Heavy Symphonic Death Black Power Folk Progressive Viking Epic Melodeath Speed Avant-Garde Thrash Gothic Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

Visitas

sábado, 5 de marzo de 2016

Primal Fear - "Rulebreaker" (Power)

Siento que tenia milenios sin escuchar a Primal Fear cuando lo cierto es que apenas hace dos años mostraron su "Delivering In Black" (2014) trabajo algo menos agraciado, desde mi gusto, que "Unbreakable" (2012). No es una banda que siga mucho, pero estoy seguro que iría a un concierto... ese es un mecanismo de análisis que utilizo para calibrar que tanto me puede gustar. Con su nuevo trabajo, "Rulebreaker", logran hacer algo que es muy difícil en un mundo como el que se ha convertido este, donde hasta genios como Ne Obliviscaris están buscando patrocinantes para sobrevivir, y es mantener un mismo y buen nivel.
 

Creo que "Rulebreaker" es un disco interesante, despojado de poses, divertido, bien ejecutado y bajo en grasa... que es algo así como decir que a pesar de estar enmarcado en los más puros cánones del Power, tiende a ser menos cliché que lo usual y supera por largos momentos los atavismos del género, concentrándose en hacer buena música -si se quiere sencilla- pero directa, como la que se escogería para una presentación en un bar pequeño o para los amigos. No es sino hasta que se llega al quinto tema, In Metal We Trust, que se percibe por primera vez cierto exceso adolescente a estos músicos alemanes con más de veinte años de recorrido, antes de eso -las primeras cuatro canciones del disco- hacen bastante bien el trabajo.

Me gusta la presentación, no me encanta y ni por un instante redefine nada, sin embargo es directo y está bien hecho, de excelente masterización. Con coros emocionantes, batería rápida, guitarras que -como siempre- saben perfectamente qué y cómo se hacen las cosas en este ambiente y por supuesto su arma fundamental, la genial voz de Ralf Scheepers que no ha perdido su brillo y los motivos por los cuales se pensó en él como sucesor de Rob Halford en Judas. También es verdad que los temas destacados del disco no son todos, pero en su subi-baja se mantienen en un segmento satisfactorio. "Rulebreaker" es el disco que los incondicionales de la banda acostumbran a esperar, todos los elementos que los caracterizan están presentes y su songwriting no se ha desviado casi nada del camino que los ha conducido aquí.

Hay claramente uno o dos temas que destacan, quizás incluso por el ligero cambio de perspectiva que ofrecen, estos serían Rulebreaker, pero especialmente We Walk Without Fear, una canción de once minutos que se me antoja muy bien realizada, con una larga zona instrumental en la que se muestra un nivel superior de ejecución y coquetea con elementos Prog, algo inusuales para Primal Fear (aunque no totalmente desconocidos).

Si hay algo donde poner el dedo en "Rulebreaker" es que a pesar de la eterna comparación que se hace de ellos con Judas Priest, este disco parece tener más su propia orientación (con excepción de Bullets & Tears), es más autónomo por llamarlo de alguna manera. Incluso manteniendo el uso de las dos guitarras en como centro instrumental, siento fuerte sentido de identidad en los coros, en la batería y teclados... hasta Scheepers pareciera haberle impreso algo más de agresión a su ejecución vocal.

Hacia el último tercio del disco las cosas se comienzan a poner menos sorpresivas, cayendo en algunos sonidos manidos, como los de The Devil In Me, Constant Heart y Raving Mad, aunque The Sky Is Burning pueda nuevamente resaltar.

En resumen, uno de los premios que Primal Fear estará destinado a ganar es el de la regularidad. Pueden confiar los seguidores que su banda mantiene y retiene.

7/10
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario