Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 28 de febrero de 2018

Chris Bay - "Chasing The Sun" (Hard Rock / Happy Metal / Pop Metal)

Mi predilección por Freedom Call es conocida por los visitantes de este humilde sitio, esa banda de origen alemán y sin mayor pretensión que hacer Metal feliz, ultra melódico y sencillo, se encuentra permanentemente en mi rotación, al lado de grupos áridos, agresores y extremos... para algunos eso no es lógico, pero para mi es una de las deliciosas contradicciones de este arte que le permiten llegar a tanta -pero selecta- gente. No podía entonces menos que dedicarle unas palabras al primer disco en solitario de Chris Bay, lead man, de esa agrupación.
 

Sabrán que yo me imaginaba algo así con "Chasing The Sun", tenía la idea de que podía ser un trabajo más inclinado hacia el Hard Rock que hacia la zona metálica, dado que Bay es el típico artista que se presiente que quiere llegarle a mucha gente, alguien con el don de caer bien, por eso hacer su sonido un poco más amable -en mi mente- tenía sentido, lo convertiría en algo más 'mainstream' por darle algún adjetivo.

Efectivamente y aunque aquí y allá, en algunos temas se percibe la clara influencia de Freedom Call y su Happy Metal, "Chasing The Sun" es un disco más accesible para lo menos rudos. Sin embargo a este disco y sus once canciones siento que les faltó algo de esa originalidad que ha hecho destacar tanto a la banda de la que precede, la demostración de Chris Bay con la voz e instrumentación es básicamente tan buena como se le conoce, aunque su tono es notoriamente menos agudo que el empleado en FC, pero es en el songwriting, en el sonido de sus canciones donde no siento que haya habido punch.

Numerosos repasos me han llevado al convencimiento de que aunque un par o tres canciones tienen buen nivel, como Hollywood Dancer, Misty Rain y quizás Bad Boyz, el resto o quizás el conjunto general no son atrayentes, adolecen de ese sentimiento emocionante y divertido del que este excelente músico es capaz, tanto así que me he preguntado si me lo agregaría como una visita regular y francamente he respondido que no, quizás la razón es su exceso de sonido Pop... eso es, "Chasing The Sun" supera el Happy para caer en un Pop Metal que, al contrario de lo usual, es intrascendente, se agota rápido.

El disco es dulce, ciertamente y no le hará daño a ningún amante de la melodía darse una vuelta por él, pero me sorprendería que trascendiera más allá del interés propio que despierta oír a Chris Bay por ser quien es, temas como Keep Waiting, Radio Starlight y Silent Cry, entre otros, son flojos, demasiado 'fresita' diría un amigo de estas lides, muy Roxette definitivamente.

En el fondo no siento decepción porque, como dije, era de esperar y a estos músicos de quilates hay que dejarlos que experimenten, sea incluso para que se convenzan ellos mismos de qué es lo que les da ese resplandor especial y lo qué no, me preocuparía un poco más que Freedom Call siguiera esta senda, eso si no me agradaría.

6.5/10
 

lunes, 26 de febrero de 2018

Ektomorf - "Fury" (Thrash / Groove / Neo Thrash / Metalcore)

El Neo Thrash es como el Groove o como el Metalcore, o simplemente como más o menos ha sonado ese estilo de sonido nacido del Black, pero con elementos Death... es decir, en música casi nunca se es realmente innovador. Ektomorf, unos veteranos de más de veinte años y protagonistas de este disco "Fury", han trabajado esta área del Metal con relativo éxito, tratando de compensar su falta de impacto con muchos discos (catorce con este) y muchas apariciones en compilaciones, EPs, singles, videos, etc. Desafortunadamente no logran tampoco en esta oportunidad superar más que el aprobado, pero al menos no dejan morir su sonido.
 

