Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

miércoles, 30 de abril de 2014

Anubis Gate - Horizons (Progressive)

Esta banda danesa no me sorprende con "Horizons". Como una especie de premonición, su trabajo anterior, "Anubis Gate" (2011) me había llamado la atención y fue uno de los discos que, con el correr del tiempo, se quedó en mi rotación usual, especialmente cuando de Prog se trata. Ahora con este disco vienen a consolidarse como uno de los mejores actos del género, con un disco maduro, integral, sin muletas ultra melódicas, confiando -ya si- definitivamente en ellos mismos con el mejor trabajo del año en lo que al estilo de ritmos cambiantes se refiere (por eso lo llaman Progressive).


"Horizons" es un disco que necesita ser reevaluado varias veces, no es de esos que con una sentada ya se queda en uno, por el contrario, su complejidad sonora multicapas requiere cierto nivel de paciencia y comprensión del material, es sin duda intenso y debe ser bastante difícil de llevar a la presentación en vivo; cuando cierro los ojos y trato de imaginarmelos, sólo puedo pensar en un nivel de concentración importante de sus ejecutantes. Desde Destined To Remember hasta Erasure, cada una de las canciones que componen este álbum tiene algo que ofrecer: guitarras poderosas, ritmos complejos y emocionantes, melodías y riffs distintivos, solos meritorios, bien ubicados y de duración justificada y voces, tanto en los coros como en las estrofas, que envuelven y saben llevar.

El Progressive ha cambiado durante los últimos años, puede que haya quien diga que ha evolucionado y otros que ha empeorado, pero es consenso casi general que no es el mismo que hacía el antiguo Dream Theater o Symphony X (aunque del binomio Allen/Romeo todavía sigo esperando un nuevo super exito... ojalá). Sin embargo creo que Anubis Gate, con este trabajo ha decidido no sólo ponerse los pantalones largos, sino traer de vuelta todo lo que discos como los dos "Metropolis" del nombrado DT pueden significar para el Metal. Ni más ni menos. Este trabajo puede terminar convirtiéndose en uno de los mejores de la historia del género y no digo que ya lo es porque ese tipo de conceptos requiere la decantación temporal propia de varias estaciones y sin duda debe superarlas para comprobarlo, aunque también es cierto que de apegarme a ello se haría imposible escribir dentro de cierto contexto, como para que tenga sentido en un blog humilde como este. Así que lo digo ahora... no sea que un día me arrepienta de no haberlo hecho antes.

El que me sigue sabe que no me gusta mucho entrar a analizar canción por canción, es sólo cuando me nace ó lo creo necesario que lo hago, pues normalmente la percepción general de un disco es lo que aquí comento y en ese sentido me limitaré a decir que fácilmente puedo calificar todo el disco como fantástico, 'hipnotizante' puede que sea la palabra que hoy halle más adecuada para definirlo, aunque bien puede ser que más adelante ese término cambie... o se consolide. En cualquier caso, hay temas que son tan espectaculares, e incluso revolucionarios, por ejemplo en el uso de sus teclados, como es Breach Of Faith, que no puedo dejar de mencionarlo; esa sensación de estar rodeado de música, de una emoción desbordada en la ejecución magistral de los instrumentos, está ahí y en otras... y en todas. Pero lo interesante es que tema tras tema uno espera que baje el ataque sensorial y que se vuelva al estándar -bueno, pero no genial- de la 'próxima canción- pero no ocurre, aún en los puentes semimelódicos de canciones como Mindlessness, por ejemplo, hay tanto Metal del bueno, del que abusa del que se sienta a oirlo, que no puedo menos que decir, este disco no tiene punto flaco.

Luego los detalles: Las canciones de este álbum son complejas sin ser pretenciosas, melódicas sin ser melosas y pesadas en los sitios precisos; los cambios de tiempo son sutiles y no tan obvios como para espantar con lugares comunes, permiten que las canciones fluyan sin interrupción, pero si con diferenciación. Los riffs son distinguibles, divertidos y emocionantes, pero no son exagerados ni sencillos, 'primero muertos que vulgares' parece ser el lema. Y finalmente las voces, si hay alguien a quien la voz de Henrik Fevre no le recuerde la de Jon Anderson (Yes) ... ha oído poco Rock setentoso. ;-)

Cierro mencionando la necesaria canción épica de cualquier disco Prog que se precie de algo, la monstruosa A Dream Within A Dream, la que se desarrolla en un ritmo diferente al resto del trabajo, casi como sonaría la banda en un club de Jazz, tiene todo el atrevimiento, la musicalidad y la voz para hacerla una preferida. 

Sugiero dejarse ir con este disco, percibirlo como un todo, darle tiempo y espacio y disfrutar de uno de los mejores y más completos trabajos del año o puede que incluso más.

