Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

sábado, 27 de febrero de 2016

Sinbreed - "Master Creator" (Power)

¿Por que razón mi sanforizado corazón guarda un lugar especial para el Power Metal cuando claramente el Death o el Black, en sus diferentes vertientes, acostumbran a girar más en mi rotación? ...es un misterio. La verdad me sorprendo -gratamente- cuando me encuentro repitiendo cinco o seis veces seguidas discos como este que tienen incluso visos de Flower, también llamado Happy Metal. "Master Creator" de los alemanes de Sinbreed es un placer culpable del que no voy a arrepentirme.
 

Después de la primera canción, que a pesar de estar bien instrumentada, no me terminó de convencer, "Master Creator" comienza un viaje musical en el que crece, mezclando un Power puro, a veces más Iron Maiden que menos Helloween, sobre todo hacia el centro del disco, para correrse a un sector mucho más melódico en sus últimos temas. Me parece que la mezcla de sonidos y de emociones queda bastante bien, especialmente la ejecución de ese elemento heroico del Metal. El disco tiene fuerza, color y sensación.

En lo instrumental, el uso de algunos sonidos electrónicos en la batería y sintetizador me parecen menos adecuados, pero a partir de ahí son divertidos tanto el imponente bajo, que le da un excelente trasfondo a la potente voz de Herbie Langhans, como al centro estético de Sinbreed con la gran guitarra de Flo Laurin, siempre directora, siempre emotiva, veloz y con clase, en el mejor estilo de Judas Priest. Todo esto se amalgama en una aceptable masterización, aunque siento que a la voz y coros le suben y bajan el volumen de forma algo compulsiva. Mi oído ahí puede estar equivocado, comprueben ustedes a ver si les parece igual.

El disco realmente nace a partir de Moonlight Night, excelente tema que mezcla el ritmo medio, rápido y una gran sonoridad. A partir de ahí es una montaña rusa de emociones. Master Creator, como habría que suponerse es el tema central del trabajo, de velocidad vertiginosa y agresividad NWOBHM, gran coro por cierto. The Riddle también me pareció la mas Maiden, muy buena de verdad, hasta con algunos toques Prog interesantes. así como The Voice, rompecuellos y de obligatoria ejecución en vivo.

Los elementos Power de esta banda y este disco en particular se muestran como una mezcla de sonidos tomados del Euro-Power, ese que viene de más al norte, pero con más agresividad, aunque uno podría pasar horas encontrándole similitudes con Avantasia, Grave Digger y toda esa fauna de nombres que pululan la zona de sonidos más amables del Metal; ciertamente la banda tiene su propia perspectiva. Mientras quieren sonar intensos lo hacen bien y cuando quieren hacerlo más sensibles quizás todavía mejor. Temas como At The Gate y On The Run con sus elementos Flower/Happy están muy logradas, a lo himno heroico. Porque me parece justo, On The Run queda nominada a Canción del Año.

"Master Creator" es un buen disco, en un año en el que el género parece estar mostrando también buena forma. Muy buen songwriting, sin duda el elemento más importante de un trabajo.

8/10

miércoles, 24 de febrero de 2016

Myrath - "Legacy" (Progressive Folk)

Generalmente desconocido y por algunos ignorantes, incluso despreciado, el Metal de diverso pelaje con elementos Folk del Medio Oriente, tiene excelentes representantes. Por supuesto que como en cualquier parte del mundo hay bandas buenas y otras que no lo son tanto. Orphaned Land, Divine Disorder, Raven Woods o Subterranean Masquerade son excelentes ejemplos de gente que incorpora sus raíces árabes y lo hacen genialmente. A estos nombres siempre hay que sumarles el de los tunecinos de Myrath, en clave Prog.
 
 

Su más nuevo trabajo "Legacy" es un disco que no voy a decir que ha tomado el mundo por sorpresa, ya que sus tres muestras previas se han llevado excelentes comentarios, especialmente "Tales Of The Sands" (2011), pero en esta oportunidad parecen haber dado un paso más hacia la cúspide musical, logrando acercarse mucho a la alquimia soñada en el Metal, la de pasar de un disco bueno a uno emocionante.