"Fury" es un disco que de primera vez puede crear un impacto satisfactorio, tiene cierta fuerza y agresión y eso no se les puede quitar, a los que les guste su Thrash así puede que se sientan cómodos, pero es desafortunadamente uno de esos discos que se agota muy rápidamente al repetirlo. Este disco contiene demasiados clichés del sonido tradicional, una excesiva cantidad de Metalcore en su continuos cortes (breakdowns los llaman los músicos) y poca innovación, además de un songwriting poco recordable, sin riffs que calen... apenas raspan, producen una picazón, no más.
 
Húngaros de origen, puede que la mayor virtud del disco sea su lírica. Mensajes directos y bastante sentidos, utilizando la tradicional agresión que el estilo permite. Diría que desde ese punto de vista el trabajo se muestra interesante. Pero lo demás es demasiado común, hay poca calidad y variación en la forma de mostrar sus diez canciones, usan el estilo tradicional si, pero sin mayor impacto. Además de que la integración con el Core hace a "Fury", al menos a mi, menos atrayente, siempre valiéndose de los manidos cortes por el sólo gusto.

Aunque "Fury" tenga sus momentos de intensidad y alguna buena ejecución de solos de guitarra, en el contexto es un disco cuyo sonido es repetitivo, especialmente en sus temas del medio del recorrido. Si no fuera porque hay un momento de silencio entre temas, en algunos casos sería capaz de pensar que las canciones no se han acabado y son demasiado largas y es que sus cambios son francamente escasos. No entiendo muy bien porque la banda no explota una innegable capacidad instrumental, incluyendo la voz de Zoltán "Zotya" Farkas, la cual es fuerte y agresora.

Asumiéndome como poco seguidor del estilo -con sus excepciones- supongo que no está de más decir que "Fury" puede oírse, que quizás esa primera o segunda vez cause el efecto deseado, pero advierto que es un trabajo que se agota pronto y no me parece que sea de los que uno atesora para repetir en el tiempo.

5.5/10
 

sábado, 24 de febrero de 2018

Visions Of Atlantis - "The Deep & The Dark" (Symphonic)

Esta banda fue de quien hice la primera crítica de ELOMC, siete plus años ha... siempre quise que me gustara, no siempre ha sacado buenos trabajos. Vision Of Atlantis forma parte de la segunda o tercera línea del Sinfónico y del mal llamado 'Femaled Fronted', con algunas canciones buenas y mucho trabajo regular, pero ahí siguen y mantienen seguidores. Es el Metal más fácil y amable que hay, sin -realmente- demasiadas ínfulas incluso encabezan algunos festivales, como Wacken Winter Nights este año.


Aquel primer disco comentado fue "Delta" (2011) y hasta ahora lo considero el mejor de la banda, luego vino el desastre de "Etherea" (2013), de ahí en adelante lo oído en sus EPs ha sido quizás  aceptable tendiendo a flojo, o como dije 'amable' y eso en esta forma de hacer música es, cuando menos, condescendiente, la muerte de su cantante original, Nicole Bogner, no ha sido superada desafortunadamente. Los metaleros queremos intensidad y potencia, Visions Of Atlantis ofrece melodía y cariño... siempre te tocan alguna fibra, pero creo que no llegan al fondo. "The Deep & The Dark" no es un mal trabajo y seguro que servirá para atraer al género a alguna niña linda, incluso para llevarla a un buen concierto y luego a quien sabe que más, pero nuevamente no entrará a formar parte de ningún inconsciente colectivo.

Definitivamente la voz de la nueva cantante, la veterana y hermosa Clementina Delauney es el centro del trabajo y sin duda que es hermosa, pero en el marco de estas canciones sigue sin parecerme realmente interesante, a su vez, el complemento masculino -en esta nueva etapa-, Siegfried Samer, no es competencia para ella y no crea el supuesto contrapeso que supongo quieren producir. En todo caso, en unión con el baterista y único miembro fundador, Thomas Caser, esta nueva formación hace un Metal melódico decente, pero no total, no a lo Within Temptation o Nightwish, definitivamente están muy lejos.

