Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

martes, 31 de enero de 2017

Kreator - "Gods Of Violence" (Thrash)

Vamos por partes... "Phantom Antichrist" (2012) es para mi, uno de los mejores discos de Thrash de todos los tiempos. Miembro del Top Ten en una lista extremadamente selecta. Por otro lado, cuando ese tipo de conjunciones astrales ocurren tiendo a rebajar mis expectativas porque, aunque pasa, el rayo no acostumbra a caer dos veces seguidas en el mismo sitio y como Kreator, -también para mi- es posiblemente la mejor banda de Thrash de los últimos años, me quise mover con cautela.
 

Pero no todo es, ni puede ser, razón. Desde que conocí que se venía "Gods Of Violence"me costó tomarme con calma la espera. Luego de prácticamente cinco años, se me hizo algo tortuoso el camino hasta aquí. Pero creo que valió la pena y el ajuste espiritual para el impacto tuvo sentido. El nuevo trabajo de los alemanes de más de tres décadas en el género que más seguidores tiene el Metal ha es bueno e intenso y aunque no llega -como dije, eso no pasa-  a nivel de su anterior, ma ha servido para curar mi crisis de fe en el Thrash. Es verdad que es un tanto más melódico que lo usual, pero sería mezquino negarle que nuevamente se esmeran en la entrega, además de que el trabajo lírico es particularmente intenso, con mucho mensaje... sugiero buscar las letras.

Conclusión, treinta y cinco años de carrera no son excusa para aflojar y dándose ciertas libertades Heavy en la perspectiva y manteniendo a la vez una de las voces más totales del Metal, como es la de Mille Petrozza, la banda demuestra por qué son miembros por derecho de la élite, brindando con "Gods Of Violence" un álbum que tiene emoción, riffs, velocidad y potencia. Menos agresión y destrucción que lo más reciente, pero todavía (y por lo visto por mucho tiempo todavía por venir), altamente eléctricos y divertidos.

"Gods Of Violence" tiene temas que me atrajeron mucho, como Army Of Storms, Gods Of Violence, y World War Now, pero especialmente Totalitarian Terror, una genialidad de riffs y melodías, la cual consideraré seriamente como candidata a Canción del Año de ELOMC. En todo el disco se disfruta de una gran calidad y experiencia en la ejecución del trabajo, con una perspectiva algo diferente en el uso de la batería, pero especialmente en la guitarra de Sami Yli-Sirniö, la que diría que se deja imbuir de interesantes influencias, casi puro NWOBHM por momentos, como puede comprobarse en Hail To The Hordes, y hasta algunas pinceladas Sinfónica en el tema Apocalypticon.

Me gustó el metamensaje del disco, la demostración de que Kreator no tiene porqué plagiarse a sí mismos para satisfacer a su publico, pudiendo darse el lujo de algunas sorpresas. Y aunque algunos momentos softcore, como el intro de Lion With Eagle Wing y demasiados minutos de Death Becomes My Ligh, la más arriesgada, no terminen de ser de mi total agrado, creo que "Gods Of Violence" va a entregar buenos momentos en general a todos, va a ser recordado y tendrá sentido para muchos oírlo regularmente.
 
El Big Four -si alguna vez realmente existió- está viendo recientemente una especie de segunda ola en la sólo Kreator ha dado -según menda- la talla. "Gods Of Violence" es un disco que revitaliza el género y agrega novedad, bien por gente que ya llega a los cincuenta.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

sábado, 28 de enero de 2017

Helheim - "Landawarijar" (Black / Viking)

Viejos conocidos del Black Vikingo, Helheim se muestra nuevamente con su noveno trabajo, una de las mezclas más equitativas entre el Black de segunda ola y la melodía nórdica, con cierta inclinación al Atmosférico y mezcla de voces, desde el squeal tipo Abbath hasta la voz limpia pero profunda del Pagan. "LandawarijaR" es un disco que tiene sus sorpresas escondidas y vale la pena repasar.
 

Aún cuando el disco parece en sus primeras canciones que se va a dirigir hacia las zonas tradicionales del sonido, hay temas que sorprenden y me agradaron especialmente, como LandawarijaR, Baklengs Mot Intet -épica, cruda y atmosférica, la mejor- y Synir Af Heidindomr -clásico tema del Back, puro pero con un toque melódico interesante, guitarra espectacular y elementos Avant-Garde-, en los que el songwriting y algunos elementos, incluso Heavy/Rock y pinceladas de cambios Prog que le dan giro y emoción, con una calidad instrumental inesperada para el estilo pero no para la banda, una de esas que por el tipo de música no es demasiado conocida, pero que podría pensarse en ella como una de esas joyas escondidas del Metal.

