Heavy, Symphonic, Death, Black, Power, Folk, Progressive, Viking, Epic, Melodeath, Speed, Avant-Garde, Thrash, Gothic, Doom... críticas, comentarios y reviews de Metal, pero sólo a veces

lunes, 31 de marzo de 2014

Lacuna Coil - "Broken Crown Halo" (Gothic / Alternative)

Lacuna Coil es una banda italiana, hiper famosa diría yo, especialmente para lo que hoy por hoy se hace en término de venta de discos, mucho más contando que no son un acto Pop (...ejem...), sino Gothic / Alternative, tanto es así que dicen, pero me cuesta un poco creerlo, que su disco "Dark Adrenaline" (2012), que alcanzó el puesto quince en el Billboard 200, vendió más de veinte mil copias... eso, para quien no tenga clara las perspectivas numéricas, es una absoluta bestialidad numérica para el Metal de hoy, por encima incluso de bastantes bandas consagradas.


La banda ha conseguido su zona de confort musical y la buena base de fanáticos que los sigue, en el uso de líneas de guitarra prominentes y contrastantes, voz femenina y masculina entrelazadas y un estilo melódico, gótico pero pesado y con atención al uso del sonido del bajo. A mi, en lo particular, nunca me han parecido una gran vaina, pero su prominencia mediática me inclina a comentar este trabajo, especialmente luego del super éxito de 2012, con el mencionado "DA".

Cualquiera que siga al mundo del Metal, tenía que haber manifestado cierto interés por lo que iba a pasar con "Broken Crown Halo", así escuché en la web la primera canción del disco, a manera de single promocional, Nothing Stands In Our Way, y me sonó bastante bien... por lo que estaba esperando el lanzamiento de un buen álbum, pero en la medida en la que lo he repasado, lo cierto es que tengo que llegar a la conclusión de que aquí no hay nada especial, diferente o nuevo. Cuando mencioné antes que el grupo había conseguido su zona de confort con la música que han venido haciendo en, por lo menos, sus últimos dos o tres disco, lo dije en el buen sentido, pero "Broken Crown Halo" abusa abiertamente de ese activo. Este disco es Lacuna Coil, si, pero repitiéndose a si mismo, 'ad nausea'. 

Ciertamente, el disco está bien hecho, tiene buena producción (luego de vender tantos discos era necesariamente esperable que la disquera se esmerara), pero su sonido es impersonal y le falta una seria dosis de adrenalina. En cada pista que va pasando siento que la misma canción se repite, aunque hay sonidos y letras diferentes, es, en el fondo, siempre igual. El disco me pareció apático y lento, las canciones Zombies junto con la mencionada Nothing Stands In Our Way parecen ser las mejorcitas, pero piezas como Die & Rise, Hostage To The Light, I Burn In YouVictims, Infection o One Cold Day son uniformes, sin intensidad, ejecutadas al mejor estilo del grupo, pero con un sentimiento desabrido; luego I Forgive (But I Won't Forget) me pareció mediocre. Los temas los percibo frenados, aunque de composición coherente, con buenos arreglos instrumentales y vocales, pero finalmente poco intensos.

"Broken Crown Halo" no es particularmente interesante, ni impresionante, permanece a la sombra de "Dark Adrenaline" y demuestra que al vocalista y líder de la banda, Andrea Ferro, no les están yendo muy bien las cosas desde el punto de vista creativo, además de que -en lo particular- su voz nunca me ha gustado mucho; destaco por otro lado que el registro de Cristina Scabbia sigue sonando tan bien como siempre. Sin embargo y a pesar de mi regular agrado, tengo la sensación de que el disco será del placer de la base de fans del grupo, que el mismo fue hecho con el inocultable objetivo de mantener a ese grupo... digamos... contento, lo que finalmente no está mal, aunque peca seriamente de intensidad, innovación y fuerza.