10/10 Primer disco perfecto de 2014. Undécimo nominado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


lunes, 28 de abril de 2014

Triptycon - "Melana Chasmata" (Doom / Black / Death)

Triptykon es un proyecto musical del suizo Thomas Gabriel Fischer, ex miembro de Celtic Frost, quien ya había presentado un trabajo en 2010, al que realmente no le presté mucha atención en su momento, llamado "Eparistera Daimones". El estilo de la banda es bien extremo, en las zonas más intensas del Death/Black y el Doom, con elementos Avant-Garde. La verdad es que este disco me agarró por sorpresa en mi recorrido usual y no sabe Mr. Fischer el susto que me ha dado.


Rebuscando he conseguido que todo el medio musical sabía de esto -menos yo, por supuesto- y estaba al tanto de que este disco se venía, resultando ser que el motivo por el cual el mundo oscuro que habla en Metal había girado su atención a "Melana Chasmata" es que se suponía que el genio creativo de los componentes de la banda se canalizarían aquí... en el abismo negro (traducción del título) y el Metal se transfiguraría. Debo decir que 2014 todavía estaba por brindar una gran sorpresa y con este disco, se logra el cometido a través de un excelente y completo trabajo... incluso más que eso.

El álbum entra en materia de inmediato, sus canciones son un asalto a los sentidos, desde Tree Of Suffocation Souls hasta Waiting, contando con gran agresividad, tonos de guitarra abisales, potente batería y una voz única que, sabiendo su lugar y momento, canta, grita, recita o susurra a lo largo del trabajo, impartiendo un sentimiento intenso, con el agregado de pinceladas de voz femenina, muy interesantes. Los diferentes temas, todos con características propias salidas de lo más oscuro del Metal, están envueltos por una intensa instrumentación en los que las guitarras tienen absoluta preponderancia, con tonos exóticos, casi místicos.

El uso ocasional de la guitarra acústica, que se mezcla con la eléctrica, desarrolla ligeros toques de luz, que se perciben como rayos que por momentos logran cruzar nubes oscuras, la batería precipita las emociones y se hace envolvente e hipnótica. Sin embargo el disco entero trata de evitar lujos histriónicos o abusos técnicos, es sencillo, eficaz y a la vez fuerte y duro, sobre todo esto último. Si estuviera obligado a definirlo con una sola palabra, esa sería la que usaría: dureza.

En canciones como Breathing se percibe literalmente un ritmo que sigue la respiración pesada y luego se ahoga, busca aire agitadamente, así y en general todas las canciones, ellas son dueñas de características y un riff diferenciador, que las distingue de las demás, sin embargo el disco tiene ilación, no son temas sueltos que se colocaron en un orden aleatorio... no. Sin que ninguna pueda confundirse con otra, todas son hijas de una idea, la fuerza y la intensidad define todas las canciones, largas por demás, promediando los siete o más minutos, en los que se pasa de definidos esquemas a solos de guitarra estentóreos e intensos.

La asimilación de "Melana Chasmata" no es fácil, no lleva sólo un par de oídas y ya. Requiere concentración y tiempo, los detalles son cuidados al extremo, como por ejemplo el contexto de la canción Aurorae, que tiene un ritmo más lento y se percibe claramente como el interludio del disco, el puente para entender el resto, temas que están cargados de ambiente y una sensación pacificante, extraña porque se percibe detras su intensidad negra, la del Black, mientras que el Doom, rítmico y metálico, aplasta a cualquiera, como en una de las mejores del disco, o quizás la mejor, la canción Demon Pact.

Otros temas, como In The Sleep Of Death, o la canción de doce minutos, Black Snow y la de cerrar, Waiting, la más floja a mi parecer, demuestran como se hace para transmitir sensaciones en la música, pero de las más complejas, de las que hablan de lamentos y desesperación en ambientes cambiantes, donde el uso de batería, el bajo y las guitarras es abrumador y envolvente y la voz, sensorial sin caer en histrionismos.

Estimo este trabajo como uno de los mejores del año, con fuerte sensación de melancolía, elementos disonantes y opresivos de gran nivel, composición perfecta, uso de la velocidad fatal del Doom como eje de una agresividad contenida, novedoso sin excentricismos y con el equilibrio justo entre la oscuridad del Doom y la agresión y maldad del Death/Black, sobresaliendo su atmósfera oscura y de excelente grabación.

No se que más agregar para considerar a "Melana Chasmata" como un disco casi perfecto, pues lo es, además de que su portada es obra de Hans Rudolf "Ruedi" Giger, mente maestra detrás de la estética de la serie de películas 'Alien', nominada -por supuesto- a Portada del Año.

9/10 Décimo seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


jueves, 24 de abril de 2014

Insomnium - "Shadows Of A Dying Sun" (Melodic Death)

Insomnium, junto con Be'LakorOmnium Gatherum y posiblemente Kalmah, son las bandas de Melodic Death de la nueva era, el resto, son los mortales. Y juro por todos los elementos oscuros que pululan en el Metal que tenía tantas, tantas, tantas ganas de que "Shadows Of The Dying Sun" fuera un disco perfecto, que hubo momentos en los que -de verdad- se me hizo insoportable no tenerlo en mis manos. Pero ya está aquí, todo lo que pudo haber sido ya era... y era bueno, mucho.


