Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 30 de junio de 2015

Virgin Steele - "Nocturnes Of Hellfire & Damnation" (Heavy / True)

A despecho de algunos, el anterior disco de Virgin Steele, "The Black Light Bacchanalia", me gusto. Me pareció un disco de buenas sensaciones, con algo que ofrecer. Ahora algo tiene que decirse acerca del nuevo trabajo de uno de los mayores tercos del Metal... quienes simplemente parece que no saben cuándo parar. No estoy diciendo que se vayan a su casa y se encierren a meditar por su 'experiencia', pues también es cierto que otros actos similares, con más de treinta años en la escena todavía tienen algo que ofrecer. Quizás ellos mismos no se den cuenta de que vienen descendiendo... todavía no en caída libre, pero comienza a ser preocupante que por querer estirar demasiado el chicle, dañen el excelente sello que han dejado en la memoria de los fanáticos.
 
 
La inusual voz de David DeFeis, que se transmuta con la de un tigre, siempre ha sido el elemento más interesante de la banda y se ha amalgamado en muchos discos, especialmente aquellos de los noventa y comienzos del milenio con el estilo True/Heavy del que tantos buenos momentos me han brindado. Pero en esta, su más reciente entrega, "Nocturnes Of Hellfire & Damnation", han dejado caer la pelota. Aquí algo falló, o varias cosas. La grandiosidad propia del sonido de la banda se ha diluido en sonidos ubicados en otro espectro de la música, perdiendo emoción, velocidad y épica. La voz de DeFeis suena cansada, delgada, a menos que antes.

El primer par de temas del disco, Lucifer's Hammer y Queen Of The Dead ofrecen cierta esperanza, pero a partir de ahí, comienza un viacrucis de sonidos flojos, sin inspiración y hasta aburridos... A Virgin Steele se le puede perdonar casi todo, incluso un mal disco -todos tienen un mal día y un mal disco-, pero ¿qué se tornen aburridos y lentos? no se, han jugado con fuego. Se han permitido un disco odiosamente largo, de ochenta minutos, en los que falta el sonido, falta el punch y el espíritu del True saltó por la ventana.

Temas como Black Sun-Black Mass y The Plague And The Fire, son repetitivos hasta las nauseas; Hymns To Damnation y Fallen Angels casi me ponen a dormir; Persephone y We Disappear no inspiran ni un mal pensamiento; Devilhead, Glamour y Demolition Queen son dolorosamente lentos y sin alma y así en general es el disco, del cual hecho de menos la emoción de Metal exagerado, del cuero negro, los pinchos y el puño en alto. Me atrevo a decir que escuché sonidos que nunca pensé que podían venir de estos cultores de la emoción metalera, algo así como si Journey estuviera en LSD.

Me siento decepcionado con este disco, Virgin Steele ha decaído a un nivel que sugiere que algo pasó... algo malo. Esta no debería ser la forma en la que una de las bandas más icónicas del Heavy Metal norteamericano acabe su carrera. Por eso elevo una plegaria a los dioses metaleros para que, si todavía hay tiempo, vuelvan y cierren -si es el caso- una carrera que merece una nota mayor que "Nocturnes Of Hellfire & Damnation".

Algún sonido aquí y allá, como las mencionadas canciones del inicio y quizás el tema Delirium salvan disco de ser un total desastre, pero no pienso volver a él. No es realmente el reflejo de una banda a quien siempre se catalogó como espectacular.