"LandawarijaR" adolece de cierto exceso en su duración, lo que hace que haya algo de repetición en los temas, pero no por eso dejará de ser una viaje interesante especialmente cuando el objetivo sea perderse en emoción cruda con ese abrazo de ambiente frío y nórdico. En lo particular, me parece la mejor muestra de Black de lo que va de año, con un poco de todo lo que me atrae. Es interesante confirmar cómo puedo creer que el disco no es perfecto, sin embargo tiene ese elemento 'X' que me hace volver a él, a redescubrir sonidos no oídos las primeras veces... creo que todo deriva de que no es un disco necesariamente fácil, sino más bien exige algunos repasos para terminar de capturar su mensaje.

Me gusta que Helheim no se queda en el uso del estilo sin agregar nada, por el contrario puede ser uno de los trabajo de Black con más novedad de los últimos meses (recordemos que el Black es el más rígido de los estilos del Metal, por mucho), todo gracias a elementos como sonidos espaciales del tema Enda-dagr y la voz limpia, bien lograda y menos común en el género, aunque más usual en en Viking, nombre de estilo que parece definir mejor, aunque no totalmente lo que la banda ha estado haciendo.

En el pasado Helheim había mostrado discos interesantes, el que mejor recuerdo y que creo que había logrado atraer las miradas sobre la banda es "Heiðindómr Ok Mótgang" (2011) pero diría que con "LandawarijaR" podrían estar mostrando su mejor trabajo. No esperen tampoco que este disco se convierta en un éxito comercial, estamos hablando de una manera de hacer Metal más bien elitesca, casi exclusivamente reservada para los metaleros que de verdad se meten en el mundo del sonido intenso que este arte ofrece... piensen en esto desde la perspectiva de la frase de apertura de ELOMC: 'la última forma de música compleja que queda'.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

lunes, 23 de enero de 2017

Victorius - "Heart Of The Phoenix" (Power)

En un mes de poco movimiento, me he paseado por algunas de esas cosas que siempre terminan haciendo bulla en los conciertos europeos e incluso por Latinoamérica. Es este caso la banda de EuroPower, Victorius -alemanes, como no- se han dejado oír con un cuarto disco llamado "Heart Of The Phoenix", el cual me ha llamado la atención gracias a su sonido, limpio y típico del género, para terminar descubriendo que está mezclado y producido por la misma persona que lo hace para Freedom Call... pues de casta le viene al perro.
 


"Heart Of The Phoenix" es un disco estrictamente apegado a los cánones del género, el cual no ofrece ni un ápice más allá de lo que de él se podría esperar. Con una aceptable guitarra, un líder vocal razonable (sólo regular) y un songwriting decente, omnipresente en el ambiente y que podía haber sido tomado de cualquier disco del rango 'aceptable' de Hammerfall, Helloween, Gamma Ray o el que a usted le parezca paradigmático en el estilo, el cual no dudan en inclinarlo hacia el lado más amable del Power, de por si meloso, por lo que se muestra a niveles peligrosamente almibarados.
 
Supongo que a cualquiera a quien el Power le parezca el estilo de elección usual, no podrá sino abrazar el trabajo como otro más de los que permite pasar un buen rato. Sin embargo es un disco olvidable, casi como eso que ahora venden que llaman 'agua saborizada', un poco menos incoloro, insaboro e insípido, pero al final simplemente agua. "Heart Of The Phoenix" es un disco que clama a los cielos falta de novedad, a pesar de que ciertamente tiene temas aceptables, como Empire Of The Dragonking, Hero o Hammers Of Justice. Desafortunadamente no tiene elementos que lo ayude a fijarse en la memoria, pero tampoco atormentan... supongo que eso también es de agradecer.
 
