Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Apallic - "Edge Of Desolation" (Melodic Death)

En la etapa final del año, a la espera de un par o tres discos grandes todavía, se me ocurrió darle algunas vueltas a la banda de Death Melódico, Apallic, de fundación relativamente reciente y que presenta lo que sería su segundo disco, el que como siempre he dicho, es clave para los grupos, puesto que luego de venir de una primera entrega donde se vierten ideas que en muchos casos tienen años de maduración, en el segundo se debe demostrar que lo primero no fue flor de un día, aquí es donde a veces ocurre que empieza verdaderamente una carrera.

"Edge Of Desolation" es una entrega que toma inspiración de bandas importantes del género, como Opeth e Insomnium y en el que se consigue una buena combinación de complejidad, agresividad y melodías interesantes. Y aunque no es un trabajo ni tan melódico, ni tan complejo, ni tan interesante como los realizados por la gente de la que toma ideas, en su conjunto se siente calidad e intensidad. Canciones de diferente duración, hasta llegar a los diez minutos y medio para cerrar, hacen de este disco una experiencia interesante, temas como Bow To Nothing, Boundless, Perishing Void y Solitude tienen dureza y se tocan con furia, todo con su substrato melódico que facilita el trago, sin embargo este último elemento es menos patente, alejado del Extreme Power y similares, más puro Melodeath, más Gotemburgo.

Los temas del disco adolecen un tanto de diferenciación, es una banda que como muchas, sabe hacer lo que hace, pero se han esmerado tanto en perfeccionarse que no se salen del camino, han reducido su paleta, no hay experimentos ni cambios obvios; dos o tres canciones ya cuentan todo lo que la banda quiere decir y como lo va a decir. Esto no es malo, pero le quita ese elemento sorpresa que en algunos casos -cuando se alinean los astros- eleva el nivel de los grupos al siguiente escalón.

A nivel de producción el trabajo dice poco, su sonido tiene un rango dinámico mínimo (el estándar tradicional de 5dB apenas). Aunque la Apallic está firmada por el relativamente grande sello Kernkraftritter Records, no se nota demasiado esmero en el elemento técnico. Por otro lado este quinteto alemán se esmera en su ejecución instrumental pero no hay grandes malabarismos histriónicos, tocan buen Melodeath pero sin ánimo de dejar impactado a nadie con sus capacidades musicales.

Aunque de lo dicho pudiera pensarse que "Edge Of Desolation" es un disco del montón, creo que no es así, definitivamente se les siente intensidad y potencia, algunos elementos poco pulidos obran en contra de Apallic, pero su songwriting -finalmente lo más importante- habla de que pueden competir en una carrera donde hay muchos grandes y algún día dar una sorpresa. Sugiero darle una vuelta a este trabajo, especialmente a los amantes del estilo.

7/10

martes, 7 de septiembre de 2021

Iron Maiden - "Senjutsu" (Progressive / Heavy Metal)

Otra vez hablar de los dioses del Metal... esta faceta del blog es quizás una de las más divertidas. No importa lo que opine, los que siguen la liturgia de esos seres supremos no aceptarán nada menos que la perfección, a la vez, los ángeles caídos de tales bandas solo podrán oír hablar de como sus odiados enemigos han abusado de su posición, de que años atrás se crearon una imagen y de eso han vivido, ya no es posible la redención. Es emocionante pues aceptar el reto, la culpa al final será mía y no hay nada que hacer.

Iron Maiden es -sino el epítome-, una de las cinco bandas más importantes del Heavy Metal, eso es un hecho, nadie en su sano juicio lo puede negar. Especialmente sus discos iniciales (ustedes se saben los nombres, no los voy a repetir) sentaron las bases de lo que iba a ser el género. La forma de cantar, la dos guitarras, el galopar del bajo, la épica... quien aprecia el Heavy sabe qué buscar en lo que se escucha y en el fondo de su cabeza siempre lo está comparando: '¿es tan buena como Hallowed By Thy Name?', no lo nieguen... como si no los estuviera viendo.

El caso es que luego de un buen disco como fue "The Book Of Souls" (2015) pero que ya forma parte de una segunda era de la banda, llega "Senjutsu" seis años de espera que yo diría, han valido la pena. Nuevamente Maiden trae cosas interesantes, posiblemente más maduras, más Progresivas y que en la sumatoria final le agregan puntos a su promedio al bate. Igual que como le ocurre a uno de mis héroes deportivos, Miguel Cabrera (Detroit Tigers), estos ya no son los años de la Triple Corona pero todavía logra emocionar, gracias a un juego que a veces muestra la potencia del pasado y que se agranda gracias a lo que una vez fue... igualito con los dueños de la Dama de Hierro.

"Senjutsu" es un disco de buenos momentos, de algunos riffs y bastantes solos de guitarra que emocionan. Stratego, The Writing On The Wall, Death Of The Celts o Hell On Earth, son canciones que me gustaron, en algunos pasajes incluso más que eso. En todo el disco está la huella de Harris como el director de orquesta, maestro del sonido y creador de los trucos que a sus fans nos van a convencer. La imaginería del disco es genial, todo el trabajo artístico está muy bien hecho y los videos -no podría ser de otra manera con este powerhouse de las disqueras- bien divertidos.

Por otro lado el disco es demasiado largo, no solo en su duración total sino en las canciones mismas, hay un exceso -a veces agotador- de reiteración, canciones de nueve, diez y hasta más de doce minutos que podrían haber dicho lo mismo en mucho menos. El uso de los teclados es, a veces, intrusivo, excesivo y un tanto edulcorante. Pero lo que francamente me pareció peor es la producción de "Senjutsu", no suena como se espera con este tipo de agrupaciones, apelotonado y poco dinámico, en el fondo lo único que realmente destaca es el bajo acústico. La voz de Dickinson es un punto a favor de Iron Maiden, aunque no sea el cantante de los años ochenta (¿quien lo es?), todavía muestra mucho control y calidad y la mejor noticia es haber superado su enfermedad.

Valió la pena esperar por estos ingleses, se mantienen en su pedestal y hasta cierto atrevimiento son capaces de mostrar. "Senjutsu" no cambia nada, quizás incluso les da algún galón adicional que exhibir y nos asegura unos buenos años adicionales de presencia de Eddy en los mayores escenarios del mundo, pero tampoco es la segunda venida.

7.5/10


martes, 31 de agosto de 2021

Between The Buried And Me - "Colors II" (Progressive / Metalcore)

Between The Buried And Me no ha hecho sino mejorar con el paso de cada disco, "Coma Ecliptic" (2015), "Automata I" (2018) y el extraordinario "Automata II" (2018) son trabajos de calidad, intensidad y mucha inventiva. Especialmente el último de los nombrados tiene que ser una de las muestras de Prog-Core que mejor impronta ha dejado en mí, entrando en mi rotación usual... una que contiene veinte o pocos más discos y a la que vuelvo cada poco.

Hacer ahora un disco "dos" de su mentado, pero ya más antiguo trabajo "Colors" (2007) es toda una expresión de intenciones. Estamos hablando de un trabajo original que contaba con el Metalcore como una base fundamental, mucho más que el elemento Progresivo, pero que supo ganarse a la audiencia y que hoy es considerado su disco más importante, no se si necesariamente el mejor, pero sin duda el que más alcance tuvo de cara al público. Sin embargo me deja un tanto inquieto el título del trabajo en comento porque "Colors II" no es necesariamente tal continuación, no lo siento así. 

Este disco es un trabajo de primera línea, muy denso, técnico, pesado y complejo con fuertes dosis de melodía, bastantes atrevimientos y experimentaciones sonoras, una letra interesante y seguible y en general, recordable, de calidad y el cual espero ver tocar en vivo en algún momento porque sugiere que es para el público, para disfrutarlo en grupo -uno que lo sepa apreciar-. Sin embargo y aunque tiene sus reminiscencias Core y cierto elemento conceptual, no es lo que su "uno" fue, aquel quizás tendió más hacia la épica y un elemento pasional más intenso. 

