Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

jueves, 28 de enero de 2016

Megadeth - "Dystopia" (Heavy / Thrash)

Desde que llegó a mis manos "Dystopia" decidí oírlo con la mente abierta a cualquier cosa. Si hubo algo que no me satisfizo fue haberme visto en la obligación de hablar como lo hice de "Super Collider" (2013) por lo que supuse desde el primer momento que casi cualquier esfuerzo de Dave Mustaine, especialmente contando ahora con el respaldo del baterista Chris Adler (Lamb Of God) y el genial guitarrista Kiko Loureiro (Angra y él sólo), sugerían que esta nueva puesta en escena de Megadeth sería mejor. No me equivoqué pero la predicción era fácil.


Salgamos de lo obvio primero: Mustaine y en consecuencia Megadeth, no van a volver a mostrar nunca más un trabajo del nivel de calidad de "Peace Sells... But Who's Buying?" (1986), ni muchísimo menos uno de los diez mejores discos de Thrash, como es "Rust In Peace" (1990). Esos tiempos están superados, los músicos tienen ese tipo de epifanías una, máximo dos veces en la vida, luego es saber llenar el espacio que seguirá la estela del éxito durante el resto de su carrera; a las evidencias me remito. Y sería injusto también pedir eso... quizás así sea la comprensión de gente como Metallica, cuya filosofía de 'es preferible no deslucir cuando las ideas ya no son geniales' les ha redituado durante muchos años, o de pronto lo loable es ser como Megadeath, un disco cada dos o tres años y que sea lo que Dios quiera... no se.

Dicho lo anterior, desde el punto de vista de fanático del Metal no puedo condonar tampoco que por el simple hecho de mantenerse más o menos en la memoria colectiva, las bandas tengan que sacar discos mediocres. Digamos que entendiendo la condición humana, con un "Countdown To Extintion" (1992) cada cinco años me conformo :)

"Dystopia" no podía ser diferente a lo que es gracias a la comparación con su anterior; siempre iba a ser un mejor disco, o significaría la finalización de la carrera de este componente del Big Four. Es un buen disco, de excelente ejecución instrumental, una de las mejores en los últimos quince años de Megadeth, con temas de más inclinación hacia el Heavy que hacia el Thrash, aunque la segunda guitarra y el bajo mantienen la herencia. La incorporación de Loureiro trae aparejada una importante dosis de calidad y aunque seguramente siguió las directrices de Mustaine, no pudo dejar de incorporar su propia visión del Metal, mucho más inclinada hacia el Heavy e incluso el Power.

Megadeth con este trabajo lo que hace es recuperarse de una grave herida y tomar un segundo aire, no viene a reconquistar a toda su base de fanáticos del Thrash. Algunos podrán respirar tranquilos sabiendo que lo que depara en el futuro será mejor, pero no es un disco de Metal extremo, de verdadero cuño agresivo, velocidad, registros bajos criminales y cierto desorden organizado; otros seguidores, los más recalcitrantes, lo verán, lo oirán y quizás lo dejarán. No habrá premios para "Dystopia" como no sea el de 'Regreso de entre los muertos'.

El disco tiene canciones que muestran calidad y otras intensidad, la voz de Mustaine suena centrada, hay riffs que se hacen interesantes, la batería está bien ejecutada aunque le falta algo de la criminalidad del Thrash y la guitarra es sin duda genial, dentro de su perspectiva, pero especialmente en los solos, con preponderancia en canciones como The Emperor, The Threat Is Real, Dystopia, Lying In State y Conquer Or Die.
 
No me creo mucho aquello de que este disco es la evolución del Thrash como he leído por ahí a unos cuantos incondicionales. Es en todo caso una interesante muestra de la capacidad de regeneración de ese animal metalero que vive dentro de Dave M., pero no me cautivó como espero que lo haga un disco de Megadeth (o como debería llamarse: el proyecto solitario de Mustaine). Le doy gracias al Metal por haberle dado una segunda oportunidad, ahora que la aproveche y me haga tragarme mis palabras de que no hay chance de oír "Rust in Peace" otra vez.

