Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

lunes, 31 de octubre de 2016

Theocracy - "Ghost Ship" (Power / Progressive)

Entrar a revisar a Theocracy tiene su toque complicado y truculento. Es un mundo musical como el del Metal, donde la regla general es el anticlericalismo, cuando no los temas satánicos, es altamente inusual que alguien se incline hacia la temática cristiana, quizás las otras bandas que pueden ubicarse con facilidad en esta acera son a Stryper y ReinXeed. Lo que es definitivo es que esto no es común. Por eso se corre el riesgo de encasillar el comentario... creo (espero, al menos) que no será así en esta oportunidad, ya que trataré de fijarme en "Ghost Ship" como un disco integral.


Esta es la cuarta entrega de los americanos de Theocracy y habla entre líneas de varias cosas, más allá de la propia calidad que de inmediato se les puede percibir; la primera de esas cosas sería la constancia. Si se revisa lo realizado hasta ahora por la banda liderada por Matt Smith se puede concluir rápidamente que el alto nivel que mostraron hasta su disco anterior no había sido casualidad... un cuarto disco con esta fuerza impresa en su Power / Epic con algunos elementos Prog (no tantos como los que algunos incondicionales le quieren oir) tiene que mover a la reflexión. Para mi, con "Ghost Ship" la banda se gana, por derecho propio, un lugar en lo más alto de su género.

Instrumentación, lírica, songwriting, emoción y estilo diferenciador se percibe en todo el trabajo. Cuando en los inicios del blog comenté "As The World Bleeds" (2011) debo decir que además del evidente gusto que me produjo en el momento el disco, pensaba que si alguien tenía oportunidad de enfrentar bien el paso del tiempo era ese trabajo, cosa que a cinco años vista parece que es cierta. Todavía para mi, ese esa es la mejor grabación de Power cristiana en todo el Metal, con el mejor tema de toda la historia en ese estilo, I Am. Ahora con "Ghost Ship" la banda se reitera en su calidad y entrega uno de los mejores discos Power del año.

Paper Tiger, A Call To Arms, Ghostship, The Wonder Of It All, Castaway (diferente, tendiendo al Thrash), Around The World And Back (hermosa donde las halla), Stir The Embers (coro épico), y Easter, la mejor del disco y nominada a Canción del Año con un coro erizante, son de los mejores exponentes dentro del larga duración, de temas un poco menos largos que lo usualmente visto hasta ahora, con tres centros de interés específicos: coros, uso de la guitarra líder y ultra aguda voz de Smith. Luego de hacerme disfrutar con sus riffs, diría que la demostración que se permite Val Allen Wood con las seis cuerdas revitaliza el Power en 2016, incorporando mucho sentimiento y técnica.

Una lástima que Theocracy no muestre discos más a menudo, pues cinco años son un poco mucho para la espera y que en algunos temas baje la emoción a cuenta de un Prog algo incompatible con el resto del trabajo. Indudable la obligatoriedad de recomendarlo pues es de calidad innegable. Considero que "Ghost Ship" se debe consolidar como el disco que le abrirá las puertas a la generalidad del fanáticos del género como su principal exponente y un poco más allá también.

8.5/10

viernes, 28 de octubre de 2016

Meshuggah - "The Violent Sleep Of Reason" (Extreme Progressive / Djent)

Meshuggah puede ser uno de los mejores ejemplos de lo que se quiere decir al hablar de Metal Extremo. Su perspectiva, disco tras disco, ha mostrado un estilo radical, sin embargo no estruendoso o histérico, muy por el contrario, el Djent Progresivo del que creo que si no son los padres, son -al menos- familia cercana, es altamente complejo. Como cualquiera que medio navegue estas aguas sabe, aquí la complejidad instrumental, agresividad, disonancia y ritmos asincrónicos son el plato principal... sin entender o aceptar eso, Meshuggah no hace ni un mínimo de sentido, ellos son para mi una excelente definición de Metal culto, ese que requiere una formación muy específica para disfrutarlo.


Evidentemente con características así no estamos en presencia de un acto 'popular' y sin embargo lo es. Meshuggah tiene una legion de seguidores, una buena parte incondicionales, por lo que su noveno disco a los veinticinco años del primero de ellos, ha supuesto una noticia que no puede dejarse de comentar. Pero como dije en un tweet de hace unos días, digerir y comentar "The Violent Sleep Of Reason" toma necesariamente un tiempo.