¿Que "I" fue mejor?, ¿Qué cuál es mejor?... va a depender de las visiones, lo voy a dejar como tarea para los seguidores de ELOMC, a quienes les sugiero escuchar ambos de una tirada y sacar sus conclusiones. En lo particular creo que BTBAM ha querido sacar lo mejor de si mismos en "Colors II", inspirándose en sus glorias pasadas y le ha salido bastante bien, con muchos cambios, unos coros memorables y cantidad de técnica instrumental que nadie podrá poner en duda. Sin embargo y aunque me gustó mucho, no me toca la fibra de la misma manera que el mismo "Automata II" logró, pero podría estar a nivel del su "uno". Sin duda es una excelente muestra, con canciones totales como Revolution In Limbo, Never Seen/Future Shock y Fix The Error, pero que no toca el cielo con las manos como fue su grabación anterior.

Otra pregunta: ¿Esto es malo? No, en absoluto. Ya quisiera el noventa y ocho por ciento de las bandas del planeta Tierra hacer lo que BTBAM hacen, incluyendo lo que hacen en esta oportunidad con su entrega "Colors II", el cual es uno de los mejores discos del año en lo que al estilo se merece, pero -y esa es la clave- los estoy midiendo contra ellos mismos, porque son ellos mismos los que colocaron el liston tan arriba. Puede que en mi cuenta de fin de año este disco quede de primero en su género, pero no es el mejor de su carrera. Convengamos en que son tan geniales que realmente compiten contra ellos mismos.

8/10

jueves, 12 de agosto de 2021

Esoctrilihum - "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath" (Atmospheric Black)

Este es el disco que más me ha costado calibrar no ya este año, en mucho tiempo. "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath" de Esoctrilihum es un trabajo de Black, con elementos Atmosféricos y algún toque Avant-Garde que a pesar de ser uno de los trabajos más importantes de 2021, no termino de entenderlo. Su crudeza es indudable y la cantidad de sonidos y elementos que contiene lo hace merecedor de atención, pero es para oídos curtidos y los míos parece que pasan por una etapa de debilidad (¿mucho Power?).

 
En el estilo hay un banda que a mi parecer está en la cima, es Summoning, bien conocida por muchos y con alguno de los discos más importantes del género y Esoctrilihum es un fiel seguidor de esos austríacos, el sonido en "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath" es ominoso, oscuro y complicado, sin duda el objetivo de intentar sumergir al oyente en una especie de sueño extraño está bien logrado, y refleja que el artista que se encarga de darle vida a este trabajo, conocido como Asthâghul (sin que realmente nadie haya publicado su verdadero nombre) se encuentra entre los personajes más extraños del mundillo... lo único que se sabe es que es francés, cosa que no me sorprende.

Lo que realmente creo que no me termina de convencer del todo en "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath" es que con toda la calidad que se le intuye a su creador, no siento que termine de explotar, se queda en que si, es Atmosférico y discurre en su gran longitud (hora y cuarto) entre imágenes sonoras sugerentes, pero al contrario de los más grandes representantes, no me impacta, hay cierto juego sobre seguro, ni mucha ni poca melodía, ni mucha ni poca agresión, ni mucha ni poca experimentación. Es un disco correcto a mi parecer, algo que demuestra que Esoctrilihum sabe qué y cómo hacer, pero el paso de gigante, la contribución que muchos ven en él, en mi caso no terminó de ser percibida.

En lo que a elementos técnicos se refiere, "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath" se reitera demasiado en sus sonidos, canciones como Tyurh son demasiado largas y poco cambiantes, menos sorprendentes -diría- de lo que les haría falta para ayudar a mantener la atención. Aún cuando no dejo de reconocerle a varios temas algunos niveles de interés, como Ezkikur o Salhn, la verdad que hacia el final del disco me costó seguirle la pista, llegué a su cierre esperando que se acabara, no por que fuera malo, sencillamente se reitera demasiado, llegó a parecer incluso que esos fade-outs que usa el artista para terminar las canciones eran evidencia de falta de alguna idea, de atrevimiento...

Entendiendo que a los seguidores del Black este disco les ha parecido muy meritorio, yo me quedo con que está bien hecho, experimenta con cosas que a veces sugieren potencial y no hay ningún tema que lo arruine. Me equivoco con frecuencia y este puede ser el caso, pero luego de casi cuatro meses de tomar, dejar y volverlo a poner, "Dy'th Requiem For The Serpent Telepath", todavía quisiera conseguir entenderle la liturgia.

6.5/10

lunes, 2 de agosto de 2021

Duskmourn - "Fallen Kings And Rusted Crowns" (Melodic Death / Folk / Extreme Power)

Este estilo de Melodeath tiende más hacia lo que llamo el Extreme Power, su perspectiva es más épica y melódica que la del primero, pero los guturales no pertenecen al segundo, en todo caso ha habido grandes discos de este género y esta banda, Duskmourn parece que ha logrado reconocimiento en lo que va de año. Yo no creo haberlos escuchado antes, aunque revisando pareciera que ya habían dado el aviso con su disco debut "Legends" (2014) y esto podía estarse gestando, ahora con "Fallen Kings And Rusted Crowns" muestran que pueden hacerlo bien o hasta un poco más que eso.

En este género, muy influenciado por el sonido Folk nor-europeo hay bastantes representantes que vale la pena oír si se está en la tesitura, quizás el primero que se me viene a la mente y de los que creo que Duskmourn toma una buena inspiración es Equilibrium, tanto por su fuerte incorporación de teclados como melodía poderosa. "Fallen Kings And Rusted Crowns" tiene una impresionante cantidad de emoción en su elaboración, los teclados están permanentemente creando una atmósfera de batalla noruega y la voz de Bill Sharpe es de gran calidad. Aunque pareciera que esta banda (es un dúo, realmente) viene de los más profundo de los fiordos, sorprende al conocerse que es de un sitio tan citadino como New Jersey, en los Estados Unidos... en todos lados nace la inspiración.

El disco tiene sus buenas canciones, no todas generan el mismo impacto y entre ellas hay cierta similitud que hacen que me haya perdido en su escucha, pero temas como Fallen Kings And Rusted Crowns, Among The Ruins, The Sleeping Tide y Blood Of The Forrest se perciben potentes y logrados, el resto completan un disco que puede que estuviera haciendo falta, ya que la falta de Melodeath en el año se está haciendo notar, todo eso superable si Imsomnium entrega lo que los amantes del estilo estamos esperando. Pero volviendo a de quien hablamos, Duskmourn cumple, incluso a pesar de que es una agrupación sin sello... quizás la mezcla del trabajo es un poco sobreproducida, pero el disco ofrece buen valor de repetición.

Lo que posiblemente me atrajo más de "Fallen Kings And Rusted Crowns" es que nadie se estaba esperando su salida y cuando lo comencé a ver formando parte de las listas más importantes de la red me pareció que podía haber alguna sorpresa con el mismo, y no me equivoqué. Y los chicos tienen su personalidad. Cuando he leído comentarios de su similitud con gente como Amorphis y Amon Amarth me ha parecido que puede haber algo, pero al final terminan sonando muy propios. Digamos que a los seguidores de todas esas agrupaciones nombradas aquí le podrá parecer que Duskmourn tiene algo para ellos sin necesariamente estar agotados en sí mismos. Si, me parece que es con eso con lo que este dúo contribuye.

Me hubiera gustado más variedad entre sus temas, su enfoque es un tanto limitado en el songwriting pues lo que saben hacer lo hacen muy bien y quizás eso no los empuja a experimentar un poco más, pero entre las ansias de estos sonidos, su calidad propia y la escasez mencionada, pues "Fallen Kings And Rusted Crowns" podría estar convirtiéndose en uno de esos discos que, como dicen en la hípica, termine metiéndose por los palos a la hora de las cuentas de 2021.