El Progresivo que muestra Myrath es de un tipo menos intrincado del que podría conseguirse en bandas renombradas, sin embargo está bien realizado, con una instrumentación de calidad, una guitarra de clase, violines hermosos, batería compleja, voces limpias y unos geniales teclados. Pero donde claramente destaca "Legacy" es en su transmisión de sentimientos. El trabajo exuda intensidad y emoción, compromiso cultural entre la lírica y la música. Sugiero buscar en sus sitios de costumbre las letras de los temas, algunas de las cuales son particularmente hermosas.

El estilo musical de la banda es igualmente equilibrado, no se dedica a restregarle en la cara al oidor el fondo étnico de su música, sino que por el contrario lo amalgama y funde de forma natural, de manera tal que no se siente forzado. "Legacy" también es un disco de Progresivo con una inspiración que tiende hacia sectores menos agresivos del estilo, uniendo con excelente gusto la perspectiva oriental. En lo que corresponde al trabajo técnico el mismo está bien grabado aunque sufre de la plaga del 'loudness war' por su rango dinámico -por años estándar- de apenas 6dB, en acetato debe sonar mucho mejor.

Temas como Duat, Believer -la mejor del disco- Through Your Eyes, The Unburnt, Storm Of Lies y Other Side son de excelente factura, aunque en mi gusto particular me hubiera gustado este mismo sonido con un Progresivo más complejo. Para algunos la perspectiva más Rock y menos metalera del trabajo podría hacerle perder algún entero por cierta baja en la rudeza, pero creo que en su conjunto el disco tiene mucho que mostrarle a todos, desde los metaleros puros hasta a los más orientados al AOR.

8/10 sólido trabajo.
 

sábado, 20 de febrero de 2016

Obscura - "Akroasis" (Progressive Technical Death)

Mi hambre de Technical Death está viva, Fleshgod Apocalypse no logró calmarla a pesar de que lucía suculento antes de su llegada. Desde el último y genial disco de Alkaloid a comienzos de 2015, ha habido una interesante búsqueda que todavía no ha logrado ser satisfecha, sin embargo uno de los nombres propios más importantes del género, como es Obscura, hace méritos para recuperar cierto espacio perdido luego de cinco años sin nuevo material nuevo. "Akroasis" es un trabajo que obliga a voltear la cabeza.


Lo primero que hay que agradecerle a "Akroasis" es como rinde el debido homenaje a la genialidad instrumental del Technical Death. El disco puede gustar más o menos, pero jamás podrá desdecirse de la inconmensurable capacidad de Steffen Kummerer y nuevos socios de mostrar las cotas de dificultad más elevadas del Metal. Lo de 'nuevos' es por la conformación que ha presentado para este disco, con guitarrista y baterista recién llegados, luego de las usuales salidas de miembros que la banda experimenta regularmente.

El disco tiene nueve temas (creo que hay otra versión de ocho), entre los que destacan, Ode To The Sun, la excelente suite Weltseele y Akroasis, siendo esta última -a mi entender- la mejor del disco. Luego el resto de los temas son de buena factura, sin llegar a ser geniales. En cualquier caso se conseguirá lo esperable pero pocas veces logrado: música agria e intensa, rápidos blastbeats y frontal dureza general, incluso a pesar de la incorporación de instrumentos clásicos como viola, violín y chelo. Los riffs son complejos y el disco requiere cierta paciencia. Como es de esperarse con Obscura, no es un trabajo fácil, pero les aseguro que crece con el tiempo. La temática se mantiene en lo oído hasta ahora, como es la filosofía y el espacio, siendo el término Akròasis (ακρόασις) una palabra que podría traducirse como un canto de armonía con carácter universal.