Temo un poco realizar este comentario porque no soy especialista en la banda. Los he escuchado ciertamente, en algunos casos -como en el disco "obZen" (2008)- mucho, pero reconozco que por los atributos narrados hay una gran cantidad de doctores en la materia que llegan a conocer detalles impresionantes. Por eso, en la usual perspectiva que me he permitido en este blog, hablaré desde el humilde lugar que como simple oidor de música puedo ofrecer: mi experiencia. Espero no pisar callos (no es tampoco que me importe mucho, pero no hay mala intención... quiero decir).

"The Violent Sleep Of Reason" si fuera el primer disco de Meshuggah, sería una verdadera revolución musical, puesto que su textura y paleta es absolutamente devastadora. Impresionantemente duro y emocionante, dibujado todo en un tono oscuro y terrorífico, sin duda que cuando esta gente es capaz de repetir la absurda complejidad que llegan a tener algunos temas cuando se presentan en vivo, dejan patente que estamos al frente de algunos de los mejores músicos que el Metal y cualquier otro género ha parido. Lo de Dick Lövgren con el bajo bordea lo inverosímil y por supuesto está totalmente fuera de mi alcance comprender como alguien puede tocar una batería con semejante ritmo como lo hace Tomas Haake. Sin embargo hay un cierto sabor de boca (¿de oidos?) que no me puedo quitar del todo y es que creo que "TVSOR" es el mismo disco que la banda ha grabado antes.

Si, el trabajo es muy bueno. Realmente le va a dar (nos da) a los fanáticos todos los elementos y satisfacciones que una ejecución preciosista como la que Meshuggah nos tiene mal acostumbrados esperamos. Pero se siguen repitiendo, la capacidad de sorpresa, más alla de la grandiosa técnica instrumental, se ha disipado. Es interesante que luego de oír con tiempo y repetidamente el disco, lo que al final me apetecía era poner "Nothing" (2006)... ¿Estará mal? ¿Estará bien? no se, sólo soy sincero.

Me gustó que repitieran las canciones largas e hipnotizantes que los han llevado hasta aquí. De hecho creo que por unos segundos es su disco más largo hasta la fecha (por favor conocedores, confirmar). Hay temas absolutamente devastadores, como el homónimo, Born In Dissonance y Ivory Tower. No creo, por el contrario, que haya nada flojo aquí, sería contranaturaleza de estos suecos, aunque por la razón expresada tampoco conseguí un tema que me causara impacto definitivo. En conclusión, muy buen disco, destinado especialmente a los seguidores, con algo menos de atractivo para los exploradores de sonidos novedosos.

8/10. Excelente portada.

jueves, 27 de octubre de 2016

Amaranthe - "Maximalism" (Electro Pop / Modern Melodic Death)

Quiero comentar sobre Amaranthe no porque me guste particularmente su música, que no me gusta demasiado, sino porque si algo han demostrado a los largo de su carrera de cinco años es que a pesar de los ataques que han recibido de algunos sectores del Metal, se mantienen fieles a si mismos e importándoles poco lo que piensen de ellos, constantemente presentan nuevos trabajos de su Electro Pop / Modern Death con aderezos Disney... o sea, les admiro la constancia para darse cabezazos y a sus seguidores el 'particular' gusto.
 

De alguna manera pensé que "Maximalism" debía o podría ser un disco de recuperación para Amaranthe ya que luego de "Massive Addicted" (2014) habían logrado subir un poco el nivel después del desastre con patas de "The Nexus" (2013) uno de los discos que más daño le ha causado al Metal dentro de la corriente mainstream, ya que el debut con "Amaranthe" (2011) mostró buenos destellos. He sido engañado como un niño. Esta nueva entrega no sólo es un retroceso, puede ser el peor disco de la banda hasta este momento y aún a sabiendas de que no van a dejar de cantar y presentarse (con cierto éxito, por cierto) no dejaré por ello de recomendarles que cesen en la obsesión de incorporar sonidos Death y abracen su verdadero destino, como es el Pop, donde seguramente tendrían más aceptación y -válgame dios la palabra- mercado.