6/10


viernes, 28 de marzo de 2014

Sonata Arctica - "Pariah's Child"(Power)

¡Ah, la emoción de escribir acerca de 'heroes del Metal'! La experiencia me ha enseñado, no siempre de manera amable, que atreverse a hacer público un punto de vista respecto a grupos consagrados como Sonata Arctica no es tomado a la ligera y generalmente se paga con sangre -virtual- cualquier posición que desvirtúe la percepción de los incondicionales o de la fauna de haters y trolles, por igual... pero para lo que me importa; aquí mando yo :-)


Lo cierto es que luego de los casi dos años que han transcurrido del amargo sabor que dejó en el ambiente "Stones Grow Her Name" (2012), en el que todo decayó, se hizo menos intenso y Sonata Arctica no convenció a casi nadie (y por lo que creo, luego de haber visto una entrevista a Tony Kakko, ni a ellos mismos), vuelven, tratando de cumplir la promesa de 'hacer un disco para los fanáticos', un disco que, a mi parecer, muestra tanta intensidad y cariño en su elaboración que no creo que necesariamente busque satisfacer a los amantes del grupo -que de rebote lo hace- sino que persigue gustarle a ellos mismos.

Yo me voy a confesar: de Sonata Arctica no esperaba nada excepcional, estaba tristemente convencido de que sus mejores momentos habían pasado y no volvería a escuchar nada como "Unia", "Ecliptica" o "Winterheart's Guild" y si bien es cierto que en este nuevo disco, "Pariah's Child", confirman que nunca serán iguales a aquello que fueron, hablando de manera estrictamente referida al estilo musical, es un gran trabajo, que -incluso- como les ocurre a los buenos discos, tarda un poco en entenderse, en descubrirse. Yo en lo particular siento que este álbum se convierte en la vuelta triunfante de la banda y lo nominaría, esperando todavía el nuevo disco de At The Gates, al Regreso del Año.

"Pariah's Child" es un disco Power, mucho menos orientado al AOR que "SGHN", aún sumamente melódico, dulce, con elementos veloces, rítmicos, emocionantes, instrumentalmente excelso, inteligente y divertido, con espacio para la calidad personal y confianza suficiente para, incluso, saberse burlar de ellos mismos, con clase y buen gusto. Siento que, por encima de todo, este disco ha debido ser un placer de hacer, que debió llevar tiempo y cuidado de los detalles. Hasta el uso de elementos nuevos, como sonidos que rememoran juegos clásicos, diría que inspirados en la serie Final Fantasy, en la canción Take One Breath y elementos Godspell y Blues como en X Marks The Spot, me parecieron fascinantes.

Canción por canción el disco es un placer, así, The Wolves Die Young rememora la raices de la banda, su sonido rápido, melódico y gusto por la temática de lobos, Running Lights, utiliza la velocidad y la guitarra de manera emocionante, una canción sentida; Take One Breath, usa cambios de ritmo Prog, voz potente y melodía fuerte; Cloud Factory, nuevamente suena a la Sonata Arctica de siempre, con sus letras y coros elevados y ritmo rápido, excelente. Blood, es una canción mucho más oscura, interesantísima y espectacular, una de las mejores del disco; el toque que sigue demostrando su interés en los temas difíciles y socialmente comprometidos se percibe en What Did You Do In The War, Dad? buena e intensa en su sentimiento y mensaje. Half A Marathon Man, es un cambio estructural en las formas musicales de la banda, con fuerte influencia Rhythm and Blues sorprendente, aunque comparativamente me pareció la menos interesante del disco.

Mención especial para X Marks The Spot que es una canción que sirve para demostrar el nivel de confianza en su propio trabajo y trayectoria, pocas veces se oye una canción que sea tan buena e histrionica a la vez, inclusive el cuidado del uso del acento sureño del preacher (tipo Bible Belt) es un excelente detalle; luego y casi al final la balada Love, sencilla y dulce, realizada para que Tony exhiba sus dotes como cantante, a algunos le gustará a otros les parecerá relleno, yo la disfruté. 

Para cerrar un atrevimiento, pues luego de amenazar con diez minutos de sonido en algunas entrevistas, se deciden y presentan Larger Than Life, una gran canción, completa, compleja, con suficientes cambios de ritmo, escena y coros que se elevan, como para hacerla un excelente regalo. Grande.

Completo diciendo que con "Pariah's Child" Sonata Arctica asume su propia historia de quince años y demuestra como se vuelve en forma. Con él la banda se posiciona nuevamente como una de las grandes referencias del Power melódico. Este disco me ha sorprendido y hecho feliz, mucho, ambas cosas.