En contexto sé que debo tratar de ser tomármelo con calma, a mi el Melodeath me cala muy adentro (y a veces me pregunto por qué debo calmarme, coño!... pero me calmo :)... Lo cierto es que la melancolía, la atmósfera, la melodía, la maestría instrumental y el alto nivel de producción, han vuelto, fuertes y en buena forma, aunque con demasiadas voces limpias y algo menos de intensidad que la vista en "One For Sorrow" (2011), -tres años, parece mentira- pero sin duda estos filandeses han hecho otro gran disco.

"SOTDS" no está dejando indiferente a nadie, sólo un repaso rápido por la red da para descubrir muchas opiniones, desde las que van del regular, hasta las que hablan del inicio de una nueva era estelar... ¡que fantástico es el Metal!. Yo, que sólo me fío de mi propia percepción, creo que este disco es intenso y sensorial, pero gira hacia un sector más asequible del Death Melódico, haciéndolo quizás más fácil en algunos temas, especialmente en aquellos donde ya no solo los coros, sino también las estrofas son cantadas con voz limpia o susurradas. Igualmente ocurre con la velocidad del disco, o los cambios de ella, mejor dicho, pasando de veloces tempos a interludios que casi caen en el Doom.

En lo que a sus canciones respecta, casi todas destacan. The Primeval Dark, es una gran manera de abrir un disco, de corta duración pero que se desarrolla creciendo poco a poco, como incorporando sonidos y luego voces que junto con un riff muy melódico que genera mucho ambiente, ella sirve de puente (tipo canción doble) a While We Sleep, la cual -entre nosotros- no me puedo sacar de la cabeza, esas voces suaves y ese riff contenido antes del ataque vocal de Niilo Sevänen es simplemente espectacular, para mi es una de los mejores temas del año, sus cambios a susurros, batería y guitarra casi Jazz y vuelta a elevar la intensidad en su último minuto y medio, son una obra maestra, nominada pues a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

A partir de ahi, hay temas buenos o muy buenos, desde Revelation, un canción Melodeath, donde el Melo supera al Death, se mezclan voces y cambios de ritmo y muestra sensaciones de rabia y dolor. Black Heart Rebellion vuelve a las raices estilísticas y recuerda mucho el trabajo anterior, casi como si hubiera sido una canción que no cupo en aquel disco, sirve para que los músicos que quieran aprender como desarrollar un tema del género tomen nota. Lose To The Night muestra un riff desde el inicio que es de los que también se quedan en uno, mucho ambiente y uno de los mejores -sino el mejor- coros del disco, un ritmo lento muy marcado que no la hará la preferida de muchos quizás, la menos Black, pero gran canción. Collapsing Worlds impone velocidad y crudeza, con un buen riff.

Sigue The River, la cual es un experimento interesante y por ello la más difícil de valorar, atacando con fuerza al inicio para luego caer en un ritmo inusual y una melodía cambiante, de mi gusto en cualquier caso. Ephemeral un poco menos interesante, por cierta sensación genérica, aunque puede que sea donde la voz se perciba más brusca. The Promethean Song un buen tema aunque nuevamente las voces limpias de los coros le quitan algún entero. Cierra Shadows Of The Dying Sun, que aparte de que debe ser uno de nombres mas 'cool' para una canción y que difícilmente puede tener un mejor intro con la frase 'We are nothing more than shadows, light scatter of the dying sun" es otro tema que tiende hacia el lado experimental, pero que definitivamente estalla en grandeza, con su mezcla de fuerza y rabia.

A pesar de ser un disco menos cercano a la perfección que "One For Sorrow", uno de los 10/10 menos discutidos de los últimos años, "Shadows Of The Dying Sun" es otra demostración de excelencia musical, instrumental, sentimiento y maestría. Bien por Insomnium.

9/10 Noveno seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

martes, 22 de abril de 2014

Edguy - "Space Police - Defenders Of The Crown" (Power / Glam / Hard)

Tobias Sammet es uno de mis ídolos del Power. Tanto con Avantasia como con Edguy, como en sus contribuciones con otros músicos, he tenido el placer de disfrutar de excelentes sonidos, como sólo él los sabe hacer: épicos, melosos, cursi cuando debe ser, elaborados y divertidos. No por nada he aseverado que el disco "The Metal Opera" es una de las contribuciones más importantes de los últimos quince años -o más- al género, igualmente disfruté su última entrega "Age Of The Joker", tanto que la catalogué dentro de lo mejor de año 2011... nadie puede decir que estoy en contra de lo que hace Tobias y de sus discos, de echo, en EL Lado Oscuro - Metal Crítica, puede que sea el músico con más discos comentados, en serio.


Dicho lo anterior, 'liberemos al Kraken!!!', salvando un poco la canción Do Me Like A Caveman, que tiene un sonido muy a lo Brian Adams, "Space Police - Defenders Of The Crown" es el peor disco de Edguy y de Sammet, no puedo menos que apenarme y reconocerlo. Sus canciones son débiles, sin alma, incoherentes en algunos casos y plásticas casi todas, hasta la portada es de un ridículo supino que lo único que logra es hacerme recordar los juegos ochentosos de la desaparecida empresa digital Sierra, "Space Quest". La banda decidió aparentemente que podía sacar un disco sin buen material y sobrevivir gracias a su fama, el riesgo de presentar un trabajo así puede facilmente sepultar lo que era Edguy en la escena.