7.5/10

martes, 27 de julio de 2021

Powerwolf - "Call Of The Wild" (Power)

Powerwolf se ha convertido en un furor del Power, no hay evento de grandes magnitudes que se respete que no tenga en su alineación a estos alemanes como cabeza de cartel o cerca de ese lugar. Yo he podido comprobar de primera mano que han logrado el favor popular, la gente se sabe sus canciones, sus coros y la imaginería de la banda atrae a muchos fanáticos que imitan la vestimenta y ademanes. En resumen, creo que puedo aseverar con poca probabilidad de equivocarme que esta es una de esas bandas que de verdad ha calado y crecido, por méritos propios ciertamente. En lo particular yo disfruto mucho de cada disco de ellos, pero puede que desde hace tiempo estén caminando en una hoja delgada, ya hablaremos de eso.

"Call Of The Wild" viene a ser el más reciente disco con nuevo material luego de que en 2019 presentaran la grabación de versiones de canciones famosas de otras bandas "Metallum Nostrum", trabajo que para mi pasó con nota sólo aceptable, haciéndome sentir que ellos, sin ser ellos mismos, no dan tanto que hablar. Sus anteriores muestras originales, "The Sacrament Of Sin" (2018), "Blessed & Possessed" (2015), el descomunal "Preachers Of The Night" (2013) y "Blood Of The Saints" (2011), todos han sido discos que han marcado a sus seguidores con una, dos, tres y hasta más canciones y que creo que junto con esta nueva entrega van a seguir la senda exitosa que se han marcado. 

El punto -y quiero hacer aquí de 'crítico' más que de 'oidor', que es lo que realmente pueda que sea-, es que Powerwolf está abusando peligrosamente de la fórmula. Es verdad que sus canciones siguen siendo épicas y emocionantes, pero poco a poco pienso que pueden estar perdiendo frescura, novedad. El riesgo de estarse repitiendo a ellos mismos es cada vez mayor, se da en "Call Of The Wild" como se dio en "The Sacrament Of Sin", pero lo han sabido sortear con éxito gracias a la enorme cantidad de producción y calidad que le imprimen a sus grabaciones (como no podía ser de otra manera para los niños mimados de Metal Blade Records y Napalm Records), pero la frescura en la entregas comienza a sufrir, ya lo había comentado en su anterior y repito, no se si realmente hay lugar en el mundillo de la música para un segundo AC/DC.

Me atrajo "Call Of The Wild", lo he escuchado extensivamente, considero que tiene canciones que valen la pena o un poco más que eso, tales como Call Of The Wild, Alive Or Undead, Undress To Confess y Faster Than The Flame, sin que ninguna de las demás desentone. Sin embargo no he podido dejar de preguntarme varias veces si ya no las habría escuchado en algún otro momento, en otros discos. Reitero, a cualquier seguidor del Power, este trabajo le dará horas de satisfacción, seguro más a los nuevos oidores que a los curtidos por las razones expresadas. Powerwolf tiene una de las más conspicuas identidades del género, realmente nadie hace las cosas como ellos, sus letras son increíblemente divertidas, se meten con todo lo humano y divino y su calidad instrumental, quizás con alguna excepción en la batería, es genial. 

Powerwolf y sus discos, incluyendo "Call Of The Wild" tienen su lugar ganado en el género y ya no creo que nadie los baje de ahí a menos que lo hagan ellos mismos por ese agotamiento que comienzo a notar en la perspectiva y que podría empalagar a quienes hasta ahora los hemos seguido. Bien por ellos, pero cuidado con lo que pueda venir de cara al futuro.

7.5/10

lunes, 19 de julio de 2021

Thy Catafalque - "Vadak" (Progressive / Avant-Garde)

Hay quien dice que esta nueva entrega de Thy Catafalque no es de las que va a sorprender a los seguidores de la banda, yo discrepo. La banda ha venido evolucionando dejando un tanto de lado el elemento Avant-Garde para sonar más Progresiva y aún cuando se le puede conseguir algunos toques que rememoran discos anteriores y que muestran más esa corriente, como "Sgurr" (2015) o "Meta" (2016), siento que estos húngaros (en plural, ahora si parece que deja de ser un unipersonal para convertirse en un dúo) se están decantando por el sonido complejo, ya se percibía así en "Naiv" (2020).


"Vadak" es en general otra buena entrega, una que confirma -nuevamente- que Thy Catafalque es una de las agrupaciones más interesantes y constantes del Metal desde hace un buen tiempo, no creo que haya quien escuchándoles asiduamente pueda decir que en sus trabajos falta algo. Potencia, calidad, intensidad, experimentación, sonoridad y buen gusto están presentes en cada uno de sus discos. Quizás esta no sea la grabación que más me ha impactado de ellos hasta el momento, pero no quiere decir con eso que sea un disco flojo, al contrario, sigue siendo sofisticado, con un sonido muy único y que se permite retar al oyente.

Este disco lo que si pudiera tener es cierta pérdida del foco. En sus anteriores trabajos creí sentir una clara dirección en el sonido, compromiso con el Black -que es finalmente lo que hacen- y mucha intensidad. "Vadak" pareciera divagar un tanto hacia otros sectores, obviamente el más innovador en lo que a Thy Catafalque se trata es la incorporación frontal de Folk y Electronic. Puede que haya sentido un poco de exceso en la paleta de estilos. Eso si, cuando el señor Katái se esmera con la guitarra y batería se siente ese animal que le debe vivir dentro y que tanto ha contribuido.

Me gustó que "Vadak" se siente en forma, tiene ideas, se muestra con cosas innovadoras sin necesidad de caer en los excesos que el Avant-Garde puede generar. En cada tema se siente que Thy Catafalque se pasó tiempo construyendo un diálogo, algo que decir. Hay dos canciones que sentí superiores, Vadak y especialmente Móló, que son temas que hacen el trabajo del disco y si por contrapartida hay momentos un poco más débiles, como en Kiscsikó, el conjunto del trabajo está bien elaborado, mucho más que lo que cualquiera presenta hoy por hoy regularmente.

Thy Catafalque tiene una vara alta entre el público metalero, realmente se espera mucho de su sonido y a pesar de que el estilo no está ideado para los oidores menos curtidos, tampoco se puede decir que es un nicho reservado solo para señores oscuros. En la sumatoria, luego de más de veinte años en el ambiente y diez o más discos, esta banda sigue manteniéndose en forma, sin contar que la su uso de los sonidos de viento-metal son geniales.

7.5/10
 

miércoles, 23 de junio de 2021

Helloween - "Helloween" (Power)

Entonces, ¿siempre hay lugar para la sorpresa? En un mundo donde el Power se ha convertido -con honrosas y contadas excepciones- en un plato de comida rápida, donde todo es fácil, lleno de suculenta grasa, poca proteína y mínima inspiración, ocurre que Helloween, quien ya no tiene nada que demostrar, se decanta por un disco que requiere su análisis, que no es pret-a-porter, sino que tienes que entenderlo, darle la oportunidad y unas cuantas vueltas para pronto darte cuenta que cuarenta y pico años después tiene sentido que la banda lance un homónimo, señal siempre inequívoca de que hay un mensaje, todavía tienen algo que decir.

Igualmente que Kansen, Kisle y Deris se unan en un sólo trabajo para exhibir sus capacidades vocales es otra indicación de que la tormenta perfecta del Power se puede estar gestando, únale a eso la buena forma de Weikath y Grosskopf en las cuerdas y que los 'nuevos' Löble, en la batería y Gestner en la segunda guitarra no han reparado en condiciones, pues "Helloween" de Helloween tiene que convertirse en una escucha obligatoria, así usted sea consumidor exclusivo de Grindcore, por aquello de la cultura general, no digamos si se es seguidor del género.