4.5/10
 

jueves, 25 de junio de 2015

Luca Turilli's Rhapsody - "Prometheus - Symphonia Ignis Divinus" (Symphonic / Neo Classical)

La música de Luca Turilli, especialmente la enmarcada en la perspectiva dada desde su ida de Raphsody Of Fire, siempre me ha gustado, aún así creo que su disco anterior "Ascending To Infinity" (2012), no ha logrado envejecer bien y hoy le colocaría algo menos de calificación que el 10 aquel que una vez le di... así es la música y casi cualquier manifestación artística. Además de que lo cierto es que catalogar los discos a los pocos días de salidos siempre genera el riesgo de la sobre/infra calificación. En circunstancias ideales un disco no debería ser formalmente calificado sino pasado, quizás, un año. Pero, ¡que carajo!... yo estoy aquí para divertirme, no para hacer ciencias exactas. Por eso no me arrepiento cuando cambio de opinión, al contrario, siento que todavía soy capaz de aprender.
 

No sirva tampoco el comienzo de este comentario para hacer pensar que el nuevo disco de Luca Turilli's Rhapsody, llamado "Prometheus - Symphonia Ignis Divinus" es un mal disco. No lo es. ¿Pero qué es? Para mi, luego de haberlo intentado dejar decantar unos días, es un trabajo de Neo-Classic y Symphonic razonable y de algunos momentos sobresalientes, pero poco impactante. Sea porque haya llegado al punto de saturación de los sonidos que Luca, Fabio y demás héroes musicales italianos lograron durante muchos años, o porque este trabajo le falta foco, riffs más emocionantes o mayor nivel atmosférico... la sorpresa -sin duda- ha pasado a segundo plano, no a lo AC/DC, pero casi.

Ahora, también es cierto que el nivel de ejecución instrumental del trabajo, especialmente las maravillas de la que Luca es capaz con la guitarra, se encuentran intactas. Si se tratara sólo de calibrar la capacidad de la banda que luego de su salida de RoF fue capaz de realizar, diría que no han perdido un ápice de calidad... aunque la voz líder de Alessandro Conti no haya sido tan interesante como en su disco anterior. Igualmente excelente me resulta la genial orquestación, coros e idea tras el disco, realmente es un trabajo que desde el punto de vista técnico merece grandes elogios, Luca sabe hacer trabajos cinemáticos, de sonidos épicos e interesantes.

Pero no todo puede ser técnica, producción e intrumentación. Debe haber alma... animus, para parafrasear el título del disco. Y es allí mi principal preocupación. Algunas canciones, si bien -repito- tienen sus pasajes interesantes o incluso más, llegando a ser bastante buenas, como en One Ring To Rule Them All, Yggdrasil, Prometheus -la que más me gustó- o Il Cigno Nero, otras lucieron genéricas, no las sentí salidas de la mano de un genio del Neo Clásico como lo es Luca. Seguro estoy pecando de exceso en mis expectativas y quizás si fuera cualquier otra la banda detrás de este disco lo sentiría más impactante, pero no dejo de sentir en la apreciación final que el disco no es genial, no es de esos que se queda en mi memoria, resonando, obligándome a volver como una adicción. Es un disco hermoso, grandilocuente en la narración, pero flojo en el impacto, definitivamente menos poderoso de lo que esperaba.

En lo conceptual está muy bien diseñado, especialmente su 'magnus opus', el tema de cinco partes Of Michael The Archangel And Lucifer's Fall Part II: Codex Nemesis pudiendo ser este el disco más enfocado hacia esa perspectiva que Luca Turilli puede haber presentado, tanto en solitario como en RoF. Quizás sea este el disco más hollywoodense de su historia... pero al igual que las películas que no todas destinadas a la inmortalidad, "Prometheus - Symphonia Ignis Divinus" será recordado como un trabajo aceptable... sin que deje huella profunda, de canciones a ratos interesantes, otros no tanto. En su conjunto es un disco menos impactante.

7.5/10

lunes, 22 de junio de 2015

Silence Lies Fear - "Future: The Return" (Modern Melodic Death)

Lo dicho, en el Metal de los sitios menos esperados pueden surgir excelentes sorpresas y más. La oportunidad ahora es de una banda de Azerbaiyan, sip... de ese sitio que posiblemente haya unos cuantos que no puedan ni ubicar en el mapa he recibido un golpe sónico que creo merece la atención de los amantes del Melodeath. El sexteto Silence Lies Fear presenta su segundo disco "Future: The Return" el cual tiene que estar en los repasos obligatorios del año.
 