Sus diez canciones están bien, consumirán un par o tres oídas por parte de los gustosos del género, quizás más de esas féminas de guantes negros a las que está dirigido el disco, pero aquí -con todo el cariño y respeto que me merecen como músicos profesionales- no hay mucho que atesorar, quizás un par de mejores temas, como Return To Lemuria, Ritual Night y The Silent Mutiny (su single), pero el resto es teclados, ritmo suave, elementos góticos y mucho cliché, esto ya se hizo o si no, tampoco es para tanto.

Debo decir que realmente quisiera que el caso no fuera este, que Vision Of Atlantis fuera una de esas bandas que me rompen el corazón y me lo recomponen, pero no llegan, sencillamente no tienen la madera para hacer ese fuego. ¿Quiere eso decir que son malos? En absoluto, posiblemente en vivo sean una de esas agrupaciones que suena bien y son amables con su público, pero el songwriting que los ha venido caracterizando y que nuevamente se muestra en "The Deep & The Dark" es común, de mínima o nula innovación y en el fondo, aún cuando con bastante musicalidad, de sonido sencillo y sin mayores atrevimientos.

Lo más destacable es la experiencia que muestra Delauney por su paso previo por Serenity y Whyzdom, por lo que evidencia capacidad y calidad, pero la agrupación, su estilo y sus canciones no le brindan todo el marco que creo que ella puede merecerse.

6.5/10

miércoles, 21 de febrero de 2018

Angra - "Ømni" (Power / Progressive)

"Ømni" para mi es el mejor disco de Angra hasta ahora, pero eso puede no decir mucho, por lo que elaboraré. No sólo es el mejor disco de la banda, mejor incluso que "Secret Garden" (2014) que ya fue bastante bueno, sino incluso que el considerado hasta ahora referente de la banda "Temple Of Shadows" (2004). Y sigo sin decir todo lo que me parece. Este trabajo es innovador en unos de los géneros que menos se atreve a ello, es Progresivo sin abusos pero calidad, es emocionante sin -casi- caer en clichés y las contribuciones que lo engalanan pueden estar dentro de lo mejor en bastante tiempo, pero especialmente su songwriting ha excedido mis expectativas.
 

A pesar de la eterna pena que me producirá la partida de Kiko Loureiro, uno de los mejores guitarristas que existen sobre la faz de la tierra, creo que el trabajo de Marcelo Barbosa rinde homenaje a la historia de la banda, aunque no hay tanta espectacularidad en el apartado específico (defendible por demás, ya que en una primera aproximación a un público dolido no se puede tampoco hacer malabarismos). En lo imaginativo el trabajo sigue siendo interesante, tanto o más que anteriores, con esa historia del conocimiento alterado por la inteligencia artificial a mitad del siglo XXI... en algún sitio leí que los integrantes de la banda explican que "Ømni" da continuidad a trabajos anteriores... posible pero no soy tan conocedor de su historia como para asegurarlo totalmente.

En lo que más interesa, que es la música, la muestra de Angra es francamente buena, de esa que creo tiene derecho a ganarse un lugar en la rotación de los amantes del género, canciones como Caveman y War Horns son un dechado de virtudes PowerProg, elaboradas pero entendibles, de riffs concretos y emocionantes. En general hay variedad, desde el Melodic Power puro de Insania hasta unos de los temas menos melódicos que una banda como esta se atrevería, la extraordinaria canción Black Widow's Web, en la que las hermanitas White-Gluz (Arch Enemy -o no hacía falta decirlo-) se lucen, especialmente Alissa, quien demuestra luego del tropiezo menor de su último disco que si tiene con que transmitir emoción y destrucción; este tema queda nominado a Canción del Año de ELOMC.

Hay algunos momentos en los que el trabajo se hace menos sorprendente, con temas que suenan a lo que suenan este tipo de bandas y están bien, pero sin más. Sin embargo ciertas canciones, como en aquellas donde se incorpora el ritmo étnico brasilero, tipo Travelers Of Time, Caveman o The Bottom Of My Soul, que me parecieron atrevidas y recordables, convirtiendo el disco en algo fresco, logrando esa innovacción que comenté al inicio. Inclúyale a todo eso algunos toque de agresión y fuerza, también audibles en los últimos dos temas del trabajo y creo que hay motivos para estar contento.