9/10 Sexto contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


viernes, 21 de marzo de 2014

Vanishing Point - "Distant Is The Sun" (Power / Progressive)

Vanishing Point no es una banda nueva, pero definitivamente es poco conocida en el Power / Prog, pues a pesar de haber sido creada en 1995, lo cierto es que la mayoría de la atención a los ejecutantes de este género se dirige hacia Europa, por lo que grupos como este, que provienen de Australia, me crean cierta emoción, pues me producen de inmediato gran expectativa. Su sonido es, en los primeros repasos, potente, bien ejecutado y con bastantes canciones buenas.


La música que compone "Distant Is The Sun", quinto disco de la banda, pero el primero que llega a mis manos, esta basada en fuertes melodías dirigidas por los elementos vocales y los teclados. No es tan impactante como otras bandas de grandes nombres y tienen cierta falta de uso específico de las guitarras. A pesar de que no presentan nada demasiado innovador, juegan bien el juego musical y ninguna de sus canciones se percibe como de relleno. No se me malinterprete, es cierto que ejecutan algunos solos de guitarra, pero puede que los mismos se perciban un poco limitados, quizás diluidos.

El bajo no tiene un trabajo preponderante, pero se escucha bien, sin ser necesariamente espectacular, simplemente está ahí, haciendo el trabajo. La batería es bastante mejor en el conjunto general, pero su ejecución es estándar, no determinante, aunque si bien ejecutada. La estrella clara de este espectáculo es sin embargo el cantante Silvio Massaro, su clara y fuerte voz es más que buena y para mi se destaca a lo largo de todo el álbum, poniendo de relieve su excelente aporte, incluso los coros que lo secundan son de primer orden, seguro, es lo mejor del trabajo. El sintetizador está bien utilizado, añade textura al álbum e inicia y desarrolla de manera interesante algunas canciones como Circle Of FireDenied Deliverance y Era Zero

El mayor problema con este álbum es su fijación en la memoria. Nadie y mucho menos yo, va a dudar que es un disco bien hecho, incluso bastante bien ejecutado, grabado y presentado. Pero no se porque me produce ese efecto de decaimiento en mi recuerdo; luego de oírlo algunas veces no siento que algo se quede allí, con excepción de las canciones/baladas Let The River Run y Story Of Misery, la cuales me parecieron las más interesantes y mejores del trabajo, el resto comienza a decaer al cabo del tiempo y no me veo mucho volviéndolo a colocar nuevamente, a pesar de algunas excelentes melodías y la gran actuación vocal, este álbum no 'crece' tan bien dentro de uno, al menos no en mi. Sin embargo puede que se convierta en un éxito, ya que creo que está por encima del promedio general.

Reitero, todo este álbum es una buena escucha y es bastante más consistente que algunos otros álbumes del estilo que hay rondando por ahí, pero al final no se si va a ser uno de esos discos que, de vez en cuando, vas a recordar y a decir... 'me gustaría repasar este grupito'... ojalá esté equivocado. Sus canciones -todas- están bien, pero no hay nada realmente impresionante o atemporal, pero si bueno. Sin embargo, entendiendo -desde mi visión- que no viene a cambiar ningún panorama, lo voy a recomendar, pues está bien realizado. Quizás en una próxima entrega eleven el uso de las guitarras y lo hagan más memorable, más épico y no le metan catorce canciones, que como siempre digo, son demasiadas, hacen el disco demasiado largo... por lo demás, está bastante bien, tiene sus momentos y vale el rato que se le quiera dedicar.

8/10. Gran portada, seleccionada para competir.


martes, 18 de marzo de 2014

Black Light Discipline - "Death By A Thousand Cuts" (Industrial / Dance)

El Metal da para todo, fíjese bien que no digo para 'casi' todo. Luego de escuchar discos como este creo que se reafirma mi percepción de que los límites de esta música se hacen difusos y casi cualquier cosa que uno quiera llamar Metal puede o debe ser aceptado como tal, con realmente mínimos requerimientos para cumplir con la clasificación, los cuales -a su vez- no estoy seguro que siempre sean musicales y puede que sólo la actitud sea suficiente para satisfacer ese requisito.