 
Una fuerte influencia del sonido Gotemburgo, especialmente de At The Gates, Soilwork y Mors Principium Est pueblan este disco de casi cincuenta minutos de duración y alta sensibilidad sonora, gran melodía, extraordinario growl, instrumentación de carácter y atmósfera, con algunos toques Modern o Core, que puede que no sean el elemento que más me atrajo, pero que no llegan a dañar el conjunto.

Entiendo que la banda en su primer disco se había decantado por el Metalcore, del cual todavía se percibe su uso, especialmente de la mitad del disco en adelante, en temas como Andromeda - Seed Of Thoughts, Path Of Mind And Madness y The Divide. Sin enmbargo no exageran con el mismo, usandolo como mecanismo para realizar ciertos cambios de ritmo que -afortunadamente- no llegan a ser los malhadados 'breakdowns' que tantas bandas de ese estilo utilizan para mezclar scream y sonidos salidos de peliculas de Dysney (ustedes saben a lo que me refiero). Su sonido es bastante más frontal y tienen claro como hace el buen Death Melódico.

En lo instrumental hay una clara decantación del uso de los teclados para formar el elemento melódico y de las guitarras para darle fuerza y atmósfera a sus temas, pero me pareció que el uso de la batería puede ser la más interesante de sus armas; es potente y abrasadora, realmente veloz pero no desordenada. La información que he obtenido acredita a Asim Rahimov como el nombre detras de los cueros, creo que hay que hacerle seguimiento. La vocalización de Elmar Asadullayev tiene mucha fuerza, pero percibo cierta sobreutilización, buena en todo caso.

Desde mi visión los mejores temas son aquellos que se enfocan más en el Melodeath puro que en aquellos en los que usan las influencias Core, siendo los más destacadados Beyond Reality, The Escape, Facing the Creator y Silence. Aunque el disco, en general, tiene mucho que ofrecer... con sus pequeños detalles, meramente basados en mi gusto particular... si de mi se tratara, trataría de enfocar más la influencia de las grandes bandas Suecas de las que toman tantas referencias, pues ciertamente su calidad es evidente.

Aunque no logré conseguir las letras de todas las canciones, de algunas que si pude observar que el sentido del disco es conceptual, con una especie de regreso de los seres que originaron el planeta y su desagrado ante lo que observan... interesante ciertamente. Trataré de conseguir el resto a ver en que termina la idea. Igualmente la portada está muy bien hecha, muy a lo Dalí, nominada sin duda para competir en ese renglón.
 
Recomiendo pasarse por este disco, pues allá donde ponen el énfasis en el Melodeath lo hacen de gran manera y no dudo que van a atraer buenos comentarios. Los dos temas de cerrar son interesantes, pero posiblemente The Return es la mejor canción de "Future: The Return", grande. Que se mantengan.

7.5/10
 

jueves, 18 de junio de 2015

Arcane - "Known" / "Learned" (Progressive / Djent)

Casi luego de caer en el olvido, los australianos de Arcane vuelven, seis años después de su disco conceptual "Chronicles of the Waking Dream" y presentan el doble trabajo "Known" y "Learned". Majestuosa muestra de Metal/Rock Progressive. Impactante y elevado, este disco es una gran demostración del género, muy elaborado, de cambios, subidas y bajadas y lleno de música de principio a fin, es difícil conseguirle errores.