"Helloween" es un discazo... que se toma su tiempo en ser entendido. Aún cuando es un trabajo elaborado bajo los más estrictos cánones del Power / Speed, no se entrega facilón, no tiene, ni quiere ser melcochoso, ridículo ni sobreproducido, por el contrario, sus coros, riffs, hooks y demás componentes están realizados para irse ganando al oidor poco a poco, para obligarlo a regresar a entender qué es lo que pasó ahí, yo siento que este puede ser quizás -incluso- el mejor disco de la banda desde sus Siete Llaves, a ese nivel me parece que puede estar. Obviamente, semejante afirmación solo puede ser comprobada con el paso del tiempo, pero mi sentido power-araña-metalero está francamente alborotado.

Yo siempre le he tenido gusto a Helloween, pero no me creo un fanboy, "Straight Out Of Hell" (2013) fue un muy buen disco, pero con la misma franqueza dije que "My God-Given Right" (2015) no me había parecido gran cosa, incluso hablé de la banda como 'blandos y repetitivos', hoy con "Helloween" no tengo más que rendirme ante lo que es un trabajo genial, temas como Out For The Glory, Fear Of The Fallen, Best Time, Indestructible y Skyfall -nominada a Canción del Año- son emocionantes, interesantes y divertidos, quizás con la excepción de Orbit (que es más un interludio) y Cyanide, el resto es totalmente audible y disfrutable.

Hay otras cosas que tienen que necesariamente llamar la atención y de la que podría estar escribiendo mucho rato, pero menciono especialmente que a estas alturas de la historia de la banda, todavía son capaces de hacer sonidos homenaje a gente conocida, venida de los setenta y ochentas, como David Bowie o Judas Priest... en "Helloween" hay de todo y creo que un disco como este para ir saliendo de la pandemia va a ser algo para recordar, cada concierto de Helloween de aquí en adelante se va a sentir como una pequeña victoria, una vuelta a la vida. 

"Helloween" es uno de los mejores discos de Power que he escuchado en los últimos años y creo que debería ganarse un lugar en las listas de los seguidores; con seguridad estamos viendo un segundo aire de una de las bandas más icónicas y reconocibles del género.

9/10 Nominado como contendiente a Disco del Año.


jueves, 17 de junio de 2021

Atvm - "Famine, Putrid and Fucking Endless" (Technical Death)

Aun cuando "Famine, Putrid and Fucking Endless" de Atvm pueda ser etiquetado como un álbum Technical Death, quedarse con esa sola definición es insuficiente. Yo me atrevería a ubicarlos, si de eso se tratara, como un trabajo de Jazz, Thrash, Psychodelic Blackened Death, sobre un substrato altamente técnico y de gran calidad... así de complejo me parece que es el debut de este sexteto, el cual desde ya -pienso- contará en varias listas a la hora de hacer cuentas a final de año.

"Famine, Putrid and Fucking Endless" debe ser escuchado con cierta disposición espiritual, el mismo no es consecuente para con los buscadores de sensaciones amables, pero cuando se está en la tesitura de escuchar algo interesante, bien elaborado, con sorpresas y cambios en la perspectiva a lo largo del recorrido, podemos estar ante uno de los buenos ejemplos de 2021. Y sin embargo, por contradictorio que pueda parecer la descripción antes escuchar el trabajo, Atvm no es una banda de abusos onanísticos en su ejecución, en él hay mucha frontalidad, potencia y agresión.

A nivel de canciones, este no es territorio para conseguir un 'single', en general estos trabajos (en mi mente de no-músico) son concebidos como una gran unidad para ser consumida de una sola sentada, sin embargo se pueden distinguir algunos temas como Squeal In Torment, Ⲁⲛⲋ-ⲟⲩ Ⲙⲁⲧⲟⲩवाघनख (Vagh Nakh), por ejemplo, un regalo de agresión y locura que me recordó seriamente algunos de los mejores momentos de Anaal Nathrakh, mayormente por esa perspectiva histérica de las voces, cosa que ocurre a lo largo trabajo.

Este disco tiene bastante más que ofrecer que lo que a primera vista parece enseñar, una de ellas es la comprobación que hará de cada oyente de su 'nivel metalum' (término que me acabo de inventar para definir que tan jodidamente metalero eres), me explico: para escuchar, entender, disfrutar y extraerle sentido a "Famine, Putrid and Fucking Endless" hay que tener un poco grueso el cuero, así como el corazoncito ennegrecido de cierto espanto sonoro que sólo los años de circulación en el medio dan. En este disco hay mucha pasión y ganas de transmitir, pero se debe hablar el mismo idioma o puede convertirse en un calvario.

"Famine, Putrid and Fucking Endless" es uno de los mejores discos del año, con sus pequeños defectos. No está todo lo bien grabado que pienso se podría haber hecho, la batería a veces pareciera que se enreda y la gran cantidad de ideas vertidas puede obrar en contra de él mismo, puesto que lo hace un tanto confuso, variado en exceso -quizás- o más posiblemente todavía en la búsqueda de una identidad como banda en lo que a sonido respecta; recordemos que es el primer disco completo de Atum.

Intuyo que vamos a escuchar más de esta gente, que un growl como el que Max Lester tiene que causar impresión y que su capacidad instrumental es algo para tomarse en serio, pues están especialmente bien acoplados, sabiendo sortear los protagonismos en favor de un sonido integral, todo sin contar con la interesante perspectiva de experimentación e innovación de la que son capaces.

8.5/10



martes, 15 de junio de 2021

Marianas Rest - "Fata Morgana" (Doom / Melodic Death)

El sexteto finlandés Marianas Rest se muestra interesante con su "Fata Morgana", tercera entrega de la banda. Esa mezcla de Doom y Melodic Death, cuando se amalgama bien, puede alcanzar niveles altos de emoción. En este caso, creo que la banda logra su cometido y en cincuenta y cuatro minutos exactos se hace referenciable en un año en el que este estilo no ha sido muy fácil de encontrar, al menos esos especímenes que verdaderamente llaman la atención.

El disco comienza muy bien, pudiendo ser Sacrificial la mejor canción de "Fata Morgana", aunque también destaca Glow From The Edge y Fata Morgana. En general Marianas Rest, a quienes no tenía el gusto de conocer hasta esta entrega, me parece que muestran una buena mezcla entre la melodía franca de los teclados y riffs de guitarra junto con el fuerte growl de su cantante, Jaakko Mäntymaa y la utilización de coros de voces limpias. En general y aunque el disco está oficialmente ubicado en la zona extrema del Metal, éste podría encontrarse más bien en el límite con géneros más fáciles, razón por la cual me atrevo a sugerírselo a los oidores menos curtidos para ayudarse a aprender a nadar en aguas más profundas.

Entre los puntos menos brillantes a mencionar de "Fata Morgana" se encuentra la sensación de poca variación que transmite el disco, comienza bien y se desarrolla con calidad, pero en cierto punto y sin duda luego de varias oídas es fácil perderse en el mismo, no hay demasiado riesgo en su ejecución; Marianas Rest sabe que hay algo que hacen bien y lo repiten, no diré que hasta el cansancio porque la grabación -reitero- es más que escuchable, sin embargo me hubiera gustado más atrevimiento, menos uniformidad.

El sonido de "Fata Morgana" es pesado, sombrío y con suficientes elementos en su paleta como para transportar al oyente a esas zonas frías las cuales una banda con este origen conoce bien; en su favor deberé decir que no suena como lo haría una típica banda de esa zona, su enfoque melódico puede ser un poco más intenso y eso los distingue. Estoy siendo detallista en la descripción pues para los oídos menos acostumbrados el estilo podría asimilarse mucho a lo realizado por gente como Swallow The Sun, pero realmente tienen su toque muy propio.

