Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Annihilator - "Suicide Society" (Thrash / Heavy)

Luego de treinta años se podría esperar cierto descenso en el concepto y las ideas y aunque te llames Annihilator, no hay seguro de vida contra eso. En todo caso siempre es un placer ver un nuevo trabajo de los canadienses que se han distinguido por combinar el Thrash y el Heavy, una fórmula que no puede sino atraer fanáticos, por la crudeza y simpleza del primero y los riffs melódicos y voces del segundo. Celebro pues "Suicide Society" el disco número quince de la banda, ya que dice que -al menos- está vivos.


No es este un trabajo excelso o impresionante, aunque tiene sus momentos divertidos y energéticos. En su visión de cómo pasarla bien, el referente y fundador de la banda, el guitarrista Jeff Waters y en este disco, luego de dos décadas, nuevamente voz líder, me ha lucido en mediana forma. Ciertamente el disco recicla sonidos de álbumes anteriores, pero algunos temas mantienen riffs interesantes. Desafortunadamente a los seguidores más conocedores de la banda el disco les generará cierta decepción porque más que mantener el estilo, Annihilator pareciera haber sacado del baúl de los recuerdos algunas de sus viejas fórmulas... aquellas que les dieron resultados, pero no demasiado bien puestas a punto.

Es claramente difícil que una sola persona pueda cargar con todo el peso de la innovación en una banda y eso puede que sea lo que ocurre en este caso. Este debe ser el grupo por donde más gente haya pasado, habiendo quien calcula que más de treinta integrantes diferentes lo han conformado, incluyendo nombres importantes como su anterior cantante David James Padden y Mike Mangini, actual baterista de Dream Theater, esos fueron buenos tiempos aunque nunca como los de sus primeros trabajos, especialmente "Alice In Hell" (1989) o más adelante, "Carnival Diablos" (2001), la constancia era su principal virtud.

Ahora "Suicide Society" tiene unos pocos momentos para ofrecer. La voz de Watters es quizás demasiado dulce para el género y su Thrash 'rebajado'. Aunque es fácil de oír, con canciones como Creepin' Again, My Revenge y Suicide Society, que suenan interesantes, languidece por sectores. Desafortunadamente el disco tiene incapacidad para fijarse a memoria en razón de sus sonidos ya escuchados y a la sensación de mezclote. Quizás si este fuera uno de los primeros discos de Annihilator podría haber sido mejor recibido, pero a estas alturas la gente ha crecido en la búsqueda de sonidos y la banda no tanto.

Ciertas canciones decaen, quieren ser algo que no son, posiblemente rudas sin llegar a estar bien desarrolladas en ese sentido, flojas sería el término y con un poco de mucho -sin una dirección clara-, como Every Minute, Narcotic Avenue y The One You Serve, y la peor, caricaturesca cuando menos, Break Enter, ésta siendo la que menos me gustó, especialmente su intento de imitar la voz alguien más, diría que de James Hetfield, lo cual es me sonó 'creepy'.

No creo que este sea el último disco de la banda ya que algo han mostrado, pero tienen necesidad de un nuevo empuje, más ideas y un mejor desarrollo.

6/10
 

sábado, 26 de septiembre de 2015

Gloryhammer - "Space 1992: Rise of The Chaos Wizards" (Epic Symphonic Power)

Llámenme impresentable... lo que quieran, pero "Space 1992: Rise of The Chaos Wizards", a pesar de ser el batido de sonidos clichés más obvio desde que Rhapsohy OF Fire habló de sus esmeraldas verdes y que este año -sobre todo al comienzo- se mostró más proclive al Power y al Symphonic, es una genialidad, un ataque sensorial melódico centrado en riffs épicos, emocionantes y empalagosos que matizados por la genial ejecución de sintetizadores de Christopher Bowes (de Alestorm... si, los piratas) y la calidad vocal del mega friky Thomas Winkler, crean un disco que será recordado.


La banda Gloryhammer es algo así como un grupo que nadie/todos conocen y en un ratico tiene cincuenta mil 'likes' en FB y vaya que se lo merecen, pues su ejecución dista mucho de lo usual de un disco cuasi Flower Metal cuya intención es gustar... y si bien gustan -mucho-, son geniales. Batería, guitarras y orquestación, sea ella real o basada en teclados, es de primer orden. No me hagan repetir que la voz es emocionante y capaz, sin obligarse a ser chillona como tradicionalmente se espera.