Arcane, para quien no lo sabe (yo casi no los recordaba) se habían distinguido mucho con su anterior trabajo y ahora no lo hacen menos, con un disco cuyas letras narran la relación entre un padre y una hija, su relación, su amor y la pérdida. En lo musical la clave está en diversidad, en los ataques de pasajes polifónicos, en los que desde las guitarra, pasando por los teclados, voces, bajo y batería se mezclan de forma interesante y envolvente, creando imágenes, texturas y sentimientos, a través de una demostración instrumental que parte de la moderación, en vez del usual exceso indulgente del que el Prog es tan proclive. Especialmente notable es la voz líder, de la que se encarga Jim Grey.
 
Ciertamente "Known" sólo valdría absolutamente cada minuto del trabajo, con temas como Instinct, Womb (In Memoriam), Promise, Selfsame -tema aturdidor y espectacular- o Unturning aunque no deja de ser cierto que por su gran duración puede atragantársele a alguno. Sin embargo, es un disco que fluye muy bien, con riffs elaborados, un sonido menos Rock y más tendiente hacia el Metal, incluso más que el Prog puro, quizás hacia el Djent (estilo en el que hay un poco más de fuerza, y cuyo nombre es la onomatopeya del sonido que hace la guitarra al ser golpeada por el pulgar... o eso dicen) y una masterización de primera calidad. Diría incluso que se nota en su inspiración elementos tomados de sus coterraneos Ne Obliviscaris... Pero no contentos con esa primera parte, se nota que en seis años tuvieron mucho tiempo para escribir un gran material, pues el cierre que hacen con "Learned" complementa con un sentido claro-oscuro la gran entrega.

"Learned" es menos metálico. Tiende mucho más hacia el Rock, hacia lo que yo podría ubicar en un sonido más clásico, más Pink Floyd de los setenta, en el que el uso de los instrumentos del forma más delicada, más suave lo caracteriza. Realmente me pareció tan de buen gusto que este disco fuera mucho más que un simple 'lado b' y que por el contrario contenga tanta música como el primero, con un giro en su perspectiva, canciones como la genial Nightingale's Weave o Hunter, Heart & Home son una delicia. Ciertamente la banda se lució con este trabajo y los ubica bastante altos en la cadena del Progressivo, convirtiendo a este álbum doble en referencia obligada de este año para cualquiera que se precie de cierto gusto por el estilo.

Diría que Arcane escribió con estos dos discos una parte importante del futuro del Metal Progresivo y que a pesar de las dos horas largas que el doblete dura, e incluso hayan cedido a la tentación de temas superlargos, como Learned, que dura más de veintitrés minutos, van -e incluso, deberían- a ser fuente de inspiración de muchos sonidos en el futuro. Apenas un detalle aquí y allá, especialmente cuando se aletarga demasiado el sentimiento en algún tema no desmerita un excelente trabajo, que cuando muestra sus colores, deslumbra.

9/10 Nuevo nominado como Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.
 

domingo, 14 de junio de 2015

Tribulation - "The Children Of The Night" (Blackened Progressive Death)

Decir que "The Children Of The Night" de Tribulation es un disco Black es como decir que que el estadio de Wembley es un lugar para jugar fútbol... en ninguno de los dos casos se hace el más mínimo favor descriptivo. De la misma manera, decir que este es un gran disco no cuenta casi nada de la historia y puede -peligrosamente- crear la falsa sensación de que es uno de esos discos que vale la pena escuchar, pero no pasa nada si no lo haces.
 
 
Ya su disco "The Horror" (2009) había levantado serias expectativas sobre las capacidades de estos suecos, sin embargo "The Formulas Of Death" (2013) no terminó de convencer. Ahora, en una importante muestra de crecimiento musical, presentan un disco que se incorporará en las listas de todos los que tengan una mínima idea de lo que el Metal se trata, como uno de los mejores del año. Esta manera de hablar de horror y muerte a través de una fórmula Blackened Progressive Death es intensa y emotiva.