Este trabajo me parece un buen abreboca en la espera de lo que este año debe mostrar Insomnium, pues Marianas Rest podría tener también elementos inspirados en esa banda. En todo caso "Fata Morgana" tiene potencial para ofrecer un buen rato, aunque su sonido pueda sufrir con el paso del tiempo y las repeticiones. Para los amantes específicos del género y para quien quiera descubrir algo en la mitad del camino entre los melódico y lo extremo, aquí hallarán con lo que satisfacer el interés.

7.5/10

martes, 8 de junio de 2021

Dordeduh - "Har" (Atmospheric Black / Progressive / Psychodelic)

El disco de Dordeduh de 2012 fue de buen augurio, "Dar De Duh" (2012) fue el primer disco de una banda que se estaba reconstituyendo luego de la separación de varios de sus miembros de Negură Bunget quienes tienen en su cinto uno de los discos del Black Atmosféricos más interesantes, llamado "OM" (2006), en aquel momento se sintió con claridad como había logrado capear el temporal, es lógico entonces que ahora "Har" se haya convertido en un trabajo que atraiga miradas, aunque obra en contra de estos rumanos la enorme cantidad de tiempo que se han tomado para volver, casi diez años no sirven para mantenerlos en la memoria con facilidad, sin embargo, detalles apartes, bien creo que la espera valió la pena.

Diría que la música que se encuentra ahora en "Har" mezcla lo arcaico, lo místico y lo grotesco. Este es un trabajo complicado, no todo en él tiene el mismo nivel, sus partes enfocadas en los elementos Black pueden estar dentro de lo mejor que ha ocurrido este año, pero cuando la banda experimenta con sonidos tenues y melódicos, siento que hay algo de pérdida de foco. Las partes ásperas y ominosas de la grabación son amenazadoras y la banda ha querido hacer contrapartida con elementos más tranquilos, que se acompañan de cantos polifónicos de voz limpia. Efectivamente "Har" está provisto de una gran cantidad de detalles y arreglos, hay tambores, flautas e incluso instrumentos de fabricación propia.

Noto en Dordeduh una inclinación muy marcada a incorporar más elementos Progresivos y Psicodélicos que hasta lo ahora conocido, efectivamente la amalgama sugiere bosques distantes de Europa, un viaje astral a través de zonas que sólo ellos imaginan. Canciones como DescântÎn Vielistea Uitarii me han parecido realmente geniales, con alternancia de emociones. Claramente Dordeduh se ha inspirado y creado un disco místico y apasionante, la única lástima es que no es del todo homogéneo, hay temas que a veces más bien me adormecen.

"Har" es un trabajo difícil en lo que a términos estéticos se refiere, posiblemente y esta es la idea que más se me ha venido a la mente cada vez que lo escucho, esté adelantado a su tiempo y sólo sea en meses, incluso años, que realmente se termine de apreciar toda la genialidad que contiene. Tengo la convicción de que para muchos este puede ser un trago un tanto demasiado grueso para disfrutar... sugiero pues tomarlo, dejarlo y volver a él de cuando en cuando.

Me consta que para algunos exigentes metaleros "Har" está en el tope de sus listas de este año, sin duda es posiblemente el trabajo más inteligente y uno de los más elaborados de la temporada, yo lo voy a tener en cuenta a la hora de las cuentas finales, pero quisiera entenderlo más, mejor. Sus toques electrónicos y calmas repentinas no siempre terminaron de alcanzarme, pero sin duda que en el conjunto este disco habla de porqué el Metal todavía tiene quien lo defienda.

8/10

martes, 1 de junio de 2021

Violet Cold - "Empire Of Love" (Shoegaze / Electronic)

Esta va a ser una crítica interesante de hacer. En el Metal nos creemos gente buena, aunque hay cosas de las que no hablamos, entre ellas de lo que va este disco, por eso y porque me parece que ELOMC también está para romper con algunos paradigmas, aprovechando que este es el mes del Orgullo Gay, vamos a conversar de un tema totalmente tabú en nuestro ambiente, los sonidos cuyos ejecutantes sean o cuya temática tenga una abierta perspectiva no heterosexual... es decir, por extraños y equívocos que nos parezcan unos tipos con lazos rosados, maquillaje y delineador de ojos, cabello alborotado de peluquería y pantalones de licra con pintas de tigre, su público siempre se sentirá calmado al verlos con chicas a lo Pamela Anderson, cualquier otra cosa significaría un golpe masivo al imaginario popular del metalero... contradictorio, pero cierto.

Pero si el caso es que algún disco del mundo musical duro se describe a si mismo como LGBTI Metal, las alarmas suenan, se habla en voz baja del asunto y quienes lo hacen (hacemos) debemos esmerarnos en el preambulo...¿si o no? Habiendo salido de lo obvio, vamos a ver que hay que decir desde el punto de vista artístico de un disco que todos hemos observado presto para ser descargado en los lugares de costumbre y pocos han mencionado y menos pedido algún comentario. La muestra Shogaze, Electrónica, Black Atmosférica de Violet Cold que tiene por nombre "Empire Of Love".

Este trabajo se presenta como el décimo tercer disco (no se si contar sus versiones instrumentales) del azerí, Emin Guliyev, y que pudiera hacer de este quizás su disco más confrontacional por su obvia portada. Esto -de entrada- me causó interés y tambíen encendió la suspicacia en mí por aquello de la obvia diatriba de ultra izquierda, fruto del actual 'buenismo' progre que postula que todo aquello que no es tradicional es bueno, solo porque si, aunque sea una mierda, porque el respeto tiene que venir dado no porque todos somos personas sino por nuestras diferencias... hasta aquí lo dejo, pero es un buen tema de conversación.

El punto es que "Empire Of Love" además de ser una muestra valiente, es un buen disco, de sonidos etéreos, ánimo elevado, denso, ecléctico en sus diferentes temas, cálido en su melodía y experimentador, mayormente en la instrumentación. Este último elemento puede ser quizás el más interesante ya que la verdad no creo haber oído el uso del banjo en el Metal y en las canciones donde se usa, el efecto es chocante, pero interesante.

El songwriting de Violet Cold me pareció aceptable a bueno, con un par de temas realmente atractivos, Cradle y Pride, está última excelente. El disco en general está bien, quizás un poco corto en sus treinta y ocho minutos y demasiado instrumental para lo que es mi gusto en general, aunque las partes cantadas por la voz femenina me recordaron gratamente a Mike Oldfield. El elemento atmosférico y agresor del estilo Shoegaze enlaza bien con los toques Electrónicos. Se le nota buena intención a "Empire Of Love" y hasta tiene algún tema notorio, lo que enarbola no lo hace mejor ni peor, pero dado el ambiente metalero para el que fue realizado, tiene una valentía que le reconozco.

7/10

 

viernes, 28 de mayo de 2021

Bloodbound - "Creatures Of The Dark Realm" (Power)

Tengo comentado sólo un disco de Bloodbound de sus ocho anteriores, me refiero a "War Of Dragons" (2017), en esa oportunidad me pareció que se habían ganado mi interés, a pesar de lo melcochosos y el exceso en la temática medieval-fantástica, hubo momentos en los que se valieron por ellos mismos, se prestó la oportunidad y posiblemente yo me encontrara un tanto sensible (emoji de ojitos volteados). Ahora me ha atraído la idea de hablar de "Creatures Of The Dark Realm"... habrá que ver qué bicho me pico o en qué etapa sentimental me encuentro.

Pazguatadas afuera, me ha gustado esta entrega, tiene almita (alma, pero chiquita), puede divertir y se le siente la buena intención. No hay ninguna canción de esas que por obligación tiene que dejar un disco trascendente del Power para convertirse en memorable, pero casi. Digamos que nuevamente Bloodbound se presta a hacer la cosas bien y puede sortear con razonable éxito uno de lo géneros que está adoleciendo seriamente de mejores exponentes... desde que Blind Guardian o Avantasia no revientan con algo espectacular, pues hemos de avenirnos a esta segunda línea de ejecutantes.