A pesar de que es un disco que se me hizo corto en sus cuarenta y ocho minutos y tiene algunos segundos de voces histriónicas que no fueron de mi total agrado, es claramente un excelente trabajo, divertido por encima del promedio y cuidadosamente elaborado, todo lo que quiso y no pudo ser el último disco de Edguy. Me parece que encaja debidamente en sus tiempos, épica, melodía, historia, instrumentación y songwritting. Creo que sería miserable no reconocerle a la banda un exigente trabajo instrumental, por eso y porque el disco me ha divertido, reconozco genialidad aquí.

Comentando el último trabajo de Alestorm, de donde viene la base de Gloryhammer, decía que se excedían en su propio concepto del ridículo y ello lesionaba el resultado final, sin embargo "Space 1992: Rise of The Chaos Wizards", a pesar de ser una evidente burla al Symphonic Euro Power, es a la vez una excelente demostración de como erizar los pelos del cuello con los sonidos épicos... ¿cómo conciliar ambos criterios? es prácticamente imposible si no se oyen ambos discos. Posiblemente en este, a pesar de lo histéricamente graciosa que es la lírica, hay mucho más respeto por la ejecución, la instrumentación y la melodía.

Rise Of The Chaos Wizard, Legend Of The Astral Hammer, Goblin King Of The Darkstorm Galaxy, Questlords of Inverness, Ride to the Galactic Fortress! y en general todas las demás son canciones que deseaban haber salido de lo mejor realizado por Alex Staropoli, antes de acabársele las ideas, of course y aunque están claramente contrapuestos a los nuevos conceptos que gente como la banda Winterage han traido al Euro Power, todavía funcionan, fundamentándose quizás en lo que durante los últimos veinte o más años se ha escuchado del género. "Space 1992: Rise of The Chaos Wizards" podría perfectamente servir de ejemplo para los que se inicien en estos sonidos que emocionaron a miles en festivales al aíre libre en el norte de Europa durante finales de los noventa e inicios del milenio.

Pura épica, puro sonido fácil pero heroico, razonablemente repetible a pesar de lo meloso, es uno de esos discos que sobretodo para los menos inclinados al sonido crudo del Metal, estará en el tope en 2015. Adicionalmente el trabajo instrumental del segundo CD está genial. Yo lo veo agregado a mi rotación.

8.5/10. Buena portada

martes, 22 de septiembre de 2015

A Forest Of Stars - "Beware The Sword You Cannot See" (Melodic Black / Avant-Garde)

Psicodelia, Avant-Garde, Atmosférico, Black Melódico, Folk... "Beware The Sword You Cannot See" es uno de esos discos elaborados expresamente para que te cueste cierto tiempo entenderlo, sin embargo una vez que revela sus elementos y se le comienza a comprender se transforma es un trabajo cuyas características te engullen y aún reconociéndolo como uno de esos trabajos extremadamente elaborados y enigmático, está claro que también tiene mucha música por descubrirle, de calidad.


La banda A Forest Of Stars no es desconocida y ya me había creado una grata impresión con su anterior trabajo "Shadowplay For Yesterdays" (2012) y con este retorno se reafirman como uno de los grupos que mejor puede mostrar porque me atrajo tanto la frase que encabeza este blog, al definir el Metal como 'la última forma de música compleja pero popular existente'. Nuevamente, repito, el sentimiento imponente de su música domina el trabajo, con un disco detalladamente elaborado hasta su último segundo. Guitarras, screams y batería Black se fusionan con violines y flautas Folk, a la vez que su sintetizador crea gran atmósfera y los violentos cambios de ritmo y melodía le dan ese toque alocado del Avant-Garde que los ha llevado a ser bien conocidos.

Con este disco se repite la promesa del desafío musical y la recompensa para el que crea en esta manera de expresarse. El trabajo, si bien cunden en él los elementos Psicodélicos, tiene un encanto propio que no lo hace indescifrable. Tiene profundidad y densidad en sus sonidos, capas de Black formadas sobre coros dulces, excéntricos sonidos y narraciones. Pero no se asusten, puede ser el disco más accesible de la banda hasta la fecha, posiblemente porque hay un poco más de inclinación hacia la melodía.