No voy extenderme mucho en el comentario respecto a sus elementos Core Death metaleros, porque -sencillamente- me parecen insufribles, caricaturescos y acartonados, existentes en su música sólo para... no se ni para qué, especialmente si se les compara con algunos de los aportes Electrónicos y Pop, en los que destacan por momentos. Sin embargo, la mezcla sigue siendo insufrible para mí, quizás especialmente porque nunca lograré entender la necesidad de las tres voces, un growl, una limpia femenina y otra masculina, siendo esta última especialmente incunable, plástica con riesgo de muerte por contaminación de pvc.

El songwriting de "Maximalism" es indefendible desde mi débil capacidad. Siento como si a una mala copia de Britney Spears (triple insulto escondido) le hubieran obligado a cantar sobre una pista embotada con guitarras, teclados, gritos, boom box y electro tambores, pero lo verdaderamente inaceptable y límite es el uso del autotune, el cual es -según mi entender como no músico- el último insulto posible. Casi todas sus canciones son la misma repetida ad nausea, pero especialmente un tema como That Song está peligrosamente cerca de ser lo peor que he oído en cualquier banda que se presume de seria y con cierto respaldo en su producción. El trabajo es estruendosamente soso, flojo, insulso y sobreproducido, en resumidas cuentas todo lo que -otra vez la palabrita- el mercado quiere.... ¿por qué no se terminan de definir en esa dirección? No se si le harían bien al Pop, pero al Metal seguro que si.

Desisto con Amaranthe. No tienen salvación.

2.5/10
 

martes, 25 de octubre de 2016

Oathbreaker - "Rheia" (Blackgaze / Post / Black)

¿Qué ocurriría si Sunbather y Avatarium tuvieran una noche loca..? Seguramente Oathbreaker vería luz en nueve meses. Un estilo Blackgaze de excelente factura con perspectiva vocal a ratos sensible y a ratos brutal, con un fondo musical que deriva entre el Postcore, el Black y un interesante grado de experimentación melódica y etérea, convierten a "Rheia" en uno de los discos interesantes este año, incluyendo algunos temas sorprendentes.


Esta banda belga, de un par buen de discos previos a juzgar por los comentarios, juega con mucho más que el evidente impacto que produce la voz de su cantante Caro Thanghe y despliegan una satisfactoria calidad en el songwriting y guitarras trémolas que dan fondo sonoro al trabajo, creando con "Rheia" una muestra de características impresionistas al unir el cambio vocal de la dulzura queda con uno de los screams más histéricos que me he permitido oír en mucho tiempo. Interesantemente, el impacto de los gritos es mucho mayor que el creado cuando la cantante usa su voz dulce, la cual -me parece- algo floja.

Second Son Of R., Being Able To Feel, Nothing Inmortal y Needles In Your Skin me parecieron temas muy fuertes, de agresión franca, pero con oasis de paz basados en el mencionado estilo Postcore y que me hipnotizaron. El trabajo se esmera en mostrar matices claros, oscuros, fuertes, suaves, intensos y pacíficos. En él cabe de todo, sin apelotonamiento, bastante bien desarrollado.

La instrumentación de "Rheia" tiene calidad, producto claramente de músicos curtidos y conocedores de sus instrumentos. La mencionada guitarra es un vehículo de transporte a través del espacio y la batería que dirige el tiempo mezcla con acierto los cambios de ánimo, el bajo a su vez marca la melodía en los momentos justos, ayudando a mantener el foco. Siento que un futuro disco de Oathbreaker en el que haya un poco menos de relleno y en el que la deriva causada por algunos momentos psicodélicos de más y que se hacen demasiado letárgicos en el desarrollo de algunos temas, además de algo más de intensidad en la voz limpia, podría conjurarse en tormenta perfecta para un disco histórico. Con "Rheia", aún a pesar de esos detalles, su calidad es indudable y debe ser una escucha obligatoria para los amantes del Metal intenso, pensado, de emociones intensas.

Me gusto el disco, al menos partes de él, tiene un elemento sorpresa que le gana enteros y que creo que debe hacerlo uno de esos discos de descubrimiento y crecimiento -permítaseme el término- para aquellos metaleros dispuestos a sumergirse en sonidos cambiantes, interesantes y complejos. Hacia el final del trabajo, es cierto, temas como Where I Live, Where I Leave y Begeerte, se hacen demasiado 'cultos' para mi gusto, pero supongo que habrá quien se sienta elevado a zonas celestes con ellos.