Por supuesto hay que cerrar haciendo mención a lo que el vocalista más ocupado del Metal trae a la banda, pues Fabio Leoni no puede pasar desapercibido. Su trabajo es bueno, no siento que se haga protagonista, aunque quizás el estilo de la banda no sea el que mejor le siente a su voz, la cual hace un poco más grave que de costumbre, pero queda bien parado con "Ømni" y seguramente podría repetir. No sería descabellado que alguien eche de menos a Edu Falaschi, pero Leoni lo hace bien, no genial, pero bien.

8.5/10
 

lunes, 19 de febrero de 2018

Therion - "Beloved Antichrist" (Symphonic / Opera)

No es que sea largo, que lo es -es difícil conseguirle justificación a cuarenta y seis canciones-, no es que sea una Opera, que las hay buenas y tampoco que su concepto esté basado en una historicidad poco conocida, que quizás sería una buena manera de aprender algo nuevo. Es que sencillamente "Beloved Antichrist" es fastidioso, sin foco, sin una temática sonora sobre la que girar, ni un riff emocionante, o épico o lo que sea. Se parece a esa gente que cree que sabe mucho y no conoce nada, un océano de cultura con un centímetro de profundidad.


Therion es Chistofer Johnsson, eso lo saben todos los que siguen la banda, realmente su impronta marca a la agrupación desde todos los ángulos y él -diría yo- ha tenido sus éxitos indudables, posiblemente "Secret Of The Runes" (2001) el mayor de tiempos recientes, aunque se nombra a "Vovin" (1998) con respeto en el ámbito del Sinfónico, quizás -además de bueno- porque fue uno de aquellos primeros discos en los que el sonido era verdaderamente de una orquesta, no de teclados.

Sin embargo las horas de Therion son bajas desde hace ya hace bastante tiempo. Al menos sus últimos dos discos han sido poco agraciados, sin embargo con "Beloved Antichrist" creo que ha podido tocar fondo, además de manera dramática. Este es un trabajo insoportablemente fastidioso, reitero, no por lo largo, sino por su musicalidad, la cual es lenta, pomposa, incómoda, repetitiva, sin una guía sonora, de voces que incluso a veces son risibles, especialmente la de Johnsson, quien pareciera querer lucir una voz culta, cuando realmente luce a veces incómodo, falto de potencia y gracia. Todo sin contar que a pesar de querer darle un toque metalero, el disco no tiene fuerza, ni agresión, ni verdadera emoción.

A diferencia de algunos que lo comentan por ahí, yo si me he tomado el trabajo de escuchar más de una, dos y más veces "Beloved Antichrist" y les aseguro que he llegado, en cada oportunidad, absolutamente agotado al final de sus tres horas (¡TRES HORAS!). Aceptando que tiene sus detalles y momentos pasables -sólo pasables- que le permiten evitar la agresión física que en los malos discos llega a ocurrir, este trabajo no está bien hecho, es repetitivo, soso e incluso a veces incoherente en el songwriting, sólo algunos elementos se muestran como medianamente aceptables, quizás la instrumentación se salva.

Therion continúa la senda de discos que no calan, que puede que haya algún sector que los considere interesantes o novedosos (ciertamente pocas bandas se atreven a esto), lo que les da desde esa perspectiva cierto valor, más sin embargo no siento que "Beloved Antichrist" tenga potencial para convertirse en un trabajo atrayente, por el contrario, semejante disco puede eventualmente tornarse en un golpe muy duro de asimilar por la misma banda, incluso su disquera y seguidores y terminar por llegar a ser -sino en su último- en una llamada seria de atención respecto a la visión que manejan.