Este disco es interesantemente melódico... voy más allá, es sorprendentemente melódico y no por ello deja de ser envolvente y oscuro, como un buen Black debe ser. También es instrumentalmente completo, de calidad Progresiva sin ser explícitamente complejo a través de la fórmula de saber exponer ideas... puede que este sea el centro del trabajo: muchas ideas, la experiencia de años y las ganas de decir muchas cosas, puestas en el orden correcto. Creo que este es un disco que sabe narrar lo que sus cuatro componentes querían decir. ¿Fácil? nunca.

"The Children Of The Night" tiene canciones que son realmente buenas, como Strains Of Horror, Holy Libations, Melancholia y The Motherhood Of God -genial-. En muchas de ella la melodía con que aturden y atacan los sentidos tiene un matiz Dark, cierto dramatismo Gothic, una guitarra descomunalmente trabajada, un teclado/órgano inusual y una voz Black con matices Death, que crea gran atmósfera. Diez canciones bastante largas algunas pero que no aburren y dos bonus tracks, quizás con la excepción del innecesario interludio Cauda Pavonis, demasiado Gotica para mi gusto, conforman un excelente disco.

Quien haya escuchado las grabaciones anteriores de Tribulation debería convenir conmigo que este es un salto cuántico en su manera de hacer Metal, siendo el centro del trabajo la canción instrumental Sjalaflykt, la cual es para mi una joya en forma de desarrollo creciente y que dejo nominada como Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. Esta canción muestra de todo en casi seis minutos: una batería cambiante de fuerte influencia en Led Zeppelin, un sintetizador también con reminiscencias de los setenta, una guitarra de gran sentimiento y ejecución y un ambiente envolvente. Mucho de esto se muestra en todo el disco, pero es este tema el que lo resume todo.

Disco marcador en la historia de esta banda, un trabajo como esos de los que se quiere oír, además de transmitir la sensación de que perdurará en el tiempo y obligará a volver para redescubrir sus secretos.

8.5/10. Muy recomendable.

jueves, 11 de junio de 2015

Guardians Of Time - "Rage And Fire" (Power)

En un año que se perfila como uno de los mejores para el Power, bandas grandes como Blind Guardian y otras no tan conocidas, como esta, Guardians Of Time, han presentado trabajos soberbios, también otros como Angra y Orden Ogan también han mostrado excelencia y todavía falta oir a Powerwolf. quienes con un mínimo de suerte debe terminar de consagrarse como una de las mejores bandas del género en los últimos cinco años.
 
 
Ahora con "Rage And Fire" tengo que confesar que tenía cierta expectativa. El disco anterior de estos noruegos, "A Beautiful Atrocity" (2011), es todavía uno de esos trabajos que repaso de cuando en cuando, habiendome causado un fuerte impacto, no dudo en recomendarlo aún hoy y en este disco se mantiene el elemento diferenciador que los hace destacar, como es la la voz de Bernt Fjellstad, la cual a mi parecer es realmente destacada, de entre las mejores. Potente y bastante alejada del los clichés de Euro Power.
 
El disco mantiene el denominador común de la banda y es el sentido épico de su Metal. A cada paso la emoción y la melodía se va presentando, evitando allá hasta donde es humanamente posible, dadas las carácterísticas del género, caer en excesos melosos. En esta oportunidad se han decantado por un disco más directo, menos conceptual que su anterior, en el que se perciben ciertas reminiscencias del uso más extremo de los instrumentos que sus miembros hicieron al comienzo de sus carreras. Acordémonos que todos ellos se iniciaron en estas lides en el ambiente extremo del Metal noruego, para decantarse posteriormente hacia el Power, con la creación de Guardians Of Time.
 
Aunque "Rage And Fire" no es un trabajo tan total como su anterior, especialmente porque algunos temas de la zona central del disco, como Euphoria, End Of Days -la más debil del trabajo- Primevil o Save Me, parecen distraerse un poco y dejar de lado la intensidad de las primeras y últimas canciones, debo confesar que lo he oído mucho, con gran gusto y cuidado. Creo que también hace destacar a "Rage And Fire" su dedicación a los detalles; el disco está sumamente bien arreglado, haciendo el sonido envolvente. Es como si no hubieran querido dejar ningún espacio vacio. Realmente muy bueno en su presentación, En vivo debe ser muy dificil de ejecutar.
 