¿El golpe de realidad? Que esa es la contribución de este disco, lo demás, pues no tanto. A mi me gusta la música electrónica y el Industrial, pero este disco, a pesar de haber sido mentado bastante en los lugares habituales, no me ha terminado de convencer. Los finlandeses de Black Light Discipline, que ya tienen con este tres álbumes y según se dice, logran superarse con respecto a "Empire" (2008) y "Against Each Other" (2012), sin embargo -para mí- el disco luce débil, repetitivo e incluso bastante aburrido, careciendo fundamentalmente de la típica estimulación energética necesaria para que este tipo de trabajo destaque.

Esta banda de Electro-Metal, que combina varios estilos de música, entre ellos el Melódico, junto con un trabajo de sonidos de teclados, que llevan fuerte tinte Dance, experimentan con técnicas vocales y tratan de incorporar cierta potencia escandinava, sin embargo sus canciones no me emocionaron, ni me electrizaron, como por ejemplo han hecho antes grupos como Semargl y si bien tienen su nicho definido en lo que a fanáticos respecta, creo que con "DBATC" les faltó intensidad en la ejecución; el trabajo me pareció fallo de esos elementos que envuelven y arropan, tan necesarios para el estilo. Se puede encontrar aquí un sonido moderno, canciones melódicas y buen desarrollo de las voces y sintetizador, pero las canciones no son fuertes, incluso el sonido de la batería es débil.

Me atrevo a escribir respecto a Black Light Discipline ya que han creado cierto revuelo con este trabajo en las diferentes páginas especializadas, pero lo cierto es que, desde mi perspectiva, su fusión de Metal con sintetizadores e influencias Industrial en un solo paquete, crean sólo un leve -hacia mediano- registro atmosférico, con poca fuerza y ausencia de las sensaciones infecciosas que se esperan del género.

Canciones como Look At Me Now, On Fire, Under The Knife y varias otras no es que suenen mal, de todas maneras hay que recordar que el estilo no es demasiado fácil de entender, pero a veces me recordaron demasiado a la banda pop Dead Or Alive que en los años ochenta colocó aquel 'one hit wonder' llamado You Spin Me Round (Like A Record), lo que les hace perder frescura, además de que el detalle de la voz femenina que se escucha en algún tema no me gustó nada, ni le vi sentido.

Termino por decir que "Death By A Thousand Cuts" me luce como el propio disco que, dependiendo de quien lo oiga, lo adorará o lo odiará, pues repito, da para todo. En lo que a mi respecta no creo exagerado decir que ha generado más expectativas de las que se merece y no va a pasar nada excepcional si se coloca una vez y no se repite; está bien para experimentar, pero no es bueno, ¡pero ojo!, no por el estilo, sino por su songwritting general, que no es particularmente emocionante o divertido.

4.5/10


viernes, 14 de marzo de 2014

Winterstorm - "Cathyron" (Power / Folk)

Tercer álbum de esta banda alemana, su disco anterior "Kings Will Fall" (2012) me había parecido bueno, pero no llegué a escribir nada sobre él, debe haber sido porque me pareció del montón; ahora las cosas cambian y la selección de la banda para este trabajo eleva la conversación a otro nivel, al de los excelentes ejecutantes. "Cathyron" es un asalto en descampado, ni te puedes defender, ni te puedes resistir.


Lo he dicho en algún otro comentario de Power / Folk, la mezcla de esos dos géneros no es fácil de lograr, lo más sencillo es que resulte un trabajo meloso y exagerado, con clichés por doquier, por el contrario, Winterstorm se las ha arreglado para desarrollar un trabajo redondo y completo, emocionante, sin ridiculeces, con cierta influencia Raphsody Of Fire en ese apartado, pero lo suficientemente bueno como para no resultar una copia, al contrario se perciben elementos propios en el desarrollo de su épica melodía. Luego las letras, interesantes y cautivadoras, sin caer en ridiculeces de dragones y doncellas. De hecho, Winterstorm desarrolla "Cathyron" como un álbum conceptual que cuenta una historia sobre Teron, el héroe en una lucha entre el bien y el mal; finalmente la instrumentación: guitarras afiladas y bien ejecutadas, una batería veloz y sintetizador sólo el suficiente, evitando exceso de protagonismo; mucho uso de velocidad y técnica distingue el trabajo, en definitiva, casi hasta el Symphonic.