Es difícil compara a este Obscura con el de hace cinco años, diría que con "Akroasis" se ha inclinado más todavía hacia el Progresivo, con estructuras realmente inteligentes y complejas que pueden no apelar al gusto de la gran mayoría, pues como dije, el trabajo tiene más dificultad y menos melodía de lo que se espera de un 'disco para las masas'. En lo particular me siento agradado con el resultado final, aunque no puedo decir que -hasta este momento... eso puede cambiar- sienta que es un disco transformador.

Por supuesto que es el mejor disco de Tech Death en lo que va de 2016 y estoy seguro que para muchos "Akroasis" terminará en un puesto alto a final del año. Yo creo que se merece bastante más de una escucha para terminar de apreciar su complejidad, en la que convergen músicos académicos y temas intrincados, dirigidos a lo más selecto del público -llamemos- 'culto' del Metal. Para mi casi todos los elementos están presentes, a pesar de que el songwriting -el elemento más subjetivo en el análisis de un disco- no fue todo impactante que me hubiera gustado.

Debo ser franco y confesar que este ha sido uno de los discos más difíciles de comentar en mucho tiempo. Le percibo una genialidad inusual, pero el elemento animal, la transmisión de sensaciones no me parece tan impactante. Es bien posible que deba revisar este comentario en algunos meses.

7.5/10
 

miércoles, 17 de febrero de 2016

Serenity - "Codex Atlanticus" (Symphonic Power)

Este es el quinto álbum de los austríacos, el tercero que comento aquí de Serenity que es una banda que, como decimos por estos lares, no moja pero empapa. Tiene cierta dificultad de fijarse en la memoria, a pesar de ser una de esas agrupaciones que siempre lo hace bien o muy bien. Especialmente su último "War Of Ages" (2013), portada y uno de los mejores del Power de ese año, a despecho de las obvias similitudes con Sonata Arctica que hizo Sunrise.
 

"Codex Atlanticus" ha estado dando vueltas en mi rotación las últimas semanas y me ha parecido que, sin ser un disco 'profundo'... como difícilmente -aunque no de forma imposible- puede ser el estilo, cala con el tiempo. Podría quizás decir que es el trabajo que más ha crecido en mí en este 2016, siempre le consigo un algo adicional, un giro interesante en la ejecución, un arreglo nuevo que no percibí en las primeras oídas. Es tan difícil eso hoy por hoy, me refiero a haber puesto tanta calidad en la entrega. Creo que Serenity nuevamente se gana un espacio en el saturado espectro del Symphonic Power y crea, tras tres años, otra entrega de calidad.

El disco es mucho menos Progresivo de lo que les había escuchado, incluso algo menos Sinfónico, es clara y más frontalmente Power. Me gusta esa perspectiva de ir más rápido a la sustancia... diría que "Codex Atlanticux" ha mordido bien y no va a soltar. El cantante de la banda, Georg Neuhauser, mantiene su estilo vocal que lo asemeja mucho (muchísimo -por momentos- al de Tony Kakko), pero la musicalización del disco es la que realmente se lleva, para mi, los honores, aquí hay de todo: una calidad de clase mundial, transmisión de sentimientos muy bien ejecutada, instrumentación que no tiene nada que admirarle a los mejores.

El disco conjuga para mi lo mejor de algunas de las bandas más reconocidas del Power, como la nombrada Sonata Arctica en la perspectiva vocal, los coros de gente como Orphaned Land y la épica de Meat Loaf, pero especialmente gustosos me parecieron los elementos musicales tomados de los primeros discos Whitin Temptation, cuando con su perspectiva grandiosa capturaron la atención. No diría haber conseguido ninguna canción realmente floja, quizás Fate Of Light, un poco menos enfocada y The Perfect Woman, demasiado balada Hair Metal para mi gusto, pero casi todas tienen gran musicalidad, energía y emoción. Especialmente buena me pareció Iniquity a la que voy a nominar como contendiente a Canción del Año por lo emocionante que me pareció. Igualmente Follow Me, Sprouts Of Terror y Caught In A Myth y Spirit In The Flesh merecen plena atención.