La otra gran protagonista del trabajo es la excelsa guitarra de Paul Olsen, para mi este señor tiene calidad virtuosa. No sólo sabe tocar, sabe transmitir emoción. Batería y bajo cumplen con calidad y los coros de la banda, otro de sus sellos, de fuerte influencia Iron Maiden, no dejan indiferente a nadie. Mucha fuerza.

Temas como Iron Heart, Empire, Tomorrow Never Comes, Core y sobre todo Rage And Fire, son de excelente factura. Esta última canción me tiene enganchado, además de tener un excelente desarrollo y un riff de alta calidad, sus últimos minutos pueden ser de lo mejor que he escuchado en el año, con un coro que se repite hasta terminar de manera extremadamente emocionante. La dejo nominada como contendiente a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.
 
Cierro pidiendole a los hunores oscuros del Metal que todo el potencial, capacidad y maestría que Guardians Of Time muestra termine de explotar en su próximo disco... y que el mismo llegue pronto. Esta es una de esas bandas que lo tiene todo.
 
8/10. Portada nominada como mejor del año.

martes, 9 de junio de 2015

Gorgoroth - "Instinctus Bestialis" (Black)

Gorgoroth corre el riesgo de ser más famoso por razones no musicales que por ellas. Tal situación obliga a acercarse a cada disco haciendo un ejercicio de desdoblamiento astral, por un lado la emoción y por el otro la razón. Y sin embargo siempre ha sido una banda que lo ha logrado hacer bien. Cuando uno se desprejuicia de las memorias de etapas como las de Ghaal y King ov Hell y se enfoca meramente en su Black, puede todavía encontrarse con sorpresas.

 
Dejando claro que este Black es uno de los que más me gusta, el que está algo después del llamado vieja escuela, sin llegar a ser 'la segunda ola', a pesar de que no comparto en ningún caso y ni un poco su visión demoníaca-de-verdad-verdad y siempre me he deslindado del mensaje, casi cualquiera de sus discos me ha parecido una clara demostración de capacidad chocarrera y profana, excepto quizás su último "Under The Sign Of Hell 2011" el cual no fue sino una revisión sin mayor sentido ni calidad de su homónimo de 1997.
 
Ahora "Instinctus Bestialis" luce como una vuelta al sonido de otro de sus discos recientes, específicamente "Quantos Possunt ad Satanitatem Trahunt" (2009) pero con la voz de Pest, la cual suena muy parecida a la de Adam Michał Darski, mejor conocido como Nergal, cantante y heroe de la guitarra de una de las mejores bandas de Black, por su capacidad instrumental avanzada, Behemoth (todo claro, según el humilde entender de este servidor).

Toda esta descripción esotérica que acabo de hacer se puede traducir en términos más llanos como que el disco tiene calidad, es agresor, instrumentalmente bastante bien ubicado y de canciones interesantes, no demasiado áridas, sino por el contrario con cierto nivel de melodía y riffs que lo hacen algo más asequible a los no iniciados, sin embargo lo suficientemente rudas como para satisfacer los ánimos perversos de los que nos gusta el género. Creo que temas como Come Night, Radix Malorum -la mejor del disco, no por nada es la primera (así es su estilo)- y Ad Omnipotens Aeterne Diabolus, junto con algunas otras, se valen de todos los recursos que bajo la manga trae el referente fundamental de la banda, el superviviente Infernus.
 