7/10

miércoles, 27 de enero de 2016

Varg - "Das Ende Aller Lügen" (Viking / Melodic Black / Core)

¡Oh, sorpresa! Luego de cinco discos claramente identificados con el Viking/Pagan los alemanes de Varg dan un golpe de timón y apuntan el barco hacia sectores más Thrash/Black, voces todavía más inclinadas hacia el Core, contribución femenina y elementos sinfónicos, distanciándose bastante de lo escuchado hasta este momento, lo cual puede parecer arriesgado ya que la identificación con el género medieval era notoria, aunque nunca habían logrado, tras diez años de carrera, lograr superar el éxito su primer disco "Wolfszeit" (2007). También la temática del trabajo es novedosa, hablando de política y falsos líderes... esto es todo nuevo la verdad.


"Das Ende Aller Lügen" tiene incorporado un esfuerzo encomiable, pues si consiguen la versión adecuada oirán los temas tanto en alemán como en inglés... o sea, parece que la firma de la banda con Napalm Records los ha motivado a relanzar su carrera, algo estancada. Y el resultado ha sido aceptable. En el disco se pueden escuchar elementos agresivos, melodía de buen desarrollo, una guitarra bastante bien lograda y la contribución de una de la voces femeninas más interesantes del Folk, como es la de Anna Murphy, de Eluveitie.

La verdad que en un rápido repaso de la carrera de Varg me recuerda que la banda no está especialmente inclinada hacia la creatividad, habiendo caído durante largos períodos en baches durante los cuales sonaron exactamente a lo mismo, lo que a lo seguidores tiene que haberles encantado, pero a los menos fanáticos nos (me) pareció estancamiento. Hoy "Das Ende Aller Lügen" luce como una nueva oportunidad y aunque la característica más propia de la banda, como es la voz de Sebastian "Geri" Feick no es de mi predilección por su perspectiva Metalcore, el trabajo gana unos puntos con respecto a "Guten Tag" (2012) y "Wolfskult" (2011), horas bajas del grupo.

Si me preguntan Varg pone en riesgo la granja con este disco ya que cambian notoriamente y a sus fieles seguidores podría no agradarles la pirueta, sin embargo es lo que -a la vez- más les puedo alabar y agradecer. Ojalá no sea contraproducente para sus intereses y sus fans se sientan a gusto. Yo me voy a quedar con las canciones Ascheregen, de gran coro y riffs, Totentanz, hermosa y sin duda la mejor del disco y Einherjer la más Viking del trabajo, potente.

"Das Ende Aller Lügen" es aceptable y podría ayudar a Varg a crecer en el ambiente.
 
6.5/10
 

martes, 26 de enero de 2016

Abbath - "Abbath" (Black)

Una de las más claras ubicaciones en el tiempo-espacio del Metal se encuentra en la segunda ola del Black. Esto debido a que una serie de bandas se dieron a la tarea, entre el año 1990 y 1992 a mejorar (pulir dirían algunos) lo realizado hasta ese momento por la gente de Celtic Frost, Bathory y Venom. Entre esas bandas de segunda ola se levantaron los mejores ejecutantes del Metal, no sólo del Black, sino de la música como un todo, entre ellos Gorgoroth, Mayhem, Burzum y -a mi humilde entender- ligeramente por encima de todos, Immortal.
 

Immortal, noruegos (cómo no), con su "Diabolical Fullmoon Mysticism" (1992) y subsecuentes discos hasta llegar al pináculo del género, "At The Heart Of Winter" (1999), crearon no sólo una música impresionante e impresionista, sino la unieron a una estética aterrorizante, el corpse paint, la imagen brutal quedó indeleblemente unida al Black, uno y el otro se convirtieron en unidad. Y el padre de la criatura tenía nombre: Abbath Doom Occulta... Abbath como le dicen cuando anda por casa.

No voy a entrar en mucho detalle de los por qués los otros componentes de Immortal (Demonaz y Horgh... tan cuchis) sacaron a Abbath de la banda pues es medio novela del corazón y hiede a intereses mercantiles. Lo importante es que Abbath ha encontrado su camino de vuelta al lado oscuro (el de verdad, no aquel que ahora controla Disney) y nos ha brindado los humores que necesitábamos con su disco solitario "Abbath".

En resumen, este trabajo es lo que sería Immortal con Abbath, sin Immortal... y todos lo hemos de agradecer. Atmósfera, riffs destructores, uno de los mejores squeals (voz tipo cochino en el matadero) que el Black se permite, buen nivel técnico, velocidad y el toque melódico necesario para evitar el atragantamiento componen este disco. El tema Eternal -el mejor-, Count The Dead, Winter Bane, To War y así en total ocho canciones comprimidas en poco más de cuarenta minutos dan cuenta de la inalterable capacidad Abbath, ahora en un power trio. Como normalmente ocurre con el Black, especialmente el de segunda ola, esto es de lo que te gusta o no. No hay mucho lugar para términos medios.