Pero el gran fuerte de "Cathyron", es sin duda, la melodía, elevada por los mejores coros que he escuchado en un buen tiempo, endulzada por la emoción y sentimiento Folk, que me parecieron cautivantes. No dejen de escuchar todo el disco, varias veces porque tiene elementos que van a descubrir en nuevos repasos, pero especialmente canciones como Windkeepers, Call Of Darkness o Down In The Seas, las cuales no puedo sacármelas de la cabeza :) A nivel de menos bueno, está la cierta descontextualización que la canción The Maze produce, pues si bien es buena, pero se escucha algo fuera del esquema general del disco en lo que a melodía respecta y la canción Metalavial, que no me llegó tanto como el resto... estos defectos menores no le quitan demasiados enteros y a mi gusto convierten el trabajo en un verdadero placer. Las demás canciones son de lo mejor que se puede conseguir en el género, se los aseguro, que he escuchado esto mucho y durante bastante tiempo.

Musicalmente tampoco es que haya nada especialmente complejo o único aquí, pero las ejecuciones son tan limpias y energéticas y las canciones son tan increíblemente pegadizas, una detrás de la otra y el disco se precia tanto de sus coros épicos, que te harán cantar... te obligarán a cantar, pero no son canciones cualquiera, en él se nota el deseo de hacerlas mejores, más completas, más brillantes y menos tontas... digamos, menos 'características', pecado original del Power / Folk, lo que, honestamente, no es fácil de lograr como ellos lo han hecho.

Las influencias de todo orden se perciben sin duda, Blind Guardian, Hammerfall, Falkenbach y Equilibrium, son sólo algunas de las bandas que creo pueden haber inspirado parte de este trabajo, pero lo que ciertamente habla de su buen gusto y calidad, a pesar de que también hubiera reducido su duración en una o dos canciones, justamente las que noté menos gustosas, por lo demás, es lo mejor que el primer trimestre ha traído en este género.

8.5/10

martes, 11 de marzo de 2014

Words Of Farewell - "The Black Wild Yonder" (Melodic Death)

El Metal acostumbra curarse a sí mismo, así se demuestra cuando un género, como en este caso el Death Melódico, que a veces parece que está dando todo lo que puede de sí mismo y viene una banda como Words Of Farewell y prueba que, en contra de todo lo que se dice, ahora es que hay que disfrutar y quedan horas de buena música por delante.


"The Black Wild Yonder" es el segundo disco de estos alemanes, que de manera inesperada dan nueva vida a un género que muchos no sólo creen que está en desaparición, sino que parece que lo desean... aunque si sacan la cabeza de hoyo en el que parece que la tienen enterrada se percatarán de que todavía hay bandas como esta o Insomnium, Omnium Gatherum y Mors Principium que son la palmaria evidencia de que al sonido Gothemburg todavía le queda mucho, sin contar que este año vamos a oír material nuevo de At The Gates, luego de veinte años sin sacar un disco, lo que, para los metaleros que necesiten pañales, puede ser un problema estético grave.

Volviendo a este disco, el mismo tiene todo lo necesario para estar ahí... allá arriba, donde se reservan pocos espacios. Su fuerte uso de la armonía, las capas de sonido oscuras, a veces fuertes, otras melancólicas, nostálgicas y tristes, la poderosa y técnicamente desarrollada técnica de growls de Alexander Otto, la sensación atmosférica, más bien ligera y difusa, hacen explosión en los cincuenta y nueve minutos que tiene este disco. Secciones de ritmo es mortal, llena de las explosiones justas de blastbeats, una guitarra muy completa, un teclado excelente, pero que se oye sólo lo necesario, unido todo a una producción y sonido realmente por encima de lo regular, hacen de este disco una experiencia necesaria.

Todas las canciones son buenas, sin relleno y de alta carga de energía y sentimiento, siendo la mejor la más larga del disco, Raven, que junto con Damage Beyond RepairThe Outer Rim y Telltale Notion, transmiten sensaciones grandes y poderosas, altamente épicas y atmosféricas.