Los elementos clásicos están ajustados, los temas lentos lentos como en My Final Chapter o Caught In A Myth, son de buen gusto. Incluso el orden de las canciones es el ideal, no hay agotamiento por exceso de emoción, sino saben conjugar su puesta en escena. El disco suena bien masterizado, habría podido ser mejor pero su Rango Dinámico de apenas 6dB no se lo permite... si tuviera un tocadiscos este sería uno de esos nuevos acetatos que compraría. Este es un gran trabajo... para el que me ha seguido durante estos cinco años sabe que me he puesto 'más intransigente' con la nota de un tiempo para acá, pero a "Codex Atlanticus" de Serenity no temo a calificarlo muy alto, porque se lo merece.

8.5/10
 

sábado, 13 de febrero de 2016

Omnium Gatherum - "Grey Heavens" (Melodic Death)

Como decía Cantinflas, ¿por qué voy a decir que no si luego es que si? Para nadie que medio haya estado por aquí es un secreto mi predilección por el Melodic Death y tampoco para nadie es sorpresa que Omnium Gatherum está, junto con Kalmah, At The Gates, Insomnium y Be'lakor (quien creo que tiene su nuevo disco en el horno), dentro de mis bandas predilectas. A cualquiera que quiera iniciarse en el Metal extremo, o redescubrir una de las más interesantes formas de hacer Metal, no dudo en recomendar la discografía de los nombrados.
 

A tres años de su anterior trabajo, "Beyond" (2013), por demás Disco del Año 2013 de este blog y a cinco de uno de los discos más interesantes del Melodeath como fue "New World Shadows" (2011), el cual en ese año quedó sólo detrás de uno de los cien mejores discos de todos los tiempos (a mi humilde entender) como es "Redemption At The Puritan's Hand" de Primordial, la invasión finlandesa vuelve a la carga con "Grey Heavens".

Es obvio que las expectativas que causa esta nueva entrega son altas y el comentario tiene que ser tamizado por el paso de algunos días para evitar, en lo posible, los excesos propios de la contaminación que tengo con la banda . Como he dicho en oportunidades anteriores, la objetividad es una quimera, sin embargo trataré de ser lo más aséptico posible.

En primer lugar, la garantía: la banda mantiene su formación de "Beyond", cuando se incorporó un nuevo bajista, lo que asegura una homogeneidad en el sonido y esa característica forma de sonar, liderada por la voz Jukka Pelkonen tanto en su perspectiva growl como de sonidos limpios, la omnipresente y delicada guitarra de Marcus Vanhala y los atmosféricos sintetizadores de Aapo Koivisto. Nadie que haya oído antes a OG y se encuentre esperando oír a sus héroes echará de menos la marca de fábrica de la casa: sonidos pulidos, agresivos, atmosféricos y melódicos, todo en un sólo paquete.

En lo que a la sustancia se refiere, "Grey Heavens" es un disco que rememora lo mejor de la banda, pero no alcanza las cotas superiores logradas en el pasado. Tiene suficientes canciones con las que atraer la mirada y devolver la fe en la continuidad de este género, pero no es genial debido -posiblemente- a un exceso del componente melódico, expresado fundamentalmente a través de los teclados, que le quitan un poco de ese sentido de animal herido que habían mostrado hasta ahora. Sigue siendo un gran disco, con temas grandes, como la instrumental These Grey Heavens, The Pit, Skyline, Majesty And Silence, Ophidian Sunrise y Storm Front, pero hay algo de domesticación en la bestia.

La voz de Jukka está bien ubicada pero no tiene la misma acritud gruesa mostrada en discos previos, la guitarra sigue siendo la guía y luz de la banda y el songwriting se muestra interesante, pero menos complejo y transportador, abusando un poco de la melodía incorporada. Hemos de recordar que OG habían logrado una amalgama entre la aridez del growl Death y los elementos melódicos de los coros y atmosféricos del sintetizador, que ha sido difícil volver a ver. Quizás Kalmah en su "Seven Swamphony" de 2013 sea de lo que más se acerque en tiempos recientes.