"Creatures Of The Dark Realm" ha sido recibido en las redes y sitios de comentario de costumbre como no podía ser de otra manera tras una sequía descomunal de Power, con beneplácito... realmente para un futuro cercano en este género solamente le tengo serias esperanzas a Sabaton, estará por verse, pero volviendo al tema diré que Bloodbound se ha esmerado en lograr un trabajo que a pesar de su gran cantidad de lugares comunes, alcanza a mostrar un songwriting decente y evita esos valles de insulsa melodía que no llegan a ningún lado, por el contrario, incluso hay algunos temas, como Ever Burning Flame, Death Will Lead The Way y The Wicked And The Weak, que bien valen el repaso.

Me atrajo del disco que suena honesto, no es exagerado para el género y cuando les da por sonar como han sonado unas mil quinientas bandas antes (y lo harán después) al menos se les nota calidad instrumental, unas buenas guitarras, batería ajustada, coros emocionantes y la voz líder de Patrik J. Selleby suficiente, sin ser tampoco una espectacularidad. El disco -digamos- está bien realizado, tiene foco. 

Lo que pasa con "Creatures Of The Dark Realm" es que no tiene canciones memorables, de esas que -aunque sea una- se queda grabada en la memoria, esa es la clave de un buen disco de Power, al menos uno de los temas debe atravesarte la mente y quedarse ahí, como un disparo, obligándote a repetirlo sin fin, hasta las nauseas; no ocurre aquí. El trabajo es aceptable, divertido y muy prestable para un concierto... cerveza en mano no dejaría de disfrutar la presentación de Bloodhound, pero no iría mucho más alla de momento.

Pudiendo estar un poco contracorriente del sentimiento popular, especialmente por estar en los primeros días de la presentación de "Creatures Of The Dark Realm", me siento inclinado a sugerirlo con alguna reserva, mayormente de cara a su longevidad sonora, pero se puede oír.

7/10. Buena portada

miércoles, 26 de mayo de 2021

Impure Wilhelmina - "Antidote" (Post-Hardore / Post-Metal)

Debería haber una categoría de premios para los discos incomprendidos, los que llegaron muy pronto, los que es sólo luego de años que calan en el público, tipo como le pasa a las películas como Blade Runner, que en su momento la crítica y el publico les da la espalda y terminan convirtiéndose en filmes de culto luego de décadas. Así pasa también en la música, a veces hace falta tiempo para reconocer la calidad que algunos trabajos tienen y pienso que "Antidote" de Impure Wilhelmina podría correr esa suerte.

Estos suizos, que no son ningunos novatos pues ya pasan los veinticinco años de carrera, parece que siempre han tenido discos interesantes pero han llegado a muy poca gente, incluso para el caso del Metal, que es intrínsecamente underground (con sus excepciones, pero mayoritariamente reservado para los que leemos este tipo de blogs y cosas así), Impure Wilhelmina es una rareza. Es por su estilo Post-Hardcore y Post-Metal que hay que reconocer que no son demasiadas las bandas que pululan, aunque se me viene a la cabeza nombres tipo Fugazi o los americanos de A Day To Remember, pero que no necesariamente sirvan para sugerir el sonido de esta gente, ellos suenan muy específicos.

El caso es que "Antidote" podría ser -incluso, debería ser- un quiebre con esa característica subterránea de la banda, pues se me antoja uno de los más interesantes sonidos de 2021. Hay varios motivos que me llevan a creer esto, en primer lugar el songwriting de la banda es muy intenso, un tanto difícil de entender a la primera ya que su melodía es como un viaje psicodélico, a veces luminoso y dulce, a veces alocado y asonante. Luego la calidad instrumental es de primera clase, especialmente la guitarra de Diogo Almeida la cual es francamente buena, contenida por momento, protagonista en otros.

Advierto que el disco necesita cierto tiempo para digerirlo, pero una vez entendido creo que es de los que se hace adictivo, tiene alma, su forma de expresar introspección, pasión y densidad es única. Temas como el instrumental Solitude y Dismantling -que quedan nominadas como contendientes a Canción del Año-, o Jasmine, Everything Is Vain y Unpredicted Sky generan un impacto genial y quedan en la memoria. Luego están los otros elementos que hacen de un disco algo especial, los cambios, los valles de paz, los ataques de locura, la acritud de los sonidos agresores. Sin ser una grabación que abuse de sampleos o elementos electrónicos, es más bien de elaboración cruda, frontal. "Antidote" es complicado de domar, pero una vez se logra el contacto con él, todo cambia.

Los sonidos que van a encontrar aquí son chocantes al comienzo, pero es de esos trabajos de los que tengo la sensación lograrán superar la prueba del tiempo. Me ha dado un tanto de risa al revisar lo que he escrito y acordarme que estuve a punto de dejar de oír a Impure Wilhelmina varias veces... así puede llegar a ser para muchos y no podría achacarle a nadie la culpa de no dejarse atrapar por "Antidote", pues como lo dije, este puede terminar siendo un disco incomprendido; agraciados aquellos que logremos superar el impacto de la genialidad.

8.5/10

jueves, 20 de mayo de 2021

Panopticon - "...And Again Into The Light" (Atmospheric Black / Post / Bluegrass)

Varias cosas tienen que impresionar de Panopticon, no ya solo que sea un unipersonal o el nivel de calidad que alcanza con cada trabajo, sino también la denuncia, el compromiso social y político de la lírica de cada grabación, además de la cantidad enorme de entregas que en doce años de existencia ha realizado, nueve con ésta y diecisiete si se cuentan los splits. Hablar de Austin Lunn, quien escondido en Minnesota hace todo esto es un gusto y requiere la seriedad y respeto que él mismo se ha sabido ganar ante la comunidad metalera, quizás con un par de excepciones en todos sus discos, la calidad con él está asegurada.
 

"...And Again Into The Light" es el sucesor del Disco del Año 2018 de ELOMC, "The Scars Of Man On The Once Nameless Wilderness" (2018), una grabación que todavía hoy requiere disposición espiritual para disfrutarla de un tirón y que cuento en mi rotación como repaso eventual. Con semejantes antecedentes ya podrán comprender la situación en la que me encuentro... la mejor posible, la de hablar de una de las mejores manifestaciones de Black Atmosférico. Esto, junto con los elementos de Post, Americana y Bluegrass que Lunn incluye en cada oportunidad, hacen de Panopticon un viaje emocional, sensorial.

En esta oportunidad la duración del disco está un poco más cerca de los estandares normales, una hora once minutos 'apenas' permiten entrarle con más facilidad, en él se hallan una buena cantidad de elementos, pero de entrada sorprende que es más oscuro que sus anteriores, la mezcla de intrumentos de cuerda (violines y violoncellos) le dan una sensación triste intensa, mientras que los matices Bluegrass a través de la guitarra acústica genera un contraste muy emocional. Los cambios de escenario, que pasan de la bucolica calma a una rabia intensa son seguramente otro de los elementos impactantes, todo esto enlazado de una excelente calidad en el songwriting y una ejecución instrumental buena, pero sin abusos técnicos, me hicieron disfrutar cada minuto. Quizás haya algunos momentos menores en el tema A Snowless Winter, en el que siento que pudo haber dalgunos lugares comunes del Black, así como que entre canciones es a veces difícil saber si la anterior terminó y ya comenzó la otra, pero fuera de esas exigencias quisquillosas de mi parte, "...And Again Into The Light" es un digno sucesor de "The Scars Of Man On The Once Nameless Wilderness".