No me gusto el toque Glam de Love Tyger, se perdió la fuerza de su Power y su Heavy no es original. Temas como la versión de Rock Me Amadeus de Falco no aporta nada, sólo 'la fusilaron' como se dice el argot musical. Alone In Myself es una pésima balada; la de abrir, Sabre & Torch es regular y repetitiva, sin emoción. Defenders Of The Crown también es es sosa, no tiene alma, no me gustó. The Realms Of Baba Yaga genera cierto interés al inicio, pero luego es sencillamente regular, elemental y sin impacto..., y su nombre es feo, sorry. Algunos temas se salvan algo, pero les falta ese toque mágico al que estos alemanes me tenían acostumbrado, ¿Por qué Señor Oscuro, por qué? ¡Oh, la humanidad!... haciendo un esfuerzo importante logré terminar el disco tres veces, en días diferentes, para ver si es que la playa había afectado mis sentidos... pero no, creo que algo va mal aquí y no soy yo, eres tu "Space Police - Defenders Of The Crown".

Quiero hacer una mención especial a la peor canción del disco, Space Police. Este tema no puede decirse que le sirvió a la banda para burlarse de ella misma, para hacer las cosas menos serias, no. Luego de comenzar prometedor, alrededor del minuto dos, de pronto la voz y sus sonidos de sintetizador pasan, en un instante, a convertirse en referencia de lo que nadie debe hacer en el Metal, es tan absolutamente mortal y ridículo en sus sonidos espaciales, de efectos y vocalización (coros incluidos) que creo que debe motivar la creación de alguna ley que prohíba que grupos consagrados y genios del Metal como Tobias Sammet, hagan eso. Algo tiene que hacerse al respecto, conciertos gratis... digo yo. Incluso el video de Love Tyger que tiene el grupo promocionando el trabajo es horroroso.

Si les parece que estoy siendo duro, puede que estén en lo cierto, pero este personaje tiene en su haber discos que van a pasar por derecho propio a la historia del Metal y de pronto, por razones quizás inconfesables, desperdicia el talento indiscutible que tiene con este tipo de trabajos, en los que da un paso atrás y usa Glam y Hard...? Que los fanáticos respondan de corazón: ¿Donde va a estar este disco -no en veinte años- en veinte días? Dificil respuesta.

Con las mencionadas excepciones, que difícilmente volveré a repasar, debo decir que espero que esto haya sido un ataque de hipo, que se le curará pronto a Edguy y volverán con algo espectacular que hará olvidar "Space Police - Defenders Of The Crown" y nos remontará de nuevo a las alturas del mejor Power épico y sinfónico creado jamás. Lamento que el disco esté plagado de temas olvidables y mediocres y que la portada sea un chiste malo.

4.5/10

miércoles, 16 de abril de 2014

Diabulus In Musica - "Argia" (Symphonic / Femaled Fronted)

Si te gustan grupos como Xandria, Sirenia, Tristania o Epica, pues Diabulus In Musica debe estar en tu rotación. Los españoles con su disco "Argia" han logrado nuevamente presentar un trabajo de calidad, bien desarrollado, con canciones interesantes e intensas, donde la magnífica voz de Zuberoa Aznárez se destaca como el principal elemento del grupo.


Las hermosas melodías, elementos fuertes y growls bien ubicados, junto a los toques Folk incorporados con gusto, logran lo que pocas bandas en el Symphonic, como es capturar la atención y volver a ellos. Con este disco creo que Diabulus In Musica pasa a convertirse definitivamente como uno de los nombres más importantes en la escena mundial del género. Ya habían anunciado lo que se venía cuando con "The Wanderer", justo hace dos años, en abril de 2012, sacaron de su eje el mundo de las bandas lideradas por chicas. Sólo me resta ver que sería de la escena con un disco de Nighwish, con Floor Jansen al frente, para ver si hay un nuevo liderazgo.

El disco es bueno fundamentalmente porque es fuerte en todo, la verdad deja las mariconerías que tan fácilmente pueden plagar un trabajo Symphonic con una voz tan dulce y por el contrario se siente poderoso... póngaselo a sonar a una persona no iniciada en las artes oscuras del Metal y verá que no le parece fácil de digerir, lo que -según mi particular forma de medir estas cosas- es un buen indicio... otra de las técnicas que me permito para medir la atracción que me merece un álbum es imaginármelo tocado en vivo, si me veo elevando el puño o sacudiendo la cabeza, ahí hay algo especial... con "Argia" me pinto borracho y agotado al finalizar el concierto :-) (secreto develado).

Excepto alguna canción, como Furia de Libertad o Indigo, que no me terminaron de llegar, nunca se hecha de menos la potencia sinfónica que su otro componente de referencia, Gorka Elso, le imprime a la banda. Una gran canción de abrir fuegos, como Et Resurrexit (Libera Me) es la puerta de entrada de un disco que depara emociones, tiene espacio para cierto ambiente Gothic, pero que nunca baja la potencia, como por ejemplo ocurre en las canciones HealingSed Diabolus, temas que ya quisiera haber tenido para sí Mark Jansen en Epica, así como Spoilt Vampire, de grandísimo nivel.