7.5/10

lunes, 24 de octubre de 2016

Testament - "Brotherhood Of The Snake" (Thrash)

Como si fuera necesario que Testament probara algo tras treinta años de carrera, siguen sacando discos que sólo pueden ubicarse entre bueno y excelente. Podrá parecer un lugar común, pero estos americanos son tan buenos que es hasta un poco abusivo, de hecho creo que con ellos y dos o tres bandas más de Thrash, todo el Metal californiano que un comegato (metalero en venezolano) necesita estaría satisfecho.
 

En 2012 pensé que la etapa moderna de la banda, por el retorno de Alex Skolnick (guitarra), hacían que el grupo tocara su máximo posible con "Dark Roots Of Earth", pero parece que me equivoqué, de nuevo este año, con "Brotherhood Of The Snake" hay un estallido de Metal vieja escuela, puro... diferente ciertamente a lo que en 2016 plantea Vektor, quienes gracias al refrescamiento del sonido que le han impreso a su Thrash lograrán ser Disco del Año en el género con bastante facilidad, a menos -por supuesto- de algún imponderable.

"BOTS" (el acronismo es obviamente una pista de la perspectiva y mensaje lírico del disco) es un ataque sensorial, grueso y arrollador, con un toque de melodía y algo más de elementos Technical e incluso Prog de lo que se esperaría en el género. La voz de Chuck Billy está todavía muy en forma y a pesar de que si se puede advertir cierto envejecimiento, le percibo mucha técnica, muchos recursos y ciertamente la agresión que convirtió a Testament en -mi personal- quinto componente del Big Four.

Este trabajo de Testament podría servir perfectamente para mostrarle a los recién iniciados de qué se trata el Thrash, en él los riffs destructores dominan canción tras canción y me ponen a pensar que aunque el género no ha progresado demasiado en los últimos treinta y cinco años, mientras siga sonando como lo hacen The Pale King, The Number Game, Seven Seals y Brotherhood Of The Snakes no tiene porque cambiar. En estos temas (y en general en todo el disco) sigue siendo una marca de fábrica y el elemento más brutal de la muestra el uso de la sección rítmica, en la que tanto la despiadada manifestación de los tambores que hace Hoglan y el sub-humano sonido del bajo de DiGiorgio son capaces de lanzar contra la pared a quien se atreva a hacer sonar esto de la manera en la que está pensado: ¡ALTO!

Pienso a veces qué podría eventualmente ocurrir con músicos y música de este calibre; realmente no quiero creer que Testament y gente como ellos, estén destinado a desaparecer en los vapores estelares cuando hayan terminado de mostrar su legado... allá en cinco o cincuenta años, por el contrario, este nivel del calidad está destinado a perdurar. En cien años, cuando alguien quiera saber como era el Metal que escuchábamos, siempre habrá un conocedor que dirá: 'pon Testament, es de lo mejor de esa época'. "Brotherhood Of The Snake" es una prueba.

8.5/10

lunes, 10 de octubre de 2016

Anaal Nathrakh - "The Whole Of The Law" (Black / Grindcore)

El Metal tiende a gustar más -con el paso del tiempo- cuando es extremo, pero eso hace que los músicos se paseen peligrosamente por lo caricaturesco. No siempre quedan bien esas manifestaciones histéricas de algunas bandas y en bastantes más casos de lo deseable una intención de ser chocante o de crear la última manifestación de impacto, termina convirtiéndose en un mal chiste, acaba siendo una morisqueta en el mejor de los casos. Conclusión, no es fácil ni siquiera ser malvado.


Pero Anaal Nathrakh le tiene tomada la hora a lo extremo, lo han mostrado en todos sus nueve discos. Todos. Desde "The Codex Necro" (2001) hasta "Vanitas" (2012) y "Desideratum" (2014) han sido recibidos con una impresionante calidez por el sector más intenso del mundillo oscuro y putrefacto de los que nos dejamos seducir por el Grindcore y el Black. Es más, cada disco que esta pareja inglesa edita es un evento -desgarrador y cruel-, esperado con ansias por sus seguidores. Yo le tengo un gusto a esta banda como a pocas en el Metal y sabía que no iban a decepcionar, sencillamente creo que tienen tanta música, agresión y potencia en su capacidad de creación que eso es imposible, no sabrían hacer un disco débil.
 