Considero "Grey Heavens" un disco de transición para Omnium Gatherum, una excelente muestra de sus capacidades y la evidencia palpable de que se puede ser grande, incluso a pesar de cierto abuso en la perspectiva melódica y menos genialidad en la composición.

8/10
 

viernes, 12 de febrero de 2016

Cinco años de El Lado Oscuro - Metal Crítica

Hoy hace exactamente cinco años comencé este espacio para comentar los discos que me atraen de la música más emocionante y poderosa que existe, el Metal. 


Me siento orgulloso por lo realizado hasta ahora, a pesar de mis limitaciones propias, especialmente de tiempo, pero he cumplido con el deseo de tener un espacio para hablar de mi experiencia frente a cada trabajo musical. Además, sin tener ningún tipo de formación académica ni credenciales mas allá de los galones que los años de escucha de sonidos extremos me puedan dar, me ha llenado mucho en el plano personal la respuesta que recibo de la gente, tanto por aquí como por Facebook y email.

Ciertamente el sitio ha crecido, al comienzo las críticas eran muy cortas y nada buenas... no son buenas ahora, pero son más largas :) y algo he sembrado: Hasta el momento en que Blogger cerró el dominio original el año pasado, recibía unas treinta y cinco mil visitas mensuales, ahora -poco a poco-, voy alcanzando las quince o dieciséis mil. Aunque el sentido de ELOMC no sea contabilizar gente, es agradable saber que no estamos solos.

El motivo original fue sólo comentar música, pero ELOMC se ha ido transformando con el tiempo en una satisfacción mayor cuando he reconocido que hay a quien le interesa lo que yo pueda opinar, sea de forma positiva o para atacar una crítica. Finalmente los comentarios de la gente me enseñan mucho, más de lo que pueden imaginarse.

Últimamente he estado algo limitado de tiempo por el proyecto laboral que desarrollo en mi vida diaria, pero no pienso por eso dejar de escribir aquí, aunque haya algún mes que otro que baje la producción. Ojalá tenga la oportunidad de mantenerme, al menos, un lustro más.

En todo caso, gracias, sigan ahí, entre todos creo que nos hacemos mejores personas y mejores metaleros.

Alfonso

\m/

jueves, 11 de febrero de 2016

Rotting Christ - "Rituals" (Melodic Black)

¡Naaah! Debería haber una ley que prohíba a las bandas sacar discos por no dejar. Es casi una injusticia que después de su excelente "Κατά τον Δαίμονον Εαυτού" (2013) venga ahora Rotting Christ a mostrar un disco que si bien se encuentra ubicado en la zona pasable, no es esa que muestra la carga de originalidad y brutalidad que han sabido enseñar, enfocándose en exceso en la perspectiva demoníaca teatral, pero sin demasiada sustancia musical. Sólo sonidos aceptables conforman "Rituals"


¿Como me explico? Este es un disco cuya casi única perspectiva es esa necroreligiosa visión del Black, mucho adorar al ángel caído, muchos cánticos oscuros y marchas de ritmo Doom y poco Metal, del que rompe y destruye, de ese que venían haciendo hasta su disco anterior en el que la melodía y la aridez se unían en una amalgama genial, como sólo estos griegos saben y les granjean seguidores en todo el mundo. Ahora "Rituals" sólo contiene algunos de aquellos ejemplos.

Efectivamente el paso del tiempo ha producido en mi gusto un fenómeno que no se si es similar al de mis contemporáneos: a más oigo Metal más tiendo hacia el sector extremo. Por eso puede ser que este nuevo trabajo de los griegos legendarios (recordemos que tienen en esto desde finales de los 80s) me deja un sabor de boca amargo. Los estaba esperando con ansias, ya que creo que en toda su discografía no hay un sólo disco que pueda tildarse de 'flojo' y ahora, aunque "Rituals" no llega a ser tampoco un desastre, no esta a la altura de lo que RC ha sabido traernos.