Sonidos cortantes, envolventes y cuyo fin último es aturdir al público, se ejecutan con bastante calidad y si bien ya nunca será posible volver a la emoción indescriptible que "Pentagram" (1994), "Antichrist" (1996) y Under The Sign Of Hell" (1997) produjeron sobre los que inadvertidamente fuimos arrastrados por el Black, este disco muestra madera. Digo que no será posible volver a esos primero discos porque el elemento sorpresa ya nunca estará tan presente, porque mucho del misticismo oscuro que rodeaba a esta banda y a sus contemporáneos/coetáneos, como Borknagar, Desekrator o Gaahlskagg, entre otros, ya no se puede reproducir... los fanáticos no somos los mismos y ha habido algo de domesticación, no digamos de entendimiento que el Satanismo en el Black en su gran mayoría tiene más por objeto impactar que realmente rendirle culto al Ángel Caído... aunque siempre hay algunos personajes a los que no me acercaría... por pura precaución, digo.

Muy buen disco, mantiene el nivel de la banda y cumple con los fanáticos. Ciertamente puede adolecer de sorpresa, pero no de calidad. Recomendable.

8/10
 

jueves, 4 de junio de 2015

Wilderun - "Sleep At The Edge Of The Earth" (Folk / Symphonic)

A pesar de que me encuentro todavía en proceso de superación de la posible pérdida de mi blog original, posiblemente en la etapa de rabia, lo que me ha dado por escuchar mucho Black y Death, me he mantenido admirando el segundo trabajo de Wilderun, "Sleep At The Edge of The Earth", cuarteto norteamericano con un enfoque Symphonic Folk, el cual debe pasar a ser uno de los mejores discos de este año y más.
 
 
Este trabajo logra mezclar con calidad cierto nivel de agresión, fundamentalmente a través de la voz líder de su fundador, Evan Anderson Berry y una instrumentación de excelente nivel y musicalidad, plasmada tanto en su temática, riffs y songwritting de gran nivel, con un enfoque Folk, energizada por el fondo Sinfónico. Todo ello enmarcado en un disco inteligente, no conceptual, pero si coherente. Una vez que lo escuchen podrán percibir su ángulo cinematográfico y su perspectiva de idea grande... de 'aquí lo vamos a dejar todo'.

No se vayan a pensar que es un disco que por lo dicho transcurre todo con suavidad pastoril, ni tampoco letárgica. Al contrario, mezclan zonas oníricas para de pronto romper la calma con la velocidad que impone una excelente batería, pero todavía mejor guitarra, que -de pronto- es melódica y Heavy y en el siguiente instante es cruda y poderosa, pudiendo tender hacia el Tech. Es realmente un ensamble de gente que se nota que tenía guardada una fuerte inspiración y que lograron alinear los astros para plasmar en sonido uno de esos discos que si va a trascender el paso del tiempo.

Este disco tiene algunos meses de haber visto la calle, sin embargo contrario a mi impulso normal de comentarlo luego de pocos repasos (como hago con casi todos, creando así una metodología para tratar de enmarcar de la forma más estandarizada posible los comentarios) me he dado el tiempo de escucharlo varias veces, muchas... incluso de ponerlo y dejarlo, ya que una de sus características más interesantes es que "Sleep At The Edge Of The Earth" no es un disco facilón, al contrario, requiere cierto escudriñamiento y tiempo, pero luego de su entendimiento, aseguro, arropa.
 
El claro foco del trabajo está en su cuatrilogía, llamada 'Ash Memory' que comienza en el segundo tema, And So Opens The Earth, sigue con Hope And Shadow, Bite the Wound y cierra con The Faintest Echoe, temas que impactan con el riff que los dirige y la calidad de su puesta en ejecución. Pero el disco no termina en esa excelente zona, mantiene su intensidad, fuerza y melodía en lo que resta del mismo, haciendo algo que no es muy usual: sorprendiendo. Creando imágenes de tranquilidad, para luego romper el sentimiento con el mencionado ataque de crudeza, matizado por gran melodia, elevado sentimiento Symphonic, ritmos frenéticos y espectaculares coros, el tema The Garden Fire es un buen ejemplo de ello Igualmente recomendable es la canción Linger, espectacular, intensa, hermosas y sensorial, para mi es fácilmente una de las mejores canciones del año y como tal queda nominada a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