Puede ocurrir que este disco no cale muy adentro la primera o segunda vez que se oye, pero debe brindarsele la debida oportunidad, consejo que quiero darle a quien tenga la amabilidad de leerme. Al menos a mi al comienzo y posiblemente por la cantidad de música que me rodea al cabo del día, me dio la impresión de que era algo más del montón, sin embargo y siendo el primero en admitir que soy amante específico del Melodeath, luego de repasarlo con calma comprendí que estaba ante uno de los mejores actos de año en cualquiera de los géneros del Metal.

Este disco es por demás interesante en su aspecto instrumental. Si se hace abstracción y se dejan de escuchar lo growls del cantante, la música tiene mucho en común con el Power Progresivo, lo que a mi parecer no disminuye el nivel del trabajo en absoluto, por el contrario, enriquece el género y se convierte en un aporte importante al Melodeath. No se me vaya a mal interpretar, el uso de los elementos melódicos que me parece percibir no rompen ni un poco con el estilo, pues sigue estando presente la dureza típica del Death, pero con este disco hay elementos creados más meticulosamente que lo ordinario y son justamente esos los aspectos que hacen del disco algo distinto.

Words Of Farewell está formado por músicos de primera línea y no les empacha hacerlo saber a través de un disco excepcional como es "The Black Wild Yonder", de alto potencial y que demuestra que hay mucho Melodeath por oír en este mundo.

9/10 Quinto y muy serio contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


viernes, 7 de marzo de 2014

Aenaon - "Extance" (Symphonic Black / Avant-Garde / Technical / Jazz)

Los metaleros, pienso, debemos causar muchas impresiones a los no iniciados, a algunos les debemos dar miedo, a otros los sorprendemos, muchos se podrían intrigar acerca de qué es lo que nosotros sabemos -o creemos saber- que ellos no sobre esta música extraña. Puede que todo eso y más ocurra. Ahora, de lo que si estoy definitivamente seguro es de que entre nosotros nos damos risa... a veces nos tomamos tan en serio eso de ser una casta privilegiada, que comenzamos a rozar la estupidez, por soberbia, digo yo. Bueno, será nuestra idiosincrasia, o al menos eso me parece.


El comentario viene a colación porque en mi recorrido virtual antes de comenzar a escribir del nuevo álbum de los griegos de Aenaon, "Extance", me he conseguido una disparidad tal de opiniones que, o estamos locos, o nuestro ego es tan fuerte que morirá veinticuatro horas después que nuestro cuerpo: no es posible, sin hacer juicios de valor 'a priori', que este disco sea lo mejor y lo peor de la escena de 2014, a veces incluso al mismo tiempo. Bueno, esa también es una de las partes que me divierte de esto, el Metal da para todo y al final nos acoge a todos y siempre está ahí para nosotros, sin reprocharnos nuestras propias carencias.... en todo caso voy a hacer lo mismo que supongo que acabo de criticar y voy a dar mi propia opinión, porque para eso cree esta vaina, ¿o no? XD

No tiene sentido hablar mucho de las influencias de Aenaon, aunque sin embargo están claramente enmarcados dentro del Black Symphonic, especialmente el griego, que quien conoce algo del tema sabe que Rotting Christ tiene que haberles sugerido algunos sonidos; aún así creo que Aeanon logra en este, su segundo larga duración, encontrar su propio camino en la música, siguiendo sus instintos de creación. Melodías infinitas, unidas a una vasta complejidad orquestal, recrean un ambiente especial que se las arregla para mantener mi atención hasta el final, a pesar de la hora y cinco minutos de duración. Muchos riffs de guitarra bien elaborados, atmósferas oscuras y voces multi estilísticas deparan este trabajo.

Aenaon no es la típica banda de Black, pertenece y adereza su sonido con una fuerte influencia Avant Garde y experimental, pero y he aquí una de las cosas que más me atrajo, evita en sus composiciones esos niveles psicóticos que llegan a hacer del trabajo una cosa inentendible. Igualmente muestran un nivel de destreza a nivel Technical, con muchas referencias al Jazz que pueden impactar en algunos momentos. Sin embargo, no son fáciles de escuchar y definitivamente no son para novatos, ya que su carga caótica y de múltiples capas de sonido los llevan a un nivel poco convencional.