Aunque estoy rumiando la necesidad de escribir un poco respecto a algunos factores que creo pueden estar afectando al Metal como expresión artística, adelantaré aquí, utilizando a Victorius como excusa, la evidente falta de ideas que muchas bandas, en casi cualquiera de los géneros que pueden haber, están adoleciendo. "Heart Of The Phoenix" (y no tengo nada en contra de la banda, al contrario, los que me leen saben que respeto el trabajo de los músicos) es el mismo disco de siempre, eternamente repetido y les aseguro que sin ponerlo, ya lo escucharon. Esto -aunque no puedo definirlo exactamente- no es bueno, no le aporta nada a nadie y temo que eso esté calando en el subconsciente de músicos y fanáticos, que eso de calar pueda no ser necesario.

Volviendo al disco, no todos sus temas son divertidos, algunos decaen y francamente son ordinarios en su desarrollo, como Virus y A Million Lightyears, en los que los excesos melódicos y falta de emoción son un lastre. En general el disco es audible y supongo que para el verano Victorious divertirá un poco cuando acompañe a alguna de las bandas de más renombre a la que según leí, telonean, pero que de seguir así no creo logren mucha más exposición que esa.

5.5/10

viernes, 20 de enero de 2017

"Machine Messiah" - Sepultura (Thrash)

¡No lo nieguen cobardes! Más o menos todos los que por estas aguas nos movemos estábamos esperando un desastre de proporciones épicas con el nuevo disco de Sepultura. Es casi un axioma que, entre otras cosas, pero acentuado por que los Cavalera ya no están, la banda está incapacitada para producir nada que supere el nivel de 'bazofia'. Yo debo hacer también mi mea culpa y confesar que luego de visto lo visto desde hace veinte años (20!) que "Roots" (1996) vio luz, estuve incluso tentado a ni siquiera escuchar "Machine Messiah", pues pensaba que si seguía ya sólo la senda de "The Mediator Between Head And Hands Must Be The Heart" (2013), no tenía sentido.
 

Pues creo que no he hecho mal al acercarme con tan bajas expectativas a esta nueva muestra de la banda brasilera pues, aunque no es una genialidad ni nada parecido a cosas como "Schizophrenia" (1987) o el indispensable "Arise" (1991), es un disco que muestra aceptable nivel de agresión, novedad e instrumentalismo. En otras palabras, "Machine Messiah" es un trabajo duro, de sonidos interesantes a ratos y calidad general en la ejecución, especialmente la guitarra, aunque la percusión también desataca.
 
El disco, que algunos han desechado en sus comentarios iniciales, creo incluso que sin oírlo debidamente, tiene mejores temas que lo que durante los últimos años Pantera había mostrado, a pesar de que sigue todavía adoleciendo de homogeneidad. Hay temas y momentos en los que se siente un despegar por encima de la ordinariez que había dominado a la banda, gracias a una acertada implementación de la vuelta a las raíces con su interesante elemento étnico, así como un uso de guitarra de Andres Kisser en el que se ha dejado llevar por lo que sabe, intensidad y eficiencia cuando se permite la improvisación.
 
En el songwriting continúa estando el punto flaco de la banda. Hay canciones aceptables, incluso buenas, como la inusual homónima que se atreve con un ritmo diferente para abrir el disco, las intensas I Am The Enemy y Alethea, así como el genial instrumental Iceberg Dances. Más adentro, pasado la mitad de la muestra, nuevamente caen en los errores del pasado, con temas flojos, mayormente acartonados y muy poco creíbles, como Cyber God, una basura y en general todo lo que van de Resistant Parasites en adelante, cuando no malas, sencillamente olvidables.
 
Sepultura es una banda que ha logrado sobrevivir a sus propios errores, pero que ha pagado en cantidad de seguidores las pífias que durante ya bastantes años ha cometido, sin embargo son tenaces y aunque sea solamente por ley de probabilidades tenían que -eventualmente- enseñar algo de aquel Thrash étnico con el que cautivaron a una generación de los metaleros más duros. Con "Machine Messiah" me parece que logran levantar un poco la cabeza y mostrar que todavía les queda algo en el tanque.

7/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

miércoles, 18 de enero de 2017

Wolfchant - "Bloodwinter" (Power Folk)

Tiene tiempo que un disco de Power/Folk no me llama poderosamente la atención. Elvenking, Equilibrium y Ensiferum (a quien en diciembre vi en París) son de lo más representativo del género y de lo que mejor ha logrado despertar verdadera emoción en mi en los últimos cinco años. Ahora Wolfchant se atreve y logra sonar interesante, no a los niveles asombrosos de los nombres mencionados, ya que "Bloodwinter" no es homogéneo, pero lo suficiente como para pensar que su vuelta luego de tres años tiene con que rendir algunos frutos.
 