El trabajo tiene dos claras partes, sus primeras cinco canciones son temas interesantes y algunos extraños, especialmente A Blaze Of Hammers, la de sentimiento más Black, en las que su líder, Mister Curse, hace gala de un nivel psicótico de su voz quien, individualmente considerado, puede ser el más interesante de los elementos del disco. Luego "Beware The Sword You Cannot See" cierra con otros seis temas partes todos de un gran desarrollo llamado Pawn On The Universal Chessboard, que muestra un poco todo por lo que se conoce a A Forest Of Stars, una especie de demostración del gran nivel alcanzado hasta este disco, ciertamente interesante... ojo, no fácil.

Quizás es un disco que se acerca peligrosamente a la sobreproducción y que está conformado de tantos elementos que puede empalagar. Pero si de algo sirve mi palabra, créanme que vale la pena repasarlo, a pesar de que requiera cierto tiempo para su maduración. La banda, en consonancia con la manera de elaborar sus discos, se presenta también con una imaginería victoriana bien poco usual, pero que considero complementa bastante su atmósfera algo 'creepy' .

Acérquense al lado complejo del Metal, no es una pérdida de tiempo y puede dejar grandes satisfacciones.

antes 7.5/10, ahora 8/10, ver nota abajo.

RECALIFICACIÓN: Luego de repasar el disco otra vez y oír la cantidad de comentarios que pública y privadamente me han han hecho llegar, creo que es justo hacer lo que he hecho alguna vez en el pasado -dos o tres veces- (Freedom Call se me viene a la memoria) y voy a ajustar la calificación a un sólido 8/10, ya que -aunque el final el disco se hace un poco friky para mi gusto- en su conjunto lo merece.
 

viernes, 18 de septiembre de 2015

Riverside - "Love, Fear And The Time Machine" (Progressive / Art Metal)

En algún sitio web comenté hace unas semanas que este disco de Riverside no era tan bueno como su anterior "Shrine Of New Generation Slaves", pero durante el paso de los días, en los que lo he colocado bastantes veces "Love, Fear, And The Time Machine" me he preguntado si esa primera impresión habría sido la más adecuada. Creo que en el fondo si es cierto que "Shrine" es un disco demasiado envolvente, uno de los grandes discos del Art Metal de los últimos años, pero no por eso "LFATTM" deja de mostrar unas cualidades excepcionales.
 

En primer lugar este tipo de Progresivo se haya en el sector más suave y melódico del Metal, lo que para algunos Metaleros escupe-clavos puede ser zona radioactiva y sin embargo me ha sorprendido conseguirme a algunos de los más conspicuos representantes de las ondas oscuras haciendo loas al trabajo. El disco nuevamente se haya influenciado, como en en pasado, por los primeros trabajos de Pink Floyd, algo de la psicodelia de Marillion (primeros larga duración, el no desastre ocurrido luego de partida de Fish) y algo de la perspectiva con que Steve Wilson ha orientado sus recientes discos.

El fundamento, el centro y razón de ser de "Love, Fear, And The Time Machine" son sus riffs, nuevamente ampulosos, elegantes, imaginativos y acariciantes. Cada vez que escucho canciones como Lost (Why Should I Be Frightened By A Hat?), Under The Pillow, Time Travellers -la mejor del disco-, Discard Your Fear y Found (The Unexpected Flaw Of Searching), me siento transportado a un sector de la música en la que todo es perfecto, los tiempos no transcurren y se observa al mundo como se mueve en cámara lenta... gran efecto el que estos geniales polacos son capaces de mostrar.

Ligeros incrementos de fuerza a lo largo del disco, como en los temas Saturate Me y Towards The Blue Orizon, pintan con matices interesantes un trabajo delicioso. Me sorprende que haya gente opinando que se están repitiendo o que sus ideas se notan escasas. Por el contrario, creo que han mostrado un trabajo intelectualmente elevado, sin hacerlo fastidioso y en el final, divertido, interesante y muy recordable. Cada nueva oída sirve para refrendar la anterior: 'si, eso que me pareció bueno puedo confirmar otra vez que es excelente'.

Todos los seis discos de Riverside son un prodigio de sonidos y de arte; herederos de lo mejor del Rock y el Progresivo de los últimos treinta años y aunque en este disco haya alguna canción u otra en la que el ritmo se pueda hacer somnolente, como en Afloat, en su perspectiva general es excelente y no sólo eso, sino emotivo, acogedor, cinematográfico y muy interesante.

Este trabajo tiene que estar en la lista de oídas obligadas este año, así sea sólo entre discos de buen Death, para -como los granos de café- ayudar a percibir mejor el resto de la oferta metalera.