En "Extance" se combina Black puro con elementos modernos y hasta regalos Core, como en Closer To Scaffold, una de las mejores canciones del disco, desde mi perspectiva -la verdad no encontré ninguna que no me dejara de llamar la atención-, aunque a veces alguna pueda sonar similar a otra. 

Para finalizar diré que Aenaon es una banda que me pareció intrigante, capaz como pocos grupos de trabajar en un plano de existencia especial estilos tan opuestos como el Black, el Jazz, el Symphonic y el Avant-Garde, en unión seguramente profana. Canciones como The First Art, Land Of No Water, Algernon's Decadence y el 'magnus opus' Palindrome, con la que cierran en más de doce minutos de sonido puro y envolvente, son una representación perfecta de lo que esta banda se trata y no deben dejar de ser disfrutadas, no tanto por quien quiera, como por quien pueda y me perdonan lo metafísico.

9/10 Cuarta nominación a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica

jueves, 6 de marzo de 2014

Iron Savior - "Rise Of The Hero" (Power / Speed)

Ah!, el momento esperado por los maestros de lo oscuro para hacer pedazos un trabajo. Nada como un disco de True o Power (o los dos géneros unidos) para hacer saber porque todo lo que no es Black o Death no debe subsistir en el sacrosanto (?) mundo del Metal... pues no, yo no me presto a eso y en contradicción con los sesudos y verdaderos conocedores, voy a decir sencillamente lo que me parece del más reciente trabajo de uno de los grupos más ampulosos, épicos y clichés que hay, los alemanes de Iron Savior y su último disco, "Rise Of The Hero", lo cual, como se deben suponer, no son más que loas a otro gran trabajo, aunque con sus defectos -¿por qué no?-.


Saliendo de lo obvio primero, debo reconocer que es verdad lo que se dice, oír un disco de Iron Savior es oírlos todos, pero también lo dice Brian Jhonson (AC / DC), cito: "Estoy harto de que digan que mis últimos once discos suenan igual... ¡son los últimos doce!"... o sea, que me venga alguien a decir que AC / DC se repite a si mismo y por eso son mediocres.

"Rise of the Hero" es el octavo disco de Iron Savior, el proyecto que desde hace años ha sostenido su cantante y guitarrista Piet Sielck, el cual repite la fórmula con la que siempre los he conocido: tambores retumbantes, poderosa voz y guitarras afiladas, acompañadas de coros emocionantes y grandilocuentes. Evidentemente la propuesta sigue siendo fiel a sí misma ya que, entre que lo hacen bien y les ha ganado su legión de seguidores, por qué hacerlo diferente, pues por nada. 

Repitiendo la fórmula de "The Landing", con la enorme influencia tradicional del sonido de sus coterraneos Blind Guardian, a veces hasta rayando en la copia, este disco me gustó mucho, a pesar de que su grabación no es perfecta, hay canciones no tan completas, como el cover Dance With Somebody, Iron Warrior, Dragon King y el tema The Demon, el cual es francamente sorprendente y -para mi- descontextualizado , pero todavía peor, sencillamente no me gustó, además de que no entiendo la razón de ese relleno, siendo un disco de doce canciones y cincuenta y cinco minutos.

Luego hay canciones que si, que aciertan en el centro de mi corazoncito melódico y anhelante de letras estrambóticas y sonidos sobre elaborados, como Last Hero, la mejor del disco junto con From Far Beyond Time, además de Burning Heart, Thunder From The Mountains, Dragon King y la excelente Fistraiser, una buena manera de cerrar un concierto.

La sobrecarga de notas grandilocuentes, velocidad asesina y enorme trabajo de batería deja a "Rise Of The Hero" con un resultado más que aceptable con los necesarios sonidos de espadas heroicas y escudos espaciales que los distinguen. Me pareció también interesante que si bien por un lado veo a Iron Savior usando la misma fórmula que han utilizado durante años y no les importa sonar parecidas a otras bandas, su patrón de energía estructurada y emoción sigue siendo único, haciendo de este -en general- un buen disco. Especialmente si se es fan de Iron Savior esta es una oportunidad que no se debe dejar pasar, es mucho con demasiado, pero de una buena manera.