Apreciados por algunos como héroes del Pagan/Folk por la incorporación de temática y sonidos épicos, se les compara con demasiada frecuencia con los mencionados Ensiferum e incluso se dice que han vivido a la sombra del sonido de los finlandeses... puede ser, aunque el elemento diferenciador en la voz principal de Lokhi, les da sentido propio. El gusto que por esa voz se tenga es, por cierto y es en todo caso, lo que mayormente definirá si su música es del agrado del oyente; es muy específica y no necesariamente lo más usual en el género, yo le veo fuerza y sentimiento, pero no soy un fanático de la misma y a veces me encuentro riéndome porque me parece que está desafinando... no se si es que no conozco lo suficiente a la banda y por eso me confundo. en fin, lo dejo a gusto del consumidor.

"Bloodwinter" es un disco de algunas canciones realmente buenas, incluso hermosas. La homónima es una genialidad Folk, igualmente placen Schicksalsmacht, de interesantes elementos Heavy en su guitarra, Wolfchant (A Wolf To Man) y Heritage Of Fire, la mas Power Folk y una de las mejores del disco. Los temas Anthems Of Revenge y New Born Killer me parecieron un aceptable homenaje a lo realizado por Sabaton, un poco mejor la segunda en todo caso, pero ninguna especialmente genial.
 
Es cierto que el disco también sufre de una cantidad de lugares comunes que lastran el conjunto. El exceso de momentos/canciones agotadas por otras bandas lo hace olvidable con facilidad y aunque sería injusto señalar que pueda tener algún tema 'malo', es ineludible la sensación de haber visto y oído antes muchos de los minutos que brindan. Por otro lado, hubo cosas que me gustaron y me recordaron algunas de las cosas con las que me habían emocionado en el pasado, principalmente sus coros y -repito- el uso de la guitarra cuando tiende a sonar Heavy, especialmente cuando en algunas canciones incorporan ese galope tan Maiden. Buen punto.

Wolfchant con su Epic Pagan y la incorporación de dos vocalistas desde hace un par de discos ha logrado un sonido atractivo, en un paquete de producción y grabación aceptable, aunque no el mejor. Suenan interesante y le darán algunas satisfacciones a los amantes del género. Hiere al disco su falta de novedad y sonido 'fusilado' de otras bandas

7/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

lunes, 16 de enero de 2017

Pain Of Salvation - "In The Passing Light Of Day" (Progressive / Post / Experimental)

Me salté el comentario de "Falling Home" (2014) sencillamente porque no me atrajo y "Road Salt Two" (2011) es del año anterior a comenzar ELOMC, por eso no hay nada en el blog que haga referencia a Pain Of Salvation, una de esas bandas que tiene fanáticos, no seguidores... con justa razón. Su Rock / Metal Progresivo en algunos momentos ha alcanzado niveles épicos, comenzando con el gran "Entropia" (1997), pasando por "The Perfect Element I" (2000) hasta alcanzar su cúspide en uno de los discos fundamentales del género, "Remedy Lane" (2002).
 

Aunque Pain Of Salvation ha cambiado en su estructura y actualmente es -disimuladamente acompañado de excelentes músicos- el unipersonal de Daniel Gildenlöw, no ha dejado de tener presencia en el ambiente Prog, con bastante éxito después de los discos nombrados, pero sin llegar quizás nunca a las genialidades originales. Ahora lo intentan de nuevo con "In The Passing Light Of Day", lo que me parece un reverdecer de viejas glorias, una vuelta a lo mejor de lo que saben hacer.

Una de esas maneras que tiene que servir de ejemplo de como abrir un disco está en este, On A Tuesday es francamente impresionante y ayuda a sentar el tono de por dónde va a discurrir el resto del trabajo. Entre la agresión y la dulzura, totalmente bipolar. Así me parece que puede comenzarse a definir la grabación. Esta muestra tiene mucho de eclecticismo. Un songwriting que, cuando acierta, se hace absolutamente interesante y envolvente.