En el disco se percibe un elemento novedoso sin embargo y es que incorpora elementos de agresión mucho más dados al Death, lo que me hace especular sí Abbath le 'dedicó' este trabajo a alguien :-) sin embargo creo que él lo negaría. Habiendo tenido la suerte de asistir a la presentación en sociedad de este disco en el marco del primer concierto de su gira europea en Londres el 23 de enero, puedo dar fe de que nunca, ni por un instante, Abbath hizo referencia a Immortal o a nadie, aún cuando si tocó temas icónicos de su ex-banda, sonando en directo realmente bien y tomando al público en su puño... muy carismático.

El disco es bueno y debería significar una continuación de la trayectoria de Abbath, carece sin embargo de uno o dos temas totales, pero suena más o menos homogéneo. Tampoco la contribución de batería y bajo son especialmente geniales, pero se perciben bien. Podría asegurar que "Abbath" se encuentra sentado confortablemente entre los discos recordables de Immortal y no hecha de menos al resto de los miembros de aquella banda. Quedará por ver si el próximo trabajo se mantiene o incluso eleva el nivel. Bienvenido otra vez Abbath.

7.5/10

lunes, 25 de enero de 2016

Rhapsody Of Fire - "Into The Legend" (Symphonic / Power)

El Metal es capaz de sanarse a él mismo gracias a su naturaleza. Cuando una banda decae en la música en general es poco usual que pueda recuperarse. Eso es diferente en nuestro género. Luego del flojo trabajo anterior de Rhapsody Of Fire, "Dark Wings Of Steel" (2013), en el que los italianos acusaron gravemente la salida de Luca Turilli, su principal arma musical, ahora con "Into The Legend" tienen los arrestos suficientes para retomar la senda que los convirtió en uno de los principales -sino el principal- grupos de Symphonic Power.


Quizás por quererse distanciar de su gran referente en la guitarra la banda realizó en su anterior un disco que referenciaba poco su historia y dejaba mucho que desear en el apartado de songwriting. Con "Into The Legend" si bien su no tan nuevo guitarrista, Roberto De Micheli, tiene un interesante grado de protagonismo, la banda se escucha más como un todo, con cohesión, bien amalgamada y muy dramática, como en sus viejos tiempos.

Me parece justo decir que esta versión 2.0 de RoF se ha permitido superar la etapa de sonidos exagerados (que tan buenos momentos nos dieron, ciertamente) del pasado y ha descubierto una nueva perspectiva, con muchos elementos que ya le conocíamos pero pulidos, más maduros.

Manteniendo la perspectiva Folk y medieval de su música para mi aquí hay un excelente sentido épico sin necesidad de volver a los sonidos grandielocuentes de "Symphony Of The Enchanted Land" (1998) y "Rain Of A Thousand Flames" (2001)... geniales en su momento, pero agotados tras años de atronadores imitadores.

Este disco es todo lo melodioso que de Rhapsody Of Fire se podía esperar, también épico y emocionante, pero tiene claras indicaciones de crecimiento, de renovación y mejora. En lo particular me sorprendió gratamente que hayan incluido canciones como Winter's Rain, la cual es sencillamente espectacular en su perspectiva agridulce, así como otros temas como Distant Sky y Into The Legend e incluso otros en la que la velocidad se hace protagonista, como Valley Of Shadows y Rage Of Darkness, sin que se caiga en lugares comunes. Se nota y agradece (cough -Fleshgod Apocalypse- cough) la contribución al sonido de la Orquesta de Macedonia, la gran voz de la soprano Manuela Kriscak, el coro de casi veinte personas y los instrumentos clásicos.

Renovada también percibo la contribución del multi-instrumentista Alex Starapoli, quien deja en evidencia -una vez más- porque es el arreglista orquestal más copiado del género. Este trabajo está claramente influenciado por su mano y a la vez se permite la integración de los otros elementos musicales que tiene la banda, como la inconfundible y bien mantenida voz de Fabio Lione y la excelente batería de Alex Holzwarth, para crear un disco que en la suma de sus elementos tiene el nivel que se deseaba de ellos. Además, cerrar el disco con el hollywoodense, dramático y emocionante tema, de más de dieciséis minutos, The Kiss Of Life es un excelente manera de decirle a los seguidores de la banda que Rhapsody Of Fire ha retornado con fuerza y es mejor que los adversarios se preparen para lo que viene.