Algunos temas sobresalen, quizás los que más me atrajeron son Elthe Kyrie, Tou Thanatou y The Four Horsemen (la mejor del disco), pero en términos generales a "Rituals" le falta songwriting. Aquellos blastbeats, aquellos teclados ominosos y su guitarra telúrica se escuchan menos aquí, se pierde la dirección. Reitero que me parece que se enfocaron en exceso en el elemento lírico y de espectáculo, dejando de lado el fundamental componente musical. Muchas campanas, rezos, espadas, cantos negros e invocaciones tuvieron en mi un efecto contrario al perseguido, en vez de sonar aterrorizantes, a veces me parecieron de poco impacto, cuando no -en el peor de los casos- cómicos, como en Apage Satana.

Lo voy a poner asi: Rotting Christ había realizado hasta ahora discos serios de Metal extremo, pero con este trabajo el componente satánico y crudo se excedió, resultando en una grabación con momentos caricaturescos, menos impactantes. Adicionando esto a ciertas horas bajas en los elementos musicales (riffs escasos, hooks poco potentes e inusual pobreza vocal de Sakis Tolis ), el resultado se me antoja mediocre, aceptable como máximo.

Daré por aprobado con la nota mínima el trabajo, en la espera que este disco sólo sea un traspiés y la banda vuelva a su sendero de impacto y emoción del que han dejado evidencia en no menos de diez discos anteriores.

5.5/10
 

sábado, 6 de febrero de 2016

Sunrise - "Absolut Clarity" (Power)

La copia es el mayor halago -he oído decir- y me parece que eso tiene algo de cierto. Claro que cuando el mimetismo es exagerado, el producto final adolece de frescura y se notan más los detalles. Por el contrario, cuando como en este caso, Sunrise muestra con descaro los elementos tomados de bandas exitosas del Euro Power, especialmente de Sonata Arctica, pero tiene como agregar buen songwriting, el producto es sorprendentemente interesante... le falta originalidad si, pero lo compensa su superior ejecución. Tienen escuela, dirían en el ambiente de las artes plásticas.
 

"Absolute Clarity" es el disco que Sonata ya no va a volver a hacer. Esta afirmación, al contrario de ser despectiva para ambas bandas, debería poner a salivar a los amantes de la melodía, la emoción, la velocidad y los riffs fáciles de digerir. La voz de Konstantin Naumenko y los coros que lo acompañan muestran una clara influencia de los finlandeses. La guitarra y los teclados suena claros, melodiosos y rápidos, con ese sonido característico que el buen Power debe contener, con riffs de mínima agresión, en la perspectiva de gente como Stratovarious. Todo esto comprimido en canciones de unos cuatro minutos del mejor estándar del género, evitando zonas lentas y esmerándose en agradar al oído.

El disco está claramente ubicado en el estilo que se manejaba hace quince años y sin embargo estos ucranianos se las han arreglado para que el conjunto suene fresco, bien realizado. Siento que esa puede ser la principal virtud de "Absolute Clarity", se nota esmero en su puesta en escena, una grabación pulcra, arreglos instrumentales de buena factura, calidad en la entrega y suficiente dosis de emoción y sentimiento, transmitida con éxito. La verdad es que es un disco que puede mostrarle a quien quiera iniciarse en el Metal de lo que esta música se trata, especialmente siendo, como entiendo que es, un proyecto de crowfunding... muy loable eso.