"The Whole Of The Law" es otra vez cuarenta y dos minutos de una pared sónica brutal, destinada a ser apreciada sólo por los más endurecidos amantes del Metal grueso, en el que la potencia, la distorsión, los gritos histéricos y desgarradores, la guitarra incordiante y la batería destructora se mezclan con los dos elementos más impresionantes con los que contribuye Anaal Nathrakh, una segunda capa de sonidos en sus temas en los que se distingue una melodía y riffs sorprendentes por lo melódicos y la voz árida y cortante de V.I.T.R.I.O.L. (no por nada ese nombre, Vitriol = ácido sulfúrico o el término latín 'Visita interiola terra rectificando invenies occultum lapidem', muy usado por los masones pues esconde cierto significado esotérico)

Casi todos los temas del disco son descomunales, es sólo hacia el centro del trabajo, en canciones como Extravaganza y And You Will Beg For Our Secrets en los que la musicalización que hacen de sus asesinatos virtuales no me cautivó tanto, pero muestras como la realizada con Depravity Favours The Bold, Hold Your Children Close And Pray For Oblivion, We  Will Fucking Kill You y otros, son temas densos, agresivos, muy apasionados en su ejecución y pesados como un millón de kilos, pero a la vez, cautivantes, atmosféricos e hipnotizantes.

Creo que en "The Whole Of The Law" pudo haberse sobreproducido un poco el tema de los efectos de voces sufrientes, las diferentes a la voz líder, pudiéndose observar más esto quizás en On Being A Slave y The Great Spectator, pero un poco más allá de acercarse a las zonas de riegos señaladas arriba, creo que por lo demás el trabajo nuevamente entrega lo que estabamos esperando y que este año, junto a lo mostrado por Nails, debe alimentar las ansias destructoras de los seguidores.

Para mi "Vanitas" sigue siendo no sólo el mejor disco de AN, sino uno de los mejores trabajos de todos los tiempos en materia de Metal extremo, pero "The Whole Of The Law" sabe mantener vivo el recuerdo de esta excelente pareja de radicales del sonido. El cover de Powerslave de Iron Maiden es interesante y sorprendente.

8/10. Espectacular portada.

jueves, 6 de octubre de 2016

Sonata Arctica - "The Ninth Hour" (Melodic Power / AOR)

Sonata Arctica escribe en "The Ninth Hour" una nueva página de su relación amor-odio-sorpresa con su historia, con sus fanáticos y su propio yo. Mientras que su anterior trabajo "Pariah's Child" (2014) prometió y cumplió con ser un disco 'para los fanáticos' este nuevamente parece ser un trabajo 'para ellos' en el que vierten su innegable deseo de hacer algo diferente, ni tan disimuladamente alejados de las cosas que les dieron fama mundial en sus primeros cinco discos, quizás incluso hasta "The Days Of Grays" pero que sin duda alcanzaron su cúspide de popularidad con "Winterheart's Guild" y temas tipo Victoria's Secret, Replica, San Sebastian y nombre usted la canción que le movió el piso en su momento (y que todavía pone en secreto de cuando en cuando), aunque por fortuna no decaen como en "Stones Grow Her Name" (2012).
 
 
Este nuevo disco tiene la perspectiva lírica más definida de la historia de la banda, pues su objetivo y temática es claramente conservacionista, tema que a mi me apasiona, tanto por lo cierto y necesario, como por las manipulaciones que de él se hacen... tendríamos horas de conversación seguramente. Su música también es única, mezcla de lo hecho, pero desde otra perspectiva. La emoción rápida, permítaseme usar el término 'joven', ha dado paso a una perspectiva más madura... como era lógico que ocurriera. Tony Kakko (voz) tenía 24 años y Tommy Portimo (batería) tenía un día de haber cumplido la mayoría de edad cuando Sonata Arctica publicó "Ecliptica", hoy tienen 41 y 35 años, respectivamente. Si hay una constante universal (excepto para AC/DC) es que todo cambia.

"The Ninth Hour" es un disco difícil de calibrar desde una perspectiva estrictamente metalera, quizás desde esa visión puede ser -incluso- decepcionante para los seguidores de la banda. De entrada rompe con una de leyes no escritas del Metal (la cual ahora me atrevo a escribir): un disco no puede tener cinco baladas o cuasi baladas... punto. No importa que tan inspirado te encuentres en tu 'período verde', te expones a convertirte en la música de tu mamá, no la de tus amigos. Among The Shooting Stars, On The Faultline (Closure To An Animal), Candle Lawns, We Are What We Are y White Pearl, Black Oceans - Part II, "By The Grace Of The Ocean" son buenas canciones algunas, especialmente la última, con todo y sus diez minutos y aceptables las otras... pero, ¿realmente hacía falta tanto sentimiento? Para ellos si, es obvio, pero para los fanáticos, sencillamente no se. No puedo imaginarme en un concierto de SA (a quienes he tenido el placer de ver en Caracas) tocando este set, a menos que estuviera sentado... lo que tampoco me puedo imaginar.