8.5/10
 

lunes, 14 de septiembre de 2015

Soilwork - "The Ride Majestic" (Alternative / Melodic Death)

A pesar de que para muchos fue un gran disco, a mi el anterior trabajo de Soilwork "The Living Infinite" (2013), en mi insondable ignorancia, me pareció sólo aceptable. Sin embargo con estos suecos no pierdo nunca la fe, ellos son, junto con otros grandes nombres, como In Flames, At The Gates y Scar Symmetry, quienes más han dado al Death Melódico, especialmente con su disco bandera "Natural Born Chaos" (2002), sin embargo este giro hacia el Alternative que han venido dando me ha confundido.


La reivindicación que esperaba de la banda a través de su nuevo trabajo "The Ride Majestic" no ha sido tal, aún cuando tiene un alto nivel de producción y es uno de los discos que mejor suena en 2015, igualmente sus canciones nuevamente se hacen más complejas y la ejecución instrumental es de primer orden, sin embargo no me ha parecido un trabajo impactante pues sus riffs no son todo lo llamativos que quisiera y espero de ellos. Sin embargo les concedo que siendo un disco con este nivel de dificultad puede hacerse más atractivo con en tiempo, de momento me parece más estética que fondo.

Lo que me ocurre con "The Ride Majestic" es que no se me queda grabado, no me impacta. Siento que es un trabajo bien realizado, pero sin toda la trascendencia esperada... falto de ese elemento etéreo que va calando en el oído hasta que halla un lugar en la memoria. Además, como dije al comienzo, en el trabajo hay cierto abuso del scream Alternative enjugado con el coro limpio, que no llega a ser Modern o -válgame Dios- Metalcore, pero que se aleja del canon Melodeath un tanto más de lo que me habría gustado.

Pero más allá de esa crítica, hay elementos que no pueden sino maravillar. La ejecución instrumental del disco es genial, todo suena bien, en su lugar, sin apuros ni demoras. En este apartado Soilwork resalta bastante por encima del promedio y bien puede ser uno de los discos de mejor trabajo en ejecución del año. Canciones como Petrichor By Sulphur, The Ride Majestic, Whirl Of Pain y All Along Echoing Paths, quizás la mejor del disco junto con Shining Lights, son dechados de virtudes en lo que a capacidad de los miembros de la banda y suenan extremadamente pulidas. Una lección de ejecución en el Metal.

A riesgo de ser contradicho por verdaderos conocedores, me atrevo a sugerir que este podría haber sido un disco de cotas mucho más altas si el enfoque hubiera sido más Melodeath puro, más vieja escuela, ya que las canciones pierden -en mi gusto- algunos enteros por el enfoque vocal que Björn 'Speed' Strid le imprime en la mezcla clean/harsh y aun cuando a Fear Factory la fórmula le resulto bastante bien en su último trabajo, en este caso no ha sido así.

Alguna gente me había pedido esta crítica y cuando eso pasa es porque mayormente quieren leer cosas agradables de sus bandas favoritas, por lo que entiendo que no ver una calificación encumbrada en lo más alto puede generar cierto escozor, lo siento pero he tratado de ser honesto, sin embargo mejoran respecto a su anterior, gracias a la calidad individual de sus miembros. Igual sigo esperando que Soilwork retorne con un trabajo como aquellos de sus comienzos hace veinte años cuando se encontraban más inclinados al sonido Gotemburgo.

7/10

viernes, 11 de septiembre de 2015

Slayer - "Repentless" (Thrash)

No voy a entrar a contar quien es Slayer. Quien está aquí lo sabe y no tiene sentido aburrirlo y quien no lo sabe o está aquí por error o... ya no está. Este trabajo es, aunque un disco más de Slayer, ¡es un disco más de Slayer!... un acontecimiento metalero. Pero -un gran pero- puede ser el trabajo más 'conceptual' de la banda, ya que está dedicado a la memoria de Jeff Hanneman, especialmente en la canción homónima, quien fue el guitarrista original de la banda al que lo mató una araña que lo picó en un pie... que le produjo efectos similares a una cirrosis hepática, por lo que hay cierta controversia de sí no habrá muerto en una borrachera permanente. Ojalá haya sido lo último ya que... 'morir por morir, morir en la taberna'.