3.5/10

jueves, 15 de febrero de 2018

Visigoth - "Conqueror's Oath" (Heavy / NWOBHM / Epic)

El Heavy de ribetes fantásticos, héroes, villanos y martillos provenientes de los fuegos del Averno es de un gusto muy específico, generalmente ante un trabajo que sugiere esta temática desde la portada se sabe que es lo que viene: muchos sonidos épicos, coros grandilocuentes, de esos que emocionan y letras que en cualquier otro contexto harían que un hombre vestido de negro y púas se viera francamente raro... el problema es la limitada innovación usual y los riesgos de cruzar los umbrales permisibles del ridículo.
 

Pero como nada está realmente escrito, los americanos de Visigoth, en el más puro NWOBHM e influencia tomada de los más conspicuos representantes del género, como Grand Magus o Battleroad, se lanzan son su segundo trabajo "Conqueror's Oath", de ocho buenas canciones, todos los elementos necesarios y calidad suficiente como para evitar caer demasiado profundo en el sector cliché del género, brindando un disco interesante, divertido y suficientemente emocionante. De poca contribución al crecimiento del Epic Heavy Metal, pero mejor que algunos de los trabajos que en este sector creo haber oído recientemente, quizás inspirados por la pronta desaparición de Manowar (salvando las distancias) podría ser un trabajo que les gane buena cantidad de seguidores.

En el sector instrumental es donde diría que este quinteto se luce con mayor calidad, siendo -para lo que acostumbra a ser- de mayor calidad y elaboración que lo usual, guitarras y batería me sonaron bien, por su parte la voz de Jake Rogers es decente, pero no extraordinaria, sin embargo cumple con el cometido. Los coros que lo acompañan no son todos los más recordables, a excepción del de la canción de abrir, Steel And Silver. Alguna canción que otra baja el nivel, especialmente Salt City, la cual -incluso con su cambio de ritmo- me sonó un poco relleno para "The Conqueror's Oath".

Me consta que el disco ha calado bien entre los seguidores específicos del género y razonablemente entre los oidores de Metal en general y es que sus bondades, como el ritmo poderoso, la melodía fácil y la lírica emocionante satisfacen y en general no tiene grandes baches. El sonido está bien grabado e incluso si bien no se toman muchos atrevimientos sonoros, -repito- tampoco llegan a 'fusilarse' (imitar) los sonidos de siempre. El mejor tema del trabajo es el homónimo del título, claramente influenciado por toques Doom, que lo hace muy interesante.

Me gusto y se puede oír, seguramente habrá a quien le parezca todavía más interesante que a mí, en todo caso no habrá perdida de tiempo en el descubrimiento de Visigoth (me refiero a los que no oyeron su primer disco, como es mi caso).

7.5/10
 

sábado, 10 de febrero de 2018

Ocean Of Grief - "Nightfall's Lament" (Doom / Melodic Death)

Se ha puesto un poco lento el mes de febrero luego de que enero nos consumiera en la vorágine de una cantidad de discos de inusual calidad para la fecha, he estado por pedir consejo, pero con dedicación me he conseguido con alguna cosa que vale la pena, entre ellos un estreno, griego por demás, de una banda que toca un Doom modificado hacia el Death Melódico, se llama Ocean Grief y para este momento supongo que ya algunos lo deben haber oído.


"Nightfall's Lament" es el título del disco de estos chiquillos de alma oscura, del que lo primero que podría decirse es que es poco común para un debut. Sin haber querido entrar a hacer investigaciones muy profundas, se me ocurre que el sexteto debe tener cierto bagaje, ya que el nivel instrumental e intensidad en la agresión es de gente con experiencia. Efectivamente puede ser unos de los elementos más impactantes del trabajo... la verdad me emociona cuando nuevas banda rompen el celofán con este tipo de trabajos, me hace imaginar las cosas que podrían venir.

El disco se muestra un poco lento en sus dos canciones iniciales, no por el Doom, sino porque no ofrecen mucho, más allá de lo usual, bien, pero sin espectacularidad. Luego a partir del tercer tema hay un atrevimiento interesante, una mezcla muy lograda entre ese género y el Melodeath, gracias a que la instrumentación se hace más viva, sin que realmente se acelere demasiado el ritmo, en el que la banda comienza crear esos sonido nuevos e impactantes que al menos yo siempre sueño conseguir en cada nuevo participante de este show. Me parece que Ocean Of Grief muestra madera fina en su primera entrega.