Puede que Iron Savior no reciba nunca el suficiente crédito por estar, por decisión propia, a la sombra de Gamma Ray, Helloween y Blind Guardian, pero siempre sacan álbumes divertidos, poderosos y sorprendentes como pocos. Este trabajo lo ratifica.

7.5/10


martes, 4 de marzo de 2014

Whispered - "Shogunate Macabre" (Melodic Death / Folk / Power)

Whispered es un acto de Death Melódico de Finlandia, con elementos Prog y fuerte contenido Power y Folk, siendo en este último apartado donde presentan su elemento sorpresa, pues, en vez de utilizar los esperables elementos típicos del Viking noreuropeo, optan por los sonidos tradicionales japoneses a través del uso los instrumentos populares nipones. Su música es algo difícil de etiquetar, pues no es tan agresiva como se esperaría de un grupo Death, por lo que por momentos estoy tentado a catalogarlos más bien como Power, pero lo cierto es que me he encontrado a mí mismo escuchando "Shogunate Macabre" varias veces 


Whispered mostró riffs buenos, pero no espectaculares y su cantante puede ponerse monotono, no siendo -en todo caso- el elemento fuerte de la banda, porque es la fusión inteligente del sonido, con grandes coros y las influencias japonesas, lo que hacen de este álbum algo tan bueno. Realmente es un disco en el que sus partes no necesariamente destacan, con excepción de tres o cuatro canciones, pero en su conjunto y concepto, brilla.

El álbum comienza con una introducción tipo película y despliega la primera de las canciones llamativas del disco, Jikininki, poderosa y extraña, siendo una manera más que adecuada de decir por donde van los tiros. En el resto del trabajo se oyen coros masivos y riffs melódicos, con un uso de teclados frecuente, convirtiendo a "Thousand Swords" en un intento encomiable, único e innovador, con algunos defectos, pero inteligente, no obstante. 

Algunas canciones, en los cuarenta y cinco minutos de duración del álbum, se hacen predecibles y caen en ciertos clichés del Power que seguramente gustarán a unos, pero a mi no me terminaron de convencer, como ocurre con Fallen Amaterasu, también hay algo de sobreactuación Death y Avant-Garde en Kappa y los coqueteos Progresivos que no terminan de cuajar de Lady Of The Wind, aunque esta última con muy buen coro. Al final todo es sensación y sentimiento, porque de algunos de esos elementos también se pueden culpar a Hold The Sword, One Man's Burden y Unrestrained que son, a su vez, de lo mejor en el trabajo.

La ejecución de la guitarra es muy buena en todo el álbum y el bajista sabe jugar bien con su instrumento, la batería es de primer orden y los coros son masivos, siendo este el mejor de los elementos, individualmente considerado. Tampoco es que haya mucho que se quejarse, por el contrario, este segundo disco de Whispered me agarra de sorpresa, proponiéndome algo que quizás sólo había escuchado de Chtonic, la banda taiwanesa, pero claro, ellos son orientales y es más predecible, en cambio con estos filandeses se da la particularidad de que su sonido no suena forzado, evitando, hasta cierto punto (no siempre), sonar como la banda sonora de una película Hollywoodense de samurais, con excepción de Upon My Honor, la canción de cierre, que con sus diez minutos clavados, trata de llevar un alto nivel de épica, creación, velocidad y fuerza, aunque se quedó corta por momentos en algunos de esos aspectos, pero especialmente en su riff. 

Hay quienes han sugerido que Whispered si suena como una mezcla de Ensiferum y la película 'El Ultimo Samurai', y puede que si, pero hay que oírlos porque son, sin duda, otra cosa. A diferencia de otras bandas que dependen de la presencia de un elemento instrumental que les haga sobresalir, a ellos los destaca su concepto general y uso del elemento Folk, con sabores musicales japoneses, bien ejecutados, de ritmo rápido y experiencia emocionante, estoy seguro que muchos desearán escuchar "Shogunate Macabre" más de una vez.

8/10