La tentación es fuerte, hay tantas cosas que decir de este componente del Big Four... claramente la cosa no está igual en el mundo como aquel 11 de septiembre de 2001 (les suena la fecha) en el que por la más improbable de las casualidades publicaron el disco con el nombre más controversial de la historia, su "God Hate Us All" y ahora demuestran que no se arrepienten de haber dicho que Dios nos enviaba la muerte (God Sends Death... una de esas canciones que marca época). "Repentless" también es Thrash, tipo mitad/finales de los gloriosos 80's, salvador del mundo de la garras del Grunge y la depresión que Kurt Kobain nos quería contagiar y para quien abrace el concepto tal como Kerry King y Tom Araya lo conceptualizaron en esa época, este es un disco medianamente aceptable. Lo es, a pesar de que también es 'solo' un disco más de Slayer.

El Thrash es por definición básico, simple, agresor y sumamente energético. Este disco ciertamente es básico, simple, algo agresor, pero pierde el rumbo en el apartado de energía. En su tradicional uso de las canciones de tres minutos, la banda despliega doce de ellas entre las que destacan razonablemente Delusions Of Saviour, Repentless, Take Control, Pride In Prejudice y Cast the First Stone, mostrando temas menos logrados con Chasing Death, Implode y Piano Wire, esta última la más floja del disco. Creo que no quedan tan bien parados en el songwritting como en oportunidades anteriores y se oyen genéricos, no tan poderosos como en el pasado; no esperaba tampoco la reinvención de la rueda, pero los rumores de que han perdido terreno parecen ciertos. Repito sin embargo lo dicho en alguna otra parte en este blog: un concierto de Slayer debe ser todavía una experiencia que ningún metalero debe perderse, aún si sales del mosh pit con uno o dos moretones.

La adición a la banda del guitarrista ex-Exodus Gary Holt es un acierto y sino calza del todo los zapatos del malogrado Jeff, está -al menos- a la altura del actual Slayer, especialmente en el tema You Against You que me dejo gratamente impresionado; no tanto así la batería del -también- nuevo componente Paul Bostaph, quien es rápido y preciso, pero no tan intenso, en todo caso sería injusto pretender que tuviera el nivel del extraterrestre Dave Lombardo, a quien parece que no le pagaban lo que quería o merecía y se fue. La letras de los temas son casi todas controversiales cuando no extremas y vale la pena buscarlas para ayudar a que la experiencia sea algo más integral.

El sólo recordar que Slayer tiene en su bagaje "Reing In Blood", uno de los dos o tres mejores discos del Thrash, es más que motivo suficiente para repasar sus nuevos trabajos, incluyendo "Repentless" aunque haya quien alegue que sus mejores tiempos ya pasaron. Puede que si, pero con estos héroes del Metal todo se puede esperar.

5.5/10

jueves, 10 de septiembre de 2015

Amorphis - "Under The Red Cloud" (Melodic Death / Symphonic / Progressive)

Luego de la mediana decepción que me produjo Nightrage, la sorpresa melódica proveniente de Thurisaz y el redondo trabajo de Kataklysm, este disco de los veteranos finlandeses de Amorphis viene a ser -hasta este momento- uno de los discos más interesantes del Melodic Death de 2015, aunque con claras influencias Progressive y Symphonic. Creo que "Under The Red Cloud" puede que sea un reverdecer para la banda, acercándose a su mejor disco en una historia que arranca en 1992, al menos cerca del nivel de su laureado "Tales From the Thousand Lakes" (1994) uno de los discos más importantes del género y de escucha obligada para quien le interese este tipo de Metal.
 

El trabajo tiende a lo realizado por Thurisaz en lo que al gran uso de la melodía respecta ('grande' lo llamo yo, otros lo pueden catalogar de excesivo). Es también un disco que, a pesar del estilo, es bastante menos agresor que lo generalmente esperable y sin embargo no se hace demasiado meloso ni mucho menos aburrido. Nuevamente en este trabajo no hay manera de negar quien es la banda detrás del sonido, pero en comparación con "Circle" (2013) el songwriting es muy superior, hay más complejidad, más emoción y sus elementos venidos de diferentes géneros, incluso Folk Oriental, se amalgaman mucho mejor.