Riff de guitarra intensos y grandes coros, mezclados -como dije- con los growls justos y bien ejecutados, dan paso a otras canciones elocuentes, grandes como Eternal Breeze, que sugieren vuelos sobre amplias zonas, verdes y hermosas... eso es lo que yo busco de un disco de Metal, cualquiera que sea su género, desde el Brutal Black hasta el Nu Modern, que me transmitan algo, sea un sentimiento oscuro o uno feliz, animado o depresivo, pero que me mueva las fibras y "Argia" satisface esa necesidad. Sugiero que se le de tiempo al disco, porque tampoco es muy sencillo, puede requerir dejarlo y retomarlo algunas veces, el mejor ejemplo puede ser Mechanical Ethos, intrincada, unas veces elevándote y otras golpeándote, para de pronto arrullarte.

Cierro asegurando que es un gran disco, casi a nivel de su predecesor, con novedades musicales que renuevan el gusto por el grupo, con muy ligeros fallos, que -por supuesto- son meramente subjetivos, como cierto desorden en la disposición de las canciones y otros basados en mis gustos: me habría gustado que le hubieran agregado más elementos ambientales a algunos temas y que no cantaran en español. Lo primero por lo musical meramente, lo segundo por una cuestión de principios, es como cantar Salsa en inglés... si, se puede, hasta alguna canción es buena, pero no es 'natural'... cero chauvinismo aquí.

8.5/10. Disco hermoso de verdad.




viernes, 11 de abril de 2014

Gamma Ray - "Empire Of The Undead" (Power / NWOBHM / True)

Cuando se nombra referentes en el Power, especialmente el europeo, hay unos grupos que siempre formarán parte de la lista, Blind Guardian, Helloween, Hammefall, Stratovarious, Edguy y Gamma Ray, si esta letanía no se recita debidamente a la hora de circunscribir a los más conspicuos representantes del género, se corre el riesgo de cagarla... no mucho menos. Vale la pena preguntarse, cómo eso es posible, ¿quien le da ese derecho a esos nombres - junto con dos o tres más, máximo? 


No busquen la respuesta en las estrellas, no hay nada oculto. Todo está ahí, en discos como "Empire Of The Undead" de los alemanes de Gamma Ray. Nuevamente, tras veinticuatro años de haber sacado su primer álbum, con este, su doceavo trabajo, Kai Hansen y sus chicos (aunque ya no tanto) enseñan y dan una clase de cómo se hace un disco sólido, divertido, melódico, poderoso y a pesar de todo, con lugar para la innovación y la sorpresa. Trabajos magnificentes e intemporales como "Land Of The Free" (1995) no son fáciles de repetir y con este, no es el caso, sin embargo aquí hay mucho, mucho esfuerzo, sentimiento e intensidad. 

Gamma Ray está dentro del selecto grupo que consistentemente, al terminar cada disco, renueva sus poderes con creatividad y motivación. Parece que secretamente quemaran sus instrumentos en una pira... cada disco es un nuevo comienzo, ese es un espíritu joven y Kai. a sus cincuenta y un años, lo muestra intacto. Con este disco, yo diría que uno de los más frontales en su discografía -sino el que más-, Gamma Ray hace hincapié en la velocidad, a veces más que en la melodía y en la adición de elementos emocionales tomados del mismísimo True, que junto con la voz de Hansen, golpea al oidor de manera brillante y fuerte.

Comenzando con el regalo operático 'a la Avantasia' de la épica canción Avalon, la cual tiene tantos elementos en su desarrollo que todavía sigo descubriendo, se pasan a temas fuertes como Hellbent y otros con coros excelentes como Pale Rider, luego Born To Fly es veloz y de gran riff; Master of Confusion, retoma los fundamentos del Europower puro, aunque puede que sea la que menos me sorprendió, pero es divertida.

A partir de ahí se produce un salto cualitativo con la canción Empire Of The Undead, esa canción podría pertenecer a la rotación de concierto de Iron Maiden o Saxon... a ese nivel, verdadero NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal, niños, pa' que no pregunten), inesperada y de mucha calidad, con el mejor sólo de guitarra en lo que va de 2014 y nominada por derecho propio a Mejor Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. 

Claro, la canción anterior obligaba a bajar el ritmo en la siguiente, la balada Time For Deliverance se hace floja, aunque mejora hacia el final. Demonseed no eleva el nivel del disco, aunque es rítmica y fuerte, cambiante y con su toque retorcido, pero es la más floja del trabajo. Las emociones Heavy/Power cierran el disco con Seven, para luego presentar una canción Power en estado de gracia, con su mensaje específico de continuidad del proyecto como es I Will Return, -seguro que si lo harán-, ambas buenas, en especial la última, posiblemente la mejor canción Power del disco. 