Una mezcla de Metal y Rock Progresivo conceptual, en la frontera con el Post, en el que la idea no es embelesarse con capacidades instrumentales estrambóticas (aún cuando el trabajo es impecable desde el punto de vista de la ejecución), sino mostrar la raíz del género, es decir las progresiones y cambios de las que se puede ser capaz, unidas con elementos novedosos en su estructura y ritmo, es lo que en este disco se percibe. Hay temas honestamente buenos, que pueden tender hacia zonas menos metaleras, pero interesantes sin dudas. Tongue of God, Meaningless, Silent Gold (poco menos que genial y primera nominada como Canción del Año de ELOMC) y Angels Of Broken Things, así como The Taming Of A Beast, de extraordinaria guitarra

También debo decir que algunos elementos experimentales en los cambios y melodías se me hicieron más difíciles de entender, convirtiendo algunos momentos en muestras demasiado Avant-Garde para mi gusto, con quizás algunas canciones que francamente no entendí, como Full Throttle Tribe y If This Is The End.

Cerrar con los casi diecises minutos de The Passing Light Of Day es una apuesta de la que no se si Gildenlöw salió tan bien parado. Es un tema difícil, de algunos momentos interesantes en su último tercio, pero complicado y con mucho laboratorio sonoro en sus comienzos. Puede ser que el tiempo lo ayude a decantar mejor.

Aún cuando releyendo este comentario creo que puedo estar sonando duro, no es esa la intención. "In The Passing Light Of Day" es un muy buen trabajo, ni por un momento se permite ordinarieces ni mucho menos lugares comunes, al contrario, esta claramente reservado para conocedores y entusiastas, sin embargo eso mismo hará que sus mejores elementos sean complicados de apreciar, aunque hay algunos temas -los menos- que no me parecieron tan brillantes como aquellos donde la genialidad de Pain Of Salvation estalla. Con "ITPLOD" creo que se puede dar por oficialmente inaugurada oficialmente la temporada de cacería mayor en el Metal, diría que unas semanas antes de lo usual.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

jueves, 12 de enero de 2017

Xandria - "Theater Of Dimensions" (Symphonic / Power / Gothic)

Napalm Records tuvo la amabilidad de enviarme el nuevo trabajo de Xandria, próximo a ser publicado. Nuevamente esta banda de Symphonic Power se toma su tiempo para presentar un disco que, como han realizado en sus últimos dos, es de calidad, con todos los elementos que el género requiere aunque abusando un poco de ellos, siempre con su toque particular de Gothic, el cual creo el elemento más característico de estos alemanes.
 

Además de Nightwish, son ellos mi otro gran referente en el Female Fronted de este estilo. Esto no lo he escondido y en mi comentario de su "Neverworld's End" (2012) deje constancia de ello, también "Sacrificium" (2014) me mereció una buena calificación y ahora en "Theater Of Dimensions" creo que alcanzan nuevamente a dar muestras inequívocas de calidad, dando continuidad a los toques de agresión esporádicos que tanto me agradaron de su anterior trabajo, pero a la vez excediéndose en la duración y sonando en algunos momentos demasiado parecidos a sus álter-egos finlandeses... lo siento, pero me debo a mi mismo la honestidad en el comentario (Forsaken Love tiene el riesgo de ser confundida con Bless The Child).

Fuera de que setenta y cuatro minutos y trece canciones son demasiadas para casi cualquier cosa en el Metal, pero especialmente si el género tiene esta perspectiva melódica, me encuentro ante uno de los discos en el que mejor me he dejado llevar por el ritmo que lo domina. Incesante, intenso y emocionante, muy bien mezclado con momentos apacibles, de esa perspectiva gótica con la que tan bien se visten en algunos momentos, lo que me condujo a sentirlo cercano y divertido. Por supuesto que la orquestación de la banda (creo que el término usual de 'instrumentación' les queda pequeño) es de otro nivel: Guitarras, teclados, violines, instrumentos de viento, sonidos Folk, campanas, voces y coros son -como siempre- grandiosos.

El songwriting es bastante bueno, hay canciones francamente superiores, aunque la longitud del trabajo les hace caer en la trampa del relleno. Aún y cuando si no hubieran incorporado su megatema de cerrar, la canción de sensaciones mixtas A Theater Of Dimensions (¿Su homenaje a The Greatest Show On Earth y Storytime??), un disco de una hora entera tiene difícil la misión de presentar trece canciones del mismo nivel. Ocho de ellas habrían sido suficientes para hacerle el trabajo a los amantes no sólo de la banda, sino del género.