No voy a dejar de confesar que durante varios y largos pasajes de temas como Tower Of Fear, Live In Peace, What You Have Done, Thunder In The Distance y When Here Comes The Night, estos muchachos me sacaron sonrisas y hasta carcajadas por el parecido que tienen con SA y a la vez me sorprendía que no sonara insultante o caricaturesco, al contrario el disco homenajea, desde una perspectiva de respeto, lo mejor de aquellos sonidos. Algunos temas bajan un poco en mi gusto -es cierto- y tampoco es que "Absolut Clarity" va a renovar el ambiente, pero creo que se debería ganar un lugar especial en la rotación de los amantes específicos de estos sonidos. Yo pretendo incluirlo.

Es tan agradable que el Metal, de cuando en vez, entregue una sorpresa como esta, una banda casi novel (este es su segundo  o tercer disco, pero el anterior es un misterio de hace seis o más años), con una perspectiva manida del Power y una clara identificación a las bandas que abrieron y pavimentaron el camino y aun así tengan calidad suficiente para sorprender a los gustosos de un género. Estoy convencido que "Absolute Clarity" va a recibir una buena acogida.

7.5/10

miércoles, 3 de febrero de 2016

Dream Theater - "The Astonishing" (Rock / AOR / Progressive)

Para mi es cierto que existe esa mala maña de que a las grandes bandas, en lo que dan un traspié, se las defenestra como si les hubiera dado lepra. Basta que un gran nombre, especialmente en el ambiente metalero, no alcance las cotas de gloria acostumbrada para que se sugiera con total desparpajo que han muerto al mundo y su legado debe ser quemado en desagravio a los fanáticos engañados. ¡Pues me revelo contra eso! Dream Theater también tiene derecho a tropezar... y "The Astonishing" es la piedra en el camino :))
 

Este megadisco de más de dos horas es risible, con unos pocos temas excelentes y una gran cantidad de relleno, cuando no insulsas o poco inspiradoras canciones de Rock y AOR y con casi nada de Prog Metal. Un trabajo conceptual de poco impacto y tan inspirado en la serie 'Games Of Thrones' y las películas de 'Star Wars' que corre el peligro de plagiarlas.

Me deja perplejo (el término que quería usar es 'me molesta') que en las treinta y cuatro canciones que componen los dos tomos de "The Astonishing" haya unas seis canciones realmente buenas, con las que perfectamente se ha podido hacer un álbum decente, incluso menos duro musicalmente si esa era la intención de la banda y no se aprovechan. La cantidad de relleno, sonidos sobre-elaborados y plásticos y en muchos casos flojos, reducen el ángulo de visión que esas pocas piezas producen. Tampoco es demasiado destacable la perspectiva instrumental del trabajo, en la que el virtuosismo propio y necesario -absolutamente fundamental- que debe llenar cada recoveco de una muestra de Dream Theater es escasa, la mínima indispensable... mucha caja y poco juguete diría un niño decepcionado en Navidad.

"The Astonishing" tiene un elemento insufrible por sobre todos y es esa sensación de que la banda quiere que todo el mundo ame este disco, de excederse en las ganas... no se, quizás por haberse tomado tan seriamente la cosa dejó de convertirse en lo al final debe ser: un placer. También desvió mi atención el uso casi caricaturesco que hace de su voz La Brie cuando personifica a los cinco protagonistas de la historia, me pareció incomodo e innecesario, creo que ya no tiene nada que demostrar y eso fue sobreactuado. Desde luego que otro punto bajo del trabajo es la batería de Mike Mangini, la cual por momentos parece un beat box, desalmada y electrónica, ciertamente nada de lo mostrado hasta ahora. Petrucci se planta bien, cuando lo dejan asomar la cabeza y Myung está ahí, rellenando el disco, con poca oportunidad de mucho más, los teclados también decayeron.