El disco está bastante bien durante sus primeras cuatro canciones, especialmente Under The Red Cloud, a partir de ahí hay un giro influenciado por elementos Symphonic que hacen reaparecer el brillo ligeramente perdido de la banda: los temas Death Of Kings, Sacrifice (genial por cierto, nominada a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica) y Dark Path muestran lo mejor de lo que Amorphis es capaz, ejecutando algunos de los riffs más memorables de los que han sido capaces en largo tiempo. Algunos de los momentos de estas canciones son taladradores de la mente, abriendo un hueco del que deben pasar las horas y hasta los días para lograr sacarlos... muy bien logrado ciertamente.

Algún tema menor como Enemy At The Gates me pareció un interesante experimento, de ritmo diferente y cierta tendencia al Modern Death, 'not my cup of tea' en todo caso. Tree Of Ages es una buena canción, de corazón totalmente Folk y excelente guitarra, la mejor del disco en el uso de ese instrumento. El cierre con White Night, a la que incorporan una dulce voz femenina sobre el gran growl del que Tomi Joutsen es capaz, causa impacto, también un buen coro, aunque un poco compleja, quizás la más difícil de las canciones en "Under The Red Cloud".

Al final lo mejor del disco es que, a pesar de que siguen sonando a Amorphis, parecieran haber leído los comentarios que hablaban de su estancamiento en un sonido y que habían dejado de progresar, decidiéndose a arriesgar más. El resultado es bueno, mucho. Los bonus track son excelentes, nuevamente mostrando esa inclinación Sinfónica.

8/10

martes, 8 de septiembre de 2015

Mgla - "Exercises In Futility" (Black / Melodic Black / Atmospheric)

Lo de Mgla no es mentira, esta banda polaca es de lo mejor que se puede conseguir en el Black / Melodic Black / Atmospheric. La intensidad que ha caracterizado cada uno de sus discos, especialmente su excelso trabajo anterior, un 10/10 y co-Disco del Año 2012 en el Black  "With Hearts Toward None" (2012) se mantiene inalterable con su nuevo trabajo, "Exercises In Futility" a través de una de las mejores ejecuciones instrumentales y vocales del género existentes.


A mi el Black Atmosférico siempre me ha atraído, hay un gran sentido místico en su ejecución, es de esos géneros reservados para los verdaderos amantes del Metal, aquellos a los que no le interesan las luces o el impacto estético, sino el sonido, el sonido puro, envolvente, que aturde y arropa. Mgla es capaz -más que eso- de entregar todo el paquete y nuevamente en este trabajo logran dejar abierta la boca, sin caer en una repetición de si mismos, al menos no tan evidente como la gran mayoría de bandas Black de primera, e incluso segunda ola.

Realmente trato de pensar que distingue a la banda del resto y creo que la guitarra de 'M' es lo más impresionante, ella siempre está ahí, intensa, melódica apenas lo suficiente y continua, pero no obstrusiva ni obsesa con el protagonismo, permitiendo que se amalgame el sonido en un todo que incluye una batería de calidad y que también evita distraer la mirada, a menos que se desee percibirla y se le ponga especial atención. Mgla y "Exercises In Futility" logra nuevamente el cometido, enviar el mensaje árido y a la vez plenamente discernible.

Los primeros dos temas del trabajo, I y II (siguiendo su constante de numerar los temas) son especialmente buenos, extremadamente intensos y cautivadores, quince minutos del mejor Black que se puede oír, pero especialmente la segunda II es un remolino de sonidos espectaculares y por eso creo que debe ser considerada como contendiente a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. III se hace un poco más pesada, quizás algo confusa. IV es el tema diferente, con un inicio inusual, posiblemente la más Blackgaze del disco, con cambios de ritmo y bastante más melodía que las demás, interesante sin duda. Para cerrar dos temas largos, unos ocho minutos cada uno, V de ritmo marcado y menos melódica que sus pares, sumamente impactante aunque algo repetitiva, esta canción lleva al oidor al terreno de la banda, no al revés -es decir, te gusta a rabiar o no la entiendes- y VI, cierra en el estilo de las dos primeras, mucha atmósfera, un criminal growl que no canta cosas 'bonitas' pero lo hace con mucha emoción oscura.

Mgla y "Exercises In Futility" no es un disco para todo el mundo, aunque no es complejo desde el punto de vista musical o instrumental, teniendo más bien una perspectiva hasta cierto punto simple -que no simplista-, diría que es minimalista. De hecho tengo la impresión de que en la banda subyace cierto desinterés de si su música le gusta a alguien más que a ellos mismos, ya que es tanta la pasión que le imprimen que cualquier atisbo de condescendencia musical podría limitar la entrega. Otra joya, por cierto permiten el oír del disco entero en You Tube, abajo lo pueden hacer.