Los temas que destacan diría que son Death To The Holy, inusualmente Power, Call Of Destiny muy intensa -a lo Epica-, We Are Murderers (We All) genial y fuera de la zona de confort de la banda, además de letra intensa, de lo mejor. También Dark Night Of The Soul, buena balada. Ship Of Doom excelente, quizás la mejor del disco. Céilí, vuelta a las raices Folk y Song For Sorrow And Woe, cambiante como un torbellino. Burn Me también está bien, emocionante.

No es tampoco este disco un rejuvenecimiento del Symphonic ni de Xandria, más bien puede notarse cierto agotamiento del tema (o repetición excesiva) que se percibe espolvoreado más o menos uniformemente, o puedo ser yo que cambiaría las genialidades de "N'sWE" por algo mas de novedad. En todo caso la banda sigue sonando espectacular, el disco entrega momentos de primera clase y la producción es abiertamente superior, lástima sus detalles menores.

7.5/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon
 

lunes, 9 de enero de 2017

Dumal - "The Lesser God" (Black)

El Black primera o segunda ola tiende a pecar de sencillo, en la búsqueda de ese sonido primigenio que lo convirtió en objeto de culto, las nuevas bandas se dejan llevar por una cierta manera de presentar el mensaje que no siempre termina pareciéndome adecuado. No porque se sea tradicionalista del género hay que sonar a garaje, eso es para aquellos iniciadores que no tenían acceso a las facilidades tecnológicas de hoy, que con poco más que un teléfono inteligente y un micrófono pueden grabar con alta calidad (podrá ser reduccionista el comentario, pero ustedes entienden).
 

Un poco también por eso es que me ha atraído Dumal, un power trio norteamericano que debuta con "The Lesser God" y que ha mostrado esmero en este disco, no sólo con una buena instrumentación y algunos destellos en el songwriting, sino también en su atmósfera y quizás por encima de todo, en la perspectiva de buen sonido. Diría que esto deriva entre otras cosas de la afortunada decisión de incorporar a Joe Smiley como su ingeniero de sonido, quien viene haciéndose un nombre con otras bandas, mayormente del sector.

"The Lesser God" es un disco de Black 'de andar por casa', no causa un impacto sísmico en los cimientos del género, muy por el contrario está claramente imbuido en el espíritu de las bandas noruegas que definieron el estilo, tipo Immortal, Satyricon o Gorgoroth, aunque con algún toque melódico adicional. Sin embargo tiene un dejo de sonido que sugiere volver a él y dejarse envolver con su fuerte sentido atmosférico y la calidad vocal de Adam Siatkowski, quien muestra intensidad, parecido pero menos potente que la de Abbath.

Buenos riffs, interesantes y definidos, cambiantes y enfocados también se muestran en el trabajo de Dumal y aunque no he conseguido las letras, por lo que oí (y logré entender) no sorprende la perspectiva extrema del mensaje. Algún día hablaremos de esta forma de hacer letras... en el fondo es como en el Power de Blind Guardian o RoF... nadie realmente cree en espadas verde esmeralda o que la esperanza del mundo esté bajo la montaña de hierro, pero a todos les divierte, tampoco a la gran mayoría de metaleros negros les interesa iniciar una religión satánica, es todo por la chocancia y rebeldía (claro que hay sus excepciones radicales).

Dumal es una buena banda de Black, que no propone casi nada de novedad, más sin embargo si una excelente puesta en escena. Su mayor aporte está en el instrumental The Wind Demon y los tradicionales Fane Of The Clandestine, The Path To The Fortress Is Lined With Statues y Abrahamic Contagion que están realmente bien hechas, con calidad, rapidez y emoción. Mucho sentimiento duro, matizado con interesantes y oscuro cambios y alta agresión en el desarrollo. Como casi todos los discos de Black de perspectiva noventosa, a veces, especialmente en el inicio del disco, hay cierta dificultad para distinguir qué canción es cual, pues el estilo es rígido en su estética, pero "The Lesser God" se presta para un buen rato, además de que su trabajo de estudio está bien realizado.