"Into The Legend" es un disco que casi no tiene temas flojos, quizás Shinning Star y algunos pasajes algo somnolentes, pero que re-enciende la llama de la banda (no pun intended). RoF se coloca nuevamente en el lugar que nunca debía haber dejado, en uno de los géneros más seguidos. Hoy creo que se puede hacer oficial que RoF superó para bien la partida de Turilli.

8.5/10
 

martes, 12 de enero de 2016

Mechina - "Progenitor" (Space / Industrial / Progressive)

En enero de cada año desde 2013, con la regularidad de los Reyes Magos, llega, pero no de oriente, un nuevo disco de Mechina, quienes optan nuevamente por el título de dueños y señores del Space / Industrial. Y como no podía ser menos por cuarto enero consecutivo muestran lo más reciente de su inspiración con "Progenitor", disco que tiene todos los elementos que los han caracterizado y que se suma, con razonable éxito a sus cinco anteriores.

 

Los norteamericanos han logrado nuevamente un trabajo de zonas atractivas, algunos riffs interesantes y una aceptable mezcla de sonidos orquestales, voces modificadas y elementos Death e Industrial que tienen como dejar un buen sabor de boca. A su vez es, como los anteriores, un disco que dista de calar duro en la memoria, no contando con todo el impacto necesario para convertirlo en una vuelta obligada, sin embargo presiento que en vivo debe ser muy interesante ver y oír sus capacidades y si se parecen al estudio, podrían causar impacto.

Su crudeza en en uso de la guitarra y elementos rítmicos siempre crean buen contraste con las voces etéreas, sea la femenina o la de sus coros. Hay similitud entre temas y a veces no se distingue bien donde termina uno y comienza el otro, especialmente entre canciones como Ashes Of Old Earth, Starscape y Cryoshock. A partir de ahí, si bien hay de todo, me pareció más interesante The Horizon Effect con un buen desarrollo que se incrementa, cierta inclinación Prog y algo de agresión, como dije, mayormente salida de la guitarra. 

El menor de sus elementos está dado por la poca innovación. Es evidente que la banda sabe tocar bien, pero creo que están atrapados en su propia perspectiva y crecen poco -si es que algo- entre disco y disco. Si se oyen sus dos anteriores trabajos, "Xenon" (2014) y "Acheron" (2015) se podrán dar cuenta a lo que me refiero y percibir que esa identidad de la que la banda es dueña se puede terminar convirtiendo en su mayor defecto y virtud a la vez. Me gustaría, para el próximo regalo de reyes un disco de Mechina más atrevido, ya lo he dicho en anteriores comentarios.

Anagenesis es el mejor tema del disco, muy intenso y atmosférico, con unos teclados, growl y coros que se permiten transportar a zonas profundas de un viaje sideral, incluyendo esa ralentización hacia el final que se hace interesante y evita el padecimiento de lo larga que es. Puede que el único elemento sorpresa se encuentre en Planetfall, más fuerte, más rápida y más agresora, interesantemente unida a los coros operáticos. La más Industrial del disco.

"Xenon" sigue pareciéndome lo mejor que he oído de Mechina, posiblemente por haber sido el primero que llegó a mis manos. Esta es una buena banda que hace aceptables trabajos y repito, debería un día cercano mostrar una gran producción, más posiblemente si se deslastran de sus propios clichés... o no... quizás es por este camino que lograrán impactar fuerte. Si ser una banda sin sello discográfico causa que se mantengan excesivamente enfocados en su perspectiva o lo que los haga libres para hacer lo que les place, sólo el tiempo dirá.

6.5/10

sábado, 9 de enero de 2016

Avantasia - "Ghostlights" (Melodic / Hard Rock)

Esta nueva entrega del Avantasia de Tobias Sammet tiene una gran cantidad de cosas buenas y una casi igual cantidad de cosas que no lo son tanto. En primer lugar le había entendido al alemán que el anterior trabajo de esta superbanda-de-a-raticos, "The Mistery Of Time" (2013, disco que no ha envejecido muy bien) era el de la despedida y por motivos desconocidos no fue así...eso es bueno. En segundo y evidente lugar, este disco es mucho mejor que el pobre "Space Police" (2014), último trabajo de Edguy... eso es bueno. Y en tercer lugar, el sonido de esta entrega vuelve bastante más de lo esperado hacia la zona del Melodic Metal, manteniendo todavía rasgos importantes de Hard Rock y algo de experimentación... eso es bueno :)
 