No creo que "Empire Of The Undead" tenga desperdicio, a pesar de algún momento menor, pues en él hay de todo: Power, Heavy, NWOBHM, True, emociones, baladas, coros, riffs y mucha calidad, la que los amantes del género y del grupo esperaban. Todavía es posible describir a Gamma Ray y por lo demostrado seguramente lo seguirá siendo por mucho tiempo, como una banda asertiva, épica e impresionante, con sus toques tradicionales en la perspectiva histórica, pero sin miedo a hacer cosas sorprendente. Gamma Ray no lo necesita, pero se ratifica como una de las pocas bandas intemporales del Power.

8.5/10


miércoles, 9 de abril de 2014

Animals As Leaders - "The Joy Of Motion" (Djent / Progressive / Instrumental)

Estos discos son rarezas. Están reservados para el gusto de unos pocos y generalmente hablan de niveles cósmicos de ejecución instrumental entre los miembros de las bandas. Es difícil, sin embargo, que alcancen a segmentos mayoritarios de oyentes -no creo tampoco que ese seas su objetivo primordial- y finalmente, pocos son los que incorporan a su rotación usual estos trabajos; por otro lado, de forma casi injusta, cuando un metalero quiere demostrarle a un amigo o a una 'compañía significativa' lo buena que es la música que escucha (aunque haya puesto el álbum a sonar una sola vez en su vida y de verdad sólo escuche Cannibal Corpse) pone a sonar, a volumen moderado, Djent o, como con "The Joy Of Motion" de los norteamericanos Animals As Leaders, Progressive / Djent Instrumental.... ¡como si los viera desde las sombras! :-)


Ahora... Tenemos (tengo, pero me gusta hablar como el Papa) que dilucidar si este tipo de ejecuciones virtuosas, además de la estética pura, intrínseca al virtuosismo instrumental., es buena, gustosa, divertida, emocionante o algo, o se queda en las formas. Algo así como Kiss: si sólo se tratara del maquillaje, no habrían llegado muy lejos (aunque Kiss no es un muy buen ejemplo musical, jajajaja). ¡Pero cuidado!, cuando se mezcla Djent, Prog Instrumental, un trio de músicos proeficientes en el manejo de sus herramientas y cierta fama, la tendencia será a la etiqueta de 'majestuoso' como mínimo. Claro, volvemos a que esto depende del gusto de cada quien y no hay existe 'la verdad', quizás sólo tendencias.

Después de tanta explicación lo menos que supongo que se espera es que hable mal del tercer trabajo de Animal As Leaders, lo cierto es que no. Es un buen disco, sólido, intrincado casi hasta llegar a la masturbación técnica, dinámico, con fuerte influencia de Jazz y completo, redondo, diría un catador de vino. Pero -que vaina, con esa palabra, abre un mundo de posibilidades- todavía está por calar en mí la influencia del Djent, aún y reconociendo que es un buen disco y merece totalmente la pena escucharlo e incluso repetirlo alguna vez, siento que el género se aleja del Metal un poco demasiado y mi Metal Progresivo, así como otras cosas, me gusta caliente y húmedo, definitivamente más intenso.

Si, es cierto que "The Joy Of Motion" tiene canciones que cumplen con todos requisitos que debe tener un buen disco y por eso mucha gente lo ha catalogado como uno de los mejores actos del año, canciones como Ka$cade y Lippincott, llenan mis expectativas, pero algunas otras caen en divagaciones que no me terminaron de llegar al fondo de los sentimientos, quizás mucha vuelta, que ni siquiera entendí como adorno o desarrollo... como si a veces se perdiera el punto focal, como en Physical Education o Crescent. No sé, seguro que soy yo y no ellos, pero el mensaje no me pareció tan total como algunos lo quieren ver, pero bien por ellos, que bueno que haya gente con mejor cultura musical, yo espero seguir creciendo en ese sentido.

En cualquier caso, lo cierto es que aquí estoy tratando de ser fiel a mi consigna de utilizar como referencia fundamental para comentar mi particular gusto, no la visión de los demás, niveles tecnológicos o cosas por el estilo y en ese sentido me siento satisfecho de lo que oí aquí, pero habría querido más emoción, no se... eso que uno sabe que está ahí y que te eleva. "The Joy Of Motion" no me terminó de gustar ahí, a veces me produjo más bien cierto letargo.

Este trío, el cual se apoya en músicos de sesión, ha realizado un muy buen disco, interesante y mejor ejecutado, pero no vienen a hacer temblar mi perspectiva respecto el Djent / Prog, en todo caso, gustará y estará encabezando las listas de muchos este año, aunque puede que esté dirigido a un sector más Rock que menos Metálico al que sugieren presentarlo, en todo caso creo mejor parámetro para comparar este estilo el disco de Scale The Summit, "The Migration".

