha estado ausente durante casi ocho años, a pesar de tener cierto (o más que eso) éxito con varios álbumes anteriores, algunos proyectos paralelos y sus conciertos. Se comenta que esta enorme demora ocurrió debido a la desaparición de su anterior sello. Ahora la banda vuelve con un trabajo lleno de nuevo material , "The Fiction Maze", bastante bueno por cierto, pero salido sin duda de lo más profundo de la influencia de los bardos alemanes, super especialmente en lo que a la utilización de la voz se refiere.


Al igual que el material anterior, este álbum es fundamentalmente Power, aunque tiene sus innegables elementos Thrash, especialmente notable en su intensidad. "The Fiction Maze", disco de letras bien antirreligiosas por cierto, está acompañado de un ritmo rápido, riffs vertiginosos y mucha agresividad. Incluso cuando una canción empieza con un ritmo moderado, como lo hace Son Of Sodom, el ritmo luego se acelera para incorporar potencia. Cuando unes a estos elementos la voz de Jens Carlsson, la cual es muy parecida a la de Hansi Kürsch ('muy' puede ser peyorativo, realmente es casi idéntica) y lo aderezas con el songwritting bien desarrollado del grupo, el resultado final es interesante y hasta a veces emocionante.

Sin embargo las guitarras manejadas por Emil Norberg y Daniel Sundbom no me terminaron de convencer, siendo cierto que no son ningunos novatos, me atrevo a decir que le faltó atrevimiento técnico en el manejo y a pesar de que llevan la melodía bastante bien y se perciben con fuerza, no toman ese lugar preponderante que el estilo necesita; pudiera ser que la grabación no sea la mejor y los arreglos estén algo limitados y un poco predecibles, lo que para el mensaje de sus canciones y la influencia Thrash que muestran, les quita algunos enteros. También diré que, si bien la copia es una forma de halago y ellos lo hacen muy bien, su excesiva similitud con Blind Guardian los hace menos genuinos.

Me parece que este disco es un poco más pesado de lo que esperaba (o no esperaba, luego de tantos años) y sus canciones en general son buenas, un tanto similares entre si y con más influencia Thrash que lo que recuerdo haber oído en "Evolution Purgatory" (2004) y "When Eden Burns" (2006), también con su Power rápido, algunas voces extremas que surgen de vez en cuando y coros interesantes, hacen grata la experiencia.

Aún cuando "The Fiction Maze" tiene unas muy buenas canciones en él, me decepcionó un poco porque estaba esperando más de la banda, catalogada en algún momento como una de las líderes del Power duro, pero no por ello dejo de darle mérito a este trabajo, el cual, sin duda, tiene sus buenos momentos. De todos modos, lo recomiendo a los fanáticos de la potencia más allá de la melodía pura, así como a aquellos que esperan material nuevo de cierta banda alemana que ... eeesto... no importa.

7.5/10


sábado, 4 de enero de 2014

Legion Of The Damned - "Ravenous Plague" (Thrash)

Los holandeses de Legion Of The Damned hacen Thrash desde 2005, cuando reformaron la banda Occult -que ya tenía historia desde comienzo de los noventa- y crearon esta. Con "Ravenous Plague", han lanzado seis discos, por lo que antes de ponerlo a sonar por primera vez (iba a decir 'girar por primera vez', pero pensé que ningún lector menor de veinte años me iba a entender) me imaginé que iba a encontrarme con los ingredientes usuales: explosividad, riffs duros y coros fuertes y simples. No me equivoque, este disco tiene el contenido usual de la banda, agresivo en su estado de ánimo y del alto voltaje en sus emociones.


Para casi todo fan del Thrash, Legion of the Damned es fácilmente reconocible. La banda sabe lo que hace y me place informar que con "Ravenous Plague" mantienen su esfuerzo, más o menos al nivel de su disco anterior "Descent into Chaos", en el que, sin la menor duda, continúan la senda 'vieja escuela' trazada desde el inicio de su carrera. Todo lo que tienes que saber es que esto es Thrash indudable y fuertemente influenciado por aquellos representantes de la primera línea del estilo: Sodom, Kreator, Destruction, pero posiblemente más que todo por Slayer. A veces es tan obvio, que en canciones como Morbid Death y The Apocalyptic Surge tuve que revisar si no eran covers desconocidos de aquel grupo. 