Es -como dije- a partir del tema Mourning Over Memories, un temazo de calidad, donde se despereza mi atención, gracias a una atmósfera muy intensa, suficientemente melódica, la que aparejada al impresionante growl puro de Charalabos Babis Oikonomopoulos (a quien me imagino que su mamá llamará 'Oiko', para no perder media tarde cuando lo llama a merendar), casi mete miedo. Hay gente que dice que se parecen a Swallow The Sun, Enshine o Amorphis, a mi pareció que si bien pueden tener influencias de esas e incluso otras bandas, lucen con bastante identidad como para hacerse de un nombre propio eventualmente.

El resto del disco luego de la tercera canción, sigue esa tendencia a sonar auténtico, como en el filo de la navaja entre el Doom y el Melodeath y crea una sensación agradable entre el lamento del primer género y la agresión del segundo, quien se quiera prestar a oírlo creo que podría experimentar esa sensación en temas como Friend Of The Overlord y The Breeding Of Death. Aún cuando no hay realmente una extraordinaria diferenciación entre temas, pudiendo parecer que los sonidos se repiten a veces -ese es quizás su mayor defecto-, "Nightfall's Lament" tiene la duración adecuada para no ponerse pesado.

Buen disco para distraerse en tanto llegan, en torno a marzo o abril, como acostumbra a ser, el contingente de pesos pesados del Metal, mientras tanto Ocean Of Grief debuta bien y me deja buen sabor de boca, como para esperar sus nuevas ideas.

7.5/10. Muy buena portada.
 

martes, 6 de febrero de 2018

Machine Head - "Catharsis" (Groove / Metalcore)

Según algunos, Machine Head debió hacer como algunas bandas que viven de sus glorias pasadas y no haber seguido sacado discos, al menos desde su segundo trabajo, pero no hicieron caso. Ciertamente esta es una de las bandas más irregulares que existe, un par de grabaciones buenas, dos malas, dos regulares, luego una aceptable y de pronto el excelente "Bloodstone & Diamonds" (2014) y como si no fueran los mismos, caen de cabeza nuevamente al precipicio con "Catharsis"... qué se puede decir.
 

Este disco es blando, incómodo, largo a nivel de abuso y con apenas algunos instantes en sus quince canciones que podrían rescatar algo. En general este retorno al Metalcore puro, a ejecución cortada, al songwriting mediocre y a algunos temas materialmente inaudibles, como el crimen sonoro de Beyond The Pale o Triple Beam, me han obligado a re-escuchar su anterior porque simplemente me sorprenden que sean los mismos, en el fondo no lo son. Cuando esto pasa hay cosas subyacentes (obligación con la disquera, perdida de un miembro clave, o cosas similares) que merecerían una explicación, pero como no la dan, me atengo a lo que oigo y ello no es bueno.

"Catharsis" hace honor a su nombre porque pareciera que su único sentido es golpear al oyente con todo el disgusto que sienten los músicos, pero de manera desdibujada, comenzando con el uso de la voz y exceso en el volumen de su grabación de Robb Flynn... todo lo interesante y fuerte que sonó en su anterior trabajo, hoy es caricaturesca y a veces, hasta risible. Me resulta difícil de creer lo que se parece a un novato en su primera prueba, sobreactuado y exagerado, esto ha convertido a "Catharsis" en el peor de los discos de estos americanos, por mucho.

Luego está el exceso Nu y Core, el cual puedo llegar a aceptarlo si es de calidad, pero el abuso de los lugares comunes del género, como los cortes y reinicios en los temas y los coros Disney, además de las larguísimas narraciones y sencilla falta de música durante esos momentos (o exceso de sonidos inorgánicos), son simplemente incómodas y destinadas estrictamente a crear impacto pueril, nada de verdadero compromiso con los temas, desarrollo o 'algo' que se fije en la memoria.