En el resto del disco hay un poco de todo, así como en un set de regalos de novia: algo nuevo, algo viejo y algo robado. "The Ninth Hour" tiene temas realmente buenos, que hablan de historia de la banda como Life, Fairytale y Rise A Night, algo de lo mostrado en reciente época, como 'Till Death's Done Us Apart (excelente, por cierto) y Closer To An Animal y cosas más bien de horas bajas como Among The Shooting Stars y Fly, Navigate, Communicate y Closer.

"The Ninth Hour" tiene su substancia específica, pero a veces se hace escasa y su cantidad de Metal es definitivamente insuficiente, pudiendo estar mucho más inclinado (y ser mejor recibido) hacia un AOR o un Rock Melódico. Muestra algunos de los sonidos reconocibles, la voz y coros que han hecho de Sonata Arctica una de las bandas más seguidas del mundo del Metal, especialmente del Melódico, pero sus picos distan de sus valles y a pesar de que dará buenos ratos, habrá sectores en los que algunas canciones no se si tendrán el arrastre que de ellos se espera, es más, creo que ellos mismos no desean que así ocurra y que más bien buscan que se les reinterprete en su nueva visión madura.

7/10
 

martes, 4 de octubre de 2016

Opeth - "Sorceress" (Progressive / Jazz)

La transformación de Opeth está definitivamente consumada. Todo lo que una vez fue y los motivos por los cuales tenía su bien ganada legión de seguidores, han desaparecido, pero en una de las metamorfosis más interesantes de la historia del Metal, el resultado de su cambio, distante en unidades astronómicas de su 'yo anterior', sigue siendo lo que se espera de una banda conformada por músicos venidos de otro plano astral. No habrá más Death -quedó claro con "Pale Communion" (2014)- pero habrá otras cosas, en abundancia.


La dirección tomada en su disco precedente ha sido mantenida en este, una mezcla ecléctica de Prog y Acid Jazz o Jazz Fusion, según se lea en diferentes sitios la definición, conforma "Sorceress", trabajo que se inclina durante algunos temas hacia el riff y el ritmo y en otras hacia la divagación y experimento con sonido etéreos, haciendo del disco una muestra interesante, ciertamente más compleja que la media de por estos días, por momentos hermosa, con dejos de sentimientos suaves pero intensos, un poco desenfocados a propósito, eso si, evitando la dulzura almibarada, más bien una suavidad erótica, excitante.

Incluir en el trabajo sonidos étnicos del Medio Oriente salidos de la cítara, Folk tradicionales, Progresivos, cambios Rock y elementos del Heavy, hacen de él una constante sorpresa, aunque haya cierto nivel de experimentación que pueden hacer que el disco se despegue demasiado de tierra firme y se haga letárgico -no fastidioso- pero si demasiado sentimental. En comparación con "Pale Communion", "Sorceress" es menos genial, pero igualmente necesario de escuchar y una adición de lujo para la discografía de estos suecos consentidos de la crítica.

La perspectiva de este disco tiene algo que su anterior no mostró tanto y es cohesión entre los temas, en aquel las canciones lucían más sueltas, en este me parece percibir una visión más integral, como una especie de lazo comunicante entre ellas. Siento sin embargo y pesar de todas las cosas buenas que ofrece "Sorceress" que este no va a ser un disco que genere gran impacto entre su base de seguidores, más bien creo que servirá para ganarle nuevos adeptos, aquellos a los que la nueva onda de la banda les parezca menos sorpresiva. 

En general todos los temas tienen cosas interesantes que ofrecer, especialmente Persephone, Sorceress 1 y 2, Chrysalis y The Wilde Flowers, aunque en todas los cambios de ritmo y las entradas a zonas calmas tienen majestad y el songwriting es en general bueno, no genial, pues como dije el anterior disco fue más impactante... ¿cómo definirlo?, me gusta graficar la idea diciendo que "Sorceress" es un excelente disco para oír a volumen moderado un domingo en la tarde, con un buen brandy, incluso en un concierto íntimo, pues también es cierto que este disco es más orgánico, menos 'de estudio' que "Pale".

