Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

sábado, 13 de julio de 2013

Queensrÿche – "Queensrÿche" (Progressive)

Queensrÿche, desde su formación en 1982 en Washington. EE.UU., ha hecho uno de los mejores Prog que existen, con doce álbumes, han vendido más de veinte millones de discos, lo que, en términos de Metal, es -hoy por hoy- un nivel inalcanzable y su disco "Operation: Mindcrime" (1998) sigue siendo (al menos por mí) uno de los grandes discos conceptuales de todos los tiempos. Ahora, alineando a un nuevo cantante, Todd La Torre (ex-Crimsom Glory), en el lugar del mítico Geoff Tate, ponen a prueba a sus legiones de seguidores... veremos.
A pesar del evidente y bien intencionado intento de crear un nuevo material de éxito, el álbum -homónimo (!¿a estas alturas?!)- "Queensryche", es en realidad sencillo, razonablemente bueno, pero discreto y se asemeja más a un EP que a un álbum completo. El mismo es una pequeña colección de canciones, no tanto por su corta longitud (treinta y cinco minutos, más dos temas en vivo), sino por el hecho de que los temas son un tanto fragmentarios: tan pronto como empiezan terminan y no hay mucha ilación entre ellos, al menos no es evidente para mí.

Yo, como todos los fanáticos de la banda, estaba deseando que este álbum fuera un éxito y de hecho el resultado es sospechosamente bueno, con elementos interesantes y algunas carencias: tiene un poco de todo, un algo de retorno a las raíces, un intento de complacer a todos y un quehacer con cosas de moda. La sumatoria crea una mezcla interesante, con un sonido relevante, con cierto sentido 'retro' e introspectivo; les quedó bien la plana a pesar de que La Torre tiene un tono muy áspero y no del todo fascinante, quizás en la el análisis final al disco le falto... no se... plenitud.

Aunque el álbum no es una revelación musical, el ambiente único que llevó al grupo a ser lo que es, se percibe en algunos pasajes. Hay ritmos de guitarra intensos y melódicos, con composiciones fuertes e inteligentes que pueden presumir de coros y riffs pegadizos y aunque para ser un disco Prog, su sencillez deja algo que desear -quizás más intensidad- seguramente la partida de Tate sugirió cierto 'juego sobre seguro' que se refleja en el producto final; moderación e inteligencia, para permitir adecuarse al nuevo esquema vocal. Queensrÿche realmente regresó, pero pasarán un par de años para complacernos con cosas verdaderamente interesantes, las que espero y humildemente exijo para el próximo disco.

Considero que es en el aspecto instrumental donde el álbum realmente logra destacarse. Canciones como A World Without, la mejor desde mi punto de vista, crea una atmósfera interesante e intensa. La guitarra de Michael Wilton hace un esfuerzo musical importante y puede que represente lo más pesado que el grupo ha hecho desde "Empire" (1990). Rockenfield en la batería también es interesante y da cuerpo a las canciones muy bien. Todd La Torre, no calza todavía los superlativos de los que viene precedido, pero muestra un rango general bastante bueno, con una o dos notas altas interesantes. Canciones como In This Light y Where Dreams Go To Die demuestran su nivel.

Lo que debo descartar es que "Queensrÿche" sea la segunda venida del Progresivo que algunos opinadores han creído percibir. Sin embargo, en general se trata de una escucha agradable y es bueno ver a tres de los miembros originales participando en uno de los grupos emblemas del Metal, claro, un poco lejos de los increíbles paisajes sonoros de "The Warning" o "Operation: Mindcrime", pero lo que realmente cuenta es que el grupo está de pie y sólo pueden venir cosas buenas.

7.5/10

No hay comentarios.:

Publicar un comentario