Aunque algún tema resalte en medio de tanta cosa indefendible, en el conjunto Machine Head ha dado uno o dos pasos atrás en su discografía con esta grabación. Este disco puede fácilmente ser uno de los peores trabajos del año, adolece de muchos errores, no es emocionante, se hace inconfortable tan siquiera de terminar y en algunos momentos daría risa de no ser una grabación seria. Poses, sonidos sin ilación entre si, instrumentos plásticos, e incluso su cambio de estilo sin razón. Lo siento, pero "Catharsis" tiene poco valor real y más allá de dos o tres canciones, quizás Bastards y alguna otra que algunos chicos menos curtidos e impresionables le puedan dar, es a duras penas aceptable.

4.5/10
 

sábado, 3 de febrero de 2018

Tribulation - "Down Below" (Blackened Melodic Death / Gothic)

Ah, estas joyitas del Metal. Escondidas por ahí, de cuando en cuando reaparecen y vuelven a hacer de las suyas. Los suecos de Tribulation, con su Melodic Blackended Death, de fuerte influencia gótica, vuelven con un disco interesante, algo diferente a su "Children Of The Night" (2013), más comtemplativo diría yo, francamente ensimismado en la música, en hacer sentir con intensidad pero sin brusquedad... interesante trabajo.
 

No creo que este disco cambie tanto como su anterior con respecto a "The Formulas Of Death" (2013), por lo que posiblemente estemos presenciando con esta entrega un lugar de llegada para la banda, un sonido con el que se están sintiendo cómodos, puede que la incorporación de un nuevo baterista tenga que ver con eso. Y es que a nivel de composición, concepto e instrumentación han dado en el clavo, se les nota comodidad y facilidad. Lo evidencian los riffs de sus temas... cuando los mismos son claros, hermosos, fácilmente ubicables y hacen distintivo el tema, en mi opinión se ha logrado el cometido, con "Down Below" se hace eso.

Hay cuatro, incluso cinco temas del disco, que son francamente buenos, con intensidad, atmósfera, una calidad en la omnipresente guitarra que ya quisieran algunos para sí y mucho donde oír, donde descubrir. A su vez, la voz líder de Johannes Andersson sigue siendo sumamente llamativa, pero no intrusiva, nada de hacerse dueño de la música, todos los componentes del cuarteto tienen su espacio.

Canciones como The Lament, The World -quizás la mejor del trabajo-, Nightbound, Lady Death y Cries From The Underworld, se me hicieron cómodas de oír y muy elaboradas, sin abusos sonoros. Lastimosamente no conseguí una canción total, como pudo haber sido The Motherhood Of God, de su anterior disco, pero sin duda que tampoco hay en "Down Below" nada que desdiga del trabajo. Incluso los temas conceptuales, altamente influenciados por la corriente Gótica de la banda, como Purgatorio y un poco Come, Become, To Be, con su especial ritmo, me parecieron no sólo bien logrados, sino reveladores en el mensaje de la zona en la que Tribulation se encuentra musicalmente, generalmente las bandas no se atreven a esa clase de sonidos si no hay una gran confianza personal.

En sus cincuenta minutos "Down Below" ha puesto a Tribulation nuevamente en el radar metalero, su Death/Black, rebajado en su melodía y tiempos menos rápidos de los usuales aseguran un buen rato, hipnotizante y sensible, pero nada de caricaturesco (que por su imagen podrían caer en eso) por el contrario, se me ocurre que esta debe ser una de esas bandas que en vivo debe entregar mucho sonido, a la vez de crear un buen lazo con el público... no se, trataré de averiguarlo algún día.

Para finalizar diré que, este disco puede estar en los números a final de año en muchas listas, a mi me parece tan bueno como su anterior, echándole en falta -como dije- un tema de esos de los que se meten en la cabeza y no se van, aunque "Down Below", con el valor de repetición que tiene, podría eventualmente mostrármelo.

8.5/10