En particular me gustaron los temas Dead Loons, And Again Into The Light, Moth Eaten Soul -muy Blackened Death- y la mejor del trabajo, The Embers At Dawn, un tema resaltante y que voy a dejar nominado como contendiente a Canción del Año de ELOMC. El disco está íntegramente bien hecho, aunque quizás haya habido un tanto demás de énfasis en la perspectiva Lo-Fi con la que fue grabado y que podría quitarle algo de brillo, ciertamente no termino de comprender que eso sea importante hoy por hoy cuando todo el mundo está en cuenta de que los recursos tecnológicos estan al alcance de la mano de cualquiera, como no podía ser menos para Panopticon que cuenta con el apoyo de Season Of Mist, uno de los sellos importantes en el Metal.

Austin Lunn es un personaje especial, sus dotes musicales están más que evidenciadas en su gran (por lo bueno y por lo grande) discografía, es padre de familia, tiene una empresa cervecera en su ciudad (Hammer Heart, se llama) y de las entrevistas que he logrado leer me luce como una persona centrada, nada de la imagen que el Black Atmosférico sugiere del hermitaño que vive en el fondo de una cueva en un fiordo noruego. Ciertamente es de agradecer la existencia de estos genios.

8/10
 

viernes, 14 de mayo de 2021

Death Of A Dryad - "Hameln" (Gothic / Doom)

Un buen disco de Metal está compuesto de muchos elementos, a veces alguno de ello destaca, a veces todos. Hay uno que siempre me ha gustado y es 'el concepto', la historia, la idea alrededor del cual gira la trama del trabajo. Cuando el concepto es bueno en general se puede esperar también buena música, va de la mano que un artista sea creativo en varios campos. También pasa que buenas y excelentes grabaciones son canciones sueltas, sin elucubraciones, triunfan... hay de todo pues.

La clase de teoría y solfeo viene a cuento porque Death Of A Dryad, un dúo multi instrumentista francés, nos presenta un disco enigmático, en clave Gothic y Doom, a veces Funeral Doom, basado en el cuento de los hermanos Grimm, El Flautista de Hamelin; si, ese mismo, el que parece una historia para niños, pero que bien analizado es bastante grotesco, pues trata de un flautista que se compromete a sacar las ratas que infestan una ciudad a cambio de un pago, pero al que luego de lograrlo no le pagan y en venganza hipnotiza a los niños de la ciudad con su flauta y se los lleva... de todo menos dulce me parece la historia. Pues con esa base se presenta "Hameln" (si, sin la 'i').

El disco está ocupado de varios segmentos narrados que al principio pueden chocar un poco para el que espera solo música, pero cuando se le dan unas repeticiones a "Hameln" se cae en cuenta que el elemento está bastante bien ubicado, que ayuda a crear ese ambiente sombrío e intenso que todo buen Doom debe tener. Luego de superado ese trago viene la calidad musical e instrumental del trabajo, la cual es -si se quiere- un tanto minimalista. La incorporación de sonidos Folk a través de instrumentos tradicionales nor europeos y el ritmo contenido, incluso muy lento por momentos, le dan fuerte sensación ominosa a las canciones, algunas de las cuales son francamente buenas, especialmente Hameln, Requiem y Freedom Lies.

Está claro que todo lo anterior, envuelto en la perspectiva gótica de Death Of A Dryad, hacen de "Hameln" un disco que no es para cualquiera. No se pueden esperar aquí impactos técnicos o riffs épicos, es más bien una grabación que busca tocar otras fibras, uno que entre su intenso discurso, su ritmo muy contenido y una musicalización que bandea entre lo melódico y lo triste, persigue atraer la atención hacia la sensibilidad, creo que esa que los festivales Doom tienen, tipo Madrid is the Dark, el Festival de Malta o el Doomination.

¿Que quieren que les diga? Esta banda y su disco son extraordinariamente específicos, no está destinado ni mucho menos a cerrar un Wacken o un Download, pero para quienes disfrutamos de los experimentos, creo que es de agradecer que todavía haya músicos en el Metal que se atrevan a hacer cosas difíciles, diferentes y sin tener -necesariamente- una visión crematística de la vida (el dinero, pa' que no busquen el término). Lo recomiendo entendiendo lo que es, y busquen las letras para que encuentren una buena historia.

8/10

martes, 11 de mayo de 2021

Artillery - "X" (Thrash)

Se prodría pensar que los veteranos daneses de Artillery ya no deberían estar existiendo como banda, pero esta gente es más dura que el odio y no se van a dar por vencido; luego de haber vuelto en 2009 tras diez años de silencio, se han esmerado por presentar nuevo material con regularidad, incluso más que en sus años mozos por allá por mitades de los ochentas, hasta supieron asumir el trágico momento de la muerte de su cofundador y guitarrista, Morten Stützer en 2019 y entre todos sus otros miembros (han tenido más de veinticinco músicos diferentes) han concentrado las energías, llegando hasta hoy para mostrar "X".

Este trabajo suena a Thrash tradicional, con bastante calidad aunque sencillo y sin experimentos técnicos, incluso podría decir que tiende a ser alegre, optimista, un tanto melódico y bastante energético. "X" es un disco simple, pero bien hecho y aunque no reinventa nada y usa algunos de los lugares comunes del género, su buen songwriting y perspectiva honesta lo convierte en un gusto para el seguidor del estilo -de perspectiva más teutona que californiana, eso si-.

Hay varios temas que me resultaron interesantes, en ellos la banda se muestra versatil y variada, especialmente cuando se trata de velocidad con su toque de agresión, por ejemplo el himno In Thrash We Trust ciertamente servirá para cerrar muchos conciertos y otras canciones como Silver Cross, donde el cantante hace un trabajo de primera, junto con Force Of Indifference, cuya velocidada galopa; en el fondo siento que son un soplo de aire fresco en el medio de una sequía importante en el Thrash. A Artillery puede acordársele el premio a la frescura, a ayudar a mantener viva la llama, gracias a su entrega fuerte y variada. 

No todas las once canciones tienen el mismo nivel y en la medida en la que el disco va cerrando, diría las ultimas cinco canciones, hay menos impacto, es buen Thrash pero mucho más genérico. La banda suena bien, acoplada y manteniendo su identidad, sin elementos heróicos, aunque salvan muy bien a "X" evitando temas flojos. Diría que en general el trabajo es repetible y estoy seguro de que a los amantes específicos va a darles unas cuantas horas de placer.

Junto a Mercyful Fate, Artillery debe ser la otra banda realmente conocida de Dinamarca (aunque hay unos grupetes de Black muy underground que llaman la atención) y con este disco me parece que hacen valer treinta y cinco años de experiencia a través de una buena entrega, vibrante y potente.

7.5/10


viernes, 7 de mayo de 2021

Gojira - "Fortitude" (Progressive Death / Groove)

Gojira es un nombre propio en Death Progresivo, sus discos "From Mars To Sirius" (2005) y "The Way Of All Flesh" (2008) son pilares del estilo y para cualquiera que aprecie esa forma de Metal tienen que ser un repaso obligatorio, según mi gusto el primero de ellos está entre los primeros cinco de tal forma de expresión musical. Aunque estos franceses nos son muy productores, pues en veinte años tienen solo siete discos, podría decirse con bastante razón que son referencia para cualquiera que vaya a hablar de cosas similares.


Pero algo le pasa a Gojira, luego de alcanzar su pico en la primera década de los dos mil han venido decayendo en la segunda, todavía "L'enfant Sauvage" (2012) fue un buen trabajo pero menor que sus predecesores, luego en "Magma" (2016) se percibió una clara desmejora, aunque todavía logró mantener algo del nivel que se les conocía, pero ahora al llegar a "Fortitude" me comienzo a preguntar seriamente si Gojira no estará pasando una crisis existencial. Esta nueva entrega no podría decirse que es deficiente, pero es francamente floja, algo pomposa y bastante formulista.