7.5/10


lunes, 7 de abril de 2014

Layment - "Of God And Goats" (Heavy / Power)

¡¿Pero quien coño es Layment?!, todo el mundo y su abuelita parece conocer esta banda alemana y yo debo confesar, no con poca pena, que creo no haberla escuchado nunca, aunque claro, su último disco llamado "Traces" es de 2009 y cinco años son muchos, aunque dicen algunos sites que fue bueno... no lo he conseguido, pero ahora que me tropiezo con "Of Gods And Goats" puede que lo busque para darle una revisión. Ahora... perdón otra vez, ¡¿Pero quien coño canta en este disco?! XD


De lejos esta banda de Heavy/Power con influencias Thrash cuenta con un arma secreta en su cantante, Marian "Marosh" Schmidt, el cual tiene una voz rasposa y gruesa, la cual parece un poco una mezcla entre Enrique Bunbury de Heroes Del Silencio y Chuck Billy de Testament, pero con mucha personalidad propia (dije 'un poco', antes de que los sentimientos afloren en aquellos de dermis sensible)... la comparación es sólo a los efectos de ilustrar mi percepción, en todo caso sugiero oír el disco antes de sacar las armas de destrucción masiva en mi contra, aunque igual, no me importa tanto.

Este excelente cantante provee un mejor marco para que la banda, de seis componentes, dos guitarras, bajo, teclados y batería, desarrollen un trabajo rápido, melódico, si se quiere hasta algo minimalista -a pesar de su cantidad de miembros-, y sumamente orientado a los coros y el riff, con deseos de que cada canción quede grabada en la cabeza de los oidores.

Sin esperar mucho de estos ilustres desconocidos (para mi) y más bien algo predispuesto a un disco Black, gracias al título del trabajo y la portada, de pronto me conseguí moviendo melódicamente la cabeza hacia arriba y hacia abajo, todo el recorrido del álbum, hasta algo incrédulo por lo redondo y completo que me sonaron sus cuarenta y siete minutos. No hay como mantener las expectativas bajas para sorprenderse, incluso ya dentro del mismo disco, luego de haber pasado unos buenos minutos escuchando las primeras cinco canciones, indiscutiblemente Heavy, con un sonido Thrash, que salió de la nada pero no es improvisado y que me golpeó con fuerza en la canción Rejected Son, la cual junto con temas como I Am Kholossos, Of Goats And Goats, y la mejor del disco, This Covenant, otra nominada a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica-

Las guitarras, las melodías y una batería ocupada en darle cuerpo al disco, junto con la mencionada voz poderosa de su cantante líder me sugieren que, si llegan a oídos de la gente ahí afuera, este va a ser uno de los discos sorpresa del año y va a ocupar el tiempo de más de uno. Su mezcla de sonidos épicos, poderosos, melódicos e intensos, junto con su calidad instrumental, entrega del mensaje y elementos diferenciantes, sin ser necesariamente los creadores de un nuevo género, me sugieren una mezcla ganadora. Incluso la producción está más que bien para una banda que elaboró este disco bajo su propio nombre, sin apoyo de una disquera... lo que les auguro que en el próximo disco será diferente.

Cierro diciendo que Layment se define a sí mismos como 'la banda sonora para tomarse una cerveza' y la verdad es que creo que puede ser una de las mejores maneras de definir un disco, en mucho tiempo. Estoy tan sorprendido como con lo que hizo Avatarium a finales de 2013, por lo que disco, canciones, banda y sorpresa, reciben mi aprobación -donde ella sirva- y les reserva un sitio en mi rotación.

9/10. Otro Nominado a Mejor Disco del Año del El Lado Oscuro - Metal Crítica, el octavo.


domingo, 6 de abril de 2014

Delain - "The Human Contradiction" - (Symphonic / Gothic)

"The Human Contradiction" de los holandeses Delain es el álbum más pesado, oscuro e interesante de su discografía. Fundamentalmente Gothic en sus inicios, han girado hacia Symphonic sin alejarse totalmente de las raices y conservando algunos los elementos que los hicieron tan interesantes en "Lucidity" (2006), "April Rain" (2009) y "We Are The Others" (2012), como es la excelente voz de Charlotte Wessels e incorporando algunas nuevas ideas, tal se percibe en el aumento en el uso de los teclados, más épicos y una guitarra omnipresente, densa y fuerte.


La guitarra, como dije, es muy buena, hay buenos solos y riffs, con un toque épico; las letras son lo que más los mantiene en contacto con el Gothic, pues siguen tratando con el dolor, la tristeza, los anhelos y el amor, aunque pienso que su songwritting ha madurado. Recomiendo, en cualquier caso, bajar la versión que tiene el booklet adjunto, con el que podrán seguir la temática lírica. La conjunción de estos elementos, conducidos por buenos intros y estructuras, me atrajeron e incluso, en algunas canciones, como Here Comes The Vultures y Your Body Is A Battleground me parecieron excelentes, además la balada Scarlet es hermosa. La influencia que se percibe del invitado Marco Hietala de Nightwish es indudable en varias canciones, pero especialmente en Sing To Me, la cual, puede estar dentro de las mejores o incluso, ser la mejor del disco, junto con Lullaby, una canción que a pesar de su nombre sorprende en su fuerza y su riff de teclados.