7.5/10
 

jueves, 5 de enero de 2017

The Company Corvette - "Never Enough" (Stoner)

Estamos en las semanas en las que hay que escoger qué se oye por la portada del disco. Normalmente los grandes nombres se inclinan a presentar sus nuevos trabajos hacia marzo, pero eso no es malo, la situación brinda entonces la oportunidad de descubrir nuevas bandas o recordar agrupaciones menos presentes, aunque -claro- la cantidad de sonidos muy mediocres pululan. Algunas excepciones existen, como por ejemplo The Company Corvette y su trabajo "Never Enough", el tercer disco de estos americanos, de indudable inclinación Stoner, que tiene elementos que valen la pena revisar, en el marco de algunas otras y evidentes carencias.
 

Realmente el elemento de calidad a destacar está en la guitarra de Alexei Korolev, quien tiene mucha personalidad en su enfoque y una técnica refinada que me recordó en diversos momentos a algunas cosas realizadas por Lenny Kravitz. Su ejecución tiene fuerte trasfondo Blues, pero con su toque duro, metalero. La verdad es lo más destacado del trabajo y brinda verdaderos momentos interesantes.

Por otro lado está un songwriting sólo aceptable, que cuando permiten que fluya, especialmente en temas de la segunda mitad del disco, como Pigeon y Burn Out, se percibe una interesante cantidad de sentimiento, bastante mejor que los primeros dos o tres temas, en los cuales se notan forzados, poco sueltos. Si tuviera que especular diría que esas primeras canciones son un intento por crear impacto, pero se quedan cortos, mejorando mucho cuando son simplemente ellos mismos.

The Company Corvette está ubicada en una segunda o tercera línea del Stoner / Doom, por debajo de gente de la que se les percibe haber tomado alguna inspiración como The Sword o Acid King, aún así me parece que hicieron un esfuerzo con "Never Enough". Si no mal recuerdo su trabajo debut en 2009, homónimo, fue aceptable, pero en su segundo disco "End Of The Summers" (2011) decayeron y con esta muestra dan algunas señales de vida, con una visión interesante al mezclar Heavy y Blues en un crisol metalero.

Lo no tan bueno es que, aunque "Never Enough" tiene momentos y su songwrtiting es audible, es pobre en otros elementos, como la batería monótona, la poco potente y casi inaudible voz de Ross Pritchett y la producción, la cual es francamente deficiente, con un sonido crudo, poco claro, casi descuidado diría. Reitero, resaltan los solos de guitarra, pero no se si a lo demás se le ha podido sacar más provecho.

En tanto llegan los grandes títulos que estamos esperando para este año, me parece oportuno ir comentando este tipo de intentos, que como "Never Enough" ofrece perspectivas diferentes, no siempre tan bien logradas, pero que ayudan a comparar con mejores muestras.

5.5/10

martes, 3 de enero de 2017

Mechina - "As Embers Turn to Dust" (Space / Cyber)

Con la llegada de un nuevo año hay seguridad de algunas cosas... todas las que usted sabe (promesas a incumplir, resacas, etc.) y un nuevo disco de Mechina. Dueños y señores del Space / Cyber Metal y del dos de enero. Parece mentira que hoy por hoy con eso se puede pasar a la posteridad sin realmente llegar hacer nunca un disco paradigmático. Pero como la tradición es la tradición y se debe  respetar, comentaremos... aunque "Progenitor" (2016), "Acheron" (2015), "Xenon" (2013) e incluso "Empyrean" (2014) no sean grandes piezas, podría decirse que en su conjunto están creando un legado.


La nueva entrega, "As Embers Turn to Dust", no está mal, las canciones que incorporan la agresión vocal de Dave Hoch son lo más destacado, incluyendo a Creation Level Event, con una perspectiva épica, así como Unearthing The Daedalian Ancient, de buen songwriting, pero los temas que discurren por el camino mayor o totalmente instrumental me confirman uno de los mayores defectos de Mechina y es su inocultable tendencia al auto-plagio, a sonar exactamente como siempre. Creo que a menos que se sea un experto consumado en la discografía de la banda y por el contrario, se pertenezca al mundo de los mortales que de vez en cuando les damos un repaso, es poco menos que imposible distinguir de que disco salen la mayoría de sus temas y si realmente son el mismo que la distancia entre año y año lo hacen re-editable.

No tengo nada en contra de Mechina y el que diga lo contrario se equivoca. Este es el cuarto disco que les comento y reitero, tiene su atractivo y el nicho metalero que desarrollan los tiene a su vez ellos como referencia obligada, pero se están repitiendo ad nauseam. Claro que sus elementos, junto con el Symphonic con tendencia gradielocuente de banda sonora conquistan el objetivo que persiguen y que un concierto de ellos debe ser de lo más interesante, sin embargo -con las excepciones de las dos o tres canciones que justifican cada disco- Mechina tiende peligrosamente a dejar de sorprender.