 

"Ghostlight" tiene algunas canciones que valen la pena, pero cuando Sammet acierta lo hace para recordar momentos de gloria pasada. Quiero anotar aquí que Avantasia en el 2001 presentó un disco que para mí fue marcador en la historia del Power y el Melodic , como lo fue "The Metal Opera" una grabación necesaria. En "Ghostlights" los temas The Haunting, Seduction Of Decay, Unchain The Light y Wake Up To The Moon, bien merecen ser escuchados. El resto del trabajo, créanmelo, o se hace demasiado lento o no tiene los riffs y los hooks que se necesitan, pudiendo algunas canciones llegar a sonar no sólo a cliché y lugares comunes, sino incluso a amasijo de ideas que intentan que por la cantidad de componentes uno de ellos supere la prueba, a lo espermatozoide... como algunas zonas de Draconian Love y todo Babylon Vampyres (¿qué carajo de nombre es ese?).

Por su puesto este disco de Avantasia no podía dejar de ser una ocasión para que artistas invitados de lo más granado en el ambiente se hicieran presentes, Sharon del Adel (Within Temptation), Geoff Tate (Queensrÿche), Michael Kiske (Unisonic, ex-Helloween), Marco Hietala (Nightwish) y algunos más contribuyeran con su granito de arena. No podría decirse que todos logran el cometido de sobresalir, quizás la más sub utilizada haya sido la señora del Adel en Isle Of Evermore, y el más destacado el bajista de Nightwish. Por supuesto que el alemancito (Sammet es chiquitico) no podía dejar de usar su arma musical secreta constituida por el genial, realmente buen guitarrista, Sascha Paeth, quien se luce allá siempre que es requerida su participación, con especial gracia en los temas Lucifer y A Restless Heart And Obsidian Skies.

Me gusta el rebote de este genio musical algo venido a menos en los últimos años, pero considero que Avantasia esta alejada de lo que debería ser su verdadero objetivo, como es crear una nueva opera en la que el Metal se regodee de sus sonidos melódicos y épicos, mientras eso ocurre -si alguna vez llegara a ocurrir- me conformo con "Ghostlights" como muestra... eso también es bueno.

7/10
 

jueves, 7 de enero de 2016

Fleshgod Apocalypse - "King" (Symphonic Tecnical Death)

Oficialmente Fleshgod Apocalypse ha entrado en caída libre. La banda italiana que en el pasado demostró como se era de lo mejor y más granado del Technical Death con obras maestras tales como "Oracles" (2009) y "Agony" (2011), se le vio una súbita pérdida de ideas en "Labyrinth" (2013) y para 2016 han decidido hacer un trabajo de plástico y cartón con "King", un disco caricaturesco y flojo.
 

Extremadamente sobreproducido gracias (o por des-gracia) a una descomunal e innecesaria cantidad de arreglos orquestales que sólo persiguen incorporar el elemento épico al trabajo y que finalmente muestra un franco deterioro en la perspectiva árida, fuerte y agresora que habían enseñado en el pasado. Pienso que Fleshgod Apocalypse quiso realizar su 'opera prima' quedando muy cortos en el cometido.

Es cierto que el disco tiene algunos momentos interesantes, pero no es menos acertado decir que es un trabajo que suena casi igual de principio a fin, a excepción de los dos temas que sirven de 'relax', Paramour y King, que realmente no me merecieron mayor alabanza ni agregaron nada en el contexto de lo que es el estilo de la banda. "King" es un disco empalagósamente melódico, con sólo las muestras mínimas indispensables para poder ser considerado un disco Technical. Pomposo en su perspectiva y a la vez insuficiente, siempre me dejó esperando ese tema central, esa guía sobre la que dejar discurrir un disco conceptual como es este.

Tampoco fue acertado el abuso del elemento sinfónico que -por demás- suena forzado, agregado a juro en la grabación. Estoy casi convencido que una remasterización de "King" sólo con los sonidos de los que FA es capaz, podría resultar en una mejor muestra. Adicionalmente, el 'deje' de la banda, esa característica en su forma de hacer Death típicamente manifestada a través de la voz limpia de Paolo Rossi, también fue exagerada y repetitiva, como si fuera esa su única arma. Tampoco me atrajo particularmente el growl de Tommaso Riccardi... ni los riffs... ni el songwritting... ni las muy cursis zonas habladas... ni la señora gritando...