Quiero hacer una mención especial a la canción The Tragedy Of The Commons, esta canción me parece una de las mejores pruebas de que una voz femenina, dulce y melancólica, pero formada y potente, puede y no sólo puede, debe, formar parte del imaginario del Metal. Este tema mezcla la fórmula de voces princesa/dragón y coros épicos, que tantas veces he escuchado en trabajos de bandas como Épica, pero con el sentimiento e intensidad que hacen volver la cabeza, queda pues nominada a Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica

Algunas otras canciones, como Army Of Dolls o My Masquerade, me resultaron agradables, hermosas incluso, pero con elementos demasiado Pop en su sonido que sobraron dentro de lo esperable, aún así creo que en términos generales no puedo señalar una canción, de las once que compone el trabajo, como mala, débil o sobrante, quizás con excepción de Don't Let Go, que excede un poco de más sobre los limites del sonido comercial; así pues, en general el disco está a la altura, al menos, de grupos que antes eran señalados como las influencias obvias de Delain, como son Within Temptation, Xandria o Sirenia, a partir de "THC", puede incluso ser al revés y convertirlos a ellos en la influencia a observar.

Siete canciones más, entre temas en vivo anteriores y orquestales de los nuevos, algunos realmente bien ejecutados, completan como bonus el disco, lo que hace que el mismo no tenga desperdicio. "The Human Contradiction" es una álbum más poderoso, escrito y ejecutado por músicos de primera línea, talentosos y capaces, a los que creo se les recordará con este trabajo como uno con genuino esfuerzo, digno de elogio.

8/10


jueves, 3 de abril de 2014

Teitanblood - "Death" (Death / Black)

La muerte es el principio y el fin de todo, todo en la vida es impulsado por la eventual promesa de la muerte y cada célula del cuerpo está indefectiblemente destinada a ella... el género Death, el bueno de verdad, busca, según yo mismo, mostrar la cara de la 'parca', en el sentido de enseñar su esencia, -dependiendo del ejecutante por supuesto-, para unos será más cruda, para otros más brutal, para cualquiera intimidante... pero nadie se queda impasible ante ella.


Los españoles de Teitanblood, una de las banda más extremas venida de la Madre Patria, explican en su segundo disco, llamado "Death", su idea del estilo a través de conceptos de guerra, con sonidos que algunos han llamado War Death, aunque yo considero que, si de catalogarlos se trata, hay una línea difusa en su estilo entre el Death y el Black. En sus temas transmiten el vacío que produce la sangre derramada, con sonidos brutales, intensos, blasfemos y como me gustan cuando tengo ganas de oír algo duro: realmente alejados de elementos melódicos. Su disco es intrigante, extremo, creativo e impresionante, capaz de sorprender a oidores experimentados. Tiene esa fuerza vital persistente que dice: 'me sabe a mierda que no suene como a ti te gusta, pero lo vas a oír' .

"Death" es tan inaceptablemente oscuro y duro que cualquiera que no están familiarizado con el enfoque del Metal a estos niveles encontrará repugnante el momento, más allá de lo aceptable. De hecho ese es uno de los fuertes del disco, que obliga a tomarse con calma y filosofía el trabajo, entender las raíces e influencias de Teitanblood, las cuales parecen rendir homenaje a bandas como Autopsy, Possessed o Celtic Frost y admirar la rabia y primitivismo sónico mostrado aquí. Entendido todo ello, el trabajo brindará multitud de imágenes necrofílicas, histéricas, esquizoides y profanadoras que se agolparán en la mente de quien se atreva a nadar en las aguas de este disco. Realmente "Death" brinda homenaje a la locura y está impregnado de sensaciones insanas.

En lo técnico, el nivel de calidad sonora está por encima de lo que acostumbra el género y muestra un frenesí demencial en el uso de las guitarras y batería, cargando los temas de sonidos intensos. El disco tiene la capacidad irresistible de quererte hacer oír más, una vez que crece dentro de uno y aunque Teitanblood no es necesariamente original en su sonido, tiene mucha fuerza, tiene esa llama primigenia del que quiere decir algo y encontró una manera bruscamente, un mensaje terrorista, pero sin bomba.

Me resultó interesante que el disco tiene sólo siete canciones, pero en total dura una hora y ocho minutos, tiempo en el que un manto oscuro me cubrió, me permitió viajar a sitios grises, marrones y áridos, bañados en sangre y desolados por la muerte. Es en estos trabajos en los que redescubro mi fascinación por el Metal, donde recuerdo que es por las sensaciones y la actitud el motivo por el cual estoy aquí. 

Teitanblood sin duda gustará a unos, será detestado por otros y pocos lo entenderán... sobre todo a estos últimos, mi respeto. No sólo es Metal extremo, vieja escuela, es un testimonio de rabia y brutalidad, pura maldad, tan perturbadora como puede o debe a llegar a ser el Death, sin convertirse en una caricatura. Canciones como Burning In Damnation Fires, Unhearthed Veins o Anteinferno son placeres oscuros, pero todo el disco es una joya, lástima que la última canción Silence Of The Great Martyrs no sean tan atrayente como el resto, habría sido fácil darles el máximo puntaje. 

9/10 Como debe hacerse el Metal extremo. Séptimo seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.