Si tratara de buscar la diferencia entre "As Embers Turn to Dust" y sus anteriores trabajos, diría que busca favorecer más la voz femenina de Mel Rose, especialmente con el tema The Synesthesia Signal. Esta chica, quien a diferencia del insulto en descampado que hace Elize Ryd en Amaranthe, transmite más emoción y sensación de sonido enigmático -como etéreo- con uso del auto-tune, el cual por el estilo tiene algún un sentido... aunque claro que sigo odiando la muleta musical. En el fondo sigue siendo un punto bajo en este disco y en cualquiera.

"As Embers Turn to Dust" no es un gran trabajo, no creo que en mi gusto ningún disco de Mechina llegue a serlo, pero como todos, es audible, interesante y se presta para ir haciendo cuerpito a las cosas que el año traerá. Es mejor en sus primeras tres canciones que en el resto, lo demás está ya oído y no ofrece novedad o verdadero crecimiento..

La jodedera con la fecha de publicación llega al punto de que me los imagino en el garaje de Santa (¿Satan?) dando toque final a la mezcla para salir y cerrar todos a la misma hora. 


lunes, 2 de enero de 2017

Vanha - "Within The Mist Of Sorrow" (Deathened Doom)

Comienzo 2017 con un comentario sobre un estilo poco explorado por esta página, aunque de cuando en cuando me permito disfrutar, el Doom. En este caso aliñado con elementos de una de sus perspectivas más extremas, el Funeral, con tan fuerte influencia Death que creo que podría ubicarse en la clasificación Deathened Doom. Es el intenso trabajo debut del dúo sueco que conforma Vanha llamado "Within The Mist Of Sorrow".


Este trabajo es interesantemente melódico, muy bien instrumentado y de bastante atmósfera, sombría e intensa, lo suficiente para impactar el alma de los necesitados de desconsuelo (no lo nieguen ...que es como si los estuviera viendo). Sus primeras dos canciones, especialmente la segunda Into The Cold Light, son de altos quilates metaleros. El resto del disco cuenta de una banda que creo que tendrá algunas cosas que decir en los años por venir y en los que a la vez se hablará de ella.

Siempre he considerado el Doom como uno de los más difíciles géneros del Metal y eso que no es necesariamente mi preferido (tampoco estoy diciendo que me disgusta, sólo que no está en el tope). Y es que emocionar a ese ritmo no es nada fácil, entendiendo emoción en este caso a la transmisión de sensaciones: tristeza, depresión, lamento... eso que a su vez es tan fácil de convertir en una caricatura creo que Vanha se las arregla para consolidar en un disco de abrir fuegos que, a pesar de ser el primero del año, será recordado hacia el final.

No todo el trabajo es necesariamente genial, la voz limpia de Janne Johansson (multi-instrumentista) no es de mi total agrado, a veces un poco aguda para el género (no tiende a sectores 'emos', pero no me satisfizo totalmente). Sin embargo el songwriting es de calidad, recordándome quizás algunos de los mejores momentos de Katatonia (mejores dije) y por supuesto ese toque Mist Of Sorrow que ya otros han comentado. Pero nada de copias aquí, "Within The Mist Of Sorrow" se gana sus galones por sí sólo, sin plagio.

La guitarra es la mejor arma de la banda y los teclados le brindan un nivel de melodía y sensación atmosférica bien logrados, algo gótica y a la vez épica podría ser. La duración de las canciones se encuentra justo en el tiempo para capturar la atención sin agotar y la batería cumple muy bien su trabajo, marcando el tiempo pesado y atronador del Doom. El piano también lleva a cabo su misión de sonidos claroscuros e interesantes y el bajo, en canciones como Dark Heart, llega a niveles de audición perruna.

Me sorprendo un poco a mi mismo encontrándome oyendo este trabajo, con algo de relleno hacia al final -es cierto- pero con características que sugiero explorar, especialmente la emocional, la cual a los inconsolables amantes de la emoción fría y oscura del Doom, les permitirá hallar solaz.

8/10

Si deseas comprarlo, hazlo en Amazon