Algunos elementos, mucho más sutiles, provenientes del Death, se encuentran en canciones como Doom Priest y Strike Of The Apocalyse - la mejor del disco-, que parecen dibujar una ligera influencia Morbid Angel o Cannibal Corpse. En todo caso y en general, sus canciones no se salen del esquema que el estilo germánico del Thrash tradicional tiene.

Esta sensación de riffs tan familiares de Legion Of The Damned son su mayor virtud y a la vez también son su mayor enemigo. Si... es cierto que tienen discos decentes, si... es cierto que son capaces de producir un buen headbang y si... también es cierto que "Ravenous Plague" sigue inalterable su línea de trabajo, el problema está, desde mi punto de vista, en que no es mucho lo que proponen y si al caso vamos y yo quisiera escuchar Thrash puro, cosa que -digamos- no hago demasiado regularmente, ¿para qué voy a poner un disco de ellos si puedo oír una banda 'de verdad'?... se que es una exageración y que algo puede y debe acreditárseles, especialmente su uso del Death, pero realmente no es tanto como para compensar cierta falta de identidad.

En todo caso, si se hace abstracción de las obvias influencias y se analiza este disco como un trabajo individualmente considerado, diré que el mismo tiene canciones potentes, rápidas y de razonable calidad, aunque con un nivel del producción mediocre, posiblemente causado por la plaga del 'loudness war' o 'loudness race' como le llaman otros, la cual afecta especialmente a aquellos grupos de segunda línea, firmados con sellos importantes, como es el caso de ellos con Napalm Records. 

En definitiva, este es un disco de la más pura vieja escuela del Thrash, que demuestra que el espíritu del género de finales de los ochenta está vivo, pero que al final del día no sirve para mucho más que para invocar las necesarias asociaciones con algunos de los nombres más populares del estilo, con un sonido lastimosamente regular y que, tras pocas canciones, se tiene una idea inmediata de lo que se viene.

6/10. Excelente portada.


viernes, 3 de enero de 2014

Mechina - "Xenon" (Industrial/ Symphonic/ Space/ Death)

Esta es una banda nada conocida por mi, con un sonido enorme, riffs a lo Fear Factory, combinados con sonidos de orquesta y los elementos electrónicos para crear una atmósfera de ciencia-ficción. Si bien "Xenon" de Mechina no es perfecto, quedé gratamente impresionado. Tras escuchar la canción de iniciar, Xenon, supe que algo había aquí y al terminar el disco, creo no haberme equivocado.


Entiendo, según la escasa información que he obtenido, que Mechina es un proyecto norteamericano formado por Joe Tiberi en la guitarra y programación, David Holch en la voz, David Gavin en la batería y Steve Amarantos en el bajo... no tienen nada que ver con la banda Machina, fundada por el ex Evanescence. Agradezco mucho a Angel_metal26 por haberme hecho caer en cuenta del error original en la reseña y pido disculpas ya que lo recopilable es realmente escaso... también la banda se comunicó conmigo a través de Facebook para comentar la crítica (les gustó) y me aclararon que cometía un error al confundirlos con la que tiene una 'a'... lo demás queda igual, pues mi percepción de su buen trabajo no cambia.

Definitivamente los elementos orquestales y los componentes electrónicos son muy buenos, con fuertes influencias de películas y juegos de video. La producción, por demás, es bastante buena y sugiere que una versión grabada en sonido envolvente o DTS lo convertiría en una experiencia especial. Es interesante que, si bien los sonidos del disco parecen tener la influencia en algunas series de juegos famosos y producciones cinematográficas de ficción, el mismo no es un trabajo indulgente, al contrario, requiere algunos repasos para percibir su complejidad y calidad. 

La mezcla de sonidos cibernéticos, sintetizadores de fuerte influencia Space y trabajo de orquesta, se entremezclan con una guitarra y batería muy -muy- dura, de fuerte carácter Industrial, que con la buena voz Death de Holch y el toque suave y etéreo de la cantante femenina que los acompaña, cuyo nombre no he logrado averiguar ni acreditan por ningún lado, la cual usa tonalidades étnicas, casi árabes diría yo, produce gran atmósfera; en la canción Tartarus es una de las que mejor permite apreciar lo que digo.