Cuando en un disco sus canciones dejan de ser integralmente buenas y comienzan solamente a percibírseles 'momentos', es que algo está pasando. Así le ha ocurrido a "Fortitude", es un trabajo que efectivamente tiene sus momentos, algunos ataques agresores, algunos experimentos sonoros, un par de riff que valen la sentada, especialmente en Amazonia y Another World, la mejor del disco y poco más o menos que eso. Siento que la entrega es facilista, complaciente en sus sonidos, no hay realmente una intención de impresionar y repito, Gojira sabe tocar, pero pareciera que el nivel de inspiración ha decaído.

El punto al que quizás quiero llegar es que de bandas de este calibre no me siento a gusto percibiendo que con la misma paleta sonora con la que han logrado calar en el imaginario metalero el esfuerzo puesto parece poco, no hay impresión duradera. Es en entregas como estas donde realmente me doy cuenta de lo difícil que es comentar discos, todo lo que pueda decir se quedará corto si no se oye la entrega a conciencia; pudiera parecer que estoy sugiriendo que "Fortitude" es malo y no lo es, es simplemente un tanto decepcionante y claramente por debajo del nivel de lo que Gojira nos entregó en el pasado, una especie de confesión -quizás confirmación- de que a aquellos paisajes ya no vamos a volver.

La voz de Joe Duplantier sigue siendo la pièce de résistance (usemos francés) de la banda y en general la ejecución de cuarteto está bien ajustada, la producción es de primer nivel así como el resto de elementos técnicos, sin embargo lo que yo deseo de Gojira, ese arrebato sonoro, ser arrastrado por el lodo de un Prog Death / Groove total, ya no lo consigo.... sonidos facilones, agresión a cuenta gotas, espacios de sonidos suaves y cómodos, poco songwriting de impacto.

6/10. La portada tampoco me atrajo demasiado.

martes, 4 de mayo de 2021

Spectral Wound - "A Diabolic Thirst" (Melodic Black)

Unos canadienses quebequés haciendo Black, de perspectiva melódica y que en su anterior disco habían sonado bastante bien han entretenido mis más recientes días. Spectral Wound tiene uno de los sonidos más vieja escuela que haya percibido recientemente y sin embargo sus riffs son modernos, intensos y bien elaborados, lo que unido a una voz líder que ya quisiera para si más de un poseso, pues han hecho de "A Diabolic Thirst" una experiencia interesante.

Este disco tiene un enfoque visceral, las ejecuciones instrumentales son muy buenas, aunque la presentación es francamente unidimensional, los temas son bastante parecidos entre si y por momentos incluyen típicos clichés del género. La calidad de la producción es la usual, típicamente distorsionada, aunque dentro de esa perspectiva bien hecho. Las líricas son inentendibles -al menos para mi- además de que no han sido transcritas en los lugares usuales, aunque si van por la vía tradicional, ya me imagino de lo que hablará: una oda a la obra de Anto LaVey... para los que se sientan ofendidos, mejor pasar, a mi no es que me atraiga particularmente el tema, pero si me da bastante risa.

Ciertamente este es el tipo de Black que más me gusta, el que tiene toques atmosféricos  y tonales. Adicionalmente cumple con el requisito de los ataques de guitarra de fuerte sonido trémolo, pero quizás el ritmo es a veces un poco plano. El punto fuerte de "A Diabolic Thirst" es sin duda su melodía, la cual en sus hooks contrasta interesantemente, llegando a ser genial alguno de ellos, especialmente en el tema Frigid and Spellbound, uno de los mejores del género en bastante tiempo y que voy a dejar nominado como contendiente a Canción del Año de ELOMC. 

El trabajo de Spectral Wound me ha parecido meritorio por largos momentos, pero hay cierta contaminación de ellos mismos y esa perspectiva tan comprometida con el Black hace de "A Diabolic Thirst" un disco que agota pronto, incluso en sus escasos cuarenta minutos. Me hubiera gustado un poco de más desarrollo de esos elementos góticos que le logré percibir  e incluso los ataques de sonido Punk con el que inician la canción de cierre, Diabolic Immanence. En todo caso, la entrega es extrema y para los amantes del estilo éste podría ser uno de los discos importantes del año.

Pienso que es un disco mixto, de buenos y regulares momentos. Estoy conteste de que el Black sufre un estancamiento atroz desde hace años, mayormente por la negativa de sus seguidores de aceptar nuevas corrientes en el género, por eso también puede que Spectral Wound no se haya atrevido a hacer un disco más impactante, pues calidad como músicos creo que tienen. "A Diabolic Thirst" tiene potencial y quizás el tiempo me ayude a mejorar su entendimiento, en todo caso, no es ni mucho menos un mal trabajo, es eso, mixto.

7/10

viernes, 30 de abril de 2021

Liquid Tension Experiment - "Liquid Tension Experiment 3" (Progressive / Jazz Fussion)

En uno de los muy inusuales comentarios realizados aquí de trabajos puramente instrumentales, me siento obligado (mentira, lo hago porque me da la gana, pero sirva para argumentar) de traer a Dream The... perdon, a Liquid Tension Experiment, unos chiquillos que les ha parecido oportuno volver a juntarse bajo esa denominación mil años (22) después para tocar unos pocos temas inéditos y varias versiones de temas conocidos, mayormente de tipo clásico-cinematográfico, con su giro propio. El trabajo "Liquid Tension Experiment 3"  (porque es el tercero en fila con el mismo nombre, aquí no hubo demasiado esfuerzo), hay que oírlo, aunque sea solo por nostalgia.

Estaba claro -clarísimo- desde que se anunció la extraordinaria reunión discográfica (la de verse para tocar privadamente debe ocurrir a cada rato), en la que nuevamente los apellidos Petrucci y Rudes se iban a poder leer en la misma portada con el de Portnoy, que el nivel sonoro y técnico no iba a bajar de 'excelso'. El grupo, con el apoyo de Tony Levin en el bajo, otro manco que entre otros proyecto toca con Peter Gabriel, presenta en "Liquid Tension Experiment 3" una clase magistral de Progresivo, Jazz Fusion y Clasica/Cinematográfica.

Catorce temas componen el disco, conté seis originales y ocho versiones de viejas canciones, en todas y cada una de ellas la banda se esmera en entregar lo más puro de su sonido, haciendo sonar cada instrumento exactamente como se supone que se debe hacer, con todos los matices, arreglos, intensidad y capacidad que semejantes monstruos de la ejecución son capaces; por supuesto que John Petrucci no iba a perder la oportunidad de exhibir sus dotes de guitarrista y hacer de nuevo esos larguísimos solos que lo han distinguido en más de treinta años de carrera.

Yo he disfrutado mucho este disco desde la perspectiva de lo que es, una entrega de laboratorio, posiblemente salida de la cantidad de tiempo libre que la pandemia nos ha dado y que en sus temas inéditos tiene algunas cosas muy interesantes, especialmente las cuatro primeras pistas, las cuales son de factura mayor. Luego el impacto baja cuando el disco se decanta por las versiones... que si, que están bien hechas, pero que no me llenaron tanto, incluso en algún momento me parecieron anticlimax, pues la rememoración de DT pasa a segundo plano, miel que era la que yo venía buscando para mi boca. Para cuando se llega a las cuatro canciones de cerrar, el disco se hace largo y quizás menos agraciado en lo que a impacto y gusto se refieren.

Dream Thea... joer.. Liquid Tensión Experiment es una oda a la calidad interpretativa de sus ejecutantes, los teclados Hammond de Rudes transportan, la batería de Portnoy milimétrica -como buen hijo de Neil Peart- y las cuerdas de Petrucci, intrincadas y todo lo largas que hacen y no hacen falta. Me faltó LaBrie para completar a Liquid Tens... digo, a Dream Theater.

7/10