Repito, un disco sólo con las canciones Dystopian Overture, When Your Time Has Come, A Life Left Behind, A New Beginning, Moment Of Betrayal, My Last Farewell y quizás Atonishing por aquello de cerrar... seis o siete 'cancioncitas', eso es todo... habrían hecho un mejor disco, menos Prog seguro, más orientado al Rock, razonablemente dulce, pero aceptable en su conjunto. Lo cierto es que no es esa la orientación de la entrega. Me sobró en el gusto no tanto las otras veintiocho canciones, sino esa perspectiva floja, falsa incluso. Lamento no haber entendido a Dream Theater, la sigo considerando una de las mejores bandas existentes y como dejé implícito al comienzo, no va "The Astonishing" a acabar con esa visión, pero para mí este es el disco menos agraciado de su carrera, muy por debajo del incomprendido "Systematic Chaos" (2007) y ni cerca de "Dream Theater" (2013)  o "A Dramatic Turn Of Events" (2011).

Tengo por lo menos otros trece discos de gran factura de DT y no voy a dejar que este deseo de experimentación en horas bajas de la banda perturbe el nombre, legado y brillante porvenir con el que seguramente nos seguirán regalando en el futuro. Como se titulaba aquella película venezolana de los años setenta, la empresa perdona un momento de locura.

5.5/10

martes, 2 de febrero de 2016

Borknagar - "Winter Thrice" (Progressive Black)

De Borknagar se puede, o hablar de lo fenomenal que es la banda, o de lo fenomenal que son sus discos, pero hacer ambas cosas consumiría demasiado tiempo. Por lo que enfocándome en el objeto de este blog hablaremos fundamentalmente de "Winter Thrice" y baste decir que esta banda continúa siendo en este disco una de las mejores reuniones de mentes maestras del Metal, reteniendo todos los elementos para ser considerada una superbanda.
 

Los casi cuatro años de espera entre "Urd" (2012) (uno de los discos más sólidos del Progressive Black del último lustro) y "Winter Thrice" han sido duros de sobrellevar; realmente este estilo de hacer Metal es difícil de conseguir y más aún de que sea bueno; la excepción podría ubicarla en la genial banda australiana Ne Obliviscaris, Enslaved y la gente de In Vain, los cuales son junto con estos paisanos noruegos, los representantes más importantes de esta perspectiva extrema... humilde opinión, por su puesto.

"Winter Thrice" no es un disco tan impactante como su anterior por cierta inclinación indulgente hacia la melodía y disminución de la agresión del growl en los temas. Aún así muestra un continuo crecimiento de su perspectiva Prog y un sonido muy pulido, sorprendente para tener apenas un Rango Dinámico de 6dB. Una gran grabación, posiblemente por la maestría instrumental de sus miembros. Este es un disco de los que no importa a que volumen se escuche, va a impactar por su calidad.

Dentro de los elementos más destacables se haya el songwriting. Al menos los primeros cuatro temas del disco, especialmente Winter Thrice, Cold Runs The River y Panorama son canciones enormes, interesantes, inteligentes, emocionantes y complejas. Aquello que llaman el 'musicianship' o lo que es lo mismo, el conocimiento musical, las habilidades técnicas y la sensibilidad artística (no sorprende la necesidad de una palabra especial para resumir todo eso) de gente como Øystein Garnes Brun en la guitarra, ICS Vortex en bajo, Baard Kolstad en una pulida y fuerte batería y la voz, tanto limpia como gruñida de Vintersorg, son un regalo para el Metal.

Ciertamente el trabajo no es tan poderoso como fue "Urd", disco que para mi es el punto más alto en la carrera de la banda, pero está bien construido, aunque perdiendo algo de foco y personalidad hacia el final del trabajo en el tema Noctilucent y pasajes menos interesantes de Terminus. Estoy siendo -por supuesto- exigente con Borknagar ya que considero que tienen todas las herramientas necesarias para ser unos permanentes competidores a banda del año. Está claro que al lado de muchas otras agrupaciones, esta gente destaca.

Me decanto por ellos como lo que son, una gran banda que ha ido cediendo terreno a zonas menos crudas del Metal y que el proceso se ha dejado algunos los elementos para sustituirlos por otros menos frontales. Creo que "Winter Thrice" es un disco de transición y podríamos estar viendo cosas novedosas de Borknagar en un futuro no lejano.
 
8/10