Esta banda tiene un concepto bien desarrollado en torno a temas espaciales, inspirando imágenes de batallas espaciales, ciudades futuristas y escenas de megalíticas estructuras y robots. Las canciones son definitivamente complejas, aunque un poco cortas, las letras inteligentes (se pueden bajar desde su página web) y la atmósfera general del disco impregna todo lo que toca. Algunos efectos de sonido se oyen excesivos, pero supongo que a sus oídos complementan el mensaje.

Diría que dentro de tantas influencias y sonidos, el elemento principal de la banda es su base Sinfónica, la que mezclada con el elemento Industrial, los hace memorables durante buenos pasajes. "Xenon" viene a ser el cuarto disco de la banda, junto con "The Assembly Of Tyrants" (2005), "Tyrannical Resurrection" (EP) (2007), "Conqueror" (2011) y "Empyrean" (2013) y parece que no están por detenerse, sin embargo espero que en sus próximos trabajos no dejen de lado los solos de guitarra, presenten menos canciones (este trae diez), pero desarrollen más su duración y sigan creciendo en el uso de sus teclados, bajos, batería y riffs de guitarra, los cuales están ejecutados con calidad.

Termino diciendo que Mechina tiene un disco brillante, un buen trabajo de múltiples sonidos e influencias y a quien le guste la atmósfera y los sonidos orquestales, unidos al trasfondo Industrial/Space podrá deleitarse. En todo caso, es un buen ejemplo de innovación y atrevimiento.

8/10

jueves, 2 de enero de 2014

Iced Earth - "Plagues Of Babylon" (Power / Thrash)

Iced Earth es una banda estadounidense que combina Thrash y Power. Su figura central es Jon Schaffer, quien ha estado con el grupo desde el comienzo, a inicios de los 90's. Cuando Matthew Barlow se convirtió en el cantante en 1995, su voz resultó ser extremadamente aceptada, pero Schaffer lo reemplazó por Tim 'Ripper' Owens y luego otros cantantes pasaron por ese puesto, hasta llegar al nuevo y actual, Stuart "Stu" Block. 


Este nuevo disco, "Plagues Of Babylon", el undécimo de su carrera y primero desde 2011, es una interesante muestra del trabajo de la banda y en general una buena manera de comenzar 2014. El disco tiene buenos cambios de ritmo, con algunas composiciones muy interesantes, que se prolongan durante toda las canciones y logran buen nivel. La grabación muestra a una agrupación que parece seguir sintiéndose bastante cómoda con su vocalista. Creo que a quien le ha gustado Iced Earth y ha seguido la larga historia del grupo, le gustará este trabajo, pues sus elementos básicos, como musicalidad y dureza, están presentes.

Al igual que en "Dystopia", la voz de 'Stu' me ha parecido el centro del trabajo, sigue siendo ruda, clara y potente y las canciones mantienen su toque brutal y melódico, aunque la velocidad parece que ya no es tan fundamental para este disco. En comparación con "Dystopia", este nuevo disco de Iced Earth, que es una de esas bandas de metal de culto, aunque que en realidad nunca han hecho nada excepcionalmente importante, es una presentación menor. 

El disco abre con Plagues Of Babylon, que es una canción misteriosa, y con detalles sombríos, a partir de ahí hay buenas y no tan buenas canciones, con guitarras rápidas y un tempo alto. The Culling, Among The Living Death y The End son de las mejores, de bastante sentimiento, siendo la de cerrar, Cthulhu, la mejor del disco. Diría que lo mejor del álbum es su conjunto general de canciones, ellas te mantiene absorto por su buena ubicación, generando lo que yo llamo, un buen rato... aunque ninguna se destaque como un éxito rotundo, casi todas tienen algo que decir.

En general "PoB" tiene las típicas canciones de Iced Earth, con los riffs frescos típícos de Jon Schaffer, así como su guitarra galopante, aunque en promedio son un poco más largas que las de "Dystopia " y algunos elementos de componente NWOBHM más notorios que en oportunidades anteriores.

Iced Earth no es conocido por hacer cambios arriesgados en su dirección musical y por el contrario mantienen los pies bien plantados en el Power y Thrash metal, "Plagues Of Babylon" sigue esa línea pero no es mejor que "Dystopia", aunque la temática del disco mantiene un poco la idea creativa de Schaffer en lo que refiere a teorías conspirativas de un Nuevo Orden Mundial se trata.

Es bueno oír un nuevo trabajo de Iced Earth, con elementos interesantes, pero creo que pudo haber sido un poco mejor o quizás más homogéneo.

7.5/10