No tengo realmente conocimiento del primer trabajo de Wilderun, "Olden Tales & Deathly Trails" pero puedo notar en este disco influencias de sonidos tomados de bandas como Ensiferum, Wintersun, Dalriada y Turisas, aunque su perspectiva propia es más cruda, con un mayor uso de las texturas. Con este trabajo, inluyendo sus excelentes temas de cerrar, The Means To Preserve -genial- y Sleep At The Earth Of The Earth, otro par de grandes composiciones, creo que Wilderun se convierte en una de las referencias del género y su "Sleep At The Edge Of The Earth" va a quedar en las listas de muchos como uno de los trabajos más importantes del año y claramente formará parte de los discos de cabecera de otros tantos. Ojalá vuelva con mucho más.
 
10/10.  El disco que quiere hacer cualquier banda. Nominado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. Primer 10 del año.

martes, 2 de junio de 2015

Paradise Lost - "The Plague Within" (Doom / Gothic)

Otra banda de esas eternas es Paradise Lost, ingleses epitomizados en sus inicios como los más influyentes del Gothic. Yo creo que eso es cierto, aunque es arriesgado ese tipo de señalamientos porque siempre habrá alguien que tenga otra visión... incluso ellos mismos hablan de influencias. Bueno, dejémoslo en que si, son de lo más importante en el estilo, además de reconocerles la fidelidad, pues en casi treinta años sus únicas substituciones han sido de bateristas.


Su novísimo y décimo cuarto disco, "The Plague Within" está aquí, luego de tres años de espera y ha resultado ser un trabajo mixto. Al menos con él se mantiene el distanciamiento definitivo de los sonidos electrónicos que a finales de los noventa y comienzos del milenio dejaron filtrar, sin mayor impacto para mi gusto. En cambio con este disco se observa el seguimiento de una línea fuerte y de sentimiento intenso que dominó sus inicios y su vuelta a la grandeza con "In Requiem" (2007).

Puestos en contexto con una de esas bandas de la que casi cualquiera debe saber más que yo, me atrevo a sugerir que este no es uno de su mejores trabajos, a pesar de mostrar una muy buena puesta en escena e instrumentación. Sin embargo la muestra que han realizado de su Doom no es necesariamente lo que más me ha gustado. Realmente el disco es poco coherente, algunos temas lentos y otros con blastbeats, otros Death pero coros Goth, sonidos Black en el desarrollo de algunos temas mezclados con una canción por demás extraña y fuera de lugar como es "Cry Out", muy fuera de la linea del dibujo... no me atrevería a catalogarlo ni siquiera experimental, es por momentos, sencillamente extraño.

Siento que el retorno de la banda a los sonidos duros no ha quedado tan bien lograda, pues han favorecido -con sólo alguna fortuna- la crudeza en detrimento de la elaboración de aquellos excelentes temas que anteriormente se les han escuchado. Es un disco fuerte si, pero no atrayente. La radicalización en la entrega, para mi -en este caso- no ha significado también temas de impacto. Hay algunas excepciones, como Return To Sun y Victims To The Past, especialmente esta última en la que las reminiscencias de sonidos sinfónicos que de manera tan excelsa lograban integrar a su música todavía se perciben. En "The Plague Within" ya no queda mucho de eso y 'eso' les daba mucho de su carácter.

Creo que este trabajo le va a gustar más a quienes se acerquen por primera vez a la banda que a los que nos esperábamos otra cosa por haberlos seguido durante años, pues claramente han puesto en ejecución una característica ruda a la que no habían echado tanta mano antes, al menos no con tanto ahínco. Veremos si es una nueva perspectiva o sólo un acercamiento momentáneo.

6.5/10