Es una lástima que un trabajo tan esperado sea de tan regular calidad, sobreproducido por todos lados y casi estrambótico en su acompañamiento clásico. Los momentos en los que destaca "King" son cuando el genial guitarrista Cristiano Trionfera decide hacer uso solitario de su instrumento, pero incluso esos instantes son -para mi sorpresa- extraordinariamente cortos.

La banda tiene muchos seguidores por lo que fue, incluso gracias a su último disco el cual dio muestras -limitadas- de genialidad, pero este ha sido un error en la carrera del grupo que puede terminar costándole caro, en fanáticos y en herencia musical, esperemos que no en futuro.

4.5/10
 

lunes, 4 de enero de 2016

Anthrax - "For All Kings" (Thrash / Heavy)

Que para la vuelta este año nuevo me decida a comenzar por una banda de Thrash debe ser una señal para los lectores veteranos... algo raro pasa aquí. Para los nuevos lectores aclaro, el género me gusta sólo en sus manifestaciones más impactantes, de ahí hacia abajo casi no gasto tiempo en comentar esa gran cantidad de imitadores y repetidores ad-nausea que brincan cada vez que se levanta una piedra metalera. Pero ¿qué es lo extraño aquí? Pues que este disco de Anthrax, pasada la primera y obligatoria canción, más o menos creada con las formas esperadas, ya no es verdadero Thrash, sino mayormente Heavy con -válgame Dios- alguna influencia Modern.
 
 
"For All The Kings" es un disco que va a costar levantar entre los seguidores de la banda, quienes a pesar de estar acostumbrados a que Anthrax explore en zonas intrincadas del Metal, incluyendo su etapa Alternative y Rap Metal, se muestra en esta oportunidad como un trabajo demasiado melódico y muy poco agresor y potente. Lo primero pudiera ser aceptable, incluso interesante, pero lo segundo, al menos en lo que a mi respecta, lo hace débil.

Este disco está inspirado en los hechos ocurridos a comienzo de 2015 con el ataque terrorista a la revista francesa Charlie Hebdo y lo menos que esperaba de semejante tema era una muestra de esa fuerza y rabia con la que la banda liderada por Scott Ian ha logrado golpear los sentidos de sus seguidores en el pasado... Sus últimos dos discos "The Greater Of Two Evils" (2004) y "Worship Music" (2011) habían logrado bastante aceptación, aunque ciertamente mostraron influencias Heavy, especialmente el último. Pero "For All Kings" es fundamentalmente un disco de Rush, sólo un poco más pesado y muy lejano a una calidad como la de los canadienses.

Es interesante observar como el disco hace gala de tener algunos muy buenos riffs en varias de sus canciones y a la vez como es capaz de desaprovecharlos tan fácilmente. Temas que podrían haber sido animales, destructores y brutales, se deshacen en ritmos sin impacto ni fuerza y una voz que no transmite esa emoción gruesa que de una agrupación como esta, tan mediática, tan en el inconsciente colectivo, se espera.

Si. Hay canciones interesantes, You Gotta Believe, Evil Twin y una o dos más. Pero la ausencia del toque intenso que se muestran en temas como For All Kings, Suzerain, Blood Eagle Wings, This Battle Chose Us, y algunas otras, mediocres a veces y que solo logran recordar grupos muy alejados de lo que Anthrax significa (¿significó?)... se hiere sin duda el producto final. No voy a desmeritar lo bien grabado que está el disco, ni lo bien producidas que se perciben las canciones. No quiero dejar la idea de que la muestra musical es mala, sin embargo carece de varios de esos elementos que hicieron hervir la sangre de quienes siguen el sonido intenso con el que se hicieron legendarios.

"For All The Kings" es ciertamente un poco decepción para comenzar el año. Este es el paradigma de trabajo del que se espera mucho y que quizás por ello, al ser demasiado altas las expectativas, cuesta entender. Además es anti-climático que haya temas que pareciera que van a entregar tanto y luego se deshacen en lugares comunes, frustrando un poco la experiencia, sonando a lo que ya se ha escuchado en el pasado, pero suavizado, sin poder... tengo a la vez temor de que lo que Metallica -por fin- parece que va a mostrar este año se pueda parecer a esto. Veremos.

6/10