8.5/10 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Iron Maiden - "The Book Of Souls" (Progressive / Heavy / NWOBHM)

Hablar de bandas como Iron Maiden es uno de los gustos y razones de la existencia de este blog. Mayormente para bien han marcado el Metal, no sólo el Heavy sino casi todo el género y eso es algo que poca gente ha sido capaz de lograr. Maiden tiene discos que son inmortales y su existencia le ha mostrado el camino a quienes buscaban llegar al Metal, "Powerslave" (1984), "Seventh Son Of A Seventh Son" (1988) y "The Number Of The Beast" (1982) por sólo nombrar tres. Para algunos puede ser intimidante querer clasificar cada nuevo trabajo de esta banda, para mi, como dije, un placer.
 

"The Book Of Souls" es un disco no claramente dirigido a la base de fanáticos de la banda, que esperaban (esperabamos) su vuelta luego de cinco años de su aceptable "The Final Frontier" (2010). Aquí, aunque nuevamente el corazón de la banda es su cantante Bruce Dickinson, el alma y verdadero referente sigue siendo su bajista Steve Harris, quien sorprende modificando notablemente el songwriting de este nuevo trabajo, moviéndose en una dirección interesante, sin embargo arriesgada.

Ciertamente ya no todo es igual, este disco tiene sus particularidades muy marcadas. En primer lugar hay siete canciones largas o muy largas, algunas demasiado, llegando a marcar por encima de los diez minutos y hasta los dieciocho, lo que puede agotar a los buscadores de Heavy puro, pues esa tentación Progresiva en la que caen no estoy seguro que sea fácilmente digerible para los seguidores específicos de Maiden. Ese es el principal comentario respecto al disco, la banda -para mí- con "The Book Of Souls" presenta uno de sus discos más trabajados de su carrera, posiblemente el más elaborado, pero se alejan de su sonido de fábrica. Ojo, ni por mucho este es un mal disco, aunque le falta cierta emoción sencilla, de esa que Iron Maiden transmite, sustituyéndola por mucha producción.
 
Ahora, ¿este es el mejor disco de Dream Theater ejecutado por Iron Maiden? No, tampoco es para tanto. Aunque efectivamente ya los más recientes discos de la Señora de Hierro han dejado entrever esta dirección de influencias Prog que la banda ha tomado, el nombrado "The Final Frontier" e incluso "A Matter of Life and Death" (2006) y hasta "Brave New World" (2000) se puede percibir eso y aunque todavía hay temas como Speed Of Light, When The River Runs Deep, Death Or Glory, Tears Of Clown que reflejan a la banda, este disco es claramente un cambio de dirección general de su perspectiva.

Si el oidor se desprejuicia y acepta los nuevos paradigmas de "The Book Of Souls", partiendo incluso que es el primer disco doble en la carrera de la banda, la experiencia puede ser interesante, a pesar de faltarle una o dos canciones definitorias. La complejidad de este trabajo es sin duda muy superior... lo que es bueno -como digo- si se entiende el cambio, pero temo que no todos los seguidores lo van a aceptar tan bien, canciones como The Red And Black, The Book Of Souls y Empire Of The Clouds, son una verdadera novedad en el estilo de la banda, interesantes y de desarrollo Prog.

Creo que va a haber gente que dirá que es un disco bastante Heavy para ser Prog, o demasiado Prog para ser Heavy. Quizás ese es la mayor crítica. En su excelente instrumentación y voces, no hay una claridad estilística absoluta en "TBOS". Muchos solos de guitarra y mucho desarrollo para llegar al riff pueden alejar al fanático de Maiden en búsqueda de más frontalidad y melodía.

Dime como suenas y te diré quien eres y "The Book Of Souls" suena más Prog y menos Heavy, lo que unos disfrutarán y otros no tanto. Buen disco, pero  arriesgado; Iron Maiden podría estar entrampado en su propio legado y eso limitar su propio campo de acción para con sus fieles seguidores, por lo que el riesgo es latente. Excelente trabajo vocal de Bruce, luego de superar el cáncer, esa es una de las mejores noticias.
 
7.5/10... va a necesitar tiempo para conocerse la verdadera perspectiva, pero creo que sólo podría tender a mejorar.