Mucha música parece que todavía tiene Opeth que ofrecer al mundo del Rock/Metal y al menos yo agradezco que todavía queden grupos como este, para los que la calidad no es un concepto desconocido.

7.5/10. Excelente portada y magnifica producción.

lunes, 3 de octubre de 2016

Epica - "The Holographic Principle" (Symphonic)

Estuve haciendo un ejercicio durante el análisis de este disco... me imagine cómo sería la calificación si no se tratara de Epica, sino -digamos- de Los Mojinos Escozios... les pido que lo piensen, al igual que con cualquier banda conocida... no es fácil, modifica totalmente la perspectiva. ¡Para unos habría sido una excelente sorpresa y para otros un desastre!... seriamente pónganse en la situación... todo cambia. Es terriblemente injusto, pero es así y en ese sentido de Epica (y de cualquier grande) se espera todo y se perdona poco, como siempre será de los consagrados; hay que recordar que esta banda es una de las más importantes del Metal melódico, apellídese como quiera y duélale a quien quiera.


"The Holographic Principle" es un discazo, algo indugente y sobreproducido por momentos, es verdad, pero un discazo al fin, con algunos de los más-más impactantes temas del año, como Beyond The Matrix -nominada a Canción del Año- y Once Upon A Nightmare, los cuales no pueden menos que mover a la emoción y el regocijo de ser metalero... de hecho, tal como anuncié recientemente en Facebook, el año que viene voy a Wacken y si estos holandeses se confirman que también estarán, confirmaré si es verdad que en vivo son capaces de hacer lo que en estudio muestran; es decir, me reservo el derecho de cambiar la calificación una vez que compruebe que son lo que presumen ;)

Mi novia metalera Simone Simmons (ella no sabe que disputa mi corazón con Amanda Sommerville y Floor Jansen, aunque a esta última le tengo más respeto ahora que está embarazada) hace nuevamente una excelente muestra de su capacidad, la que hermoseada por los excelentes coros que Epica logra reunir vez tras vez, pintan un disco que se coloca con facilidad dentro de lo mejor del Sinfónico en 2016, aunque tampoco es que el año haya sido un dechado de virtudes en ese sentido.

"The Holographic Principle" tiene puntos altos, como su songwriting y otros menos impactantes como lo empalagoso de su puesta en escena. Nuevamente -desde el humilde e insignificante punto de vista de este comentarista- siento que hay una confusión entre lo Sinfónico y lo exagerado de los arreglos; por supuesto que no llega a los niveles absurdos de lo que hizo Fleshgod Apocalypse. Quizás la clave radica en que el sonido más metalero de Epica de trabajos anteriores parece haberse domesticado un poco; esa permanente lucha entre el ogro y la princesa que había en casi cada tema de la banda, ha dado paso a una perspectiva un poco menos cruda y más enfocada a la unión de la voz principal con los coros de sonidos grandiosos.

Pero -por favor- no se piense que aquí hay poco con que entretenerse, el disco tiene momentos realmente poderosos. Nuevamente la guía que hace del sonido de Epica el guitarrista y líder de la banda Mark Jansen, deja impronta y emoción en su escucha. Canciones como las nombradas arriba, junto con Universal Death, Divide And Conquer, The Cosmic Algorithm (la de sonido más típico de la banda), Tear Down Your Walls (con buen grado de agresión), la dulce Beyond The Good, The Bad And The Ugly y la que mejor muestra la pulida habilidad vocal de Simons, Dancing In A Gypsy Camp, con su visión Folk, son excelentes. (Antes que lo digan, yo se que no todas estas canciones aparecen en el disco regular, pero esta es la versión que tengo y así la comento)

Las muestras recientes de Epica hablan de la grandeza de esta banda, una posible 'superbanda' gracias a todos los colaboradores con los que trabaja. "Requiem For The Indifferent" (2012) y "The Quantum Enigma" (2014) mostraron mucha música que ha sabido -además- enfrentar el embate del tiempo y pienso que "The Holographic Principle" continúa la senda, aunque no tenga elementos demasiado originales, se exceda algo en los arreglos y haya cierta repetición de sonidos en algunos sectores, si tiene gran calidad, potencia durante largos momentos, es instrumentalmente grandiosa y llena de momentos para recordar, con lírica profunda y hermosos pasajes.

8/10